Por: Zona Militar

Euro

El 7 de enero España asumirá el papel principal para la próxima rotación, como parte de la Policía Aérea del Báltico, BAP, dirigida por la OTAN.

Cuatro aviones Eurofighter del Ala 14 con sede en la base aérea de Los Llanos, en Albacete, centro de España, han despegado el 3 de enero con destino a la base de Siauliai, en Lituania, para participar durante cuatro meses, en la misión de control del espacio aéreo de los países Bálticos.

Un contingente, integrado por 105 militares, más personal de todo tipo había partido el 27 de diciembre, con el objetivo de alcanzar la capacidad operativa plena el próximo 8 de enero.
En total serán aproximadamente unas 230 personas las que formarán parte del destacamento en los cuatro meses que durará la misión, realizándose un relevo de tripulaciones, controladores, personal de sanidad y de mantenimiento a mitad de misión.

La misión BAP proporciona aviones de combate a las naciones de la OTAN como Estonia, Letonia y Lituania, que no tienen sus propios aviones de combate, esto ocurre principalmente a la luz de las tensiones de la alianza con Rusia.

Hungría ha mantenido esta actividad desde agosto de 2015, utilizando su Saab Gripen. España se enfrentará a este papel, mientras que la fuerza aérea belga con Lockheed Martin F-16 estacionados en la base aérea de Amari en Estonia, tendrán un papel de BAP secundario.

La misión de la OTAN BAP comenzó en 2004 y esta será la rotación 40a. La misión de rotación 39a vio el número de aeronaves desplegadas reducido a un combinado de ocho, con un máximo anterior de 16.

Dos F-16 de la 10ª Ala Táctica en la base aérea de Kleine-Brogel y otros dos de la segunda Tactical Wing en Florennes constituirán el destacamento de Belgica.
Esta es la tercera ves que España participa en la misión BAP, y la segunda que llevara la actividad a la base Šiauliai.
Bélgica por su parte está cumpliendo su quinto compromiso con la OTAN.

1 Comentario

Deja un comentario