Por Carlos J. Borda Bettolli para Zona Militar.

Renders de Rober Digiorge.

Armata desfile

El desfile del 9 de mayo realizado en Moscú para conmemorar los 70 años de la victoria soviética y aliada sobre la Alemania nazi tendría una singular importancia, no solo por la renovada fricción que se vive entre los países pertenecientes a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) con Rusia tras el conflicto en Ucrania, sino porque la ocasión sería aprovechada por el Ejército Ruso para presentar al mundo entero sus nuevos desarrollos en materia de blindados.

Sin lugar a duda la principal atención del desfile del Día de la Victoria se la llevaría el nuevo tanque T-14 Armata, del cual se ha venido hablando en el ambiente de los entusiastas de los blindados por un buen tiempo, y el cual fue esquivo a la luz de la opinión pública hasta unos días previos a la parada militar, cuando comenzaron a aparecer en diferentes medios online fotos del nuevo tanque libradas por el Ministerio de Defensa ruso. En las mismas, que fueron tomadas tanto en los ensayos como en proximidades de la pista de prácticas de Alabino, no se podía apreciar por completo la configuración final del Armata ya que generalmente su torre y sistemas sensibles se encontraban cubiertos por lonas. Por años se especuló la forma que tendría la nueva generación de tanques rusos (armamento, chasis, protección), pero recién el desfile que tuvo lugar en las calles de Moscú terminaría por presentar públicamente al Armata.

Junto al tanque T-14 desfilarían su versión T-15, el cual es un VCTP (Vehículo de Combate Transporte de Personal) pesado basado en el chasis universal Armata, así como los nuevos Kurganets 25 (en dos versiones: VCTP y VC), el VCBR (Vehículo de Combate Blindado a Rueda) Boomerang 8×8 y el nuevo VCA (Vehículo de Combate de Artillería) 2S35 Coalición.

La adopción de estas nuevas familias de blindados no solo tendrá la misión de ir reemplazando los diseños heredados de la era soviética sino que también los mismos se adecuan a las constantes reformas que han venido sufriendo las fuerzas terrestres rusas desde el fin de la guerra fría. Estas transformaciones, junto a las lecciones que se fueron aprendiendo en los conflictos post-guerra fría, irían moldeando al nuevo ejército ruso y su equipamiento.

La decisión rusa es cuando menos audaz y ambiciosa, ya que se pretende reemplazar al mismo tiempo múltiples familias de blindados, tanto de tanques (T-72, T-80 y T-90) como VCTPs (BMP-2), VCBRs (BTRs), VCA (2S19 MSTA-S) y vehículos especializados. Para ello se ha trabajado en nuevos diseños de blindados, los cuales llamativamente están lejos de la doctrina soviética (maniobrabilidad y bajo perfil), optándose por soluciones similares a la doctrina occidental, la cual hace hincapié en la protección de la tripulación y en el blindaje de los vehículos. La adopción de múltiples sistemas de protección pasivos y activos en cada uno de los nuevos blindados es una clara muestra de ello.

En el siguiente artículo se intentará realizar un análisis minucioso de cada uno de los nuevos blindados, no solo describiendo sus diferentes sistemas que los componen sino también realizando un breve cotejo histórico, sobre todo del tanque T-14, el cual tiene sus raíces en desarrollos previos a la finalización de la guerra fría. Debido a que todavía no se conocen a fondo ciertos detalles de los nuevos blindados, tomaré ciertas licencias al especular en ciertos aspectos técnicos.

Armata y su origen.

Sin lugar a dudas, una de las presentaciones más esperadas en los últimos años en lo que refiere al mundo de los blindados en general y tanques en particular. Materia de especulación en los últimos años, el T-14 no sorprendió por lo revolucionario de su diseño, sino más bien por ciertas innovaciones en su configuración que sin duda significarán un importante cambio en la doctrina blindada rusa.

La disolución de la Unión Soviética no solo dejaría al nuevo ejército ruso con decenas de miles de tanques de distintos modelos (T-80, T-72, T-64, T-62 entre otros) que debían ser modernizados o retirados sino que truncaría varios proyectos destinados a plasmar la nueva generación de tanques que tendrían que reemplazar a los del legado soviético. Pese a que estos programas no avanzarían más allá de unos pocos prototipos, los mismos sentarían los cimientos para el desarrollo del T-14.

T-80U y T-90A. Junto al T-72B3 representan la actual fuerza de tanques rusos. Imagen: V. Kuzmin.
T-80U y T-90A. Junto al T-72B3 representan la actual fuerza de tanques rusos. Imagen: V. Kuzmin.

Una de las características más llamativas del T-14 Armata es la configuración de su torre, la cual, a diferencia de los modelos anteriores que prestaron servicio, no solo no alberga personal alguno sino que también la misma funciona de manera remota, operada desde el habitáculo de la tripulación.

Pese a que inicialmente llame la atención la adopción de una torre no tripulada, la misma está lejos de considerarse revolucionaria ya que hubo un sinnúmero de proyectos anteriores (tanto soviéticos, como norteamericanos y europeos) que tenían previsto el empleo de una torre sin tripulación. Incluso actualmente existen diferentes modelos, como la torre Falcon ofrecida por los Jordanos o la que emplea el Stryker MGS.

Lo mismo ocurre con el compartimiento de la tripulación, ya que soluciones similares pudieron observarse en distintos proyectos (muchos de los cuales no pasaron del tablero de diseño), entre ellos en el Abrams TTB. Sin embargo, la gran virtud rusa consiste en ser la primera nación que adopta las soluciones mencionadas para su futuro tanque, el cual ya casi es un hecho que entrará en servicio.

Tal como se mencionó previamente, las raíces del tanque T-14 pueden rastrearse en los tiempos de la Unión Soviética, cuando la existencia de un presupuesto más holgado permitía el desarrollo de múltiples programas a la vez. Uno de los primeros bosquejos para montar una torre sin tripulación en un tanque fue el Object 450 de la oficina de diseño Morozov, el cual estaba destinado para satisfacer los requerimientos del tanque medio T-74. Pese a que el modelo ofrecido por Morozov no pasaría de la etapa de delineación por diferentes cuestiones técnicas, el mismo sembraría el germen en el desarrollo y diseño de una torre sin tripulación.

En la década de los ’80 se iniciarían múltiples proyectos a los fines de desarrollar la nueva generación de tanques. Algunos programas se basarían en la experiencia obtenida por los modelos en servicio mientras que otros apuntaban a configuraciones que introducirían múltiples innovaciones con respecto a la doctrina vigente. La oficina de diseño Morozov, con base en la planta ucraniana de Járkov, continuaría con el perfeccionamiento de su non-nato Object 450.

Distintos modelos de radicales configuraciones irían surgiendo, entre ellos el Buntar y el Bokser. La evolución final sería el Object 477 Molot (Martillo). En todos ellos se irían testeando diferentes combinaciones de armamento y protección. El Molot, que estaba impulsado por un motor diesel de 1500hp, montaba una torre sin tripulación armada con un cañón de 152mm 2A83 asociado con un sistema de carga automático, mientras que los 3 tripulantes se ubicaba en un habitáculo blindado localizado en un casco elongado. Con una capacidad interna de 34 tiros, el Molot poseía una cadencia de 14 disparos por minutos.

En lo que refiere a la protección, la misma consistía en un blindaje multicapa de nueva generación reforzado por sistemas de protección activa (lanzadores de señuelos e interceptores de misiles) y pasiva (interferidores electroópticos). Se tenía previsto que el Object 477 montase sobre su torre un radar asociado a un moderno sistema de control de tiro, el cual contaría con distintos canales, entre ellos uno térmico, lo que le permitiría operar en todo tipo de condiciones.

Diferentes problemas técnicos retrasarían el proyecto (sobre todo los referentes al sistema de carga automática), situación se que agravó con la disolución de la Unión Soviética.

Debido al secretismo que rodeó al programa, poco y nada se pudo saber sobre su evolución durante la década de los noventa, sin embargo podemos especular que los estudios en el Molot terminarían por realizar su contribución para el actual T-14.

Modelo a escala del proyecto Buntar. Se van apreciando los detalles que delinearían al futuro Armata. Imagen: btvt.narod.ru
Modelo a escala del proyecto Buntar. Se van apreciando los detalles que delinearían al futuro Armata. Imagen: btvt.narod.ru

Otra de las oficinas de diseño que trabajaría en el desarrollo de un nuevo tanque sería la perteneciente a la planta de Kirov, localizada en la ciudad de Leningrado. El proyecto, denominado Object 299, se caracterizaría por desarrollar una plataforma universal de la cual tendría que surgir un nuevo tanque principal, un VCTP pesado, un vehículo destinado a ingenieros e incluso un lanzador múltiple de misiles antitanque. Esta nueva estrategia de diseño, pese a ser más complicada en su ingeniería, tendría como objetivo a largo plazo abaratar los costos de producción, adquisición y operación al emplearse una única plataforma, lo cual también implicaría una reducción de costes en lo que refiere a mantenimiento y entrenamiento.

El chasis universal del Object 299 adoptaría una configuración fuera de lo común a lo previamente visto en tanques soviéticos, ya que tanto el motor como la transmisión se localizarían en la sección frontal del casco, lo cual permitiría aumentar considerablemente la protección del blindado, no solo por la presencia de la planta motriz sino por la adición de nuevo blindaje. La adopción de esta configuración ubicaría a la rueda tractora en la parte frontal, la cual complementaba a un tren de rodaje de 7 ruedas dobles con llantas de caucho. La suspensión que se utilizaría sería una de tipo barras de torsión. En lo que respecta al grupo propulsor, se probarían diferentes soluciones, entre ellas motores diesel y turbinas de gas de moderno diseño, las cuales deberían garantizar un consumo y rendimiento similar a los motores diesel.

Por detrás del compartimiento del motor y transmisión se ubicaría el habitáculo blindado de la tripulación, desde el cual operarían el conductor, jefe de tanque y apuntador. Al estar en un compartimiento fuertemente blindado, separado de la munición y del combustible, las posibilidades de supervivencia del personal ante un posible impacto enemigo se incrementaban exponencialmente. Al montar una torre sin tripulación, se vio la necesidad de dotar al Object 299 no solo con sistemas para controlar y operar el armamento de forma remota sino también con múltiples periscopios para que el personal pudiese contar con la mejor visión exterior posible. Los mismos serían reforzados (en el caso del tanque) por los sistemas de control de tiro, los cuales deberían contar con visión termal entre otras capacidades.

Cortes transversales correspondientes a dos versiones del Object 299: tanque y lanzador múltiple de misiles anti-tanque respectivamente. Imagen: Internet.
Cortes transversales correspondientes a dos versiones del Object 299: tanque y lanzador múltiple de misiles anti-tanque respectivamente. Imagen: Internet.

Por último, en la parte posterior del casco se localizaría el compartimiento de combate, el cual al carecer de personal alguno, tendría que ser completamente automatizado: sistema de carga de munición para el cañón de 152mm, sistema eyector de vainas, de municionamiento, entre otros.

  Como se mencionó previamente, el Object 299 debería servir para el desarrolló de diferentes plataformas, entre ellas un VCTP pesado. Del mismo hay muy poca información disponible, salvo por algunos gráficos, gracias a los cuales podemos afirmar que su aspecto hubiera sido muy similar al actual VCTP T-15 presentado en Moscú recientemente.

Pesadamente blindado, el mismo contaría con una torre operada remotamente armada con un cañón ligero (seguramente de 30mm) y con el compartimiento de tropa localizado en la parte posterior, en lugar de la cámara de combate de la versión armada con cañón de 152mm. Los infantes tendrían a su disposición periscopios y ametralladoras operadas a control montadas sobre el casco. El acceso y egreso del blindado se realizaría mediante dos portones traseros.

Representación artística de lo que hubiera sido la variante VCTP pesado del Object 299. Las similitudes con el T-15 Armata son más que notorias. Imagen: Archivo Alexey Khlopotov.
Representación artística de lo que hubiera sido la variante VCTP pesado del Object 299. Las similitudes con el T-15 Armata son más que notorias. Imagen: Archivo Alexey Khlopotov.

 El Object 299 permitiría la adopción de diferentes tipos de torres y equipos, lo que sin lugar a duda permitiría el desarrollo de una gran cantidad de variantes. Una de las más llamativas sería el lanzador múltiple de misiles anti tanque, el cual contaba con 30 celdas verticales para misiles ubicadas en la sección trasera. Esta configuración debería permitir, con muy poco tiempo de reacción, atacar múltiples objetivos.

 Lamentablemente, en momentos en que el programa se encontraba en pleno proceso, no existía en los arsenales soviéticos un misil que se adecuara a la configuración adoptada, la cual terminaría trunca con el fin de la guerra fría y la disolución de la Unión Soviética. Pese a las masivas cancelaciones y recortes que tuvieron lugar a inicios de los noventa, es posible afirmar que las lecciones aprendidas en la década del ochenta con los diferentes programas, y en especial con el Object 299, no serían pasadas por alto, tal como lo demuestra el actual Armata.

 Sin embargo todavía quedaría un largo trecho por recorrer, plagado de privaciones presupuestarias y de enseñanzas que se obtendrían a base de sangre y fuego en varios conflictos.

Los últimos pasos hacia el Armata.

 Como se ha mencionado previamente, la disolución de la Unión Soviética tendría consecuencias más que negativas para las nuevas fuerzas terrestres rusas, las cuales heredarían ingentes cantidades de material, muy por encima de lo que podrían absorber con presupuestos y recursos (materiales y en personal) cada vez más menguantes. Esta crisis llevaría no solo a paralizar la compra de nuevo material y a la cancelación de distintos programas militares, sino que arrastraría a varias plantas a cerrar sus puertas o a tener que diversificar su producción. También se sumaba que varias de estas instalaciones especializadas ahora se encontraban en otros países, como por ejemplo la planta de Járkov en la ahora independiente Ucrania.

 Las distintas oficinas de diseño de blindados rusos trabajarían en versiones modificadas de los tanques T-72 y T-80, pero siempre limitadas por las ya mencionadas penurias económicas. A mediados de los noventa, las fuerzas rusas tendrían un gran desafío por delante cuando estalló el conflicto en la República de Chechenia. Lo que inicialmente sería una operación de contrainsurgencia que tenía como por objetivo reestablecer la ley y el orden constitucional, la cual sería llevada a cabo por fuerzas del ministerio de defensa y del ministerio del interior, terminaría en una debacle militar rusa que sacaría a la luz serios problemas estructurales y doctrinarios de las fuerzas armadas.

 En cuanto a lo que nos es de interés para este artículo, del conflicto checheno se obtendrían una serie de conclusiones con respecto al empleo de blindados en el ambiente urbano en general y a los tanques en particular. En las operaciones realizadas en la toma de la ciudad de Grozny quedó demostrado la escasa formación y moral de las tropas involucradas así como la nula coordinación entre las distintas subunidades blindadas y de infantería, y un erróneo empleo de los tanques en el combate urbano. Varias decenas de tanques T-72 y T-80 caerían bajo el fuego de los combatientes chechenos, pero estas pérdidas no se deberían a las limitaciones en el material (que si existían, como por ejemplo la escasa protección de los compartimientos de los motores y la vulnerabilidad del carrusel de munición, entre otras) sino a las inadecuadas tácticas adoptadas así como el desconocimiento por parte del personal del material operado, y las condiciones en las que se encontraba el mismo (varios tanques contaban con ladrillos ERA pero sin su carga explosiva).

T-80BV destruido en Chechenia. El conflicto del Cáucaso demostraría ciertas vulnerabilidades de los blindados rusos, las cuales fueron agravadas por un deficiente empleo. Imagen: Internet
T-80BV destruido en Chechenia. El conflicto del Cáucaso demostraría ciertas vulnerabilidades de los blindados rusos, las cuales fueron agravadas por un deficiente empleo. Imagen: Internet

 Estas lecciones, aprendidas de la peor manera serían tomadas en cuenta para el desarrollo y empleo de la futura fuerza de blindados. Un ejemplo sería el Object 640 Águila Negra, desarrollado por el Bureau de diseño de la planta de Omsk. Inicialmente basado en el chasis del T-80U elongado, el Object 640 adoptaría un nuevo carrusel de munición, el cual sería ubicado en la parte trasera de la torre. Esta configuración no solo reduciría las posibilidades de una explosión catastrófica en caso de que el carrusel interno fuera alcanzado (al haberse trasladado los propelentes al nuevo compartimiento) sino que permitiría emplear una nueva munición APFSDS, la cual al contar con un nuevo penetrador, no permitía que se acomodara en el carrusel del casco.

 El Object 640 no solo contaría con el un nuevo blindaje activo Kaktus sino que también se probarían en él diferentes sistemas de protección activa, como el Drozd y el Arena. Finalmente el Object 640 no lograría pasar la etapa de prototipo debido a los problemas de financiamiento por los cuales atravesaba la planta de Omsk.

 Uno de los últimos pasos hacia el diseño final del nuevo tanque ruso lo daría el Object 195, también denominado T-95. Producto del Bureau de diseño Uralvagonzavod, con base en la planta de Nizhny Tagil, el T-95 nacería en la competencia de investigación y desarrollo “Mejora 88”, en la cual tomarían parte un sinnúmero de empresas. Entre los requerimientos iniciales, el T-95 debería contar con una protección sin precedentes, tanto para la tripulación (2) como para el blindado. Esto se lograría con la adopción de un habitáculo fuertemente protegido para la tripulación, aislado completamente de la munición y combustible. En lo que refiere a la protección del vehículo, la misma se lograría con una combinación de medios pasivos (blindaje ERA de última generación) y activos (ASP del tipo Drozd/Arena, interferidores).

 Otro de los requerimientos sería lograr una completa integración entre los sistemas de control y dirección de tiro, la torre de operación remota y sus controles correspondientes a disposición de la tripulación en su compartimiento. El nuevo diseño debería ser de arquitectura abierta a lo fines de ir incorporando mejoras con el paso del tiempo, tales como sistemas de autogestión de mantenimiento, nueva munición y armamento, modernos equipos optrónicos de adquisición y control de tiro, nuevo blindaje entre otras.

 Por último y no menos importante, (y al igual que los proyectos anteriores) el chasis del T-95 debería servir como una plataforma universal para el futuro desarrollo de distintas variantes, tales como VCTP, VCA, vehículo de ingenieros, recuperador de tanques, etc.

 Tal como sucedería con modelos previos, la información oficial disponible sobre el Object 195 /T-95 así como los avances del programa son más bien escasos, al igual que las imágenes del mismo, siendo la gran mayoría de baja calidad y con lonas cubriendo los sistemas presentes en la torre. Pese a ello podremos realizar una breve descripción sobre el mismo.

 El chasis cuenta con un tren de rodaje de 7 ruedas dobles, con la rueda tractora localizada en la parte posterior debido a que la planta motriz y transmisión se montaron en el sector trasero del casco. La suspensión sería de tipo hidráulica, siendo elegida por sobre la de torsión debido a que ofrece mejores rendimiento, tanto para la circulación como para la comodidad de la tripulación. El sistema de amortiguación contaría con diferentes sistemas de control, tanto de temperatura de fluido como de torsión.

 Sobre el chasis se ha podido apreciar el montaje de múltiples placas de blindaje, las cuales abarcan 2/3 de los laterales (incluido faldones) así como la parte frontal, otorgándole cobertura superior al compartimiento de la tripulación.

 En lo que respecta a la torre, la misma no solo monta un cañón de 152mm 2A83, similar al que ha armado a prototipos anteriores, sino que también cuenta con una completa panoplia de sensores y sistemas de protección. Sobre el mantelete del cañón se encuentra, en lo que parece un montaje blindado, el periscopio panorámico del jefe del tanque, mientras que a la izquierda de la torre (y protegido por una placa) se aloja el visor principal del apuntador. En el espacio entre este último y el visor del comandante se localiza el cañón automático de 30mm. De lado derecho, en la parte superior de la torre, se puede apreciar lo que parece un radar de control de tiro perteneciente al sistema de protección activa, cuyos lanzadores se han visto montado de dos maneras diferentes: En una configuración, un total de 7 tubos montados en los laterales, mientras que en otra se pudo apreciar 5 tubos lanzadores localizados en la base de la torre, muy similar a la solución adoptada por el T-14 Armata. Junto a los lanzadores se pueden observar lo que parecen ser receptores EO/IR correspondientes al sistema de protección activa. El sensor de viento junto a las antenas se localizó en la parte posterior de la torre.

 En lo referente a la planta motriz, el Object 195 recibiría un nuevo motor diesel de configuración X, el cual debería desarrollar una potencia no menor a los 1.500HP.

Una de las pocas imágenes del Object 195/T-95 en la cual se pueden apreciar los sistemas montados en la torre. Imagen: Internet.
Una de las pocas imágenes del Object 195/T-95 en la cual se pueden apreciar los sistemas montados en la torre. Imagen: Internet.

 La construcción del primer prototipo la llevó a cabo Uralvagonzavod a fines del año 1999 y comienzos del 2000, siendo anunciado públicamente el programa en julio del 2001. A lo largo de la primera década del siglo XXI, la prensa iría informando a cuentagotas los avances del Object 195, anunciándose en el 2010 que las pruebas con los prototipos habían finalizado y que se esperaba la orden para iniciar su producción. Sin embargo, el 9 de abril de 2010 el representante de Ministerio de Defensa ruso, Vladimir Popovkin informaría que el programa Object 195 había llegado a su fin y que no estaba previsto que el mismo fuese a entrar en servicio. Pese a ello, Uralvagonzavod continuaría con trabajos de investigación y desarrollo, los que sin dudas finalizarían con el desarrollo del Armata.

 Habiendo completado la descripción sobre las raíces y orígenes del Armata, podremos avanzar a la siguiente etapa de este artículo, que no es otra que el análisis del nuevo tanque ruso.

El T-14 Armata.

 En el desfile del 9 de mayo llevado a cabo en la Plaza Roja de Moscú desfilarían siete tanques T-14 Armata correspondientes al lote de pre producción, los cuales sin duda se llevaron toda la atención del público en general y de la prensa especializada en particular. Junto con el T-14 desfilaría el VCTP pesado T-15, la primera de las 13 variantes previstas, las cuales emplearan el chasis como plataforma universal.

 Lo que sería el centro de todas las miradas fue la torre que equipa al T-14, la cual (y tal como se fue probando en prototipos mencionados) carece de tripulación y se encuentra equipada con una gran variedad de sistemas, entre ellos los de protección activa/pasiva, optrónicos para adquisición de blancos y control de tiro, alertadores EO/IR, antenas entre otros. Una fina estructura metálica que envuelve a la torre en su parte frontal y laterales sirve como armazón para los sistemas mencionados.

 El cañón seleccionado (el cual podría ser reemplazado en un futuro por uno de 152mm, considerando sobre todo el perfil de la torre) es el 2A82-1M de ánima lisa calibre 125mm, el cual según diferentes reportes no solo posee mejores rendimientos que los cañones de 120mm empleados por los blindados de la OTAN (en cuanto a alcance y penetración), sino que tiene capacidad para disparar moderna munición de tipo APDSFS, HEAT, y misiles guiados por láser, entre otras aún en desarrollo.

 La pieza principal, que cuenta con la cobertura de un manguito térmico a los fines de mejorar sus rendimientos, carece de un evacuador de gases por la simple razón de que ya no es necesario, debido a que la tripulación se encuentra alojada en un compartimiento blindado separada de la cámara de combate. Sobre la base superior del cañón se aprecia uno de los tantos sensores que monta el Armata: una pequeña caja blindada, la cual podría corresponder a un sistema de referencia del cañón (otorgando información sobre la deformación del cañón para realizar cálculos balísticos) o ser una cámara IR similar a la ubicada en la parte frontal.

 Pese a que previamente se había anunciado que el T-14 montaría un cañón automático de 30mm (similar al del Object 195), los mismos no se encontraban montados en los tanques que desfilaron el 9 de mayo, especulándose sobre si finalmente armarán al T-14 o no. Una de las razones para montar el cañón de 30mm es poder otorgarle al Armata la capacidad de destruir blancos ligeramente blindados sin tener que recurrir a la pieza principal así como también emplearlo contra objetivos aéreos. Otra ausencia que se pudo notar fue la de la ametralladora coaxial 7,62mm, la cual podría ir ubicada en el lado derecho del cañón (por sobre la escotilla del comandante), ya que ahí se pudo apreciar una pequeña abertura.

 Continuando con el armamento, sobre la parte superior de la torre del T-14 se pudo observar una estación remota de armamento armada con una ametralladora PKTM calibre 7,62 con su respectivo depósito de municiones. Al parecer esta estación se encuentra asociada al periscopio panorámico del jefe del tanque, por lo que el movimiento de la misma no sería independiente (como el caso de la estación remota CROWS montada en los M-1 Abrams). Por lo que se pudo apreciar en varias imágenes, el movimiento del periscopio del jefe del tanque sería independiente de la estación remota, y cuando el mismo requiera su uso, se activaría un sistema que esclaviza el movimiento de la misma al del realizado por el periscopio. (Ya que por lo que se pudo observar, tanto el periscopio como la estación de armamento no se encuentran alineados).

Representación digital del T-14 Armata. Sobre la torre del mismo se logra apreciar el periscopio panorámico y la estación remota de armamento. En la base de la torre se aprecian los lanzadores de APS Afghanit,  mientras que en sus laterales se observan los diferentes sensores asociados al mismo. Imagen digital: Rober Digiorge.
Representación digital del T-14 Armata. Sobre la torre del mismo se logra apreciar el periscopio panorámico y la estación remota de armamento. En la base de la torre se aprecian los lanzadores de APS Afghanit, mientras que en sus laterales se observan los diferentes sensores asociados al mismo. Imagen digital: Rober Digiorge.

 En la parte trasera de la torre se aprecia la santa bárbara de la cola de pato, la cual se especula podría corresponder al sistema de carga automático del cañón de 125mm o ser un depósito para munición. Recordemos que ya en el Object 640 Águila Negra (y entre otros prototipos) se había probado un sistema de alimentación automática localizada en la parte posterior de la torre, permitiendo no solo ahorrar espacio en la cámara de combate sino reducir la vulnerabilidad del carrusel de munición en caso de un impacto. Sin embargo, lo que se puede apreciar en el T-14 es de tamaño más bien reducido en comparación con lo visto en el Object 640 o en el T-84 Yatagan (una versión del Oplot con cañón de 120mm), por lo que por ahora queda la duda sobre cual sería su función.

 Siguiendo con la descripción de los equipos que se encuentran montados en la torre, sobre la parte superior de la misma y cerca del frente, se aprecian un sensor de viento/metereológico y una antena que correspondería al datalink. Lo llamativo de ambos no solo es donde se encuentran, ya que usualmente a este tipo de equipo se lo ubica en la parte trasera de la torre (tal como están montadas las antenas de comunicación y del equipo de navegación), sino que los mismo entorpecerían la visión del periscopio del jefe de tanque y el fuego de la ametralladora montada en la estación remota, lo que nos lleva a especular que posiblemente esta no sea posición final.

 Aunque la torre no cuenta con tripulación, se puede apreciar en la parte superior de la misma una escotilla de acceso, muy probablemente para el mantenimiento del cañón de 125mm. Sobre el lateral izquierdo, y en un claro espacio dejado entre los paneles que recubren a la torre, se logra observar una descarga automática, la cual sirve para la expulsión de las vainas.

 En lo que se refiere a adquisición de blancos y control de tiro, ya se mencionó previamente que el jefe de tanque dispone de su propio periscopio panorámico, mientras que la mira del apuntador se encuentra ubicada en un compartimiento blindado al lado izquierdo del mantelete del cañón. A los fines de protegerla contra el fuego de armas ligeras y esquirlas de artillería, la misma se encuentra protegida por dos planchas blindadas.

 La configuración de los sistemas optrónicos le permite al T-14 tener la capacidad Hunter-Killer, es decir, poder adquirir dos blancos a la vez. Es de esperarse que los sistemas mencionados cuenten con los últimos adelantos, tales como cámara de TV, telémetro láser, visión nocturna y termal, entre otros.

 En lo que respecta a protección, el Armata parece haber dado un importante paso, prestando importante atención en este aspecto no solo con el desarrollo de una aleación para ciertas partes de la batea sino con la adopción de una nueva generación de blindajes cerámicos y ERA. El organismo encargado de la nueva aleación y blindaje ERA es el Instituto de Investigación NII Stali, el cual desarrolló el acero denominado 44S-sv-Sh, que ofrecería una protección comparable al STANAG 4569 Level 5. Las nuevas placas de blindaje ERA pueden verse montadas en la parte superior de la torre, mientras que se especula que el presente en los laterales (2/3) y parte frontal es una conjunción de blindaje apliqué/cerámico y ERA. Una de las autoridades de NEVZ-Ceramics confirmaría que el Armata utilizaría blindaje producido por esa empresa, pero no ahondaría en cuanto a detalles del mismo.

 En la última sección de los laterales, y a los fines de proteger el compartimiento de la planta motriz, transmisión y escape del motor, se ha montado un blindaje tipo reja, el cual ya ha sido bastamente probado en diferentes conflictos, demostrando ser efectivo contra munición tipo HEAT. Pese a que no se pudo apreciar el mismo blindaje montado en la parte trasera, la presencia de lo que parecen cuatro anclajes en la parte superior del casco nos lleva a especular que en los mismos pueda llegar a montarse tanto el blindaje mencionado como los ya clásicos tanques de combustibles externos de forma cilíndrica.

 Concerniente a la protección activa del T-14, la misma cuenta con una interesante panoplia de sistemas, tanto hard kill como soft kill. Sin lugar a duda lo más llamativo de la torre son los 5 tubos localizados en la base de la misma sobre sus laterales, configuración antes vista en el Object 195. Estos lanzadores fijos, orientados horizontalmente a los fines de cubrir un arco frontal de 120º, operan en conjunto con alertadores IR/EO y radares, formando parte del sistema de protección activa Afghanit. Este APS (Active Protection System) es sin dudas una evolución del Drozd, el cual fue desarrollado en la década de los setenta.

 Los APS funcionan de la siguiente manera: Con la ayuda de radares (antiguamente de tipo doppler) se identifica a la amenaza, la cual debe desplazarse en un rango de velocidad determinado a los fines de que el sistema no confunda un misil anti-tanque/cohete con otro tipo de munición. Reconocida la amenaza, la computadora de control determina cual tubo emplear será el que tenga que lanzar una carga de alto explosivo pre-fragmentada, la cual detonará a una distancia determinada. La cortina de esquirlas generada por la explosión debería destruir o dañar seriamente al misil/cohete, manteniendo a salvo al tanque.

 En el caso del Afghanit, el mismo parece utilizar 4 radares (se especula que AESA, desarrollados a partir de la tecnología empleada en el cazabombardero PAK-FA T-50) para identificación y adquisición de amenazas. Estos se encuentran montados alrededor de la torre, cubiertos por una pequeña placa metálica negra, lo que proporcionaría una cobertura de 360º. Parece ser que también emplea dos receptores/alertadores EO (electroópticos)/ IR (infrarrojos) ubicados en los ángulos frontales de la torre. Reforzando al Afghanit se encuentran dos lanzadores orientables montados en la parte superior de la torre, sobre sus laterales.

 Cada lanzador está equipado con 12 tubos cuyas cargas lanzables posiblemente sean para generar espesas cortinas de humo a los fines de proteger al T-14 contra misiles de 3era y 4ta generación. Un tercer lanzador se encuentra incorporado al lado izquierdo de la torre, apuntando sus 24 tubos de manera vertical. Sobre este último podemos especular que el mismo ha sido montado de esta manera para hacer frente a amenazas del tipo Top Attack, por lo que sus cargas lanzables deberían ser de tipo hard kill; o puede ser un simple depósito para recargar a los otros lanzadores. Analizando las posibles limitaciones del Afghanit, nos inclinamos por la 1era opción.

T-14 Armata y algunos detalles. Imagen: Vitaly Kuzmin.
T-14 Armata y algunos detalles. Imagen: Vitaly Kuzmin.

 Habiendo detallado el armamento y los sistemas de protección del T-14, pasaremos a analizar las características de la plataforma universal y las capacidades automotrices de la misma. El Armata, al igual que sus variantes, emplearan un chasis dividido en tres secciones (tal como el Object 299), las cuales en el caso del T-14 son: Habitáculo de la tripulaci ón en la parte frontal, en la sección del medio la cámara de combate y en la parte trasera el compartimiento de la planta propulsora. Una de las principales características de esta nueva generación de blindados rusos es que se ha hecho hincapié en la protección y comodidad de la tripulación.

 En el caso del T-14, la misma (estando compuesta por el jefe del tanque, el apuntador y el conductor) se encuentra alojada en un amplio compartimiento fuertemente blindado. Tanto el jefe de tanque como el conductor cuentan con sus propias escotillas, careciendo la de este último de periscopios. Esto se debe a que para la conducción dispone de un FLIR montado en la parte frontal, así como múltiples cámaras montadas en la torre y una cámara en la parte trasera. Los faros son de tipo LED, lo que le permitiría modificar la intensidad de los mismos según los requerimientos del momento.

 La batea del Armata se encuentra montada sobre un tren de rodaje que consta de 7 ruedas dobles con llantas de caucho y cuatro rodillos de retorno, contando las ruedas 1, 2, 6 y 7 con brazos de suspensión. A diferencia de modelos anteriores, la rueda tractora se ubica en la parte trasera, debido a la disposición del motor y transmisión, y la tensora en la parte frontal. Las orugas, que son de tipo doble, tienen la posibilidad de montar zapatas de caucho. La suspensión de tipo ajustable le permitirá no solo circular en diferentes tipos de terrenos a distintas velocidades, sino que otorgará mejor estabilidad para realizar fuego en movimiento así como mayor comodidad a la tripulación.

 Las más de 45 toneladas del T-14 son propulsadas por un motor diesel Chelyabinsk A85-3A en configuración X, el cual le proporcionará una potencia de 1500 caballos de fuerza, permitiéndole alcanzar (según datos oficiales) una velocidad máxima de 80-90 kilómetros por hora. La actividad del motor estaría registrada por un Sistema de Control de Información disponible para la tripulación, lo que le permitiría a esta última estar al tanto del estado de los diferentes componentes del tanque, así como diagnosticar fallas y controlar distintos sub-sistemas.

 El T-14 cuenta con dos grande tanques de combustibles externos, localizados sobre los laterales de la parte trasera. Desconociéndose si dispone de algún tanque interno adicional o con la capacidad de montar los clásicos tanques cilíndricos en la parte trasera, el T-14 acusa una autonomía de 500 kilómetros.

 Entre los accesorios disponibles, el tanque cuenta con diversos compartimientos de almacenamiento así como un canasto porta equipo montado en la parte trasera de la torre. Otro de los implementos que se pudieron apreciar fueron un cable de acero y oruga de repuesto, montados en la parte trasera mientras que en la sección inferior del glacis se encuentran instalado el clásico arado para campos minados.

 Sin duda alguna el T-14 es un gran avance con respecto a los modelos como el T-90, T80 y T-72, sobre todo en lo que respecta a protección. Pese a ello quedan algunas observaciones:

  • El logro ruso: El diseño y adopción de un tanque de nueva generación, cuya configuración y equipamiento, pese a no ser revolucionaria, significarán la adopción de radicales cambios.

  • La disminución de la tripulación puede considerarse un acierto, sobre todo frente a las constantes reducciones de personal que sufren los ejércitos a lo largo y ancho del mundo. Pero no debemos olvidar que en campaña, el mantenimiento del tanque es realizado por su tripulación. Simples tareas como la limpieza del cañón o el cambio de urgencia de una oruga pueden tornarse un dolor de cabeza al contar con un hombre menos.

  • Conciencia situacional: Pese al avance que significa la adopción de FLIR y cámaras, las mismas nunca podrán reemplazar al jefe de tanque asomado por su escotilla. La introducción de esta nueva tecnología implicará significativos cambios en la doctrina rusa, desde el combate contra tanques hasta operaciones en terreno urbano.

  • Es de esperarse que el T-14 sea absorbido lentamente por las fuerzas rusas, no solo en lo que respecta a operar un sistema de armas con tanta tecnología sino a mantener operativo el mismo. Sin lugar a dudas un importante desafío para los Rusos.

El VCTP pesado T-15.

 Otra de las presentaciones realizadas durante el último Desfile del Día de la Victoria fue el VCTP pesado T-15, el cual es una de las variantes derivadas de la plataforma universal Armata. Pesadamente armado y protegido, el T-15 viene a ocupar un nicho vació en las fuerzas blindadas rusas, ya que el desarrollo de un VCTP pesado se había visto limitado a prototipos o proyectos que no habían pasado el tablero de diseño, tal como el Object 299. En parte producto de las lecciones aprendidas en Afganistán y Chechenia, el T-15 está un paso por delante de vehículos similares, tales como los blindados de apoyo de fuego BMPT Terminator o el BTR-T (los cuales no llegarían a ser adoptados masivamente) ya que a su poder de fuego y protección le suma la capacidad de transportar infantería. Sin lugar a dudas será un complemento ideal para el tanque T-14 Armata.

 A los fines de acomodar el módulo de transporte de personal, la batea original recibiría ciertas modificaciones. El compartimiento de la planta propulsora y transmisión junto con los tanques de combustible serían reubicados al frente del vehículo. En el centro y en la parte trasera se ubicarían los habitáculos de la tripulación y de la infantería respectivamente. A los fines de acomodar a esta última, la parte trasera del casco sería elevada unos cuanto centímetros.

 La tripulación del T-15 está compuesta por 3 hombres: El jefe, conductor y apuntador. Todavía no se ha podido tener acceso a información con respecto a la cantidad de infantes transportados y las comodidades con la que cuentan los mismos. Entrando en especulaciones, se puede decir que los hombres transportados pueden llegar a ser entre 6-8, los cuales contarían seguramente con butacas individuales montadas en las paredes internas (a los fines de absorber el efecto de IEDs o minas) así como pantallas asociadas a las cámaras exteriores, entre otras cosas.

 A diferencia de lo que nos tenían acostumbrado los modelos de la era soviética, el compartimiento de tropa carece tanto de periscopios laterales (cuenta con uno en la parte posterior), de troneras para hacer fuego desde el interior como de escotillas para la tripulación.

 Otra importante variante es la adopción de una rampa trasera de accionamiento hidráulico, similar a la presente en los VCTP occidentales, lo que permite un rápido ingreso y egreso del blindado. Imitando nuevamente a configuraciones de occidente, la rampa también cuenta con un portón de apertura lateral.

 En lo referido a la protección, el T-15 emplea los mismos sistemas hard kill y soft kill que se encuentran montados en el T-14, y de los cuales ya realizamos una descripción.

 Los tubos lanzadores del APS Afghanit fueron ubicados en la parte superior del T-15 sobre sus laterales. 4 de ellos a la altura del compartimiento del motor, apuntando hacia el frente mientras que los otros 6, a la altura del habitáculo de la tripulación, cubren un arco de 60 grados a cada lado. Los radares de detección fueron acomodados en los laterales, uno entre las escotillas del jefe y del conductor y uno en la parte trasera, sobre la rampa. Mientras que los sistemas de alerta y detección EO/IR se encuentra a la altura de la planta motriz, apuntando hacia el frente. En su conjunto, el T-15 posee una protección de 360º, similar al T-14.

 Los lanzadores móviles, similares a los presentes en el T-14, fueron montado en los laterales, a la altura de la escotilla del apuntador, mientras que los montajes fijos fueron ubicados en la parte trasera del casco, a ambos lado de la rampa.

T-15 desfile .

T-15 Armata perfil

VCTP pesado T-15 y algunos detalles del mismo. Imagen: Vitaly Kuzmin.
VCTP pesado T-15 y algunos detalles del mismo. Imagen: Vitaly Kuzmin.

Algo que le proporciona una singular silueta al T-15 es su blindaje frontal, el cual tiene forma de cuña tanto al frente como a los laterales, no solo para ofrecer una mejor protección sino para facilitar la salida de uno de los escapes, montado sobre el lado derecho. Al igual que en el T-14, el blindaje del T-15 está compuestos por apliqué, placas cerámicas y ERA de nueva generación, estas últimas al parecer montadas en la parte superior del VCTP. A los fines de ofrecer protección contra municiones HEAT, sobre la rampa trasera se ha montado blindaje del tipo reja.

 El VCTP T-15 se posee una considerable potencia de fuego gracias a que fue dotado con una torre remota EPOCH, diseñada y fabricada por el Bureau KBP con base en la ciudad de Tula. El armamento principal consta de un cañón automático de alimentación doble de 30mm 2A42 capaz de emplear munición de tipo AP, HE-I, HET y APDSFS-T. Cuenta con un alcance eficaz de 4.000 metros y con una reserva de 500 disparos. Como arma de apoyo cuenta con una ametralladora coaxial PKTM de 7,62mm. A ambos lados de la torre se encuentran lanzadores dobles de misil 9M133 Kornet EM, los cuales tienen un alcance de 8 kilómetros.

 Tanto la adquisición de blancos como el control de tiro del cañón y de los misiles se realizan con 2 periscopios panorámicos independientes, uno para el jefe del VCTP montado sobre el lado izquierdo de la torre, y otro para el apuntador, ubicado en el lado derecho. Al igual que en el T-14, ambos sistemas optrónicos cuentan con canales termales, de TV, guía láser para el misil, telémetro, etc.

 En lo que respecta al aspecto automotriz, y tal como se mencionó anteriormente, el T15 emplea la misma planta propulsora, transmisión, suspensión y tren de rodaje que el T-14, con la salvedad de que este último está montado al revés al haberse invertido la posición del motor/transmisión.

Kurganets 25.

 Desfilando en la Plaza Roja se pudieron apreciar las dos primeras variantes de la familia Kurganets: el VCTP (Object 695) y el VC de transporte (Object 693). Al igual que el T14 y T-15, los mismos se encontraban fuertemente protegidos por un variado número de APS y sensores. Siendo un diseño completamente nuevo, está previsto que la familia de blindados Kurganets reemplace a los antiguos BMP, MT-LB, BMD y a sus derivados con variantes que irán desde VCTP, pasando por ambulancia, reconocimiento, mortero autopropulsado, puesto de comando e incluso hasta tanque ligero armado con un cañón de 125mm.

 El Kurganets ha sido desarrollado y fabricado por el complejo de ingeniería Kurganmashzavod, localizado en el Oblast de Kurgan y del cual surgieron las distintas versiones de BMP.

 Los rusos tienen una vasta experiencia con los VCTP habiendo sido una de las primeras naciones en diseñar y en introducir en servicio un blindado de combate para la infantería. Este primer VCTP soviético sería el BMP-1, el cual con el tiempo iría evolucionando en el BMP-2 y finalmente en el BMP-3. Caracterizados por poseer una notable potencia de fuego (cañones, ametralladoras y misiles anti-tanque), los VCTP soviéticos se destacarían por su bajo perfil y excelente movilidad pero a su vez carecían de un blindaje adecuado y ofrecían una pobre habitabilidad a los infantes y a su tripulación.

 Conflictos tan lejanos en el tiempo, como Afganistán y Chechenia, y otros actuales, como Ucrania, demostrarían los puntos altos y bajos de estos blindados, por lo que su reemplazo es un paso lógico para las fuerzas terrestres rusas, las cuales se encuentran en un prolongado proceso de reestructuración y modernización.

 El Kurganets VCTP, imitando a sus antecesores, se encuentra pesadamente armado. Cuenta con la torre remota EPOCH del Bureau KBP, similar a la que monta el VCTP pesado T-15. La misma no solo monta el armamento sino que también lleva los sistemas de adquisición y dirección de tiro junto a los receptores y parte de los lanzadores del APS, así como las diferentes antenas (comunicación, navegación y datalink).

 Tal como mencionamos previamente, la torre EPCH está armada con un cañón automático de alimentación doble 2A42 de 30mm, una ametralladora coaxial PKTM calibre 7,62mm y lanzadores de misiles anti tanque 9M133 Kornet EM, montados en los laterales de la torre. Sin embargo, la gran diferencia del Object 695 es que ofrece una protección sin precedente para un BMP ruso, contando con sistemas de defensa activos y pasivos así como blindaje de apliqué. No se ha podido apreciar la presencia de blindaje ERA, lo que por cierto no es común en los VCTP rusos.

Kuganets 25

Kurganets  torret

Kurganets versión Transporte de Tropas (Objecy 693). Imagen: Vitaly Kuzmin.
Kurganets versión Transporte de Tropas (Objecy 695). Imagen: Vitaly Kuzmin.

Nuevamente se puede apreciar el APS Afghanit, o mejor dicho una versión reducida del mismo, ya que los tubos lanzadores lucen de un menor calibre comparados con los montados en el tanque T-14 y en el VCTP pesado T-15. El Kurganets VCTP cuenta con 16 de estos tubos montados a lo largo y ancho de la parte superior del casco: 4 montados en la parte frontal, cubriendo el frente; 8 montados en la base de la torre, ofreciendo protección de ambos flancos y 4 ubicados en la parte trasera, cubriendo el arco de la retaguardia.

 Los sensores EO/IR se encuentran montados sobre los laterales de apliqué, llamativamente 3 del lado izquierdo y 2 del derecho. Al igual que en los blindados mencionados anteriormente, el Kurganets cuenta también con un sistema de defensa de tipo soft kill, cuyos 6 lanzadores dobles se encuentran montados al frente de la torre (4) y en la parte trasera de la misma (2), ofreciendo junto con el Afghanit una protección de 360º.

 Sus sistemas de adquisición/detección, 4 en total, se encuentran distribuidos en la parte frontal y trasera de la torre. No sería llamativo que los equipos de detección de ambos APS operen de manera conjunta, a los fines de ofrecer una mejor protección. Sumado a la defensa que ofrecen los APS, los laterales del Object 695 han sido dotados con grandes apliqués de blindaje, de los cuales se especula no solo ofrezcan protección sino que también sirvan como ayuda para la flotabilidad del VCTP.

 El casco del Kurganets, el cual es más grande y pesado que el de sus antecesores, se encuentra montado sobre un tren de rodaje de 7 ruedas dobles con llantas de caucho, ubicándose la rueda tractora en el frente y la tensora en la parte trasera. La suspensión es de tipo barra de torsión mientras que las orugas metálicas han sido dotadas con zapatas de caucho, las cuales no solo ayudan a reducir la presión ejercida sobre el terreno sino que también evitan daños innecesarios en calles y caminos de asfalto.

 El Kurganets, que tiene un peso del orden de las 32 toneladas, monta en la parte delantera la transmisión en conjunto con un motor diesel de 800HP, lo que le permite alcanzar velocidades próximas a los 80 kilómetros por hora. Para desplazarse en el agua, ambas versiones despliegan un escudo frontal de vadeo, contando con 2 propulsores ubicados en la parte trasera del casco (a ambos lados de la rampa de acceso), los cuales le permiten maniobrar y desplazarse a una velocidad de 10Km/h.

 Al igual que en el T-15, la tripulación del Kurganets VCTP consta de 3 personas (Jefe, conductor y apuntador), contando con dos escotillas en la parte superior, por delante de la torre EPOCH. El conductor cuenta como asistencia con una cámara FLIR montada en el frente así como faros del tipo LED. El compartimiento de tropa del Object 695 posee una capacidad para 6 infantes y se encuentra en la parte posterior, careciendo de escotillas superiores, periscopios y troneras. Las razones para que los infantes no posean escotillas se puede deber a la gran cantidad de APS, evitando de esta forma posibles bajas propias. Cámaras montadas en la parte posterior y en los laterales reemplazan a los periscopios.

 Para el ingreso y egreso de tropa el Kurganets cuenta con una rampa trasera, en reemplazo de las cuando menos incómodas puertas blindadas de apertura lateral de los BMP-1 y BMP-2, y siendo sin duda un sistema mucho más eficiente y cómodo que el adoptado en el BMP-3. Al igual que muchos modelos occidentales (y que el T-15), la rampa cuenta con un portón de apertura lateral. Cuando el mismo es empleado, un pequeño escalón metálico es desplegado para ayudar en el ascenso/descenso del blindado.

 Junto con la versión VCTP se presentaría el Object 693, el cual es la versión de transporte de tropa (TT) de la familia Kurganets. Empleando el mismo casco y planta propulsora, (lo que significa similares capacidades automotrices) la versión TT carece del APS Afghanit, contando solo con el sistema soft kill, el cual también se vio reducido a 4 lanzadores dobles y 2 simples, siendo montados únicamente en la parte delantera de la torre. Está última, a diferencia de la EPOCH del VCTP, es más pequeña, estando armada una ametralladora pesada de 12,5mm.

 Igual de anfibio que el Object 695, está versión cuenta con un compartimiento de tropa más grande, lo que le permite transportar 8 infantes completamente equipados.

Kuganets 25 desfile

Kurganets  Object 693 turret rear

Kurganets versión Transporte de Tropas (Objecy 693). Imagen: Vitaly Kuzmin.
Kurganets versión Transporte de Tropas (Objecy 693). Imagen: Vitaly Kuzmin.

 Algo que no ha dejado de llamar la atención en las dos versiones es el reflector LED que montan ambos en sus respectivas torres. Al parecer el mismo no solo serviría como herramienta de iluminación y de señalamiento/mensajes (tipo banderillas) sino también como una posible contramedida contra misiles anti-tanque de 2da generación.

 Tal como se mencionó inicialmente, se espera que del Kurganets se desarrolle una completa familia de blindados, la cual aprovechará sin dudas el desarrollo de nuevo armamento, tal como la torre diseñada por Uralvagonzavod, armada con un cañón de 57m (que se pudo ver montada en el VCBR Atom) o el cañón de 125mm 2S25 TEPS, desarrollado para el futuro VCTP de las fuerzas aerotransportadas.

VCBR Boomerang.

 Los VCBR tienen una gran tradición en Rusia, ya que fueron los medios que en su momento permitieron mecanizar a las innumerables unidades de infantería soviéticas. Su adopción se debió a que eran muchos más baratos de adquirir y económicos de operar (y mantener) que los blindados a oruga, lo que permitiría su adopción masiva. El primer VCBR soviético fue el BTR-152, el cual no era más que un camión Zil al cual se le había adaptado blindaje. Con notables carencias, tanto en movilidad como protección (carecía de cobertura superior), sería prontamente reemplazado por el VCBR 8×8 BTR-60.

 Contando con suspensión independiente en sus 8 ruedas, completamente blindado (versión BP) y armado con ametralladorass (una de 14,5mm y otra 7,62mm), pronto el BTR-60 se convertiría en el VCBR normalizado de las divisiones de rifleros motorizados soviéticas. Sin embargo, el diseño contaba con algunos problemas: El diseño del casco no era del todo adecuado, ya que debía acomodar en la parte trasera dos motores nafteros junto con la transmisión, lo que no solo implicaría un limitado espacio interno sino que el BTR-60 carecería de una rampa/portón trasero. En vez de ello, contaba con escotillas, tanto en sus laterales como en la parte superior, por las cuales los infantes tenían que ascender y descender.

 Las versiones siguientes, el BTR-70 y BTR-80 irían solucionando estos problemas mediante el reemplazo de los motores nafteros por unos diesel, la adopción de puertas laterales y la incorporación de periscopios y troneras. Pese a ello, la familia de los BTR seguiría adoleciendo de la falta de una rampa trasera, obligando a los infantes a exponerse al fuego enemigo al deber egresar del blindado por sus laterales. Esto también generaba problemas en la conducción de la tropa, ya que era inevitable que la sección se separase al desmontar del VCBR.

 Luego de la recuperación económica tras la disolución de la Unión Soviética, se iniciarían nuevos desarrollos de VCBRs, tal como el BTR-90, pero el mismo no terminaría de satisfacer las necesidades por lo que se decidiría adoptar nuevas soluciones. En el ínterin, se adoptaría el BTR-82 hasta que el nuevo VCBR estuviese listo.

 Recibiendo los requisitos en el año 2011, la compañía VPK (padre de la familia BTR) comenzaría a desarrollar el VCBR Boomerang, cuyo prototipo sería finalizado y presentado a autoridades del Ministerio de Defensa Ruso en el año 2013. El mismo no solo debería suplantar a los antiguos BTR sino que también debería servir como plataforma universal para el desarrollo de otras variantes.

 Durante el proceso de selección, el Boomerang competiría con el VCBR Atom, perteneciente a la sociedad Uralvagonzavod/Renault. La presentación oficial del Boomerang se dio en el desfile del 9 de mayo pasado, cuando desfilaron junto a los nuevos blindados previamente descriptos en este artículo.

Diferentes vistas del VCBR Boomerang 8x8. Imagen: Vitaly Kuzmin
Diferentes vistas del VCBR Boomerang 8×8. Imagen: Vitaly Kuzmin

 A simple vista el nuevo VCBR incluye importantes modificaciones con respecto a sus antecesores. La más llamativa sin duda es la adopción de una rampa trasera, dejando por fin de lado los incómodos portones laterales. Debido a que el habitáculo de tropa se encuentra en la parte posterior, la planta propulsora ha sido desplazada al sector delantero del casco, sobre su lateral derecho. Al lado izquierdo del motor se encuentra la cámara de conducción, lo que permite contar con un compartimiento de tropa de gran espacio (capacidad para 9 infantes) y libre de obstáculos. Salvo por el conductor, la tripulación del Boomerang carece de escotillas, mientras que los infantes tienen a su disposición 2 portezuelas ubicadas en la parte superior de su habitáculo.

 El diseño del Boomerang parece haber abandonado los periscopios individuales (solo cuenta con uno, en la parte trasera) junto con las clásicas troneras montadas en los laterales. En reemplazo de los primeros se han dispuesto múltiples cámaras, ubicadas en los flancos y en la parte posterior del VCBR.

 El casco se encuentra montado sobre 8 ruedas, las cuales cuentan cada una con una suspensión de tipo McPherson. La 1era y última rueda disponen de un doble sistema de amortiguación mientras que la dirección se encuentra montada en los dos primeros ejes. El Boomerang, con un peso de entre 18 y 20 toneladas, se encuentra propulsado por un motor diesel turbocargador que le otorga una potencia de 800hp (mismo motor que el Kurganets) y que le permite alcanzar velocidades de hasta 95km/h.

 Completamente anfibio, cuenta con un escudo frontal de vadeo y con dos hidrojets montados en la parte trasera (alimentados por sendas extensiones de la transmisión), los cuales no solo sirven para maniobrar sino que le permiten alcanzar una velocidad de navegación en torno a los 10km/h.

 La batea del Boomerang tiene un diseño en forma de “V”, solución muy difundida en los vehículos MRAP y que permite la mejor disipación de los efectos de deflagraciones de minas e IEDs. Cuenta con blindaje modular, tanto en sus laterales como en la parte frontal, y a diferencia del T-15 y del Kurganets, carece de sistemas de protección de tipo hard kill/soft kill. Sin duda alguna el empleo del nuevo VCBR será distinto al de sus antecesores, ya que es una plataforma de mayor tamaño, contando con una potencia de fuego superior.

 Durante el desfile se pudieron ver dos versiones, una equipada con la ya conocida torre remota EPOCH (armada con cañón de 30mm, ametralladora coaxial 7,62, misiles antitanques y equipada con sendos periscopios FCS para el jefe y apuntador respectivamente) y otra que montaba una estación remota armada con una ametralladora 12,7mm. Entre los distintos accesorios que pudieron verse se encuentran el ya clásico conjunto de antenas, pertenecientes a los equipos de comunicación, navegación por satélite (GLONASS) y datalink; anclajes para remolque e izado y un malacate con su respectivo cable de acero y gancho, ubicado en un compartimiento que se encuentra entre la 2da y 3ra rueda del lado izquierdo.

 Al igual que las plataformas universal Armata y Kurganets, se espera que del Boomerang se desarrollen distintas variantes, tales como un vehículo de apoyo de fuego, VCA, transporte de mortero, vehículo de combate de puesto de comando, ambulancia, entre otros.

VCA 2S35 Coalición.

 El último sistema de armas del cual haremos una descripción será el nuevo VCA 2S35 Coalición de 152mm, el cual está previsto que sea el complemento y reemplazo (a mediano plazo) del VCA 2S19 MSTA-S. Siendo un arma de gran importancia para las fuerzas terrestres, la artillería autopropulsada rusa se encuentra actualmente representada por el VCA 2S19 MSTA-S, el cual monta una torre armada con un cañón de 152mm sobre la batea modificada de un T-80 (mantiene la transmisión, pero la planta motriz corresponde al T-72). Habiendo entrado en servicio a fines de la década de los ochenta, el MSTA-S ha recibido pocas actualizaciones a lo largo de su vida operativa, lo que lo ha dejado rezagado con respecto a sistemas similares, tanto occidentales como chinos.

 Para paliar esta situación se inició el desarrollo de un revolucionario VCA, el cual estaría armado con dos obuses de 152mm montados verticalmente, lo que le permitiría alcanzar una cadencia de tiro que sería desconocida para cualquier sistema por ese entonces. Por lo que se especula, debido a problemas técnicos o de financiamiento, el proyecto fue abandonado, pero se prosiguió con la idea de contar con un VCA con una elevada cadencia de fuego y con el mayor alcance posible.

 Oficialmente, el desarrollo del VCA Coalición lo iniciaría la empresa TsNII Burevestnik en el año 2006, iniciándose las etapas de pruebas y producción de preserie a inicios de esta década. Armado con un obús de 152mm 2A88, el mismo no solo contaría con un alcance de 70 kilómetros empleando munición especial sino que contaría un importante nivel de automatización y estaría montado sobre la plataforma universal Armata.

 En el desfile del Día de la Victoria se pudo apreciar al nuevo VCA, pero llamativamente el mismo emplea el chasis modificado de un tanque T-90, por lo que sin dudas se trató de unidades de pre-producción. Una de las características que se pudo apreciar, es que el compartimiento del conductor se encuentra en el centro de la batea, disposición similar a la del tanque T-90 y del MSTA-S.

 Las principales diferencias que se pudieron apreciar con respecto al 2S19 fueron el mayor tamaño de la torre, el nuevo freno de boca y el sistema de amortiguación del obús, el cual es notoriamente más grande. Sobre la parte posterior de la torre se encuentra una estación remota de armamento equipada con una ametralladora 12,7mm. También se pudieron observar cuatro sensores EO/IR, montados en las cuatro esquinas superiores de la torre, los cuales sin duda están asociados con los 12 lanzadores fumígenos 902B Tucha.

VCA 2S35 Coalición. Imagen: Vitaly Kuzmin.
VCA 2S35 Coalición. Imagen: Vitaly Kuzmin.

 El VCA Coalición monta un obús de 152mm 2A88, el cual tiene la capacidad de emplear diferentes tipos de munición, tales como de alto explosivo, fumígenas, incendiarias y guiadas (GLONASS). El alcance del 2S35 dependerá de la munición empleada, pero según palabras del Director de TsNII Burevestnik, el rango máximo es de 70 kilómetros empleando munición especial.

 También cuenta con un sistema de comando y control, al cual la tripulación (2 personas) tiene acceso al mismo por medio de pantallas montadas en su habitáculo protegido. El sistema C2 no solo controla el cargador de munición neumático (que permite una elevada cadencia de tiro), sino que selecciona los datos para apuntar el obús, pudiendo elegir que munición emplear según los requerimientos de fuego.

 Para Gregory Zakamennih director de TsNII, el VCA Coalición “no es una clásica pieza de artillería autopropulsada, sino más bien un innovador complejo robotizado, autónomo al más alto grado” Lamentablemente durante el desfile poco más se pudo apreciar del 2S35 Coalición, salvo algunos detalles menores, como el mencionado sistema neumático de municionamiento en la parte posterior de la torre, las ya clásicas palas/hojas para hacer trincheras, montadas en la parte inferior del glacis.

 Con el VCA Coalición hemos finalizado con nuestro análisis sobre las nuevas familias de blindados que se están incorporando al ejército ruso. Tal como mencionamos previamente, se ha realizado una apuesta audaz al intentar reemplazar el legado soviético, pero sin dudas necesaria, más si tenemos en cuenta el estado actual de la geoestrategia reinante en Europa. Pese a que no son diseños revolucionarios (es más, muchos de ellos con similitudes a los occidentales), la incorporación de los mismos implicarán radicales cambios en la doctrina rusa.

 Podemos decir que sin lugar a dudas, estos 5 sistemas de armas aquí descriptos constituirán en un futuro el nuevo y poderoso puño de acero de las fuerzas terrestres rusas.

Deja un comentario