Relaciones Rusia - OTAN


Un periodista de la BBC realizó una llamada a bordo del buque británico que se adentró este miércoles en aguas territoriales rusos del mar Negro y confirmó las advertencias de los patrulleros rusos en medio del ruido generado por los aviones rusos que sobrevolaban la nave británica.

"Este es otro avión ruso zumbando sobre el buque de guerra en el mar Negro. Ha habido un momento en que más de 20 aeronaves pasaron por encima del buque y ha habido advertencias de buques patrulleros de los guardacostas rusos y, de hecho, hemos oído disparos; creemos que estaban fuera de alcance", dijo el periodista Jonathan Beale en medio del ruido de un avión.


El reportero reveló que su tránsito fue un "acto deliberado de seguir una reconocida ruta internacional de navegación" de Ucrania a Georgia.

Beale indicó que, pese a las advertencias de Rusia, el HMS Defender siguió navegando por la ruta que atravesaba las aguas territoriales de Crimea –"estuvimos a menos de 12 millas e incluso vimos la costa"- antes de regresar a las aguas internacionales rumbo a Georgia.


El Ministerio ruso de Defensa comunicó unas horas antes que la Flota rusa del mar Negro y los Guardacostas recurrieron este miércoles al fuego de advertencia cuando el destructor HMS Defender cruzó la frontera estatal de Rusia y entró en las aguas territoriales del país cerca del cabo Fiolent, en el sudoeste de Crimea.

El buque fue avisado en un primer momento sobre el uso de armas en caso de violación de la frontera rusa, pero "no reaccionó a esta advertencia", indicó el Ministerio.

El HMS Defender abandonó las aguas rusas solo después de que un buque patrulla de guardacostas abriera fuego de advertencia y un avión de ataque Su-24M efectuara un aviso con lanzamiento de bombas en la zona a la que se dirigía el destructor.

Reacciones​

El Ministerio ruso de Defensa considera el comportamiento del Defender como una flagrante violación de la convención de la ONU, y ha instado a Londres a investigar con detenimiento las acciones de su buque en el mar Negro.


Por su parte, el Ministerio de Defensa del Reino Unido ha rechazado en su cuenta de Twitter que su buque haya sido objeto de fuego de advertencia por parte de Rusia.

"Creemos que los rusos estaban realizando ejercicios de artillería en el mar Negro y habían proporcionado a la comunidad marítima una advertencia previa de su actividad. No se dirigieron disparos al HMS Defender y negamos que se lanzaran bombas en su ruta", reza el comunicado.

La embajadora británica en Moscú, Deborah Bronnert, ha sido citada al Ministerio de Exteriores de Rusia tras el incidente, que Moscú ha calificado de provocación.
 

El viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov, ha advertido a quienes recurran a provocaciones como la del destructor británico, que este miércoles violó la frontera marítima rusa en el mar Negro, que "las consecuencias pueden ser muy graves", informa TASS.

El destructor británico HMD Defender se adentró este 3 kilómetros en aguas rusas cerca de Crimea, que abandonó después de que la Flota rusa abriera fuego de advertencia, según el Ministerio ruso de Defensa. Moscú considera la maniobra del Defender como una flagrante violación de la convención de la ONU y ha instado a Londres a investigar con detenimiento las acciones de su buque en el mar Negro.

"La integridad territorial de Rusia es inviolable. La inviolabilidad de sus fronteras es un imperativo absoluto, estaremos en guardia ante todo esto por medios diplomáticos y políticos y, si es necesario, militares", subrayó Riabkov.

Según Riabkov, este tipo de acciones que rozan la colisión pueden acarrear consecuencias muy graves. "Estamos indignados por su comportamiento [del buque británico] y apuntamos que hacer equilibrios al borde de la colisión puede conllevar graves consecuencias para aquellos que planean este tipo de actividades y luego intentan llevarlas a cabo", dijo el viceministro ruso.

Violación de la frontera rusa​

El buque fue avisado en un primer momento sobre el uso de armas en caso de violación de la frontera rusa, pero "no reaccionó a esta advertencia", indicó el Ministerio.

El HMS Defender abandonó las aguas rusas solo después de que un buque patrulla de guardacostas abriera fuego de advertencia y un avión de ataque Su-24M efectuara un aviso con lanzamiento de bombas en la zona a la que se dirigía el destructor.

Por su parte, el Ministerio británico de Defensa ha negado en su cuenta de Twitter que su buque fuera objeto de fuego de advertencia por parte de Rusia.

Sin embargo, un periodista de la BBC realizó una llamada a bordo del buque británico y confirmó las advertencias de los patrulleros rusos en medio del ruido generado por los aviones rusos que sobrevolaban la nave británica. El periodista Jonathan Beale indicó que, pese a las advertencias de Rusia, el HMS Defender siguió navegando por la ruta que atravesaba las aguas territoriales de Crimea –"estuvimos a menos de 12 millas e incluso vimos la costa"- antes de regresar a las aguas internacionales rumbo a Georgia.
 

El Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) ha publicado imágenes de la violación de la frontera del país por parte del destructor británico HMS Defender este miércoles en el mar Negro.


El destructor británico HMD Defender se adentró 3 kilómetros en aguas rusas cerca de Crimea, que abandonó después de que la Flota rusa abriera fuego de advertencia, según el Ministerio ruso de Defensa. Moscú considera la maniobra del Defender como una flagrante violación de la convención de la ONU y ha instado a Londres a investigar con detenimiento las acciones de su buque en el mar Negro.

El buque fue avisado en un primer momento sobre el uso de armas en caso de violación de la frontera rusa, pero "no reaccionó a esta advertencia", indicó el Ministerio el miércoles.

Un periodista de la BBC realizó una llamada a bordo del buque británico y confirmó que, pese a las advertencias de Rusia, el HMS Defender siguió navegando por la ruta que atravesaba las aguas territoriales de Crimea –"estuvimos a menos de 12 millas e incluso vimos la costa"- antes de regresar a las aguas internacionales rumbo a Georgia.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado este jueves a los periodistas que el HMS Defender tenía "toda la razón" al navegar por las aguas alrededor de Crimea, y que la ruta era "totalmente apropiada".
 
Bueno, lo que cuenta RT es una versión distorsionada de las declaraciones de Sir Nick Carter. Como buen inglés, acusa a Rusia de desencadenar una "escalada injustificada".
Resalto que del lado británico alguien esta mintiendo:

La Embajada Británica y el Ministerio de Defensa niegan los hechos como lo explica la versión Rusa pero el reportero de la BBC que iba a bordo en el buque de guerra Británico da una versión distinta a la de Londres lo mas probable es que les fallo la sincronización.

En cualquier caso uno o más de los 3 del lado británico esta mintiendo.
 
Convengamos que en el aire se presentan hechos parecidos, rozando e incluso a veces atravesando las fronteras, continuamente de uno y otro lado, sin que pase a mayores, aunque también hay ejemplos, en plena guerra fría, de actuaciones mucho más severas y drásticas como el derribo del 747 civil coreano que en los ochenta atravesó espacio aéreo restringido soviético y no paso de las "enérgicas protestas" y sanciones habituales , sin llegar a hecatombes y apocalipsis nucleares. Así como tampoco sucedió nada con el derribo del U2 de Gary Powers ni con el U2 derribado sobre Cuba en plena crisis de los misiles etc etc
Pero en este caso en particular, así estuviesen los británicos rescatando bebes, niños, cachorritos de perros y gatos, mujeres embarazadas, hipocampos verdes, cervatillos, sirenas y unicornios rosas, estaría total y absolutamente en contra del actuar de la marina británica.
No deja de ser un ejemplo más de la larga historia de abusos y atropellos de un país que ha cambiado un prepotente poderío naval por una subordinación casi total a sus "primos" del otro lado del Atlántico y que se resiste a abandonar su antiguo pasado imperial (Malvinas y Gibraltar).
Piratas que inventaron lo de los corsarios para intentar adecentar lo que era simple y llanamente robo
 
Última edición:


El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, comentó este viernes el incidente protagonizado por el destructor británico HMS Defender, que este miércoles violó la frontera rusa en el mar Negro, y afirmó que Washington y Londres "intentan provocar un conflicto".

El alto diplomático denunció que EE.UU. y Reino Unido tratan de "tergiversar" lo ocurrido, pese a los videos publicados por Rusia que recogen las conversaciones entre los guardacostas rusos y el mando de la nave británica.

"El vídeo de las conversaciones entre el mando de nuestro barco guardacostas y el mando del destructor británico difundido por el Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB) no sólo pone todos los puntos sobre las íes, sino que cierra completamente la trama con intentos malintencionados por parte de altos funcionarios de Londres y de algunos representantes de la Administración estadounidense de distorsionar la esencia de lo ocurrido", declaró Riabkov, informa TASS.

El diplomático sitúa el origen de lo ocurrido en el hecho de que Washington y Londres "niegan la realidad", al no reconocer que la península de Crimea forma parte de Rusia.

Asimismo, recalcó que Moscú recurrirá a todos los medios disponibles, incluido los militares, para defender sus fronteras, al tiempo que recordó que el caso de HMS Defender es una violación del derecho internacional.

Violación de la frontera rusa​

El buque fue avisado en un primer momento sobre el uso de armas en caso de violación de la frontera rusa, pero "no reaccionó a esta advertencia", indicó el Ministerio ruso de Defensa.


El HMS Defender abandonó las aguas rusas solo después de que un buque patrulla de guardacostas abriera fuego de advertencia y un avión de ataque Su-24M efectuara un aviso con lanzamiento de bombas en la zona a la que se dirigía el destructor.

Por su parte, el Ministerio británico de Defensa ha negado en su cuenta de Twitter que su buque fuera objeto de fuego de advertencia por parte de Rusia.

Sin embargo, un periodista de la BBC realizó una llamada a bordo del buque británico y confirmó las advertencias de los patrulleros rusos en medio del ruido generado por los aviones rusos que sobrevolaban la nave británica. El periodista Jonathan Beale indicó que, pese a las advertencias de Rusia, el HMS Defender siguió navegando por la ruta que atravesaba las aguas territoriales de Crimea –"estuvimos a menos de 12 millas e incluso vimos la costa"- antes de regresar a las aguas internacionales rumbo a Georgia.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado este jueves a los periodistas que el HMS Defender tenía "toda la razón" al navegar por las aguas alrededor de Crimea, y que la ruta era "totalmente apropiada".

Al ser preguntado sobre si el Reino Unido estaba mintiendo sobre el incidente, como lo alegó la Cancillería rusa, Johnson aseguró que esta afirmación no se corresponde con la información que tiene. "Esa no es mi información y tengo entendido que el grupo de ataque procedió de la manera que cabría esperar a través de aguas internacionales y de acuerdo con la ley", apuntó.
 
Que pasaría si por un error de interpretación efectivamente lo hunden al buque inglés,, miran para otro lado o realmente apocalipsis nuclear..
 
Ya no tienen como mentir los ingleses. Un empleado del MoD "se olvidó" papeles clasificados en una parada de colectivos...

El hecho fue organizado con premeditación semanas antes con el objetivo de desafiar a Rusia.


Documentos clasificados del Ministerio de Defensa de Reino Unido, en los que figuran detalles sobre el paso por el mar Negro del destructor británico HMS Defender, que este miércoles violó la frontera marítima rusa, así como planes sobre una posible presencia militar del Reino Unido en Afganistán, fueron encontrados esta semana por una persona detrás de una parada de autobús en Kent (Inglaterra), informan medios locales.

El Ministerio de Defensa del país dijo que un empleado informó sobre la pérdida de los documentos la semana pasada y que el organismo abrió una investigación de los hechos. En respuesta al incidente, el Ministerio dijo que "fue informado la semana pasada de un incidente en el que documentos de defensa sensibles fueron recuperados por un miembro de la población. El departamento se toma muy en serio la seguridad de la información y se ha iniciado una investigación", según The Guardian. "No sería apropiado hacer más comentarios", subrayaron desde el Ministerio.

Una persona que quiso permanecer en el anonimato, se puso en contacto con la BBC cuando encontró las 50 páginas de información clasificada, que incluyen correos electrónicos y presentaciones en PowerPoint.


La misión del HMS Defender, apodada 'Op Ditroite', fue objeto de discusiones de alto nivel hasta el lunes, según muestran los documentos, que parecen reflejar las especulaciones de funcionarios sobre la reacción de Rusia si barco navegaba cerca de Crimea.

En particular, los documentos afirman que Reino Unido decidió enviar a su destructor cerca de las costas de Crimea con el objetivo de demostrar su apoyo a Kiev y mostrar que Londres no tiene miedo a navegar por aguas que considera ucranianas.

Dos opciones​

En la presentación que menciona la BBC, Reino Unido contempló dos opciones para el paso del destructor de Odessa a Batumi. La primera fue descrita como "segura y profesional", incluido el "esquema de separación de tráfico" cerca de la costa de Crimea. Al mismo tiempo, el Ejército británico analizó varias opciones de respuesta de la Flota y la Fuerza Aérea rusas, desde "seguras y profesionales" hasta "inseguras y poco profesionales".

Esta ruta, como se señaló en la presentación, "brindará la oportunidad de interactuar con el Gobierno de Ucrania [...] en las aguas territoriales reconocidas por el Reino Unido como de Ucrania".

La segunda versión analizada sugería que el destructor pasaría lejos de Crimea, lo que evitaría la confrontación. Sin embargo, el Ministerio de Defensa temía que Moscú pudiera considerarlo como evidencia de que "Reino Unido teme o huye" y que reconoce la pertenencia de estas aguas a Rusia.

Tras valorar todas estas consideraciones, Reino Unido optó por la primera opción.
 

Noticias del Sitio

Arriba