Noticias de China


Casi un tercio de los bancos centrales planean agregar el yuan a sus activos de reserva, lo que ayudaría a la moneda china a convertirse en una parte mucho más influyente del sistema financiero mundial. Así lo revela el informe anual Global Public Investors, que se basa en una encuesta a más de 100 inversores públicos globales (administradores de reservas de bancos centrales, fondos soberanos y fondos públicos de pensiones) sobre sus estrategias de asignación de activos, enfoques de inversión y tendencias del mercado.

La encuesta, publicada este miércoles y realizada por el grupo de expertos OMFIF con sede en Londres, muestra que, pese a las diferencias entre los Gobiernos occidentales y China en el escenario global, un 30 % de los bancos centrales planean aumentar sus reservas de yuanes durante los próximos 12-24 meses, en comparación con solo el 10 % el año pasado, recoge Reuters.

La tendencia mundial al alza de la moneda china puede ser especialmente fuerte en África, donde casi la mitad de los bancos centrales planean aumentar sus reservas de yuanes.

Reducir las reservas de dólares y euros​


En marcado contraste con el yuan, el 20 % de los bancos centrales planean reducir sus reservas de dólares estadounidenses durante los próximos 12-24 meses, y el 18 % busca reducir sus arsenales de euros.

Un 14 % también tiene la intención de recortar sus tenencias de deuda soberana de la zona euro en lo que podría interpretarse como una respuesta a las tasas de interés profundamente negativas del Banco Central Europeo.

En general, el informe muestra también el impacto dramático de la pandemia de coronavirus y la perspectiva de tasas más bajas durante más tiempo, así como la aceleración de las tendencias en la diversificación, que incluyen impulsar o mantener los rendimientos o incorporar un enfoque de inversión más sostenible.
 

Imágenes satelitales muestran que China estaría construyendo un segundo campo de silos para misiles nucleares
 

La venganza se sirve en plato frío, dicen, y eso es lo que acaba de ocurrir con China Mobile, la operadora controlada por el gobierno chino, que ha reducido al mínimo la participación de la sueca Ericsson en la puesta en marcha de infraestructuras 5G en el país.

La medida no es extraña si tenemos en cuenta que Suecia ya tomó la decisión de vetar a Huawei y a ZTE de sus redes 5G. La guerra comercial que Estados Unidos (y sus socios europeos) sostienen con Huawei en este sentido ha hecho que China tome cartas en el asunto.

Ojo por ojo y todos acabaremos ciegos y sin 5G​

Estados Unidos y Europa llevan dando caña años a Huawei y a otras empresas chinas, y aunque ya hemos visto el efecto en las ventas de móviles de este fabricante, el veto se ha extendido a las infraestructuras de telecomunicaciones y a las redes 5G.

Aquí el argumento de Estados Unidos es el de siempre: si China mete su infraestructura 5G a través de Huawei, podrá espiar nuestras comunicaciones. La ironía también persiste: mientras que nunca se ha demostrado que Huawei haya espiado, lo que ha quedado claro como el agua es que Estados Unidos no paraba de espiarnos a todos (incluidos sus socios europeos).

A pesar de eso, muchos de esos socios europeos han decidido no usar la tecnología de Huawei para sus redes 5G a pesar de que la empresa es una de las pioneras en este ámbito junto a Ericsson, Nokia o ZTE.

De hecho los términos del contrato dejaron claro cómo la polarización en el ámbito de las telecomunicaciones cada vez es más evidente y separa Oriente de Occidente.

Como indicaban en The Wall Street Journal, en China Mobile invertirán 6.000 millones de dólares en infraestructura, y un 60,5% de esa inversión irá a Huawei (que en el contrato anterior se llevó un 57,7% de la inversión). El 31,2% irá ZTE y el 2,8% a otra empresa china llamada Datang Telecom Group.

Platos fríos para Ericsson y Nokia​

Nokia fue la que logró llevarse el mayor pellizco de esa inversión, pero en realidad es un pellizco casi insignificante: un 2,8%. La que se llevó el varapalo fue Ericcson, que en el anterior contrato había logrado un 11% de la inversión y que ahora ve su participación reducida la 1,9%.

Ericsson

Lo cierto es que la situación deja casi totalmente fuera de China a las empresas europeas, algo relevante si tenemos en cuenta que el despliegue 5G en el gigante asiático será extraordinario.

En julio el ministro de industria y tecnologías de la información comentó que China ya había construido 916.000 centros de conectividad 5G, lo que supone el 70% de los construidos en todo el mundo.

China espera 560 millones de suscriptores a redes 5G en 2023, un pastel enormemente jugoso que se repartirán sobre todo empresas como Huawei o ZTE. Mientras tanto Nokia y sobre todo Ericsson tienen ante sí un plato de lo más frío. Uno con la venganza servida.
 

La Fuerza de Misiles del Ejército Popular de Liberación (PLARF, por sus siglas en inglés) de China ha realizado una exitosa prueba de dos nuevos tipos de ojivas de misiles convencionales de precisión en una región desértica al noroeste del país, informa el periódico estatal chino Global Times.

El medio reportó que los proyectiles penetraron las "defensas enemigas" de varias capas a cientos de kilómetros de distancia y destruyeron el "objetivo enemigo". Sin embargo, no reveló más detalles sobre el tipo de los misiles ni la fecha de la prueba.


En junio pasado, la PLARF puso a prueba sus misiles balísticos DF-26, conocidos como 'asesinos de portaviones', para mejorar sus capacidades de ataque.

El ejercicio incluyó simulacros de ataques con 'fuego real' con varios lanzamientos de misiles y puso a prueba la capacidad de respuesta rápida de la brigada involucrada, que tuvo que mover los proyectiles entre distintas ubicaciones y prepararlos para otra tanda de disparos.

Los misiles DF-26 tienen un alcance de 4.000 kilómetros y pueden ser utilizados para llevar a cabo ataques tanto convencionales como nucleares contra blancos terrestres y navales.

 

Grulla

Colaborador
Colaborador
Este como cualquier dictadorzuelo (por mucho que se intente edulcorar la situación política y de DDHH en su país de partido único) quiere perpetuarse en el poder y no apartar sus "posaderas" del sillón presidencial, pensando que más vale malo conocido que bueno por conocer.
 

Noticias del Sitio

Arriba