Canadá anunció que finalizó su misión de mantenimiento de paz en Malí y ordenó el regreso a casa, de más de 200 soldados. Unos 1.250 miembros de las Fuerzas Armadas de Canadá fueron desplegados durante una misión de un año, conocida como Operación Presencia-Malí. Su participación en la misión, todavía en curso dirigida por las Naciones Unidas, incluyó la evacuación médica y las capacidades logísticas y de transporte.

«El profesionalismo de los miembros de las Fuerzas Armadas de Canadá estuvo en exhibición durante todo el año pasado durante la misión en Malí», dijo el teniente general Mike Rouleau, comandante del Comando de Operaciones Conjuntas de Canadá. «Estoy más que impresionado con el trabajo que nuestra gente ha hecho para apoyar las operaciones de paz en África».

Las fuerzas canadienses han estado en Gao, Malí, desde julio de 2018, y entregaron 370.000 libras de carga durante 4.000 horas de vuelo, utilizando ocho helicópteros y cuatro aviones de carga C-17, según un comunicado de la Real Fuerza Aérea Canadiense.

Las tropas serán reemplazadas por un destacamento de helicópteros de Rumania, y un pequeño equipo de transición permanecerá en Gao para minimizar las interrupciones. Canadá también proporcionará a la ONU apoyo táctico para su misión maliense desde Entebbe, Uganda, durante los próximos 12 meses.

Algunos en Canadá han cuestionado la decisión del país de terminar su breve misión, ya que Canadá busca un asiento rotativo en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.