El tanque Armata T-14 más avanzado de Rusia, ha recibido un revestimiento antideslizante, que también mejora su camuflaje.

La superficie rugosa en el Armata realiza varias funciones: camuflar (la estructura desigual de la superficie) y permitir que un operador del tanque se mueva fácilmente a lo largo de la armadura. El mismo recubrimiento se aplica al sistema de misiles Yars.

Específicamente, se aplicó un revestimiento antideslizante a todo el extremo frontal superior del tanque, que tiene una pendiente pronunciada. Sin este tipo de recubrimiento, el operador de un tanque puede “resbalarse”, por ejemplo, mientras se sube al tanque o realiza algún trabajo de mantenimiento que requiera algún movimiento a lo largo de su armadura. En consecuencia, “al resbalarse”, podría causarse lesiones graves.

El tanque Armata T-14 se presentó al público en el Desfile del Día de la Victoria el 9 de mayo de 2015. El nuevo vehículo de combate cuenta con equipo completamente digitalizado, una torreta no tripulada y una cápsula blindada aislada para la tripulación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí