El portaaviones estadounidense Abraham Lincoln, desplegado en el Medio Oriente hace tres días como una advertencia contra lo que la administración de Trump llamó amenazas «creíbles» de Irán, pasó el jueves por el Canal de Suez de Egipto.

El grupo de ataque del portaaviones tiene la intención de enviar un «mensaje claro e inequívoco» de que Estados Unidos está «totalmente preparado para responder a cualquier ataque» de Irán, dijo el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton , al anunciar el despliegue, aunque no dió detalles sobre la supuesta amenaza potencial.

Irán ha rechazado el anuncio del despliegue del portaaviones como una y señaló que se conocía el movimiento del buque antes de que se anunciara. Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Irán calificó la decisión como un «uso poco hábil de un evento desgastado para librar una guerra psicológica» contra el país.

A pesar de la provocativa maniobra militar, Bolton dijo que EE. UU. «No esta buscando una guerra» con Irán.

Tal vez te pueda interesar: Rusia estaría probando robots de combate en Siria

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.