Una nueva misión para el MiG-31, la caza de satélites

0

GDANSK – El interceptor MiG-31 ha encontrado una segunda vida, de hecho más de una. La aeronave conocida como Foxhound por la OTAN no solo ha sido ampliamente mejorada, sino que el MiG-31 también ha asumido nuevas tareas, como ser el portador del sistema de ataque terrestre Kinzhal y un sistema portador de misiles aeroespaciales que puede enviar pequeños satélites para orbitar o combatir a los satélites enemigos.

En septiembre de 2018, en el centro de pruebas de la industria de la aviación rusa en Zhukovsky, un MiG-31 experimental con el número “81”, realizó su primer vuelo con un misil desconocido, y extremadamente grande, suspendido en el pilón de la línea central. El primer rodaje de alta velocidad de este acoplamiento se realizó varios meses antes.

Se supone que el programa actual es una continuación del programa de intercepción de satélites Kontakt 30P6 (Contacto) de 1984-1995, bajo el cual se hizo el avión MiG-31D con misiles Fakel 79M6, y estaba siendo diseñado el mejorado MiG-31DM con misiles Fakel 95M6.

MiG-31D.

Ya en agosto de 2009, el entonces Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Rusia, Alexander Zelin, dijo que el programa Kontakt podría ser reactivado. En noviembre de 2013, el comité de defensa de la Duma rusa hizo un llamamiento al presidente Vladimir Putin para que reanudara el programa anti satélites Kontakt. Un documento parlamentario buscaba ordenar al gobierno implementar las medidas necesarias para renovar el trabajo de investigación y desarrollo en el Kontakt dentro del programa de armamento del país entre 2016-2025. Es probable que en ese momento las actividades en el nuevo sistema aeroespacial, cuyo nombre en clave real es desconocido, ya estuvieran en progreso.

La ventaja de un sistema antisatélites aerotransportado sobre uno terrestre es el de mayor alcance: el MiG-31 puede portar y lanzar un misil a una distancia de hasta 1.000 km (621 mi) desde su aeródromo de partida. Las características del sistema actual siguen siendo desconocidas, pero probablemente sean similares a las del sistema Kontakt anterior, que estaba destinado a destruir los satélites que no maniobraban o maniobraban en órbitas bajas.

El misil 79M6, que pesaba 4.550 kg (10.031 lb), era lanzado por un MiG-31D, que volaba a una velocidad de Mach 2.55 y a una altitud de 22 km, y continuaba hasta su objetivo, que podía estar a una altitud de entre 120 km a 600 km, siendo el tiempo de vuelo del misil de 100 a 380 segundos dependiendo de la distancia al objetivo. El satélite debía destruirse mediante un golpe directo o la detonación de una pequeña carga explosiva de 20 kg. El objetivo era designado para el MiG-31 por el sistema Krona (Corona) 45Zh6 basado en tierra, que constaba de un radar de escaneo electrónico de longitud de onda decametrica y centimétrica y un localizador láser y telémetro. El sistema Krona fue revisado y mejorado durante 2009-2010.

MiG-31D con misil Fakel 79M6.

Dos prototipos del MiG-31D volaron por primera vez el 17 de enero de 1987. Los ensayos se llevaron a cabo en el centro de evaluación en Zhukovsky cerca de Moscú y luego fueron trasladados a la base aérea de Kambala en el campo de pruebas de Shary Sagan en Kazajstán, la zona de pruebas de la era soviética para las Fuerzas de Defensa Aérea, que también se encargó de probar los sistemas de defensa de misiles. Después del colapso de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el campo de pruebas Shary Sagan y ambos aviones MiG-31D pasaron a ser propiedad de Kazajstán.

Las memorias de los pilotos de prueba indican que la aeronave MiG-31D realizó alrededor de 100 incursiones con el misil antisatélite. Se realizaron ensayos de caídas de misiles, pero probablemente sin encender el motor. La oficina de diseño Soyuz de Kazan fabricó los motores cohetes de combustible sólido 27D6 para la primera etapa y 28D6 para la segunda etapa del misil 79M6; la tercera etapa tenía un motor cohete Klimov 16S6 de combustible líquido. El acelerador 27D6 causó problemas durante las pruebas en tierra y se diseñó una nueva propulsión para el misil mejorado.

Comparación de tamaños entre misil hipersónico Kinzhal en MiG-31K Nro 06 y misil anti-satélite Fakel 95M6 en MiG-31(DM?) Nro 81.

Proyectos satelitales comerciales

Los rusos han ofrecido varios sistemas para lanzar satélites comerciales utilizando la plataforma MiG-31, pero ninguno de estos diseños se materializó. En 2001, RSK MiG dio a conocer el proyecto MiG-31S, que era la plataforma para dos vehículos desarrollados por la empresa Astra en el Instituto de Aviación de Moscú (MAI): el cohete Micron o el avión cohete ARS. El cohete Micron debía lanzar un satélite con un peso de 200 kg a una altitud de 100 km, o de 50 kg a 300 km. El Sistema de Recuperación Aeroespacial (SRA) sería un vehículo de tres asientos para vuelos suborbitales (a una altitud de hasta 130 km), destinado a la formación de astronautas en condiciones de ingravidez (hasta tres minutos), la investigación de las capas superiores de la atmósfera y para vuelos turísticos y publicitarios.

En 2005, Rusia y Kazajstán anunciaron un plan para construir el sistema aeroespacial Ishim (llamado así por un río que atraviesa Kazajistán y Rusia), destinado a lanzar satélites livianos. El sistema Ishim consistiría en la nave nodriza MiG-31I con un cohete Ishim de combustible sólido de tres etapas y ventralmente cargado de 10,3 toneladas de peso fabricado por el Instituto de Ingeniería de Calor de Moscú. El Ishim debía colocar en la órbita un satélite que pesaba 160 kg a una altitud de 300 km o 120 kg a 600 km. El proyecto iba a ser financiado por el gobierno de Kazajistán, que luego renunció a hacerlo y el proyecto se estancó.

MiG-31I.

El MiG-31K, portador del misil Kinzhal

Gracias a su velocidad de crucero de Mach 2.35 y la velocidad máxima de Mach 2.8 a gran altitud, el MiG-31 es una plataforma perfecta para varios sistemas de armas, además de su función de interceptor estándar. El 1 de marzo, el discurso anual del estado de la nación de Putin reveló el sistema de ataque aerotransportado Kinzhal (Daga) que consiste en un avión MiG-31K transportando el misil balístico Iskander (OTAN: SS-26 Stone) en la línea central. Putin dijo que “el misil volando a una velocidad hipersónica, 10 veces más rápido que la velocidad del sonido” puede colocar “ojivas nucleares y convencionales en un rango de más de 2.000 km”. En mayo, el entonces viceministro de Defensa ruso Yuri Borisov dijo en un Entrevista televisiva, “hoy, 10 aviones llevan a cabo su servicio de prueba y están listos para usarse dependiendo de la situación”. Un par de aviones MiG-31K, cada uno con un misil balístico de Iskander bajo el fuselaje, hizo un debut público durante el desfile del Día de la Victoria en Moscú el 9 de mayo.

Pasada de MiG-31K con misiles Kinzhal durante el desfile del Día de la Victoria en Moscú el 9 de mayo.

El MiG-31K de ataque probablemente tenga la designación interna Izdeliye (producto) 06 en la compañía RSK MiG, mientras que la versión aeroespacial de MiG-31 es el Izdeliye 08. Hay que tener en cuenta que el MiG-31 estándar es Izdeliye 01, y el MiG-31D de la década de 1980 fue el Izdeliye 07.

El MiG-31 descubierto con el nuevo misil en septiembre tiene el número “81”. Teniendo en cuenta la tradición de la numeración de aviones de prueba por RSK MiG, se podría suponer que el “81” es el primer prototipo del Izdeliye 08. Anteriormente, el MiG-31 número “06” fue descubierto en Zhukovsky con misiles Kinzhal.

MiG-31 Nro 81 portando el nuevo misil antisátelite.

 

Restauración de la flota MiG-31

En la actualidad, alrededor de 130 interceptores MiG-31 están en servicio con las fuerzas armadas rusas, más cerca de 140 aviones que están en almacenamiento, a la espera de revisiones generales. Los MiG-31 con capacidad de vuelo están asignados a seis unidades operacionales en Tsentralnaya Uglovaya (Vladivostok), Kansk, Bolshoye Savino (Perm), Khotilovo, Monchegorsk y Yelizovo, un escuadrón de conversión de tripulantes en Savasleyka y el 929vo centro militar de pruebas de vuelo del MoD en Akhtubinsk. que también opera el avión MiG-31K dotado de Kinzhal.

Se almacenan unas 140 aeronaves (de las cuales aproximadamente 65 están almacenadas en las instalaciones de reparación de Rzhev) que permitiran la formación de varias unidades nuevas equipadas con estas aeronaves, como interceptores estándar y en nuevas versiones de ataque o antisatélites. “Esperamos que en los años próximos, las fuerzas aeroespaciales recibirán algunas decenas más de MiG-31BM modernizados, por lo que hacia el 2023 se habrá modernizado toda la flota existente”, dice Yuri Slyusar, el Presidente de United Aircraft Corp .

En el Lejano Oriente de Rusia, los militares planean volver a formar un regimiento de aviación de combate en Chuguyevka, que se disolvió en 2009. Dentro de la expansión de las fuerzas en el Ártico, Rusia ha anunciado el despliegue de MiG-31 a las bases en Tiksi (Yakutia) y Anadyr (Chukotka). En una reunión de la junta de la industria de defensa a finales de agosto de 2018, Sergey Shoygu dijo que “hasta el final del año, la Flota del Norte recibirá 416 unidades de armamento e ingeniería modernas, incluidas 15 aeronaves”. Un MiG-31 estaba en la foto adjunta.

¿Qué seguirá?

El PAK DP (Perspektivnyi Aviatsionnyi Kompleks Dalnego Perekhvata, futuro complejo aéreo de intercepción de largo alcance) está destinado a reemplazar el MiG-31 en el futuro, con la designación MiG-41. Slyusar confirma que el trabajo de investigación sobre un concepto para un interceptor de nueva generación para reemplazar el MiG-31 está en marcha. “La investigación responderá a todas las preguntas: qué aeronave es necesaria, cuál es el concepto de su aplicación de combate, qué características debe tener, qué tareas realizar”. Según Slyusar, la creación de un nuevo interceptor “debe sincronizarse con fin de la vida del MiG-31 … en aproximadamente 2030.

Interpretación artística del MiG-41.

Por Piotr Butowski Aviation Week & Space Technology

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí