Desde el comienzo de la operación “Rama de olivo” del ejército turco contra los kurdos en Siria, 30 soldados turcos han muerto y más de 70 han resultado heridos.

El 10 de febrero, dos soldados turcos murieron en un accidente de helicóptero en la provincia turca de Hatay en la frontera entre Turquía y Siria, y un total de 11 soldados murieron en ese período de 24 horas. Esto fue informado por el medio de noticias Anadolu, citando al Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Turquía.

Se han publicado las fotos de seis de los once soldados que fueron asesinados. “Otros cuatro de nuestros camaradas militares han muerto en la operación ‘Olive Branch’ en Afrin, y otros dos soldados han resultado heridos”, indica el informe.

Turquía también perdió su primer avión, un helicóptero ATAK T129, junto con toda su tripulación. Por otro lado, las Fuerzas Armadas turcas afirman haber matado a 1.141 terroristas en Afrin.

El 20 de enero, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas turcas anunció el inicio de la Operación Rama de Olivo contra las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, parte de las Fuerzas Democráticas Sirias) y contra el Partido de la Unión Democrática (PYD) en Afrin, donde viven aproximadamente 1.5 millones de  kurdos y refugiados de otras provincias sirias.

Como se informó anteriormente, una unidad de Protección de Mujeres Kurdas atacó la posición del ejército turco en Siria y logró destruir un tanque Leopard 2A4.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí