El gasto militar en África ha disminuido por cuarto año consecutivo, con importantes reducciones registradas en Argelia, Angola y Sudán, según una nueva investigación del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Mientras que el gasto militar mundial aumentó a 1.822 billones en 2018, lo que representa un aumento del 2.6% con respecto a 2017, el gasto en África disminuyó en 8.4% el año pasado a un estimado de 40.6 mil millones o el 2.2% del gasto militar global. Esta fue la mayor disminución anual relativa desde el pico de la posguerra fría alcanzado en 2014, señaló SIPRI.

A pesar de cuatro años consecutivos de disminución, el gasto militar en África fue aún un 9.2% más alto en 2018 que en 2009. El gasto militar en África del Norte totalizó 22,2 mil millones de dólares en 2018. Esto fue una disminución de 5.5% en comparación con 2017 y el segundo año consecutivo de disminución. No obstante, el gasto en 2018 fue un 74% más alto que en 2009.

En el África subsahariana, el gasto militar fue de 18,4 mil millones de dólares en 2018, un 11% menos que en 2017 y un 21% más bajo que en 2009. La gran disminución significó que, por primera vez, el Norte de África (con sólo cuatro países) gastó más que el África subsahariana (con 45 países). Con un total de 9.6 mil millones en 2018, Argelia tuvo, con mucho, el gasto militar más alto en África. Mientras que en términos nominales el gasto militar de Argelia se ha mantenido igual desde 2016, la inflación hizo que el gasto militar cayera en términos reales en 6.1% entre 2017 y 2018.

Las disminuciones en el gasto de Angola y Sudán (–18% y –49%, respectivamente) explicaron en gran medida la disminución en el gasto militar en África subsahariana en 2018. El gasto militar de Angola cayó por cuarto año consecutivo en 2018 hasta alcanzar los 2 mil millones. Los precios más bajos del petróleo desde mediados de 2014 han sometido a la economía angoleña a un fuerte estrés, lo que lleva a recortes en el gasto gubernamental, incluido el gasto militar. Sudán ha enfrentado una combinación de crisis económica, conflicto violento continuo en la región de Darfur y un aumento en las protestas contra el gobierno. Esto ha contribuido al desarrollo volátil del gasto militar de Sudán en los últimos cinco años, con una disminución del gasto en tres años (2014, 2015 y 2018) y aumentos en dos años (2016 y 2017).

Otra disminución notable en el gasto militar en África subsahariana en 2018 ocurrió en Sudán del Sur (–50%). La caída en el gasto militar de Sudán del Sur, la séptima en los últimos 10 años, se produjo en el contexto de la guerra civil en el país, que llevó a la economía a un mayor desorden. Con 59.4 millones, el gasto militar de Sudán del Sur en 2018 fue solo el 4.2% del máximo alcanzado en 2011. Esta es una cifra baja y no incluye el nivel desconocido de financiamiento al ejército que, según se informa, se canaliza desde la compañía petrolera estatal de Sudán del Sur.

En contraste con los recortes descritos anteriormente, Nigeria, el segundo país más grande de África subsahariana por detrás de Sudáfrica, aumentó su gasto militar por primera vez en seis años, en un 18%, a 2.0 mil millones en 2018.

A nivel internacional, SIPRI dijo que los cinco mayores gastadores militares en 2018 fueron Estados Unidos, China, Arabia Saudita, India y Francia, que en conjunto representaron el 60% del gasto militar global. El gasto militar de EEUU aumentó por primera vez desde 2010, mientras que el gasto de China creció por 24º año consecutivo. El gasto mundial es ahora un 76% más alto que el mínimo de la posguerra fría en 1998.

El gasto militar de EEUU aumentó, por primera vez desde 2010, un 4,6%, hasta alcanzar los 649 mil millones de dólares en 2018. EEUU sigue teniendo el mayor presupuesto militar del mundo, y gastó casi tanto sólo en su ejército en 2018, como los ocho siguientes de la lista.

“El aumento en el gasto en los Estados Unidos se debió a la implementación a partir de 2017 de nuevos programas de adquisición de armas bajo la administración de Trump”, dijo el Dr. Aude Fleurant, director del programa SIPRI AMEX.

El gasto militar en Asia y Oceanía ha aumentado cada año desde 1988. Con 507 mil millones, y el gasto militar en la región representó el 28% del total mundial en 2018, en comparación con sólo el 9,0% en 1988.

Con 61.4 mil millones de dólares, el gasto militar ruso fue el sexto más alto del mundo en 2018. Su gasto disminuyó un 3,5% en comparación con 2017.

En América del Sur, el gasto militar aumentó un 3.1% en 2018. Pero el aumento se debió principalmente por el gasto de Brasil, que aumentó su presupuesto en un 5.1%.

Imagen: Defense Web

Deja un comentario