La batalla por Wanat

Charly B.

Miembro del Staff
Moderador

Soldados de la 25th Infantry Division pertenecientes a la FT Bronco observan desde las alturas el poblado de Wanat. Septiembre de 2011. (Foto: PFC Zackary Root).

Introducción

A lo largo de la campaña en Afganistán, las fuerzas internacionales de la coalición (ISAF) debieron adecuar sus tácticas contrainsurgentes constantemente. Sufrirían notables reveses en manos de un elusivo pero tenaz enemigo, que había padecido una derrota inicial pero que supo reorganizarse y con el tiempo lograría hacer frente a las naciones invasoras.
Una de estas tantas acciones tendría lugar en unos de los inhóspitos valles de la provincia de Nuristán, al noreste del país, región caracterizada por lo su áspero de su terreno y por la combatividad e intransigencia de su población ante la presencia de fuerzas foráneas.
En la villa de Wanat, una fuerza conjunta de soldados afganos y de paracaidistas norteamericanos, que se encontraban a días volver a casa, sufriría un ataque mientras iniciaba la construcción de un puesto avanzado de combate.
Lo que sigue es un relato de los acontecimientos anteriores y posteriores así como la batalla misma.

Antecedentes históricos.

A lo largo de los siglos el territorio que hoy se conoce como Afganistán fue testigo de luchas tanto internas como contra invasores, lo que de alguna manera moldeó el carácter de sus habitantes, sobretodo de manera particular en la región Noreste del país.

La primera fuerza occidental que se atrevió a ingresar a las tierras de lo que hoy conocemos como Afganistán, fue el ejército de Alejandro Magno, el cual combatió a lo largo y ancho del país. En la primavera del año 372AC la campaña hacia el Hindu Kush llevaría al célebre general macedonio hasta el valle de Kunar donde combatiría contra los Aspasioi (según el griego antiguo. En sánscrito, los Ashvayanas), siendo herido de gravedad en el hombro derecho por una flecha. Los macedonios, que lucharon a lo largo del valle del río Kunar contra un obstinado enemigo tanto en ciudadelas como en las montañas, lograrían finalmente la victoria sobre esta belicosa tribu.


Esta pintura refleja el momento en que Alejandro Magno es herido cuando combatía contra los Aspasioi, en la región noreste del actual Afganistán. Los pobladores de esta zona siempre se caracterizaron por su combatividad e intransigencia, haciendo de la guerra de montaña todo un arte. (Simon de Vos)

La siguiente potencia invasora que sufriría en carne propia la dureza del terreno y de la población de Afganistán fue Inglaterra, a lo largo de lo que se conoció como el “Gran Juego” (contienda que se inició en el siglo XIX con Rusia, ya que ambas naciones pujaban por sus intereses tanto en Afganistán como enla Frontera Noroestedela India).
La primera guerra Anglo-Afgana fue entre en los años 1839-1842 y se debió a la decisión inglesa de reemplazar a quien era el gobernante en ese momento, Dost Mohamed, por el anterior que había ocupado ese puesto, Sha Shuja, del cual se pensaba era leal a los intereses británicos. Las fuerzas europeas prevalecieron en los grandes campos de batalla pero fallarían cuando tuvieron que luchar en las montañas. (La peor derrota fue en el invierno del año 1842 cuando una columna de 4.500 hombres fue aniquilada en su retirada de Kabul).
La segunda guerra Anglo-Afgana tuvo lugar entre los años 1878-1881 y se debió a que el Amir Afgano Sher Ali, se negó a recibir una misión diplomática británica luego de haber recibido una similar proveniente de Rusia. Esto llevó a una segunda invasión por parte de los británicos, que habían aprendido la lección por lo que sus tropas se encontraban mejor entrenadas y con un apoyo logístico superior. El resultado de este conflicto fue que los británicos se encargarían de manejar los asuntos exteriores de Afganistán desde 1881 hasta 1819, creando un estado tapón entre Rusia yla Indiabritánica.
En el tratado Anglo-Ruso de 1907, los rusos acordaron dejar a Afganistán fuera de su esfera de interés y que todas las relaciones Afgano-Rusas debían ser convenidas con los Británicos. A cambio, estos últimos acordaron no ocupar no anexar territorio afgano ni tampoco entrometerse en su política interna.
El último conflicto se dio en 1919, cuando los británicos repelieron fuerzas afganas en ataques e intentos de organizar revueltas en territorio Indio para luego ocupar pequeñas porciones del territorio Afgano hasta que un tratado fuese firmado meses después.
Los combates experimentados por los británicos fueron descriptos como “una guerra de montaña salvaje y cruel fuertemente reforzada por el fanatismo religioso de las tribus, y que era sumamente implacable ante un error táctico o un momento de desatención o ante la ignorancia cultural.”


Dibujo que encarna a los miembros del 66th Foot en la batalla de Maiwand, el 27 de julio de 1880. En este enfrentamiento las fuerzas británicas sufrirían una dura derrota en manos de los afganos bajo el mando de Ayub Khan.


Soldados pertenecientes al 48th Regiment avanzan por un sinuoso camino de montaña durante la 3era guerra Anglo-Afgana. Los británicos experimentarían en carne propia la dureza y violencia del combate de montaña, sufriendo duras derrotas a lo largo de todas las campañas libradas en Afganistán. (Foto: B.R. Tundan & Co. Lmtd – Del libro “Passing it On – Fighting the Pushtuns on Afghanistan’s border” del Gral. Skeen).

Pasarían varias décadas y en plena guerra fría le tocaría el turno a los soviéticos aventurarse militarmente en Afganistán. Lo harían en las vísperas dela Navidaddel año 1979 cuando tomaron el control del gobierno central luego de matar a su presidente Hafizullah Amin, para reemplazarlo por su hombre de confianza, con el objetivo de estabilizar la situación y fortalecer al ejército Afgano. Los soviéticos establecerían bases terrestres y aéreas en las principales ciudades para permitir al gobierno local (y a sus ejército.) continuar su lucha contra las Mujahideen. El plan era retirarse en uno 2-3 años luego de iniciada la campaña.
Los soviéticos ocuparían (entre otras grandes ciudades) Jalalabad y desde allí solo operarían en los principales valles de la región noreste de Afganistán con la misión de impedir el ingreso de armamento y de los Mujahideen que provenían de Pakistán, y que por esos tiempos eran apoyados clandestinamente en su lucha por varias naciones.
Muy pronto las fuerzas comunistas se encontrarían luchando una guerra de guerrilla en medio del terreno montañoso más implacable, y donde una vez más los pobladores locales serían decisivos para infligir graves daños al invasor.


Infante realizando guardia en un puesto de avanzada soviético en las montañas de Afganistán. A su izquierda se aprecia una ametralladora pesada DShK. (Foto: Internet)


Soldados montados en blindados BTRs pertenecientes al 154to Batallón de Spetsnaz son fotografiados en el momento que iniciaban su retirada de la ciudad de Jalalalabad. Incluso esta unidad de élite sufriría grandes pérdidas ante los Mujahideen de la región noreste de Afganistán. (Foto: Internet)

Más cerca en nuestro tiempo serían los talibanes los que dominaban las ciudades más importantes del país pero tenían muy poca influencia en la región noreste, en parte por la escasa infraestructura y a la cercanía con la alianza del norte; pero nuevamente eran los nuristanos, esos intransigentes habitantes de esta región, la razón principal por la cual ninguna de las fuerzas mencionadas lograra establecerse con éxito de manera permanente.

En la región Noreste de Afganistán predominan dos grupos étnicos: los nuristanos y las safi pastunes. Debido a la geografía local la mayoría de estas comunidades se encuentran aisladas por lo que las relaciones entre los diferentes grupos étnicos son harto complejas, existiendo una fuerte animosidad.
Para solucionar las usuales controversias (que son sobretodo por los escasos recursos) son los ancianos (líderes de las comunidades) los que intervienen para buscar una solución pacífica llevando a cabo un proceso tradicional llamado Shura, que es el término con el que se designa a un consejo donde los representantes de las comunidades y de las familias llevan a cabo un proceso de negociación donde la discusión es tan importante como el resultado final.
Tanto los nuristanos como los pastunes tienen diferentes códigos de conducta, que poseen complejos significados y abarcan desde normas de ética y honor hasta el perdón y la venganza.
Ambas etnias tienen reputación guerreros (los nuristanos se enorgullecen en decir que son descendiente del mismo Alejandro Magno) y pese a sus diferencias históricas no dudaron en aliarse enla Jihadpara combatir fuerzas extranjeras, como sucedió contra los soviéticos.




Operación Libertad Duradera: La coalición en Afganistán.

Con la rápida victoria conseguida sobre los talibanes en la campaña de los años 2001 y 2002, las fuerzas de la coalición se establecieron en un reducido número de bases para realizar periódicas misiones de seguridad. Por aquel entonces era Irak el escenario de mayor importancia para los aliados, por lo que la cantidad de medios en el TOE afgano se mantuvo limitado, siendo considerada la operación como economía de fuerza.

Para el 2004 quedó en evidencia que grupos guerrilleros y milicias locales, que estaban conectados con los talibanes que se habían refugiado en Pakistán, comenzaban a operar en territorio afgano, siendo su objetivo el nuevo gobierno y las fuerzas de la coalición.
La respuesta a esta amenaza fue la nueva campaña de COIN que consistiría en una expansión de las áreas de operación de la coalición, extendiéndose más al sur y al este del país. En esta nueva etapa los aliados deberían operar con las fuerzas de seguridad locales para proveer de seguridad a la población, y con los equipos de reconstrucción provinciales (Provincial Reconstruction Team - PRT) para mejorar los estándares de vida. Se intentaría crear estabilidad y ganar el apoyo de la población, con una limitada cantidad de soldados y medios disponibles.

El plan de campaña aplicado porla Fuerzade Tarea Conjunta 82 (CJTF82) que tenía a cargo entre otros al Comando Regional (CR)– Este (RC- East) era:

“En conjunto con la República Islámica de Afganistán y con las fuerzas multinacionales, el CJTF conduce operaciones de amplio espectro para interrumpir el accionar de las fuerzas insurgentes en las áreas de operaciones conjuntas y apoyar el crecimiento del gobierno y del desarrollo para construir una nación estable”

Cuando se habla de “amplio espectro”, se utiliza un término doctrinal que resulta de una combinación de operaciones ofensivas, defensivas y de estabilidad que serían ejecutadas simultáneamente por las diferentes unidades. Para ello el CJTF82 conduciría acciones a los largo de 4 líneas de operación: seguridad, gobierno, desarrollo y operaciones estratégicas de comunicación e información.
Para conseguir estos objetivos a nivel táctico, fuerzas de tipo batallón conducirían el esfuerzo de seguridad y de operaciones de combate. Los PRT, que eran de tipo mixto (civil/militar) se encargarían del desarrollo.

En el año 2007 las unidades más importantes del CJTF82 (que tenía su cuartel en la base de Bagram) eran: el 4th Brigade Combat Team (4thBCT) del la 82nd Airborne Division denominada Fuerza de Tarea (FT) Fury, siendo su área de operación el sur de CR-Este; y el 173rd Airborne Brigade Combat Team (173rd ABCT) denominado FT Bayonet y que operaba al norte del CR-Este.
Estas unidades a su vez dependían directamente de las ISAF, que eran coordinadas porla OTAN, la cual estaba a cargo del mando estratégico del teatro de operaciones en Afganistán.

El 10 de abril de 2008 el CJTF82 sería reemplazado por la plana mayor de la 101st Airborne Division, al mando del Gral. Schloesser que a su vez se haría cargo del CR-Este. Esta división poseía una vasta experiencia COIN, habiendo operado los últimos años tanto en Afganistán como en Irak.


Organización del teatro de operaciones año 2008. (Mapa modificado: Combat Studies Institute).

El plan de campaña de la nueva CJTF101 adoptaría los conceptos básicos de su antecesora, en lo que su comandante describiría como una sofisticada campaña para separar al enemigo de la población, mejorar las condiciones de vida y conectar a los afganos con su gobierno central.
Para estas tareas, y pese a los todavía escasos medios disponibles, el comando táctico decidió posicionar pequeñas unidades del tamaño de un pelotón (30/40 hombres) en una gran cantidad de bases de operaciones avanzadas (FOB) y puestos avanzados de combate (COP) a lo ancho del área de operación donde se verían envueltas en constantes escaramuzas con los insurgentes.
Debido a las amenazas y a las cambiantes condiciones, los comandantes dela CJTF101 rotarían continuamente sus fuerzas de combate y la ubicación de sus COPs, respondiendo a las variaciones que se daban en la situación táctica.

Operaciones en el CR-Este: Kunar y Nuristán.

Ya en el año 2007, en unas instrucciones a nivel comando, se había identificado a las provincias de Nuristán y Kunar como “amenaza frecuente” y “ambiente peligroso” respectivamente.
Debido a su aislamiento y a la intransigencia de la población, esta zona no atrajo la atención directa de la coalición, que decidió no establecer una presencia constante optando por realizar incursiones de tipo comando contra objetivos de alto valor. Entre 2003 y 2004 fuerzas especiales se establecerían en pequeñas bases, siendo bien vistos por la población local, por lo que se le agregaría una compañía de marines del USMC para el 2005.
Esta escalada de tropas se debió al ser evidente que la zona era un santuario natural para los insurgentes y para diferentes organizaciones terroristas y criminales. Según palabras de un operador especial “la zona era una plaza fuerte para los insurgentes, por lo remoto y por su fácil acceso a Pakistán y a los campos de refugiados”.

Quedaría claramente demostrado lo complicado que era de operar en esta región cuando se llevó a cabo la operación Red Wings, donde un pequeño equipo de operadores SEAL vio su misión comprometida al ser descubierta su posición, siendo aferrados y casi aniquilados por los insurgentes. Mientras esto ocurría, un MH-47 del 160th SOAR transportando operadores especiales y que se dirigía para auxiliar a los SEALs, sería derribado por un RPG, causando la muerte de sus 16 ocupantes. El único sobreviviente de esta incursión sería el HC 2nd class (SEAL) M. Lutrell.


Marines de la E Co. del 2nd Batallion perteneciente al 3rd Marine Regiment ocupan sus posiciones en Camp Blessing luego de recibir fuego indirecto. Camp Blessing sería establecido de forma conjunta con fuerzas especiales del ejército norteamericano, en un intento por controlar la región noreste de Afganistán. (Foto: Sgt. Robert M. Storm, 2nd Batallion, 3rd Marines).


Restos del MH-47D indicativo “Turbine 33” perteneciente al 160th SOAR que fuera derribado durante la operación Red Wings, en el valle de Korengal. Todos sus ocupantes fallecerían en el incidente. (Foto: Gator504 - Flickr)

En el año 2006 la necesidad de una mayor presencia de la coalición se hizo más que notoria, por lo que para reemplazar al contingente del USMC se designó al 1st Batallion del 32nd IN perteneciente al 3rd BCT de la 10th Mountain Division, que se conocería como FT Spartan. Esta fuerza establecería diferentes COPs a los largo del valle del Río Pech, y en dos valles en especial: Korengal al sur y Waigal al norte. Ambos eran considerados santuarios para los insurgentes, por lo que la presencia de fuerzas de la coalición era de suma importancia.

El 1er batallón optaría por un plan de haría énfasis en 3 acciones críticas: 1) Separar al enemigo de la población; 2) Proveer seguridad a los habitantes y ganar su apoyo cubriendo sus necesidades con planes de reconstrucción y mejor gobierno y 3) Transformar el entorno con caminos, comercio y la extensión del gobierno afgano para que los insurgentes encuentren menos medios de supervivencia.

Atento siempre a la limitada cantidad de medios disponibles y en parte debido al tamaño del área de operaciones (AO), el comandante dela FTSpartan, Crnl. J Nicholson optó por focalizarse en aquellos distritos y comunidades que tuvieran conexión terrestre a grandes centros poblacionales, donde se intentaría crear “burbujas de seguridad” para iniciar sus esfuerzos junto con el Ejército Nacional Afgano (ENA)

“La llave del éxito en Kunar y Nuristán son simples…salir de las grandes FOBs y establecer puestos de avanzada localizados junto a la población…las unidades deben vivir junto a ella día a día para ser más efectivas.”

La FTSpartanllamaría a esta estrategia de COIN “Línea de tinta”, con la cual intentaría conectar las zonas rurales más alejadas por medio de la construcción de nuevos caminos. Esta misión implicaría un gran esfuerzo logístico debido al terreno, a la amenaza de IEDs y a la escasa disponibilidad de helicópteros, los cuales se veían aún más limitados por las condiciones geográficas y climatológicas de la zona.

Cercano a la ciudad de Nangalam se establecería el cuartel del batallón, conocido como Camp Blessing y el cual se utilizaría como base principal para establecer y apoyar a los dos COPs en el valle de Waigal: COP Ranch House, cerca de la villa de Aranas y COP Bella próximo a la villa homónima.
Estos nuevos puestos ejercerían presión directa sobre las rutas de infiltración y exfiltración de los insurgentes, y mantenerlos operativos era de suma importancia debido a la considerable presencia de guerrilleros y de diferentes organizaciones terroristas y criminales. Estas fuerzas inicialmente no atacarían directamente ala FTSpartan, con la excepción de una emboscada el 11 de agosto de 2006, donde 3 integrantes dela Cia.Bserían muertos en una patrulla entre Bella y Aranas.

El primer contacto con Wanat sería en septiembre de 2006 cuando se decidió reemplazar unos puentes sobre el río Waigal, con el fin de mejorar el transporte terrestre. Para esta tarea, una fuerza combinada de ingenieros dela Cia.A.del 27th Engineer Batallion, miembros dela Cia.Bdel 32nd Infantry Regiment y del ENA serían trasladados a Wanat con sus herramientas y materiales.

La construcción de los puentes fue popular entre la comunidad ya que mejoraría las comunicaciones y por ende el comercio, impulsando la economía del poblado y su estatus político.
La presencia de las tropas norteamericanas fue bien vista, ya que proveyeron de trabajo a los pobladores locales al contratar mano de obra para la construcción, y al realizar compras en el mercado local.
Para octubre los puentes estarían finalizados, indicando la retirada de las tropas de la coalición, dejando un pequeño destacamento dela Policía NacionalAfgana (PNA)

Pese a las obras realizadas, el valle de Waigal seguiría siendo un terreno peligroso para la coalición, quedando demostrado con los constantes ataques con fuego indirecto y escaramuzas diarias, llegando a su punto más alto cuando el comandante dela Cia.By dos soldados fueran muertos por acción de un IED.
Con la llegada del invierno, las actividades de los insurgentes se verían disminuidas, así como también se acercaba la partida dela FTSpartan, cuyos soldados creían haber realizado un leve progreso en la zona. Uno de ellos diría:

“Me gustaba Wanat. La gente era siempre buena con nosotros, siempre nos avisaba cuando existía peligro…La clave fue la relación iniciada por los ingenieros y la construcción del puente. Ellos eran buenos con la población y esta los tomó como hermanos. Hicieron al lugar más seguro…”

El 173rd ABCT en Afganistán.

Para mayo de 2007la FT Spartan partía de Afganistán luego de 15 meses de despliegue (3 meses más de lo previsto), siendo reemplazada por el 173rd ABCT, cuyos paracaidistas eran mejor conocidos como Tien Bien o soldados del cielo.
Esta joven unidad conocida como La Roca, en honor a la roca de Corregidor, había sido creada en 1963 para servir como fuerza de despliegue rápido (FDR) en la región del Pacífico, y tendría su bautismo de fuego en Vietnam donde el 2do batallón del 503rd Regiment (Airborne) llevaría a cabo el único lanzamiento de combate de la guerra.
Desactivada la unidad en 1972, renacería con la expansión del batallón aerotransportado en Vicenza, Italia, siendo llevada al nivel de Brigada.

Entraría nuevamente en acción en el año 2003, tomando parte en el conflicto de Irak al realizar un salto de combate sobre Kurdistán abriendo de esta forma el frente norte. También vería combate en Afganistán, entre los años 2005 y 2006, para luego sufrir una reorganización que la introduciría en los nuevos equipos de combate modulares que estaba adoptando el US Army. Una vez finalizado este proceso su próximo destino planeado era Irak, pero el Departamento de Defensa decidió en febrero de 2007 que su destino finalmente fuese Afganistán.

Al momento de tomarse esta decisión, la unidad se encontraba entrenando en Alemania, en Grafenwhör y en Hohenfels, en tácticas de combate urbano y convoy por lo que ante el anuncio del nuevo destino debieron cambiarlas por las de guerra de montaña. Pese a ello, los ejercicios de práctica de misión continuaron a cargo de los oficiales más jóvenes y de sus subordinados, ya que la plana mayor había partido hacia Afganistán para realizar una inspección pre-despliegue de los lugares donde deberían operar.
El tiempo disponible sería muy escaso para realizar una familiarización cultural de la zona, así como también para una instrucción dedicada al lenguaje, y mucho menos para preparación física o técnica de combate de montaña. Sería una dura e improvisada forma de ir al combate.

Una vez en Afganistán, los mandos de la 173rd ABCT trabajaron conjuntamente conla FT Spartan, quedando impresionados con las tácticas de COIN que habían adoptada. A nivel operacional, el Oficial al Mando (CO) Coronel Preysler, utilizaría los objetivos y metodología del CJTF82, y a nivel táctico los empleados porla FTSpartan.

Sin embrago algunos oficiales de los paracaidistas tenían sus reservas respecto a algunas decisiones tomadas por la FT Spartan, en particular la extrema dispersión de tropas en pequeños y aislados COPs. El oficial de inteligencia percibía “que se había ido muy lejos y muy rápido” al establecer puestos que eran difíciles de abastecer y de asegurar.
Para el verano de 2007 líderes del 2nd Batallion del 503rd IN (Airborne)(2-503 IN) y del 173rd ABCT contemplaron el cierre de alguna de estas bases incluidas las dos en el valle Waigal.

Una vez en el TOE, el 173rd ABCT se vería aumentado con fuerzas adicionales que el CJTF82 tenía a su disposición pasándose a denominar a esta organización FT Bayonet y establecería su cuartel en la base de Jalalabad denominada FOB Fenty.
Uno de sus batallones de infantería orgánicos, el 1st Batallion del 503rd IN (Airborne)(1-503 IN) sería destacado durante todo el despliegue ala FTFuryque estaba compuesta por elementos del 4th BCT de la 82da Airborne Division, y luego pasaría a su predecesor, el 4th BCT de la 101st Airborne Division que se denominó FT Currahee, dejando de esta manera ala FT Bayonet con 5 batallones de todo tipo:
Tres como elementos de combate, que eran el 2nd Batallion del 503rd IN (Airborne)(2-503 IN), el 1st Squadron del 91st Cavalry Regiment (91st CAV) organizado como escuadrón de reconocimiento, vigilancia y adquisición de blancos, y el 4th Batallion del 319th Field Artillery Regiment, parcialmente reorganizado como unidad de infantería.
Los otros elementos tipo batallón eran unidades de soporte basadas enla FOBFenty: 173rd Special Troop Batallion y el 173rd Support Batallion.


Área de Operaciones de la FT Bayonet en julio de 2008. (Mapa modificado: Combat Studies Institute).

El soporte aéreo era proporcionado porla FT Out Front basada en el 2nd Squadron del 17th CAV (Air Cav) perteneciente a la 101st Airborne Division. El escuadrón disponía de 14 helicópteros de reconocimiento OH-58D Kiowa Warrior, una compañía a menos de helicópteros de ataque con 6 AH-64D Apache, un pelotón de CH-47D Chinook (4), un destacamento de evacuación sanitaria compuesto por 3 equipos médicos y 3 HH-60 en configuración ambulancia, un pelotón de asalto con 6 UH-60L Blackhawk, un destacamento de UAVs con 4 MQ-5B Hunter y un destacamento Pathfinder.

La FT Out Front, al igual que otras unidades del US Army a lo largo del TOE de Afganistán, operaban al límite de sus capacidades. El escuadrón debía cubrir el AO del batallón que consistía en cuatro provincias (Nangarahr, Laghman, Nuristan y Kunar). El terreno, por sus características, limitaba las operaciones, viéndose afectados sobre todo los OH-58D que debían limitarse a operar en los valles por debajo de los 5.000 pies, por lo que les era imposible brindar apoyo en el valle del río Kunar.
Para contingencias se disponía de 6 AH-64D, y que con dos máquinas en alerta las 24hs, constituíanla FDR de la FT.
Pero los daños de batalla y las fallas mecánicas inevitables tornaban aún más difíciles las limitaciones de operar con solo 6 helicópteros de ataque en una inmensa área geográfica.


OH-58Ds Kiowa Warriors pertenecientes a la FT Out Front, en la FOB Fenty. Estos helicópteros eran los más numerosos en la FT pero operaban al límite en zonas de más de 5.000 pies, por lo que no eran aptos para prestar apoyo a las unidades desplegadas en el valle de Waigal. (Foto: Defense Images).

La FT Bayonet recibiría con alivio la noticia de que en marzo de 2008 el 3rd Batallion del 103rd Armor dela GuardiaNacionalde Pennsylvania le sería agregado, siendo destinado a la provincia de Laghman, por lo que la cantidad de hombres disponibles se elevaba a 3.000 para controlar un AO de 38.850 km2 con 2 millones de habitantes.

A estos elementos de combate y soporte mencionados se les sumaban los Equipos de Reconstrucción Provincial (ERP) que constituían elemento claves en la campaña dela FT Bayonet, proveyendo los fondos y las gestiones necesarias para las tareas de apoyo a la población y para las obras de reconstrucción.

La FTdependía fuertemente de sus elementos de maniobra, particularmente del 2-503 IN, que tenía como responsabilidad la mayor parte de la provincia de Kunar y la parte central de Nuristán. Su misión era asegurar el valle del río Pech y al mismo tiempo fomentar la seguridad y desarrollo en los valles adyacentes (Watapor, Korengal y Waigal) que corren como pequeños capilares de la arteria principal que el es Pech. Sería una ardua tarea para el 2dn Batallion que recibiría el nombre de FT Rock.
El AO de la FT Rock era vasto y montañoso, consistiendo en 3.700 Km2 que estaban habitados por 525.000 personas divididos en 10 grupos etno-linguísticos.

Debido a la imposibilidad de tener una presencia importante a lo ancho del AO, el oficial al mando del 2-503rd IN, Tnt Crnl. Ostulnd se enfocó en el valle del río Pech y en sus valles adyacentes más importantes. En ellos, pequeñas fracciones ocuparon y construyeron COPs a partir de los cuales podrían llevar a cabo sus tareas de apoyo, reconstrucción y COIN.

El comando y control (C2) de esta AO era por más difícil debido a las siempre presentes características del terreno, a las distancias entre las bases y a la escasez de caminos, lo que aumentaba de manera considerable la amenaza de IEDs y emboscadas. Por estas razones los comandantes a nivel batallón y compañía debían operar de manera descentralizada. Esto significaba que tendrían que tomar decisiones diarias sobre que COP o unidad visitar o con que líder afganos reunirse, etc.
Las tareas de C2 se agravaban en momentos de crisis ya que la falta de transporte y seguridad no permitía a los comandantes presentarse de inmediato para supervisar las acciones en muchos casos, por lo que el comando se realizaba vía radioeléctrica y por medios digitales. Este tipo de ejercicio de mando y control descentralizado no era lo óptimo pero era integral a la campaña COIN que se estaba llevando acabo.

FT Rock: Despliegue en el AO

La FT Rock se focalizaría en dos áreas, repartiendo lo mejor posible las fuerzas que tenía a su disposición.
La primera de estas zonas era el valle del río Pech, que sería responsabilidad dela Cia.A(Able). Para esta tarea disponía de tres pelotones que ocuparían distintos COPs heredados de la 10th Mountain Division, y que se extendían desde Camp Blessing hasta la capital provincial, la ciudad de Asadabad.
La compañía consolidaría su base en el valle Watapor, en el COP Honaker-Miracle, a partir del cual además de proveer seguridad, apoyaría y aseguraría la construcción del camino del valle del río Pech, que garantizaría de una vez por toda la comunicación entre Asadabad y Camp Blessing.

Otra zona que se consideraba clave para el esfuerzo de desarrollo y COIN era el valle de Korengal, al sur del valle Pech.
Debido a la gran actividad insurgente, fue necesario ubicar ala Cia.B(Battle) completa en el valle, la cual ocuparía varios COPs y construiría con miembros de su 2do y 3er pelotón el Puesto de Observación (PO) Restrepo, el cual se ubicaría en terreno que era utilizado por los insurgentes para atacar diariamente a las posiciones amigas. Con este PO la compañía B se aseguraba las tierras altas, proveyendo mejor seguridad al COP Korengal y a la FB Phoenix.
Para graficar la actividad insurgente en este sector, la plana mayor dela FT Rock, luego de realizar diferentes comparaciones, concluyó que el 40% de los contactos con el enemigo (TICs) de todo el batallón tuvieron lugar en el valle de Korengal.

La Cia.D(Destined), que disponía de 3 pelotones reforzados con uno más dela Cia.C(Chosen), operaría a lo largo del río Kunar, incluido el valle de Chawkay, al noroeste de río.
La Cia.C(Chosen), que disponía de dos pelotones más un pelotón antitanque dela Cia.Dtendría como AO el valle de Waigal, el distrito de Chapa Dara, la zona alrededor de Camp Blessing y el valle de Shurkay.
Uno de sus pelotones funcionaba como FDR en Camp Blessing, mientras que el pelotón restante ocupaba diferentes COPs en el valle de Waigal. (El pelotón antitanque dela Cia.Dsería destinado al COP Michigan, sobre el río Pech).

Ala FT Rock(1000 hombres) se le agregaban unos 400 marines del USMC que pertenecían a los equipos de entrenamientos asignados a las diferentes fuerzas afganas (Embedded Training Teams - ETTs) que para el año 2008 ascendían a unos 2500 hombres entre en ENA, la PNA y las GSA (Guardia de Seguridad Afgana)
A simple vista quedaba claro que las fuerzas de seguridad eran aún escasas, ya que el promedio era de 6 soldados/policias por cada 1000 habitantes, habiendo sugerido estudios previos que la proporción ideal para lograr el objetivo de COIN debería ser de 13 soldados cada 1000 habitantes.


Área de Operaciones de la Fuerza de Tarea Rock. (Mapa modificado: Google Earth).


Soldado del Ejército Nacional Afgano (ENA) del 3er Kandak de la 3ra Brigada Blindada junto a un marine perteneciente a un Embedded Training Team (ETT). Estos equipos reducidos de marines tienen como propósito asesorar y proveer apoyo a las fuerzas nacionales afganas que operan a lo largo del país. (Foto: Internet).

El mando del a FT Rock basó su plan de operación en “separar, estabilizar y comprometer”. Separar hacía referencia a identificar a los insurgentes como una amenaza directa para la seguridad y para el progreso de la región utilizando para ello información, negociación y la construcción de relaciones con los líderes locales.
Estabilizar consistiría en que tanto fuerzas afganas como de la coalición alejaran a los insurgentes de la población, realizando tanto operaciones letales como no letales. En esta etapa, líderes afganos y coalición llegarían a ser aliados, permitiendo iniciar los proyectos de reconstrucción.
Por último, comprometer, cuyo objetivo era aumentar e incentivar las conexiones entre los locales y el gobierno central.

En palabras del CO dela FT Rock:

“Serían las operaciones no letales (reconstrucción) las armas más efectivas contra la insurgencia, pero a su vez las más difíciles de usar debido que involucraban a varias organizaciones, incluido el alto mando que controlaba las partidas de dinero y el progreso de los diferentes programas de reconstrucción”

El CO expresaría su descontento y frustración con la lentitud que avanzaba los diferentes esfuerzos de reconstrucción en comparación con la rapidez que disponían a la hora de utilizar medios de fuego indirecto y de apoyo aéreo cercano (CAS).

“Millones de dólares en munición – No se hacían preguntas; Miles para reconstrucción – Varias preguntas y días, semanas”.

El fuego indiscriminado del CAS en zonas habitadas ha sido extremadamente dañino para los esfuerzos COIN, sobretodo en una región donde predominan ciertas raíces culturales que favorecen a la venganza y que tiene cero tolerancia con los insultos y los daños colaterales.

Para las operaciones no letalesla FT Rock disponía de los ERPs, que harían hincapié en la construcción de caminos, puentes, clínicas, escuelas y otros edificios gubernamentales.
Un comandante dela USNavyafirmaría:

“Lo hemos visto en todos lados cada vez que construimos caminos y puentes en estos valles, las economías locales simplemente florecen, permitiendo a la población salir de la situación de subsistencia, donde son vulnerables a la influencia insurgente…”

Uno de los objetivos claves para el esfuerzo de reconstrucción sería el valle de Waigal, donde la población disponía de escasos medios de comunicación y la presencia de insurgentes era aún importante.
El plan era convertir a Wanat en un distrito central, construir un nuevo camino a los largo del valle para permitir que la población se beneficie del progreso económico que se vivía en el valle del río Pech.

Las fuerzas Insurgentes.

Son varios los grupos armados presentes en Afganistán. Más específicamente, en la región de Nuristán y Kunar, uno de los más importantes es el Hizb-i-islami-Gulbuddin (HiG), que nació como una organización fundamentalista para hacer frente a las fuerzas soviéticas en los años ’80, recibiendo gran influencia del ISI paquistaní. También se encuentran otras fracciones islámicas, algunas de las cuales tienen sus orígenes con los Mujahedeen y otras más cercanas a los talibanes y a al-Qaeda. Algunas más radicales están conectadas con Lashkar-e-Tayyiba, de origen paquistaní y que sería conocida por llevar a cabo los ataques terroristas enla India.
A estas organizaciones fundamentalistas y terroristas se le agregan diferentes cárteles y sindicatos que no quieren ver controladas ni gravadas con impuestos sus producciones de opio, gemas y madera.

Al noroeste de Afganistán se identifican 3 tipos de insurgentes:
1) Guerrilla local: Son habitantes de la misma región o jóvenes que son reclutados en las Madrassas o campos de refugiados en Pakistán. Por lo general son pobres, analfabetos y desempleados, siendo utilizados como peones recibiendo escasa formación militar. Sus razones para luchar pueden ser económicas, para vivir la experiencia del combate o para ganar reputación en sus comunidades.
Usualmente no se encuentran ideológicamente motivados y es posible alejarlos de los insurgentes otorgándoles trabajo y ayuda económica. Provocando su ausencia entre otras fuerzas insurgentes genera cierta degradación en sus operaciones, sobre todo en tareas de transporte y en aquellas que requieren esfuerzo físico.

2) Combatientes arraigados del HiG, de grupos fundamentalistas y distintas fracciones criminales: Estos insurgentes cuentan generalmente con vasta experiencia, son competentes, están bien entrenados y provistos con equipos militares modernos que usualmente capturan de las fuerzas de la coalición (Ej: NODs obtenidos del MH-47 derribado durantela Op.RedWings) o que obtienen por sus propios medios.
Estos combatientes están altamente motivados, ya sea por su ideología religiosa o por sus interese económicos. Siendo originarios de la zona, ven facilitada su operatividad al conocer la lengua, el terreno y la cultura local.

3) Y por último encontramos a los fundamentalistas islámicos acérrimos, como los talibanes y al-Qaeda, que son considerados transnacionales. Usualmente sus integrantes son extranjeros que provienen de diferentes naciones árabes como Arabia Saudita o Yemen o de regiones islámicas con disgusto por lo occidental, como Chechenia o el oeste de China. En su mayoría son dedicados y poseen considerable experiencia en combate.
Altamente entrenados, bien armados y competentes, suelen estar provistos con equipos modernos ya que disponen de grandes recursos financieros, con los que también logran influenciar a los insurgentes locales.
Al ser absolutamente fervientes y fanáticos con su causa, estos combatientes no pueden ser influenciados o impresionados, por lo que se los debe combatir directamente.

Lo llamativo de estos grupos es que pese a operar en la misma zona, muy pocas veces colaboran entre sí, dejando entrever que existe entre ellos cierto carácter competitivo.

Fin 1era parte.
 

Charly B.

Miembro del Staff
Moderador
2da Parte.

La compañía Chosen en el valle de Waigal

Habiendo conseguido una fuerte reputación de sus despliegues anteriores, la compañía C (Chosen) sería conocida por sus miembros como The Punisher, adoptando la característica calavera del personaje de cómic, ya que en ella operaban unos “pocos elegidos” y cuya misión era “la de un soldado solitario que era lo único que se oponía entre el mal y la comunidad, dispuesto a hacer las tareas que nadie quiere hacer y eliminando a los malos” (el lema del personaje The Punisher).
A lo largo del despliegue, la compañía ocupó los dos COPs del valle de Waigal: COP Ranch House en Aranas y COP Bella, destinando en cada uno de ellos medio pelotón reforzados con miembros del ENA y de la GSA, mientras que el pelotón restante se mantenía como FDR en Camp Blessing. Esta tarea se rotaba periódicamente.

La compañía sufriría a lo largo de su despliegue la ya mencionada economía de fuerza, que limitó de sobremanera al CO de la Cia. Capt. Myer. Su misión principal sería la de asegurar los dos COPs y por medio de estos alejar a los insurgentes de las comunidades locales.

Los primeros meses en el valle fueron relativamente tranquilos, con pocos contactos con el enemigo, pero la situación cambiaría cuando el Capt. Myer relevó de su cargo al jefe de la GSA en COP Ranch House por corrupción. Los efectos no tardarían en llegar.
El 22 de agosto de 2007 por la madrugada, una fuerza de aproximadamente 60 insurgentes atacaría las posiciones del COP Ranch House con barreras de RPGs y fuego de ametralladora, logrando abrir una brecha en sus líneas defensivas debido al prematuro repliegue de la GSA que poco podía hacer.
El enemigo estaba tan cerca que el equipo de morteros del pelotón tenía que hacer las descargas casi verticalmente para detener su avance. Incluso se llegó a situaciones límite, como la del Specialist Deloria, que una vez rebasada su posición y sin armamento, tomó una piedra con la idea de por lo menos para morir defendiendo la posición.
Apoyados por persistentes misiones de CAS, los paracaidistas lograrían expulsar a los insurgentes pero pagando un alto costo ya que resultarían heridos 11 de sus 25 hombres, mientras que el ENA y la GSA sufrirían una baja mortal cada uno.

Debido a la vulnerabilidad del COP sumado al escaso contacto que se tenía con la población de Aranas y a lo complicado de su abastecimiento, el mando de la FT decidió cerrarlo en octubre, cumpliendo con lo anteriormente previsto (cerrar los dos COPs).


Soldado perteneciente a la 10th Mountain Division patrulla un sendero en las proximidades del poblado de Aranas. La FT Rock heredó de su predecesora varios COPs, algunos de los cuales (entre ellos COP Ranch House – Aranas) debieron ser cerrados debido a que eran muy vulnerables a ataques enemigos. (Foto: Spc. Eric P. Jungels Jr, US Army).


Soldados del 173rd Airborne Regiment se aproximan al poblado de Bella acompañados de un intérprete afgano. Al igual que Aranas, el COP próximo a este poblado sería cerrado debido a la dificultad que representaba mantenerlo abastecido. (Foto: Defense Imagery).


Dos CH-47 Chinook de la 82nd Combat Aviation Brigade, 82nd Airborne Division se preparan para despegar desde Camp Blessing. Esta instalación era clave para mantener abastecidos y reforzar, llegado el caso, a los puestos de avanzada establecidos en el valle de Waigal. (Foto: SSG Isaac A. Graham).

Pese a lograr un acuerdo con los líderes locales, el valle de Waigal continuó siendo un territorio peligroso para la coalición. El 9 de noviembre el 1er pelotón de la compañía C fue emboscado cuando regresaba de una Shura en Aranas. En ella perecerían el líder del pelotón junto con 4 paracaidistas además de un marine del ETT y dos soldados del ENA. Otros 8 norteamericanos y 3 afganos serían heridos.
Para el oficial de inteligencia de la FT, Capt. Pry “el enemigo no siempre era efectivo, pero la amenaza siempre estaba presente”.

La misma situación se daba en el COP Bella, donde interceptaciones de radio daban a conocer que la posición estaba bajo constante vigilancia por parte de los insurgentes. Esta amenaza limitaba el contacto con la población, que se veía reducida a las Shuras entre los ancianos del poblado y los oficiales, logrando pocos avances.

Para el Capt. Myer:

“Nuestro objetivo era vivir con la población, algo que no pudo darse en el valle de Waigal, donde los paracaidistas tenían escasa interacción con los locales… No existía una intención de acercamiento, por ninguna de las partes, así como tampoco lo hacíamos con el ENA a excepción de la que realizaban los ETTs del USMC…”

“En Bella existía una gran amenaza, pero era poco lo que la coalición podía hacer debido a la escasez de medios para recolección de datos, alas rotativas o CAS. Muy pocos medios para la cantidad de problemas en la AO”

El CO del batallón, Tnt. Crnl. Preysler, diría sobre el valle de Waigal:

“Fue el reto más grande de todos, y no importara lo que hiciéramos, no lográbamos resultados, no éramos efectivos. … Las operaciones de información son todavía una gran debilidad, nuestro punto débil de la campaña… Necesitábamos mucha mas ayuda…la falta de sofisticación, la imposibilidad de razonar con la gente es frustrante porque no entendemos la cultura. La única solución es traer a los afganos y que ellos realicen las operaciones de información…Esto es un arte y es necesario estudiarla para ser efectivos…”

Para el Crnl. Ostlund era la falta da caminos entre Camp Blessing y los demás COPs y comunidades la falla más grande, ya que no podían tener una presencia constante y por lo tanto fallaban en el plan de “separar, estabilizar y comprometer”. Y a esta situación se le sumaba el aumento de la frustración que sentían los miembros de las Fuerzas de Tareas, al percibir que pese a los esfuerzos realizados, a los planes de reconstrucción y ayuda que proveían a la población, esta mostraba escasos signos de gratitud.

La situación se degradaría aun más cuando el 2do pelotón sufriera la muerte de su jefe, el Sgt. Kahler. Luego de realizar una patrulla por la madrugada, para inspeccionar las posiciones de la GSA, el sargento recibiría una descarga mortal por parte de uno de los guardias afganos. El hecho se clasificaría como accidental, pero entre los miembros del 2do pelotón era claro que no había sido así. La poca confianza que se le tenía a la GSAdesaparecería luego de este incidente.

La situación del COP Bella no mejoraría durante el otoño-invierno, época en la que usualmente la actividad de los insurgentes disminuye considerablemente, recibiendo constantes ataques además de verse aún más complicado su reabastecimiento debido a las condiciones climáticas.
Nuevamente, y como ya había ocurrido a inicio del 2007, surgió la idea de trasladar el COP Bella más hacia el sur, al poblado de Wanat, luego de que el comandante del CJTF101 visitara el puesto: “Estaba preocupado, sobretodo por Bella. Era allí donde todo indicaba que los insurgentes se estaban agrupando.”


Miembros de las Policía Nacional Afgana (PNA) y soldados de la C Company, 2nd Batallion, 503rd Infantry Regiment (Airborne) reciben las últimas indicaciones antes de realizar una patrulla conjunta desde Camp Blessing. Pese a los esfuerzos realizados, las fuerzas norteamericanas nunca terminaron de confiar en las capacidades de las fuerzas de seguridad locales. (Foto: SSG Marcus J. Quarterman).


Miembros del 2nd Btallion, 503rd Infantry Regiment alistan una cinta de munición para la ametralladora M-240 mientras en Sgt. Kahler observa los alrededores atentamente. La muerte de este último sería un duro golpe para su unidad. Bautizarían al futuro COP que se construiría en Wanat en su honor. (Foto: Defense Images).


COP Bella. Claramente se puede apreciar su disposición, rodeado por altas montañas, por lo que resultaba muy vulnerable, sobre todo para los helicópteros que debían reabastecerlo. (Foto: Blog Onliviolence).

El curso de acción para evacuar COP Bella y establecer uno nuevo lo iniciaría la plana mayor de la FT Bayonet en marzo de 2008. Las labores iniciarían con un reconocimiento de la zona que sería realizado por los ingenieros de la brigada. Una vez finalizado, realizarían una lista de los requerimientos para emplazar el nuevo COP en Wanat.
El objetivo inicial era iniciar las obras el 1ero de junio, pero debido a la escasez de medios la construcción se pospondría para julio. Si todo marchaba de acuerdo a los planes establecidos el nuevo puesto estaría listo en 8 semanas.

Wanat significaba un nuevo desafío para la FT Rock en el valle de Waigal. Las ventajas con respecto a Bella eran que se encontraba más próxima a las fuerzas de la coalición y del ENA, además de que el pueblo era el distrito central de Waigal, contando con un cuartel de la PNA. También se verían beneficiados por la existencia de un camino pavimentado casi en su totalidad que conectaba al poblado con Camp Blessing y con la ciudad de Nangalam.
Pero los planes se verían interrumpidos una ves que la FT hizo evidente su interés por instalarse en Wanat. El primer problema era obtener el permiso de los líderes locales para ocupar el terreno en el pueblo, para lo cual se debía llegar a un acuerdo económico entre el propietario de las tierras y el equipo de contingencia para apoyo inmobiliario a los fines de garantizar un resarcimiento económico por el uso que se les iba a dar a las tierras.

En las Shuras llevadas a cabo en los meses de abril y mayo, los líderes locales dejaron entrever que preferían que la coalición ocupase los terrenos sin negociación previa a los fines de resguardarse de cualquier retaliación que los insurgentes pudieran tomar contra ellos por colaborar con las tropas extranjeras, dejando espacio para incluso acusarlos de que ellos no habían podido defenderlos.
Pero en los cónclaves, los ancianos del poblado dieron claras muestras de rechazo hacia los oficiales de la FT presentes al no querer compartir con ellos el almuerzo, en una clara violación de las tradiciones locales, y considerada un insulto. Para colmo de males el convoy que regresaba a Camp Blessing luego de la infructuosa reunión fue emboscado siendo heridos de gravedad dos paracaidistas.

Sin embargo la extremadamente complicada situación de Bella obligaría a la FT a seguir con el plan de establecerse en Wanat, para lo cual se designó al 2do pelotón al mando del Tnte.1ero Brostrom para llevar la tarea adelante.
Pese a faltar semanas para el fin del despliegue, los paracaidistas de la compañía C eran los indicados para llevar acabo la construcción del nuevo COP siendo la unidad mejor preparada y la con más experiencia en esa región de Afganistán. Además se quería evitar que la construcción del COP la realizase la unidad que fuese a reemplazar ala FT Rock debido a que se encontrarían en un terreno totalmente desconocido y en un ambiente hostil. Los paracaidistas de la compañía Chosen conocían como peleaban los insurgentes, sus tácticas y como preferían emplear sus armas. Guardaban un serio respeto por su enemigo, al que consideraban como un adversario duro, determinado, comprometido y habilidoso.
Las FTs Bayonet y Rock tendrían una última y dura prueba andes de regresar a casa.

El incidente en Bella y sus consecuencias.

A principios del mes de julio, cuando los planes para evacuar Bella proseguían, informes de inteligencias alertaron sobre la presencia de un gran número de insurgentes dispuestos a realizar un ataque contra las fuerza de la coalición que ocupaban el COP en Bella.Entre el 3 y 4 de julio las posiciones de los paracaidistas y del ENA recibirían una serie de ataques de mortero, ocasionando algunas bajas. Para contrarrestar en fuego enemigo, y luego de haber localizado las posiciones enemigas por medio de un UAV, serían enviados dos AH-64 Apache para atacarlas.
Una vez en la zona, los helicópteros destruirían dos camionetas que estaban huyendo de la zona y que supuestamente eran conducidas por insurgentes. Luego del ataque, el fuego de morteros cesaría.

Pero lo que parecía una victoria sobre los insurgentes (con varias bajas confirmadas e incluso con su líder Mulla Osman herido) pronto se transformó en una nueva controversia al descubrirse que entre las víctimas había varios civiles, presumiblemente usados como escudos humanos.
Pese a las pruebas con las que contaban los mandos del CJTF101 para aseverar que el blanco del ataque de los apache había sido legítimo (imágenes de UAV y exámenes forenses), terminarían por reconocer que también se había provocado la pérdida de vidas inocentes. En una nueva falla en operaciones de información, la plana mayor cometió el error de no explicar bien lo sucedido ni en dar sus perdones y condolencias a los familiares de los fallecidos, lo que sería aprovechado por la propaganda insurgente.
El impacto de este incidente tendría efecto directo en la población local, siendo esta más permeable a la influencia de los militantes.

“El ataque ciertamente cambió los sentimientos de la población hacia las fuerzas de la coalición, dado que mataron a aquellas mismas personas que habían provisto ayuda y cooperado previamente.”

La FT Rock intentaría mitigar los efectos de los ataques, pero en la primera Shura de la que el Tnte. Brostrom fuera parte, le serían entregada un lista de los muertos y heridos en el ataque, en un claro mensaje para ver como reaccionaba los miembros de la coalición. Pese a estas señales ninguno de los mandos de la FTs Bayonet y Rock ofreció sus disculpas formales por el incidente.

Wanat: Operación Rock Move.


Vista aérea de Wanat, orientación noreste. En la parte superior izquierda se aprecian las terrazas de cultivos, el camino hacia Nangalam, y del otro lado, la estructura en forma de C donde se instalaría el puesto de mando del 2nd Platoon. (Foto: Crnl. William Ostlund).

Como casi todas las comunidades de Nuristán y Kunar, Wanat esta localizada en un valle cuyos lados tienen una clara vista del poblado debido a su altura y al ángulo (casi recto) con que se elevan las faldas de las montañas.
La villa de Wanat se encuentra más específicamente entre la unión del arroyo Wayskawdi (proveniente del este) y del río Waigal, que desciende del Hindu Kusk y fluye hacia el sur a través de todo el valle hasta encontrarse con el río Pech.
En 2008 Wanat era una comunidad de 50 familias (unas 200 personas) que poseía una mezquita, un hotel/restaurante, un mercado y un centro comunitario donde se encontraba el representante del gobierno y el destacamento de la PNA.
Pese a las buenas relaciones establecidas con la población en el año 2006 gracias a la construcción de sendos puentes, prevalecía una gran resistencia al establecimiento de una base en el poblado, ya que lo convertiría en un campo de batalla entre las fuerzas de la coalición y los insurgentes, como había sucedido previamente en Aranas y Bella.

La operación Rock Move consistiría en un esfuerzo aéreo y terrestre para reubicar a las fuerzas del ENA y de la coalición en la provincia de Nuristán con el objetivo de negar libertad de movimiento a los insurgentes y consolidar la posición de la FT que reemplazaría a los paracaidistas.
Rock Move se basaría en una serie de maniobras concurrentes y consecutivas, iniciándose con el repliegue del 1er pelotón de la compañía C del COP Bella. Para ello, había sido reforzado con dos grupos de tiradores de la compañía B ya que, además de proveer seguridad, realizarían la carga de todo el equipo a bordo de los CH-47, tarea que demandaría los días 8 y 9 de julio, y que debía ser realizada de la forma más expeditiva posible ya que la zona de aterrizaje del COP Bella era extremadamente vulnerable, como había quedado demostrado en el mes de junio cuando un Mi-8 de un contratista civil quedara fuera de servicio luego de recibir fuego enemigo, dejando a la zona de aterrizaje inoperable.
Al atardecer del 2do día sería el turno de las tropas, siendo llevados los hombres de la compañía B a su base original y los miembros de la compañía C a Wanat, que para esa altura ya tendría que haber sido ocupada por las fuerzas terrestres provenientes de Camp Blessing.

El segundo paso sería establecer la posición en Wanat, acción que se llevaría a cabo en la noche del 8/9 de julio. El 2do pelotón (reforzado) de la compañía C lo llevaría a cabo, trasladándose desde Camp Blessing en 5 HMMWVs hasta el poblado. Le tomaría a este convoy unos 90 minutos llegar a su destino, antes de medianoche.
Cada humvee iba cargado al máximo de hombres, alimento, agua y munición. El Sgt Benton recuerda:

“Ocupamos todos los espacios disponibles con munición extra y con cualquier equipo defensivo que encontráramos…bolsas de arena, palas…también intentamos llevar la mayor cantidad de agua y alimento…estábamos preparados para dos días de agua y comida. Teníamos munición de sobra”


HMMWVs del 2do pelotón de la compañía Chosen en Camp Blessing, cargados hasta el tope, previo a su partida hacia Wanat. (Fotograma: Dealin’ Battle of Wanat).

Sería esencial que la ocupación del lugar donde se construiría el COP se realizara de noche a los fines de mantener la sorpresa táctica.

El último paso se daría el día 9 de julio, cuando CH-47s provenientes de Bagram terminarían por traer los materiales de construcción y demás equipos de apoyo como así también al personal de ingenieros, un pelotón del ENA proveniente de Bella y demás refuerzos.
Se había previsto la presencia de una empresa constructora de la ciudad de Asadabad, que había preposicionado todo el material necesario en Camp Blessing, pero recién el 13 de julio podría llegar a Wanat ya que toda su maquinaría pesada había sido reenviada a Jalalabad debido en parte al aplazamiento en el inicio de la operación, inicialmente previsto que empezara el 3 de julio.

Pese a este último contratiempo se decidió proseguir con la operación debido al ciclo de iluminación lunar, ya que los equipos de visión nocturna AN/AVS-6 utilizados por los pilotos de los Chinook tenían ciertas limitaciones de seguridad, ya que requerían cuando menos un 25% de iluminación lunar y un 30% o más de elevación de la luna por sobre el horizonte. Debido a la amenaza existente, se consideraba esencial que el movimiento fuera nocturno, para aumentar las probabilidades de éxito y disminuir al máximo las posibilidades de sufrir bajas.
Solo a partir del 8 de julio se darían las condiciones mínimas de seguridad para poder operar durante una parte de la noche, condiciones que durarían solamente hasta el 12 de julio. Finalmente, el traslado nocturno se llevaría a cabo sin novedades.

Con respecto al ahora abandonado COP en Bella, se decidió no destruirlo sino donar sus instalaciones a la población. De esta forma, en caso de que cayeran en manos de los insurgentes y estos declararan que habían provocado el repliegue de las fuerzas de la coalición, los paracaidistas podrían decir que simplemente los talibanes se las habían arrebatado a los pobladores.

Con los preparativos iniciados y con la promesa de más medios de apoyo, la operación Rock Move era impopular entre los soldados del 503rd IN, ya que a solo 13 días de finalizar su despliegue serían enviados a una zona altamente riesgosa, donde era muy probable que entrasen en contacto con fuerzas insurgentes.

Para el cabo Stafford:

“Ninguno de nosotros quería ir, nos quedaban 13 días…Estábamos enojados. Conocíamos los reportes de inteligencia que indicaban que el enemigo estaba juntando fuerzas para un ataque…”

Según el Sgto. J. Queck:

“Nadie en la compañía quería hacer lo de Wanat. Sabíamos que algo malo iba a pasar…los muchachos sentían que posiblemente sería la misión de la cual no volverían.”

El Sgto. Dzwik había expresado su preocupación, ya que temía que la falta de medios no permitiese el refuerzo del COP en caso de ser atacados, como así también se viese limitado el apoyo logístico y táctico debido a que el RIP (Relief in Process – Recambio de unidades) estaba en pleno proceso, habiendo sido lo apropiado haber hecho antes la operación o esperar que se liberasen los medios necesarios. Sin embargo hizo notar que cierto riesgo siempre es inherente a todas las operaciones de combate, por lo que no cambió las rutinas de ejercicios previas a la operación y simplemente les dijo a sus soldados que vinieron a hacer un trabajo de 15 meses y no de 14.

Uno de los oficiales que tenía sus reservas al respecto a la operación era el 1er Tnt. Brostrom. Sabía que no era un movimiento correcto y que los problemas iban a ser inevitables, ya que todas las veces que habían ido a Wanat habían sido emboscados o habían sufrido ataques con IEDs. Mantendría cierto escepticismo por lo que pudiera pasar, pese a los refuerzos en hombres, material y medios de apoyo que recibiría el pelotón.

Pese a estar lista para ser ejecutada a nivel táctico, Rock Move careció nuevamente de una adecuada operación de información que la respaldase al no advertir a la población de Bella del porque del abandono del COP. Tampoco se habían incorporados objetivos políticos y de reconstrucción a la operación, dejando fuera de su planificación al ENA y a la PNA.

Elementos y refuerzos participantes de la operación Rock Move.

Originalmente el pelotón del Tnt. Brostrom debería disponer de 39 hombres según el diagrama de organización y equipo, pero para la operación contaría con solo 29 paracaidistas que estarían divididos en 3 grupos de fusileros, un grupo de armas y el elemento de mando.
El grupo de armas (que por doctrina debía estar integrado por 9 hombres dividido en dos 2 equipos de ametralladoras a 3 hombres, y un equipo anti-tanque de corta distancia a 3 hombres equipado con un lanzador Javelin) estaba compuesto por solo dos equipos a 3 hombres armados con ametralladoras medias M-240, estando ausente el personal del equipo anti-tanque pero disponible su lanzador Javelin.
El elemento de mando consistía en el líder del pelotón, un sargento, un médico, un operador de radio y un observador de artillería. Finalmente, los grupos de tiradores (que por normativa disponían cada uno de 9 hombres –líder de grupo, 2 sargentos y 6 soldados- divididos en 2 equipos a 4 hombres cada uno armado con 2 fusiles M-4, dos M-4 con lanzagranadas M-203 de 40mm y una ametralladora ligera M-249 SAW) en Wanat verían reducidos sus integrantes a 5-7 hombres cada uno.
El pelotón también disponía de un tirador designado, esto es un soldado especialmente entrenado y equipado con un fusil M-21, que no debe ser considerado como un francotirador, pero que por su entrenamiento proporciona mayor precisión al grupo en combates a corta y media distancia.

Pese a no estar contemplado en el organigrama de un pelotón de fusileros paracaidistas, en Afganistán la fracción del Tnt. Brostrom recibiría un HMMWV M1151 por cada grupo y uno para su elemento de mando.
Estos vehículos significaban para el pelotón no solo un aumento en la movilidad y protección sino que también, gracias al armamento pesado que montaban en sus cúpulas, un importante incremento en la potencia de fuego.
Para Rock Move, el pelotón dispondría de 5 humvees, dos de ellos armados con ametralladoras pesadas M-2HB, otros dos equipados con lanzagranadas automáticos (LGA) de 40mm Mk19 y un quinto vehículo equipado con un lanzador de misiles TOW ITAS más sus operadores. Este último refuerzo había probado ser altamente eficaz en terreno montañoso, siendo utilizado generalmente en modo de tiro directo contra cualquier amenaza identificada. Además, su sistema de guía ITAS proveería de una inmejorable capacidad de visión térmica y nocturna. Los locales llamaban a este sistema de armas “dedo de Dios”.
La ocupación inicial y defensa del terreno donde se construiría el COP estarían basados en el armamento que poseían los HMMWVs, por lo que su presencia era de suma importancia.


El armamento que portaban los HMMWVs del 2nd platoon sería de vital importancia para asegurar el establecimiento inicial del COP, y posteriormente, para su defensa. Similar configuración a los de la foto presentaban los vehículos que partirían de Camp Blessing al iniciar la operación Rock Move (ametralladora pesada M-2 de 12,7mm el 1er vehículo y LGA Mk-19 de 40mm el segundo). (Foto: SSG Tyffany S. Davis).

Entre los refuerzo que recibiría la fracción de Brostrom se encontraba un pelotón de soldados del ENA pertenecientes a la 2da compañía del 3er Kandak (Batallón) de la 2da Brigada del 201er Cuerpo. Esta fuerza local incluía tres miembros del USMC pertenecientes al ETT, que estaban armados con fusiles M-4 y una ametralladora M-240. Las fuerzas afganas estaban armadas con fusiles AK-47 y RPG-7s.

También se dispondría de un equipo de morteros, a 6 hombres que se harían cargo de un mortero de 60mm y otro de 120mm. Junto con el equipo TOW, eran considerados esenciales para la operación, por lo que su ausencia no hubiera permitido llevarla a cabo.
El último refuerzo en cuanto a hombres, era una sección de ingenieros de 6 hombres pertenecientes a la compañía C del 62nd Heavy Engineer Batallion. Consigo traerían un vehículo Bobcat y diversos materiales para iniciar las fortificaciones, como son las bolsas de arena, HESCOs (contenedores prefabricados hechos con una malla externa de Galfan entretejido y recubiertos por dentro con una tela de polipropileno geotextil, viniendo en formas cúbicas de diferentes tamaños. Se los rellena con tierra, piedras o cualquier material disponible, siendo utilizados para fortificaciones), alambres, etc.

El momento más vulnerable de un puesto de avanzada es en sus primeros días de construcción, ya que los soldados se encuentran ocupados construyendo posiciones defensivas, por lo que es esencial contar con diferentes medios de apoyo. En el caso del COP que construiría en Wanat el 2do. Pelotón de la compañía C, contaría con apoyo artillero provisto por 4 howitzers M777 de 155mm ubicados en Camp Blessing y en Asadabad, de la batería C del 321st Field Artillery Regiment perteneciente a la 18th Field Artillery Brigade.
Pese a la corta distancia entre Blessing y Wanat (casi 8km en línea recta), debido a las elevaciones del terreno, el fuego de artillería debería realizarse con un gran ángulo de trayectoria. Debido a las leyes de la física y de la balística, las condiciones en torno al valle de Waigal requerían de un considerable error probable de tiro, significando que cada descarga tenía una significante variación balística que no podía ser corregida por técnicas de tiro. En otras palabras, el terreno provocaba que el fuego de artillería perdiese precisión.
En el caso de Wanat, debido a la corta distancia, se utilizaba un carga propelente reducida, lo que significaba que el error probable del fuego de artillería estuviera entre los 29 y los 59 metros, lo cual significaba que el fuego tenía que ser cuidadosamente reglado por observadores avanzados con experiencia, ya que sin ellos se corría alto riesgo muy alto de provocar bajas propias.


Soldados de la C battery del 321st Field Artillery Regiment hacen fuego con su M-777 de 155mm desde Camp Blessing. El alto ángulo del cañón no solo mermaba la cadencia de fuego sino que requería constantes ajustes para no provocar bajas propias. (Foto: Defense Images).

El apoyo aéreo sería provisto por los diferentes medios disponibles que poseía la coalición, comúnmente por bombarderos y caza bombarderos y más específicamente por los helicópteros de ataque AH-64 Apache perteneciente a la FT Out Front, basados en la FOB Fenty en Jalalabad.
Así como otros medios, los helicópteros de ataque también escaseaban en el AO. Con solo 6 de ellos, la FT Out Front debía proveer apoyo a toda la FT Bayonet en misiones de escolta y ataque, por lo que los helos no se encontrarían sobrevolando Wanat una vez que la construcción del COP se iniciase, sino que en caso de necesitar su apoyo, los Apache serían desviados de la tarea que estuviesen realizando o se desplegarían las máquinas que constituían la FDR en Jalalabad.
El tiempo de reacción variaría según la situación y las condiciones, pero según el CO dela FT Out Front, Crnl. Lynch, una vez recibida la alerta tomaría 30 minutos para que los helicópteros de la FDR estuviesen en Wanat.


AH-64 Apache operando en el valle de Kunar. Estos helicópteros constituían los únicos medios de apoyo de fuego aéreo que la FT Out Front podía desplegar en el valle de Waigal. (Foto: PFC Boyd Cameron).


AH-64 Apache despegando desde la FOB Fenty, en Jalalabad, en una misión de escolta. Debido a la escasez de estos helicópteros, el 2nd platoon no contaría con su presencia constante una vez iniciada la operación Rock Move. (Fotograma: “Restrepo” – Sebastian Junger, Tim Hetherington).

A los medios de apoyo de fuego se le sumarían el apoyo de diferentes elementos de inteligencia, algo que se había asegurado el Crnl. Ostlund que el 2do pelotón dispusiese una vez en Wanat.
Entre los medios provistos al pelotón y que serían parte del equipo llevado a Wanat, se encontraba el LRAS3 (Long Range Advanced Scout Surveillance System – Sistema Avanzado de Exploración y Vigilancia de Largo Alcance) que le proporcionaría al pelotón capacidad de visión térmica las 24hs, que se sumaba al ya mencionado sistema ITAS del lanzador TOW.

Pero sería el CJTF101 el que debería proveer de los recursos más importantes en cuanto a inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR) e incluían SIGINT aéreo provisto por el sistema Red Ridge, que gracias a que contaba con un intérprete, sus interceptaciones se encontraban disponibles casi de forma inmediata a las unidades que prestaba soporte.
También se pondría a disposición un UAV MQ-1 Predator y un MQ-12 Warrior Alpha para tareas de observación de terreno en tiempo real, pero que por las características del terreno veían limitada su efectividad a la hora de localizar fuerzas enemigas cuando carecían de reportes SIGINT y HUMINT previos. Un oficial de inteligencia los describiría“como mirar a través de un sorbete…era un acierto o un yerro”. Tambien se sumarían los UAVs que la FT Bayonet disponía, siendo los sistemas RQ-7 Shadow y MQ-5B Hunter, y los RQ-11 Raven que tenía la FT Rock.

Los RQ-7/MQ-5, de los que se disponía de varías plataformas, se encontraban desplegados en la FOB Fenty en Jalalabad ya que requerían de una superficie regular y plana para ser desplegados, no pudiendo hacerlos desde Blessing al carecer del espacio necesario. La mayor desventaja de estos sistemas era que no podían operar en el valle de Waigal porque el terreno usualmente bloqueaba sus señales de radio-guía.
Algo similar ocurriría con los RQ-11 Raven de la FT Rock, ya que no solo veían afectada su señal por las elevaciones del terreno, sino que las diferentes corrientes de aire hacían de su uso algo aún más complicado. Sin embargo, el 2do pelotón pudo haber llevado un Raven a Wanat para operarlo sobretodo en horas nocturnas, ya que los vientos eran casi inexistentes por esas horas, y gracias a su cámara IR, convertirse en otro elemento disuasorio. Pero el riesgo que significaba perder un UAV y tener que organizar una patrulla para recuperarlo, con la escasez de hombres y las amenazas presentes, se consideró que no valía la pena su empleo.


La FT Rock disponía de sus UAV orgánicos en Camp Blessing, como este RQ-7, pero veían muy limitadas sus operaciones por las características del terreno y la meteorología. (Foto: Defense Images).

Una vez iniciada la ocupación del terreno, el pelotón tendría plena disposición de los recursos ISR del CJTF101 por 72hs, pese a haber realizado el pedido por 10 días. Pero al cambio de prioridades, el clima y otros factores afectarían esta cobertura, por lo cualla FT Rock intentaría suplantarlo con sus propios medios SIGINT. Para escucha, el Batallón disponía de diferentes escáneres de radio de producción civil además de los sofisticados interceptadores de voz de bajo nivel AN/MLQ-40V(3) Prophet.
--- merged: 21 Sep 2012 a las 18:13 ---
Fin 2da Parte.
 

Charly B.

Miembro del Staff
Moderador
3era Parte


Ocupación y construcción del COP.


Lo que hubiera sido la disposición final del COP Kahler una vez terminada su construcción. (Gráfico modificado: Combat Studies Institute).

En la madrugada del 9 de julio el convoy de HMMWVs fuertemente armados provenientes de Camp Blessing se establecería en el terreno abierto, al sur de la mezquita y del hotel y al este del mercado. Arribarían en el medio de la oscuridad, siendo recibidos por una intensa lluvia.

Por la mañana se iniciaría la construcción del COP Kahler, nombre en honor al sargento que fuera muerto en el incidente con la PNA.
La primera tarea a realizar sería un barrido general de la zona en búsqueda de minas e IEDs, mientras los jefes del pelotón identificaban las posiciones de combate y buscaban un sitio para establecer un puesto de observación (PO), que se ubicaría en una loma al este. Una vez finalizadas estas tareas, se comenzaría a construir las diferentes fortificaciones.

En horas de la tarde, varios vuelos de Chinook traerían a los miembros del 2do pelotón que no llegaron con los humvees, al equipo de morteros y una gran variedad de material para la construcción (HESCOs, palas, picos, bolsas de arena y alambre concertina) provenientes de Bella.
También serían insertados los hombres del pelotón del ENA junto con sus miembros del ETT del USMC. Este pelotón era relativamente nuevo, habiendo sido formado entre enero y febrero de 2008 en Kabul para luego ser movilizado a la región en marzo. La mayoría de sus miembros eran jóvenes reclutas sin experiencia en combate, provenientes del noreste del país. El oficial al mando del Kandak era un sargento mayor de origen Pashtun proveniente del valle de Waigal, lo cual facilitó el conocimiento y la familiarización de la zona.
Los miembros del ETT, el Staff Sgt. Repreza y los Corporal Jamey y Oakes notaron que la compañía del ENA había realizado un entrenamiento intensivo, por lo que consideraban que era importante el progreso realizado que les permitiría llevar a cabo patrullas a pie independientes de manera efectiva. Su punto débil radicaba en la logística y las comunicaciones, por lo que eran los marines los que proveían estos servicios.

Para aumentar el apoyo logístico del nuevo COP, la FT Rock había contratado los servicios de varios camiones civiles, que eran capaces de transportar material de construcción y agua hasta el puesto. Pero para poder llegar a Wanat estos camiones necesitarían que el camino estuviese libre de IEDs, tarea que debía realizarla el Route Clearance Team Package 8 (RCP8 – Equipo de Despeje de Ruta 8). Dicha tarea no llegaría a llevarse a cabo debido a que esta unidad conjunta de ingenieros sufriría un ataque de IED, causándoles muertos y heridos, por lo que no estaría disponible.
Pero la verdadera razón de porque estos camiones, así como el equipo pesado para la construcción del COP no llegara a Wanat, nunca estaría del todo claro. Se pudo deber a la inseguridad del camino, pero la causa más probable es que al ser una empresa de origen Safi-Pashtun, podría haber temido ser recibida hostilmente debido a que estaba entrando en territorio nuristano, al sentir estos últimos que se les estaba invadiendo y quitando fuentes de trabajo. (La estrategia más viable hubiera sido contratar mano de obra local, como hizo la 10th Mountain Division en el 2006, y en caso de de necesitar el equipo pesado, realizar un Shura explicando las causas de la presencia de un contratista Safi-Pashtún, y asegurando incentivos a los líderes de la comunidad. Procesos similares eran utilizados por el US Army en la región).
Acertadamente la compañía había contratataría el servicio de 5 camionetas Toyota provenientes de Nangalam, para realizar abastecimiento rutinario. Pese a los problemas de seguridad 2 de estos vehículos llegarían al nuevo COP con su cargamento de agua.

Con el arribo de los morteros de 120mm y 60mm a cargo del Staff Srgt. Phillips, todas las armas de apoyo estaban en el lugar. Phillips había estado presente durante el ataque al COP Ranch House, y por sus acciones en aquella batalla sería merecedor de una cruz de servicio distinguido.


Foto tomada con vista al lado este del COP Kahler. Las tareas de fortificación y emplazamiento del armamento pesado han iniciado. Por detrás del humvee del 2do grupo, a la derecha, se puede observar la pared de piedra que separaba al COP del camino y parte del mercado. (Foto: SSG Jesse Queck).


Bobcat y posición del mortero de 120mm, vistos hacia el lado oeste del COP. Se puede apreciar claramente la proximidad de edificios y vegetación como así también el casi inexistente perímetro. (Foto: Crnl. William Ostlund).

La ubicación del COP consistía en un amplio terreno de gran tamaño, alineado de norte a sur a lo largo, y adyacente al poblado. El terreno, que era plano y nivelado con un leve declive hacia el sur, se encontraba a unos 1060 metros de altura careciendo casi de vegetación y solo poblado por algunas piedras de variado tamaño.
Como Wanat estaba rodeada por cumbres de más de 3000 metros, el poblado se encontraba encerrado entre las faldas de estas cumbres, por lo que era necesario establecer POs en las alturas para dar cobertura al COP.
El perímetro del COP estaría delimitado: al este por el camino que va de norte a sur y que une al poblado con Camp Blessing, y cruzando este, por el mercado; al oeste con algunas casas y unos metros más, con el río Waigal, que corre por una profunda quebrada; al norte se encontraban algunos edificios, como la mezquita y más alejado el centro comunal. Más al noreste se hallaba una estructura de varios pisos que era el hotel/restaurante; al sur del COP, el único elemento que demarcaba su perímetro era el alambre de concertina. Recintos civiles que consistían en múltiples edificios, torres y potenciales posiciones de fuego enemigas estaban localizadas en tierras altas al sureste y suroeste del COP, y al sureste y noroeste del PO.


Wanat, vista aérea hacia el suroeste. Próximo a la edificación sin terminar en forma de C se establecería el puesto de mando del 2nd Platoon y a su alrededor las diferentes posiciones. (Foto: Crnl. William Ostlund).


En la mañana del 9 de julio se establecería el PO pretendido, en la cresta de una loma al este de la posición principal, más al este del hotel y del mercado. Se lo llamaría PO Topside.
El PO estaba cercano a una prominente cumbre, al este del camino y al sureste de la confluencia del el río Waigal y del arroyo Wayskawdi, y a unos 55 metros del perímetro del COP estando separado de este por el mercado.
La cumbre de la loma era rectangular y consistía de un gran número de terrazas de agricultura, las cuales variaban en su altura que iba desde la cadera hasta el pecho, por lo que moverse a través de ellas con todo el equipo era una tarea lenta. La cumbre era lo suficientemente elevada para bloquear completamente toda la observación y campos de tiro desde el COP hacia el noroeste y al sureste. También bloqueaba la visibilidad (y por lo tanto el control) de las tierras bajas próximas al lecho del arroyo Wayskawdi, que fluía por una profunda quebrada al norte, noreste y este de la cumbre.

La ubicación del PO proveería de cierta visibilidad tanto hacia el este (algo que carecía el COP) como hacia el norte, donde se ubicaban los dos puentes, pero su posición no era la óptima (algo que haría notar Myer el 12 de julio), pero según el observador adelantado Pitts, “Brostrom no lo quería ubicar muy lejos (al PO) ya que no disponía de mucha gente” demostrando la preocupación del jefe del pelotón en caso de tener que reforzar el PO.
Pero la mayor desventaja del PO era su limitada visión hacia el norte, ya que a solo 9 metros, el terreno hacía un brusco descenso hacia la quebrada del arroyo Wayskawdi, la cual estaba cubierta por un denso follaje, convirtiéndola en un espacio muerto donde no se tenía observación ni se podía cubrir con armas de fuego directo. La quebrada podría servir como una ruta cubierta y oculta para que el enemigo intentara un ataque al PO y tuviera fácil acceso al complejo de edificios (hotel/restaurante).

A lo largo del camino se establecerían Puestos de Control Vehicular (PCV), el primero de ellos, a cargo del 1er grupo, se encontraba al sur del mercado próximo a la construcción que era utilizada como letrina pública. El 1er grupo también crearía un sendero hacia el OP desde su posición, y que resultó ser el camino usualmente empleado pese a existir una ruta más directa, que era a través del mercado.
En los siguientes días el puesto de avanzada comenzaría a tomar forma. Los ingenieros utilizarían la pala mecánica Bobcat para rellenar varias barreras HESCO alrededor de las trincheras del pelotón y para formar una posición para el mortero de 120mm, pero los contenedores de más de 2 metros de altura tendrían que ser cortados a la mitad debido a que la Bobcat no llegaba hasta esa altura con su pala para rellenarlos completamente. (El 11 de julio la pequeña pala mecánica quedaría fuera de servicio por un problema entre las bombas de combustibles y los depósitos que se habían traido).

El pelotón del ENA participaría de las tareas de fortificación, ubicando sus trincheras próximas al perímetro norte, a escasos metros de la mezquita y del hotel. Detrás de ellos, orientados hacia el norte, se ubicarían las posiciones del 3er grupo de fusileros al mando del Sgt. García y cuyo pozo consistía en varios HESCOs y su HMMVW armado con un LGA Mk19.
El este del COP se ubicó al 2do grupo, en una posición reforzada con barreras HESCO y ocupada por el Staff Sgt. Benton y seis soldados, que al que el 3er grupo, disponían de un HMMWV armado con un LGA Mk19 orientado hacia el este (apuntando al mercado).

El puesto de comando del pelotón, que incluía a Brostrom, Dzwik, al radio operador y al médico, estaría protegido por un humvee y varios HESCOs, y se ubicaría contra la pared noroeste de la construcción sin terminar en forma de C, en el medio del COP.
En el PCV del 1er grupo a cargo del Staff Sgt. Samaroo se ubicaría otros de los HMMWVs armado con una ametralladora pesada M2 orientada hacia el sur. El puesto sería fortificado con barreras y alambre de espino.
El otro PCV estaba a cargo del ENA y se encontraba a algunos metros más al sur de la posición de Samaroo, próximo a la clínica de la comunidad. El propósito de este escalonamiento era reducir los posibles efectos de un ataque con VBIED, pero también se consideró un lujo innecesario ya que hubiera sido preferible establecer otro OP en las tierras altas que rodeaban Wanat.


Soldados del 2nd Platoon en plena tarea de armado de una HESCO. Estas barreras fueron utilizadas profusamente para la fortificación de las diferentes posiciones en el COP Kahler, con la excepción del PO Topside. (Fotograma: Dealin’ Battle of Wanat).


Los miembros del 2nd Platoon tuvieron que recurrir a picos y palas para iniciar las tareas de fortificación, en parte debido a que las maquinarias pesadas contratadas para tal propósito habían quedado en Jalalabad. Las altas temperaturas y la dureza del terreno harían de de esta una ardua y desgastante tarea. (Fotograma: Dealin’ Battle of Wanat).

El equipo de 3 hombres a cargo del TOW montado en un HMMWV se ubicaría al sur del puesto de mando. El Sgt. Grimm orientaría hacia el sur y hacia el este su lanzamisiles, utilizando el ITAS para escudriñar esos sectores.
Entre las noches del 9 y 12 de julio, la posición del TOW iría rotando hasta que los ingenieros construyeron una rampa para mejorar la visión y capacidad de disparo. Por último, el mortero de 60mm se localizaría en una posición sin fortificar y que no ofrecía ningún tipo de protección, en el medio del COP.

Pese a las limitaciones que imponía las características del terreno (por su dureza) y a la falta de herramientas, los paracaidistas y soldados del ENA harían todo lo posible para reforzar sus posiciones en el COP. Para ello, utilizarían profusamente los contenedores HESCO, bolsas de arena y todo material que encontrasen a su disposición.
Debido a la ya mencionada falta de material, ninguna de las posiciones tenía cobertura en lo alto que pudiera proteger de fuego de morteros, RPGs y esquirlas. El Sgt. Dzwik luego notaría que pudieron haber utilizado materiales del mercado que estaba sin terminar, pero decidió que no sería conveniente sin previo aviso y pago correspondiente al propietario.
Finalmente, para demarcar el perímetro del COP, se dispondría de una doble línea de alambre concertina dejando una entrada el este, justo el norte del PCV del 1er grupo y próxima a las posiciones del 2do grupo.

Junto con las fortificaciones del COP se iniciaría la construcción del puesto de observación Topside, que para el 12 de julio sería un complejo de 3 trincheras interconectadas, enclavadas entre grandes piedras que proporcionaban protección extra.
A 90 metros al sureste, en tierras más altas, se encontraba una edificación civil, que en un principio había sido considerada apta para establecer otro PO, pero la distancia y la escasez de hombres haría declinar al Tnt. Brostrom de esta opción.
También de había analizado ocupar el hotel, pero los problemas que acarrearía a la población sumado que no proporcionaba una mejora substancial en cuanto a la observación, serían razón por la cual se prefirió no hacerlo.

En el PO Topside, Brostrom y Dzwik ubicarían una fracción con un considerable poder de fuego: A cargo del mismo estaría el Sgt. Pitts (que era el observador adelantado) junto con 8 hombres (de los cuales 5 eran del grupo de armas) equipados con 2 ametralladoras M-240, un tirador designado y dos fusileros del 3er grupo. Dispondrían del LRAS3 que les permitiría realizar tareas de observación hacia el norte, este y sureste.
El PO no sería fortificado con HESCOs ya que la pala Bobcat no podía ascender hasta alli, por lo que se utilizaría la protección natural de las piedras, reforzada con bolsas de arena. Una vez finalizado el puesto consistiría en: una posición con vista hacia el norte, donde sería emplazada una de las ametralladoras M-240 junto con sus servidores; una posición con vista hacia el este ocupada por la otra M-240 y los hombres a cargo, y una última posición orientada hacia el sur, cuyos ocupantes estaban armados con una ametralladora ligera SAW y un LG M203.
Los paracaidistas reforzarían aún más la posición con la construcción de paredes internas con bolsas de arena para evitar que el fuego desenfilado barriera el puesto. Benton se referiría al PO como “una pequeña masa de bolsas de arena”.


PO Topside. A la derecha se encuentra, cubierto con red mimética, el LRAS3 y un lanzador AT-4. Se puede apreciar la gran cantidad de bolsas de arena empleadas, en un esfuerzo por mejorar la protección de la posición. (Foto: Internet).


Miembros del 2nd Platoon toman un descanso a la sombra de un árbol en el PO Topside. Sobre el tronco del mismo se encuentra apoyado el fusil para tirador designado. (Fotograma: Dealin’ Battle of Wanat).

Para establecer el perímetro se utilizaría una sola línea de alambre que no sería asegurado al terreno con estacas ya que estas se habían utilizado en su totalidad en el perímetro del COP. Pero se vería reforzado con la instalación periódica de 4 minas antipersonal M-18A1 Claymore, ubicadas en la periferia de la zona de la que no se tenía observación directa (al este y al norte), más precisamente donde la quebrada proporcionaba al enemigo una ruta de acercamiento.
Las minas, que eran colocadas una vez caída la noche y luego eran retiradas por la mañana, eran constantemente probadas para asegurar su buen funcionamiento, según recuerda Stafford.

La presencia de árboles y follaje al noroeste del puesto proporcionaba cobertura así como también obstruía ciertos campos de tiro, y al no contar el pelotón con herramientas adecuadas (sierras), no se podría realizar una poda adecuada para mejorar la visibilidad.


PO Topside, vista hacia el noreste. Se puede observar el alambrado del perímetro y la quebrada hacia el arroyo Waiskawdi, lo que creaba un punto ciego. Allí se instalarían las minas antipersonal Claymore. (Fotograma: Dealin’ Battle of Wanat).

Los ocupantes del PO acarrearían una gran cantidad de munición para sus armas individuales y para las ametralladoras, además de decenas de granadas de mano, granadas de 40mm para los M203 y por lo menos un LAW M-72 y dos AT-4.
Como observador de artillería, Pitts establecería diferentes puntos de referencia sobre la zona de la que se carecía visión directa, realizando pruebas con los morteros del COP y con los howitzer M777 de 155mm de Camp Blessing.


Disposición final del PO Topside. (Gráfico modificado: Combat Studies Institute).

Entre los días 8 y 12 de julio a lo largo y ancho del AO de la FT Rock tendrían lugar varios incidentes y contactos con el enemigo, siendo muy alta la actividad insurgente en todos los valles menos en el Waigal, donde la situación contrastaba por su tranquilidad, y permitiendo a los miembros del 2do pelotón continuar con su tareas de construcción y fortificación.

Durante estos días, y pese a ser la principal prioridad para el CJTF101 y para la FT, tanto la cobertura de UAVs (que proporcionaba FMV) como la de SIGINT no sería constante ya que se verían afectadas por diferentes motivos.
Pese a la reducción de cobertura ISR, el mando de la FT Rock estaba satisfecho con el apoyo que se estaba dando al COP, ya que pese a que el monitoreo no era constante, la búsqueda de fuerzas enemigas el los alrededores de Wanat se llevaba a cabo sin tener evidencias de su presencia (o por lo menos de una fuerza de tamaño considerable debido a los reportes previos sobre Bella).

Uno de los problemas que se le presentaría al pelotón sería la posible falta de agua, ya que las altas temperaturas junto con el esfuerzo del trabajo habían provocado que se consumiese más líquido de lo previsto. Aún con el reabastecimiento del 9 de julio donde un CH-47 descargó una carga de botellas de agua, la provisión de la misma estaría muy por debajo del mínimo según lo requerido por la doctrina del US Army (5.9 galones o22 litros por persona por día) para zonas áridas, por lo que se comenzaría a preveer el empleo de fuentes locales de agua, las cuales finalmente no se utilizarían debido a que los métodos de purificación (tabletas de yodo) tendían a provocar problemas gastrointestinales entre los paracaidistas (curiosamente, no así con los marines del ETT que si harían uso junto con los soldados afganos).
Finalmente, el problema del agua sería solucionado por el oficial ejecutivo de la FT Rock, Capt. George, que contrataría el servicio de varias camionetas Toyota para realizar el abastecimiento, logrando arribar algunas de ellas a Wanat el mismo 9 de julio. Según el Sgt. Dzwik, para el 11 de julio el problema de agua estaría resuelto, pero por si las dudas el Capt. Myer llevaría pallets adicionales a bordo de un Chinook, el día 12 aumentando considerablemente las reservas.

Hasta el arribo del Capt. Myer el día 12, tanto miembros del ENA como del 2do pelotón se habían visto imposibilitados de llevar acabo una Shura con los ancianos de Wanat, con el gobernador del distrito o con los oficiales de la PNA.
El 1er Tnt. Brostrom realizaría una patrulla hacia la zona del centro comunitario, pero sus esfuerzos para realizar una reunión chocarían ante la actitud de los locales. Pese a ello lograría hablar con algunos pobladores que le proveerían de alguna información.

Para mucho de los paracaidistas existieron claros indicios, previos al ataque, sobre la presencia de fuerzas enemigas en el pueblo de Wanat.

El Crprl. Oakes del ETT recuerda:

“Había civiles que nos observaban todo el tiempo, pero no podíamos hacer nada…sabían exactamente donde estábamos…”

El Crprl. Stafford agregaría:

“Muchos sujetos simplemente se sentaban en el mercado a observarnos detenidamente. Miraban todo lo que hacíamos…hombres de edad militar…sabíamos que eran los malos, pero poco y nada podíamos hacer”

Para el Sgt. Hissong:

“Empezamos a notar que había un grupo de entre 15 o 20 hombres que se juntaban en el mercado. Luego nos enteraríamos que algunos le habían dicho al Capt. Myer qie no nos querían acá…”

Agregaría el Staff Sgt. Benton:

“Había un negocio en el que había 5 tipos al mismo tiempo, todo el día…sentados, tomando té…no conversaban, solo nos miraban”

Para los soldados resultaba muy sospechosa la ausencia de mujeres y niños, ya que en otras ocasiones, el mercado de Wanat se encontraba lleno de gente, por lo que la actual situación estaba generando una creciente ansiedad entre los paracaidistas.
Pero para el Capt. Myer, luego de realizar una breve patrulla por el poblado y hablar con algunos locales, la actividad alrededor del COP no resultaba sospechosa, sino más bien era lo que esperaban la mayoría de los oficiales con experiencia.

En la noche del 11/12 de julio un pequeño grupo de personas sería localizado por el ITAS y por el LRAS3 en las faldas del oeste/noroeste. Pese a que no se podía distinguir claramente si portaban armamento, se pudo distinguir que todos llevaban mochilas. Al ser un grupo y no individuos, el avistamiento era prueba clara de la presencia de insurgentes. Se los atacaría con el mortero de 60mm pero no se pudieron discernir los efectos del mismo. Esta respuesta marginal e inefectiva puedo significar para los guerrilleros una clara muestra de debilidad por parte de los paracaidistas.

En la mañana del 12 de julio un curioso acontecimiento llamaría la atención, cuando por las acequias (que por lo general en esa época de año estaban secas) misteriosamente comenzaría a correr agua por ellas. Estas acequias discurrían por las terrazas de agricultura próximas al PO, y que llegado el caso podrían permitir a los insurgentes ocultar su acercamiento ya que no podrían ser escuchado por el ruido del agua fluyendo. Algunos paracaidistas bromeaban sobre esa idea.

Por la tarde y para su disgusto, el Tnt. Brostrom toma conocimiento de que una Shura se estaba llevando a cabo en el centro comunitario y de la misma participaban los ancianos locales, el gobernador y los jefes de la PNA.
En respuesta, Brostrom, Benton, un intérprete y 5 paracaidistas fueron al lugar de inmediato. Los acompañaría el jefe del pelotón del ENA y un grupo de fusileros.

De acuerdo a las tradiciones locales, Brostrom, que era el representante de la “tribu de guerreros norteamericanos”, estaba en todo su derecho de enojarse y al ser excluido podía considerarse insultado. Cuando arribaron al centro, los locales mostraron una indiferencia total, incluido los miembros de la PNA. Para El Sgt. Dzwik, lo que se discutía en la Shura eran los preparativos para realizar un ataque.

Mientras un Brostrom ofuscado y preocupado volvía al puesto con sus hombres y los miembros del ENA, un helicóptero que transportaba provisiones y repuestos para el Bobcat, traería consigo al Capitán Myer y el Radio Operador Aas que por fin conseguían llegar a Wanat luego de verse varados en Camp Blessing tras la evacuación de Bella.
Una vez en tierra, y siguiendo el procedimiento estándar, Myer inspeccionaría las posiciones y saludaría a cada uno de sus soldados para luego ser puesto al tanto de la situación táctica por el Tnt. Brostrom.
Finalizada la reunión e inspección pertinente Myer iría hacia el mercado para contactarse con los locales. Allí entablaría charla con un anciano local (conocido como Ibrahim), el cual veía favorablemente la presencia del gobierno central y de las fuerzas de seguridad de la coalición. Finalizada la charla, Ibrahim invitaría a Myer y a otros miembros del pelotón a cenar a su casa, poniendo como condición que debía ser una vez entrada la noche.
Una vez iniciada la reunión (no era una Shura) Ibrahim les diría a los paracaidistas presentes que “si veían gente en las montañas, debían disparar porque eran gente mala…, que los hombres malos estaban alrededor”.
Una vez que los norteamericanos se estaban retirando de la reunión, Ibrahim hizo a un lado al Sgt. Aas y al Capt. Myer preguntándoles si esa noche iba a haber UAVs sobrevolando Wanat. Myer se desentendió de la pregunta y se retiró junto con sus hombres. Esta última pregunta tuvo que haber alarmado al capitán, posiblemente porque Ibrahim era un colaborador de los insurgentes o lo habían obligado a ello, o porque sabía con certeza que un ataque se estaba por realizar, y era una forma de alertar a los paracaidistas. Sin embargo Myer, no informaría este último incidente al Centro de Operaciones Tácticas de la FT Rock ni a ningún oficial de inteligencia.
Myer estaba convencido, por su experiencia y por como se comportaba el enemigo, que no se llevaría un ataque inminente al COP. Su mayor temor era que el COP Kahler recibiese fuego de morteros o de cohetes antes de que se contase con la protección adecuada.

La suma de todos estos indicadores no equivalía a un temor general ante un inminente ataque al puesto de avanzada. El staff de inteligencia de la FT Rock recibió a los largo de los días los reportes de estas señales que a su vez eran transmitidos a la inteligencia dela FT Bayonet, a cargo del Tnt Crnl. Hinton, el cual creía que el flujo de información proveniente de Wanat era el adecuado.
Sin embargo, el sistema de informes de inteligencia que conectaba a la brigada con el CJTF101 se basaba en requisitos de recursos. Hinton normalmente no pasaría información específica sobre el reconocimiento del COP o de pequeños grupos de posibles infiltrados. En caso de considerar que constituían una amenaza, enviaría im requisito por más medios de recolección de inteligencia.
El Tnt Crnl. Gervais, oficial de ICIA del CJTF101, no recibió ninguno de estos requisitos para dar apoyo al COP.
En los cuatro días que hasta ahora había llevado la ocupación de Wanat, cuando hubo disponibles apoyo de ISR (tanto el MQ-1 Predator como el SIGINT aéreo), no se detectó ningún signo de acción enemiga que amenazase al COP Kahler. De este modo en el CJTF no vieron nada que indicase un ataque inminente en Wanat.
Luego del incidente, el Brigadier Gral. Milley, subdirector del CJTF101, recordaría que toda la información que llegó a su nivel sobre las operaciones en Wanat entre el 9 y el 12 de julio de manera inequívoca indicaba que no había actividad enemiga que requiriese mayores acciones o recursos.

La falta de indicios de que una fuerza insurgente se estuviese concentrando y preparando para atacar el COP Kahler, afectaría directamente la cantidad de apoyo ISR disponible para la FT Rock. A ello se le sumaba la disponibilidad de estos medios en general, llegando a contar el CJTF de solo 12 horas de cobertura UAV y 4 horas de SIGIN aéreo para todas sus unidades. El COP de Wanat, al no parecer estar bajo riesgo, no sería el foco del esfuerzo ISR del CJTF.

El 1er Tnt. Colley, asistente del oficial de ICIA de la FT Rock recuerda que el y Capt. Pry resistieron ferozmente la redirección de los medios de ISR fuera de Wanat “El CJTF no reubicaría los medios, pese a los requerimientos”. Pry estaba furioso.

“Fue el mayor punto de discusión con el Crnl. Hinton. Incluso fui poco profesional con él el día previo al ataque porque estábamos perdiendo todos los medios y teníamos muy poco apoyo. Él demandaba el soporte…pero ya no éramos la prioridad”

En la noche del 12 de julio Pry se salía de sus casillas “En ese momento no teníamos elementos de apoyo ni a nivel brigada ni a nivel divisional”

El Tnt.Crnl. Hinton recuerda:

“…No había suficientes medios de recolección para la demanda existente. Era sumamente desafiante proveer ISR porque no había suficiente (medios) para cumplir con los requerimientos de todas las unidades…La decisión de relocalizar los recursos disponibles ese día me va a torturar por siempre.”

En las primeras horas del 13 de julio, y como era costumbre, la actividad en el COP Kahler y en el PO Topside, se iniciaban las actividades.
Como en todas las unidades del US Army que se encuentran en zona de combates, el 2do pelotón rigurosamente ejecutaba una rutina de alistamiento (conocida como “Stand-to” y cuyo origen se remonta al Plan de Disciplina y a las Reglas de los Ranger del Mayor Robert Roger, en el año 1755. “A primera hora, levanta a tu patrulla, ya que es la hora preferida por los salvajes para realizar sus ataques. Debes estar completamente dispuesto y equipado para recibirlos”).
Los soldados de los diferentes puestos despertaron con la diana de las 0345/0350, y se encontraban completamente en alerta en sus posiciones de combate. Todos los paracaidistas estaban con el equipo completo de combate (armamento, blindaje y municiones)
El Sgt. Dzwik era un ferviente ejecutor del Stand-to al contar con la experiencia de lo sucedido en el COP Ranch House en agosto de 2007.

“Todos estaban listos, incluso 30 minutos antes del amanecer. Todos estaban levantados, con sus chalecos…en sus posiciones, escudriñando sus sectores…sabía que a esa hora es cuando les gusta atacar.”

Mientras el pelotón realizaba las tareas de alistamiento, el 1er Tnt. Brostrom se encargaba de organizar una patrulla de 13 hombres que incluiría al ENA, con la intención de localizar una posición para un PO al sur, en tierras altas y que sería ocupado por soldados del ENA.

A las 0400hs el Capt. Myer fue alertado por los centinelas a cargo del ITAS sobre la presencia de varios perosnas en los alrededores. También varios soldados pudieron apreciar a algunos grupos de personas moviéndose en la oscuridad, en las montañas, alrededor de Wanat. Días anteriores habían realizado avistajes de individuos que merodeaban en las tierras altas, pero al no presentar amenaza no fueron atacados.
Pero ahora era diferente. El Sgt. Samaroo, jefe de uno de los PCVs, recuerda que tan pronto iniciadas las tareas de alistamiento se recibió un reporte que advertía que el equipo del TOW había identificado a un grupo de entre 7 y 10 personas posiblemente armados y con mochilas, moviéndose por las colinas al sur del PCV. Esta vez si era seguro de la presencia de insurgentes.
El Capt. Myer iniciaría la coordinación del ataque, que se llevaría a cabo en conjunto con los misiles TOW y el mortero de 120mm, mientras que en el PO Topside, el Sgt Pitts hacía uso del LRAS3 para proveer de mejores coordenadas al puesto de mando.
El Sgt. Phillips junto con su equipo estaban poniendo en batería el mortero mientras el equipo anti-tanque preparaba el lanzador, habiendo rebatido la torre.

20 minutos habían pasado.

El Sgt. Hissong, en el PCV del 1er grupo refunfuñaba: “Mas vale que les demos a estos tipos…antes de que nos ataquen”. El Sgt. Samaroo estaba por responderle cuando dos ráfagas de ametralladoras RPD lo interrumpieron. Le seguirían salva tras salva de RPGs. Parecía no tener fin.
--- merged: 21 Sep 2012 a las 18:16 ---
Fin de 3era Parte.
 

Charly B.

Miembro del Staff
Moderador
4ta Parte.

13 de julio de 2008: La batalla por Wanat.

El Ataque al COP Kahler.


Disposición del COP Kahler para el día 13 de julio de 2008. (Gráfico modificado: Combat Studies Institute).

A las dos ráfagas de RPD de rugieron por el valle de Waigal a las 0420hs le seguirían continuas e intensas salvas de RPGs y fuego de ametralladora provenientes de varias posiciones ocultas alrededor de las posiciones que ocupaban los pelotones del ENA y de la compañía Chosen.
El fuego de los insurgentes era preciso y provenía de diferentes posiciones dentro del poblado, incluida la mezquita, el hotel y varios edificios del mercado, como así también de las laderas de las montañas que rodeaban Wanat.

Pero era el PO Topside el que más vulnerable se encontraba ante el ataque. El Sgt. Barbaret recuerda: “El PO recibió fuego desde las tierras altas, y resultó evidente que el mismo provino del norte y del oeste por los restos de de RPGs encontrados en la posición.”
La presión ejercida por el fuego enemigo proveniente del mercado y del hotel terminarían por aislar al PO del COP, por lo que mantener contacto entre ambas posiciones y reforzar a Topside sería la principal preocupación de Myer y de Brostrom a los largo de toda la batalla.

El objetivo inicial del fuego enemigo fueron las armas pesadas y de apoyo, tanto en el COP como en el PO. El primero en recibir impactos de RPG sería el HMMWV que montaba el lanzador TOW, resultando destruido antes de que sus sirviente pudieran disparar un misil hacia los insurgentes que habían localizado con el ITAS minutos antes.

Sgt. Grimm:

“Apenas 30 segundo de iniciada la batalla el humvee con el TOW fue impactado por dos RPG, del costado del conductor (que miraba hacia el este); el primero lo haría en compartimiento del motor y el segundo lo haría en el asiento trasero del conductor. Luego un tercer RPG proveniente del norte impactaría en el lado del acompañante. Las llamas comenzaron a devorar al vehículo, por lo que ordené su abandono.”

Sin sufrir bajas, el Sgt. Grimm evacuaría el vehículo junto con sus hombres, dirigiéndose al puesto de mando.


Fotograma perteneciente a un video de los militantes afganos que atacaron el COP Kahler el 13 de julio de 2008. El vehículo en llamas, a la izquierda de la foto, es el HMMWV del equipo TOW al mando del Sgt. Grimm.

Simultáneamente, la posición que ocupaba el mortero de 120mm junto con sus sirvientes, recibía fuego desde los edificios y árboles adyacentes al perímetro.
Los paracaidistas, que se encontraban listos para abrir fuego a los insurgentes que había detectado el equipo anti-tanque, rápidamente tomarían cubierta y contestarían disparando sus fusiles M-4. Mientras el Sgt. Chavez disparaba hacia los árboles y otros lanzaban granadas de mano, Phillips y el soldado de 1er clase Stenoski se las ingeniaron para disparar cuatro proyectiles HE hacia la ladera oeste, donde había sido avistado el primer grupo de guerrilleros.

Sgt. Chavez, en la posición del mortero de 120mm:

“Podía ver hacia el noroeste a varios tipos intentando treparse a los árboles que estaban detrás de las contenedores HESCO, por lo que les seguí disparando. Pasó una… tres veces hasta que le informé a Phillips que los insurgentes estaban en el techo de los edificios y que estaban tratando de trepar los HESCO. Decidimos tirar granadas.”

El fuego de ametralladora y RPGs se haría mas preciso sobre el mortero de 120mm, por lo que Phillips y Stenoski serían forzados a ponerse a cubierto, salvándose de ser impactados por un RPG lanzado desde la esquina suroeste, el cual pasaría entre ellos y terminaría por impactar en el mercado, que por ese entonces era ocupado por el enemigo.
Los hombres de Phillips junto con dos ingenieros que se encontraban operando la Bobcat disponían solamente de sus fusiles M-4, granadas de mano y lanzadores AT-4 para repeler el ataque, por lo que debían utilizar sus fusiles a la máxima cadencia de tiro con el objetivo de suprimir al enemigo. De esta manera, Phillips dejaría fuera de servicio 3 de ellos.
La única arma con alta cadencia de fuego que disponían era una ametralladora SAW M-249 perteneciente a los ingenieros, pero la misma había sufrido un atascamiento por lo que el Sgt. Queck optó por utilizar un AT-4 para silenciar una posición enemiga. Quienes lo rodeaban lo apoyarían lanzando granadas de mano.

El Sgt. Dzwik recuerda:

“Había mucho fuego de armas, muchas AK y definitivamente PKM y RPK. El fuego de RPG era muy intenso. Cuando estaba en la posición del mortero había un tipo disparando RPGs desde los árboles o detrás de ellos, que por suerte no era muy astuto y no se daba cuenta que cuando disparaba, las aletas chocaban con las ramas enviando (el RPG) hacia otra dirección.”

Para el PFC Stenoski la situación no pintaba nada bien:

“Estábamos rodeados. Aparecían inesperadamente sobre los HESCO y disparaban RPGs…Un RPG proveniente del sur impactaría en el pozo del mortero, por lo que nos tuvimos que poner a cubierto. Comenzamos a recibir disparos desde las laderas de las montañas, por lo que decidí disparar varias granadas con el M203…Estaban muy cerca, a unos 10 o 15 metros…Eran listos, utilizarían la letrina que construimos para protegerse, por lo que decidí lanzarles varias granadas de mano.”

Eventualmente, tanta cantidad de fuego le daría a algo: sería el SFC Abad la 1er baja al recibir impactos de esquirlas de RPG en sus brazos y piernas. Las heridas no parecían graves ya que todavía era capaz de abastecer munición a sus compañeros.
La situación en la posición donde se encontraban la sección de morteros se agravaría cuando un RPG impactó en el lugar donde se almacenaban la munición para los morteros, por lo que Phillips consideró que era necesario evacuar el lugar. Ordenó un repliegue hacia el puesto de mando siendo los encargados de llevar a los heridos Chávez y el SFC Morse, perteneciente a los ingenieros.
Pese a que la distancia hasta el puesto de mando era corta, el fuego enemigo era incesante y se tornaba más peligroso para aquellos que debían llevar al herido. Lo comprobarían segundos más tardes cuando Chávez era herido en las piernas. Para su suerte varios ocupantes del PM se mantenían expectantes, no dudando en salir en ayuda de sus compañeros el radio-operador Aass y el Sgt.Queck, logrando introducir en la posición a Morse junto con los 2 heridos.

En el PM sería el SFC Scantlin el encargado de atender a los heridos, ya que el médico del pelotón, el PFC Hewitt había sido herido en un brazo cuando acompañaba a los primeros refuerzos que se dirigían al PO. Sin embargo, Scantlin, que tenía cierto entrenamiento médico (Combat Lifesaver), nada pudo hacer frente a las heridas que presentaba el soldado Abad, que finalmente fallecería.
La muerte de Abad sería un gran shock para los hombres del PM, siendo la única fatalidad dentro del COP.

El combate no daba respiro. El humvee con el TOW finalmente haría explosión, enviando misiles en varías direcciones y alcanzando con sus llamas a uno de los soldados del ENA, que sería atendido por los marines del ETT.
La explosión también dejaría sin comunicaciones satelitales al PM, ya que la onda expansiva había dejado fuera de servicio a la antena.
Entre los misiles que habían sido lanzados a diferentes direcciones, dos terminarían en el PM, uno de ellos con el motor encendido. Respondiendo ante esta amenaza, Phillips y Myer reaccionarían rápida y decididamente, uno utilizando bolsas de arena como improvisados guantes para llevar uno de los misiles que ardía a campo abierto, pese al intenso fuego enemigo; el otro arrogaría el misil restante por sobre la pared de bolsas de arena.
A toda esta confusión se le agregaba el denso humo del vehículo destruido y los HESCOs que habían comenzado a arder, próximos al contenedor CONEX de los ingenieros.

Pese al incidente de los misiles, el jefe de la compañía, Myer, se encontraba ocupado tratando de obtener fuego de apoyo y preparando los refuerzos para asistir al PO. El capitán, una vez iniciado el combate, reportaría inmediatamente el contacto al centro táctico de operaciones (CTO) del batallón en Camp Blessing:

“Este es un ataque al estilo Ranch House” En el CTO podían escuchar claramente el sonido de las ametralladoras y de las explosiones de los RPGs. Myer focalizaría sus esfuerzos junto con el radio operador Aass en coordinar las comunicaciones para obtener el apoyo de fuego necesario.

En Camp Blessing, la primera misión de fuego se efectuaba a las 0423. El objetivo era una posición enemiga ubicada a 500 metros del COP, hacia el noroeste, lo que significaba que existía riesgo de que tropa propia recibiese fuego amigo (“Danger Close”: menos de 590 metros de posiciones propias).
Habían pasado 6 minutos de iniciado el ataque cuando las primeras descargas de 155mm hacían impacto. Myer, inicialmente focalizaría el fuego de artillería al sur y al oeste del COP, pero sería la escasa distancia que separaba las posiciones de los paracaidistas de las posiciones enemigas lo que limitaría el fuego del apoyo artillero, así como también se verían disminuidos en sus eficacia los LGA Mk19 de 40mm, ya que su munición requiere de una distancia mínima para armarse, por lo que sus proyectiles no resultaban efectivos contra las posiciones de los insurgentes que representaban mayor amenaza.
A estos problemas se sumaba la falta de un observador adelantado en el COP, ya que el perteneciente a la compañía se encontraba en Camp Blessing, y el del 2do pelotón (Pitts), para esa altura se encontraba herido y aislado en el PO Topside.
Pese a ello, los artilleros en Blessing se esforzaban al máximo para apoyar a sus camaradas: entre las 0429 y las 0505 dispararían sobre una serie de posiciones pre-planeadas un total de 52 proyectiles HE armados con espoletas de retardo (esta técnica, pese a reducir la efectividad proporcionaba mayor seguridad a las fuerzas propias en caso de que alguna de las descargas fuese corta), a una cadencia de 2 disparos por cañón por minuto.
Esta baja cadencia se debía al alto ángulo que se debían elevar los tubos para hacer fuego, y luego bajarlos para cargarlos, además que luego de cada disparo se re-chequeaban las miras de los cañones para evitar fuego fraticida.

Myer también esperaba el apoyo aéreo de medios de ala fija y rotatoria, aunque por su naturaleza, estos no proporcionaban una respuesta inmediata similar a la de la artillería.
Durante el conflicto de Afganistán, el empleo de estos poderosos medios aéreos había evolucionado de la práctica habitual al punto de que se utilizaba para limitar el acceso al enemigo al campo de batalla, y prevenir que este transite desde y hacia el mismo.
La 1era misión de CAS arribaría a Wanat a las 0458, cuando un bombardero B-1B de la USAF lanzó dos bombas al norte, para aislar el campo de batalla, pero la ausencia de personal que oficiase de controlador aéreo en el terreno limitaría su empleo.

El COP, con el lanzador TOW destruido, disponía como armamento pesado para hacer frente al ataque enemigo de dos LGA Mk19 montados en sendos HMMWVs localizados próximos al perímetro norte, un HMMWV armado con una ametralladora pesada M-2HB ubicado en el PM y la ametralladora media M-240 de los marines (de suma importancia ya que las otras M-240s estaban en el PO Topside y no podían proveer de apoyo al COP).


HMMWV en el puesto de mando del 2nd Platoon. La ametralladora pesada M-2 que montaba en su torreta sería una de las pocas armas de apoyo con que contaban los paracaidistas para la defensa del COP. (Fotograma: Dealin’ Battle Of Wanat).

Durante la batalla el LGA Mk19 del 3er grupo quedaría rápidamente fuera de servicio al recibir fuego directo en su mecanismo de alimentación, mientras que el otro LGA sufriría un atascamiento (avería común), que sería solucionada minutos mas tarde, por lo que los paracaidistas contaban únicamente con una ametralladora media y una pesada más su armamento personal para mantener fuera del perímetro a los insurgentes.
Para lograr este cometido, los soldados de la compañía C se vieron forzados a utilizar el armamento disponible a su máxima cadencia de tiro, siendo los fusiles M-4 y las ametralladoras M-249 SAW las que experimentarían dificultades para mantener una elevada cadencia una vez que los cañones se calentaban excesivamente, provocando atascos los cuales eran solucionados en algunos casos (como pasó con la SAW de los ingenieros, que lograría ser puesta en funcionamiento una vez que se le realizó el cambio de cañón).

Un miembro de la compañía C recuerda:

“Tomé la M-249 de los ingenieros, que había sido dejada en nuestra posición. Estaba trabada por lo que le cambié el cañón…Comencé a disparar hacia la línea de árboles próxima a la mezquita y hacia el mercado. Unos 800/1000 disparos…alguien utilizaría un SMAW-D y un AT-4 también”

La única ametralladora M-2 en el COP sería utilizada por el soldado Kruppa, que realizaría una gran tarea en lo que era su primer contacto con el enemigo, según Aass:

“Kruppa estaba en la torreta (del HMMWV) recibiendo fuego desde múltiples direcciones…las vainas servidas le llegaban hasta la altura de los tobillos literalmente, por todo lo que había tirado. Estaba preocupado de que una vez que se le acabase la primera caja de municiones no supiese que hacer, pero finalmente utilizarían unas doce cajas (de munición), siempre bajo fuego enemigo”

Para el PFC Kruppa:

“Los RPGs venían constantemente desde el oeste. Recuerdo que en un momento tuve que bajar la cadencia de fuego por que el cañón estaba al rojo vivo y porque no sabía cuanta munición quedaba. Para ese entonces había tirado unos 1000 tiros…Para disparar hacia en enemigo, esperaba ver el movimiento de las hojas de los árboles una vez que disparaban. Inmediatamente después apuntaba mi ametralladora hacía allí y abría fuego”.

En el PCV también se combatía con fiereza, recibiendo intenso fuego enemigo tanto de ametralladoras como RPGs. Allí, el arma principal para la defensa era una ametralladora M-2HB montada en un humvee, a cargo del Spcl. Hamby.
Según palabras del Sgt. Hissong nunca había visto a un humvee recibir tantos impactos como esa vez. Hamby se encontraba buscando otra caja de municiones luego de agotar su carga en una posición de la que había partido un RPG, cuando decenas de proyectiles y RPGs impactaron en la torreta del vehículo resultando destruida la ametralladora por un impacto directo. Hissong utilizaría un AT-4 contra una casa al sureste de su posición para tratar de disminuir un poco el fuego enemigo, pero pese a que el cohete destruyó la posición, el volumen de fuego de los insurgentes no cesaba.

Wanat sería uno de los pocos casos donde los soldados norteamericanos pudieron distinguir individualmente a su enemigo, algo no tan usual debido a que generalmente la imagen del enemigo se limitaba al fuego de mortero, cohetes e IEDs.
En este combate los paracaidistas pudieron diferenciar claramente a los insurgentes, identificándolos por su clásica vestimenta: una combinación de BDUs y el tradicional Shalwar Kameez también referido como piyamas (man jammies).


Fotograma de uno de los tantos guerrilleros afganos que tomaron parte del ataque en Wanat; en este caso armado con un fusil AK-47.

Pese a las experiencias de combate previas con los miembros del ENA, y su sentimientos hacia ellos, la imagen que dejarían con los miembros de la compañía C era cuando menos regular. El Sgt. Dzwik diría:

“…Para ser honestos, hicieron más de lo que yo esperaba. En numerosas ocasiones en las que operamos con ellos, cuando había un TIC, generalmente salían corriendo”

Para los marines del ETT el comportamiento de las fuerzas afganas había representado un gran avance. Habían contribuido a la defensa de la posición principal, cubriendo adecuadamente sus sectores asignados mientras realizaban un adecuado control de su fuego, por lo que ninguna de sus posiciones resultaría sobrepasada, ocupada o con material capturado. 4 de sus miembros resultarían heridos, igual cantidad a la de paracaidistas en el COP, siendo la fuerza afgana la mitad que el contingente norteamericano.


La defensa inicial del Puesto de Observación Topside.

Como se ha mencionado, la posición del PO Topside dentro del esquema defensivo (en su conjunto) se presentaba como el punto más vulnerable.
Los insurgentes habían logrado infiltrarse en el mercado que se encontraba entre el COP y el PO, lo que obstaculizaría la comunicación y el envío de refuerzos una vez que el tiroteo se iniciase. No obstante, gracias a los esfuerzos de los paracaidistas para mantener la paridad de volumen de fuego con el enemigo, permitiría a Myer y a Brostrom mantener cierta libertad de movimiento y cambiar la ubicación de sus fuerzas alrededor del perímetro defensivo.
Esta capacidad resultaría decisiva ya que permitiría a los líderes de la compañía y del pelotón reforzar cada tanto al PO en los momentos más críticos. Pese a ello, los defensores de Topside siempre estarían bajo constante presión del enemigo.
Las tres posiciones del PO, que estaban interconectadas entre ellas, eran ocupadas por 9 paracaidistas de la compañía C. La posición norte la ocupaban los Spclst. Stafford y Zwilling, teniendo a su disposición una ametralladora M-240.
El observador adelantado del pelotón, Pitts, junto con su equipo de radio, el Crprl. Ayers y los Spclst. McKaig y Rainey ocupaban la posición central conocida como “nido de cuervo”. Al igual que la posición que daba al norte, también disponían de una M-240. Por último se encontraba la posición sur, ocupada por 3 paracaidistas: Los Spclst. Bogar y Phillips y el Sgt Gobble. Phillips era el tirador designado y tenía como posición de combate la terraza detrás del corto trecho de la pared doble de bolsas de arena que daba al norte. En la posición norte también se encontraba el LRAS3 que era usado generalmente por Pitts.

A las 0420 de la mañana del ataque, Stafford, que había estado utilizando el LRAS3, retornaba a su posición para el alistamiento matutino cunado una oleada de RPGs cayó sobre el PO, resultando todos sus integrantes muertos, heridos o aturdidos. El Spclst. recuerda:

“Le grité a Zwilling, luego recibimos el impacto y fui lanzado hacia el medio del PO. Podía sentir las esquirlas, ardían en mis piernas, mis brazos y en mi estómago. Pensé que estaba prendiéndome fuego por lo que comencé a rodar, gritando, hasta que pude despertar. Recobré mis sentidos y me senté mirando hacia el oeste. Miré a Zwilling y su rostro parecía como si Mike Tyson lo hubiese golpeado. Luego hubo otra explosión detrás de mí, un RPG o una granada de mano que me tiró hacia la terraza donde dormíamos. La explosión había provocado que mi casco saliese volando, pero esa no dolió tanto, posiblemente porque mi chaleco Interceptor había absorbido la mayoría… Miré alrededor para evaluar los daños: Zwilling había desaparecido, Pitts estaba herido, al fondo de la posición. Cerca, Phillips parecía ileso y apenas asomaba su cabeza por sobre las bolsas de arena. Le dije que estaba herido y que necesitaba ayuda y el con su cabeza me hizo la señal de “si” mientras sonreía como diciendo “ya estoy con vos, primero tengo que matar a estos tipos”. El tenía una granada en la mano, así que le quitó la anilla y justo cuando terminó de lanzarla un RPG hizo impacto, pegándome con sus aletas de la cola en la parte superior del casco. Cuando el polvo comenzó a asentarse pude ver a Phillips desplomado sobre sus rodillas. Le grité varias veces Phillips! Phillips!”

Phillips y Zwilling habían muerto de manera inmediata, Gobbles estaba herido, quedando fuera de combate mientras que los otros 6 paracaidistas habían recibido heridas de diversa consideración.

Stafford se arrastró hasta la parte sur del PO, allí pudo observar como Bogar defendía heroicamente la posición:

“Bogar ubicó su SAW sobre las bolsas de arena…estaba como rociando, gastando toda su munición muy rápidamente. Cargaba y disparaba, así varias veces hasta haber utilizado unos 600 disparos en cadencia cíclica. Finalmente su SAW se atascó, se había sobrecalentado tanto que cuando abrió la tapa del mecanismo de alimentación parecía que el cerrojo se había sellado en la recámara. Su cañón estaba blanco…podía escuchar a la M-240 por sobre mi, en el nido del cuervo. Ayers estaba destrozándolos. Pude escuchar a Rainey gritar a Ayers que no fundiera el cañón de la M-240 y que controlara su fuego.”

Eventualmente la ametralladora de Ayers se quedó sin munición, no dándose cuenta que todavía quedaban varias cajas (de munición) de la ametralladora de Stafford.

El Spclts. Mckaig recuerda parte de las acciones en el PO:

“Los insurgentes venían por el sureste, a unos 50-70 metros…teníamos que permanecer con la cabeza gacha a causa de que su fuego era extremadamente preciso”

Con la M-240 fuera de acción Ayers y Mckaig continuaron combatiendo desde el nido de cuervo con sus fusiles M-4. Su técnica era asomarse al mismo tiempo, hacer 5 o 6 descargas hacia los fogonazos enemigos y agacharse antes de que estos pudieran responder. Pese a estar asustados, continuaron realizándolo hasta que el fuego enemigo alcanzó a Ayers, que colapsó sobre su fusil. Ahora sólo en la posición, Mckaig comenzó a experimentar problemas con su M-4.

“Mi fusil estaba sobrecalentado. Había disparado unos 12 cargadores en poco menos de media hora…no podía recargarlo porque estaba muy caliente, me enfurecí y lo arrojé al piso. Cuando quise usar el arma de Ayers descubrí que un impacto de AK-47 la había dejado inoperable.”

Sin arma alguna Mckaig recordó que todavía disponía de dos minas anti-personales Claymore. Justo cuando uno de los insurgentes intentaba sobrepasar el alambre del perímetro, sin dudarlo Mckaig accionó los detonadores de las minas:

“La 1era lo mató mientras estaba en el alambrado. Volaron chispas de él, no se si era por la munición que llevaba o lo que fuere, pero murió instantáneamente”

Mientras esto sucedía, Pitts yacía en la posición sur. Incapacitado por las múltiples heridas en sus piernas y brazos sería atendido por Bogar, que le aplicaría un torniquete en su pierna derecha.
Stafford también intentaría hacer uso de las minas claymore que cubrían la posición norte:

“Tomé uno de los detonadores y lo presioné una, dos…como diez veces y nada, por lo que supuse que el cable de la mina había sido cortado por uno de los tantos impactos de RPG alrededor de la posición. Luego pude ver el otro detonador. Hizo click y no se que pasó. Según dicen, los insurgentes habían tenido las bolas de acercarse y darlas vueltas (a las minas), fue eso o un RPG lo había dado vuelta, no se. Si recuerdo que explotó hacia nosotros. Sorprendido, tomé el fusil y disparé una 5 o 6 veces hasta que un RPG impactó en la pared al frente mío, hiriéndome en las manos. Dolía mucho por lo que no pude sostener más el fusil…en esos momento sangraba de las dos piernas, de los brazos, del estómago y de las manos.”

Stafford se arrastró hasta la posición sur donde los otros sobrevivientes se encontraban. Sólo por sugerencia de Bogar se construyó esa trinchera y posiblemente esa decisión haya salvado la vida de los que continuaban con vida en el PO.
Pitts se enteraría por medio de Stafford que Phillips y Zwilling estaban muertos, lo que lo enfureció, por lo que retornó a la posición norte para continuar combatiendo.

El Sgt. Pitts recuerda:

“Arrojé 5 o 6 granadas de mano en el espacio muerto, hacia el lecho del arroyo…las calentaba unos 3 o 4 segundos para que explotasen una vez que llegasen del otro lado del alambre.”

Mientras lanzaba las granadas, Pitts logró establecer contacto con el PM, por lo que procedió a describir la situación en Topside, solicitando ayuda de manera urgente. Mientras esperaba por los refuerzos, intentó utilizar la M-240 de Ayers pero sus severas heridas le impidieron apuntar la ametralladora efectivamente.



Reforzando Topside.

Los primeros refuerzos provenientes del COP no tardaron en llegar, y consistían en el líder del pelotón, el Tnt. 1ero Brostrom y en el Specialist Hovater. Dándose cuenta que el PO era el punto crítico de la defensa, Brostrom sintió que su lugar era allí. Le comunicó a Myer que necesitaba ir hacia el PO recibiendo el Ok por parte del líder de la compañía.
Al no saber que sucedía en el PO Topside ya que la vegetación no permitía una visión directa hacia allí, Myer dudaba en debilitar las defensas del COP, por lo que le premitiría ir a Brostrom acompañado por 2 hombres.
El Tnt. 1ero corrió hacia las posiciones del 2do grupo para buscar voluntarios que lo acompañasen. Luego de una charla con el líder, Sgt. Benton, Brostrom contaría con Hovater y con el médico del pelotón, Hewitt.
Cuando estaban saliendo de la posición en dirección al PO, y habiendo hecho unos cuantos pasos, Hewitt fue alcanzado y herido de gravedad en el brazo. Pese a ello, Brostrom y Hovater continuarían con el plan: Haciendo frente a una lluvia de fuego enemigo, corrieron entre el mercado y el hotel, treparon las terrazas de cultivo y llegaron sanos y salvos a Topside. Una vez allí, Brostrom le gritó a Pitts que le alcanzase la M-240 y la munición. Rainey se les uniría a los recién llegados en la posición donde usualmente dormían. Pitts sería el último en verlos con vida.

Al parecer la intención de Brostrom era ubicar la ametralladora junto con Hovater y Rainey en la posición de Phillips, para de esta forma cubrir el movimiento de los refuerzos y la evacuación de los heridos, y suprimir las posiciones enemigas en la zona del mercado y del hotel. Pero el accionar de los insurgentes interrumpiría los planes de Brostrom. Stafford estaba a unos metros:

“Escuché al Tnt. 1ero…le gritaba a Rainey y este le respondía, luego, no se quien fue, dijo: “están dentro del perímetro!” Y luego escuché una descarga de armas y a Rainey gritando “están detrás de las malditas bolsas de arena”. No se si fueron RPGs o granadas, pero se escuchó una gran descarga y luego nada. El PO estaba en silencio”

Mckaig recuerda el incidente de manera similar:

“Había un insurgente justo detrás de la piedra cerca de donde dormíamos. Recuerdo haber escuchado gente gritar que él estaba justo ahí. No se si fue ese u otro insurgente el que los mató, pero después de eso no los escuché más.”

Pese a no saberse que fue exactamente lo que pasó, es muy probable que Brostrom y Rainey estuviesen poniendo la M-240 en funcionamiento mientras Hovater los cubría, cuando fueron sorprendidos por fuego enemigo proveniente de la esquina noroeste del PO. Tanto Brostrom como Hovater recibieron impactos de frente y al parecer este último estaba recargando su arma cuando recibieron la descarga mortal. Rainey también fallecería.
La destrucción del equipo de Brostrom puso en evidencia cuan cerca estaba el PO Topside de ser sobrepasado por el enemigo.

Los otros paracaidistas que aún se encontraban con vida, y pese a sus heridas, continuarían combatiendo. Gobble le dispararía a un insurgente que se encontraba sobre las piedras mientras Bogar disparaba su SAW sin cesar, por sobre la cabeza de Stafford. El enemigo estaba tan próximo que los paracaidistas podían escucharlos recargar sus armas y el accionamiento de las mismas. A tan pocos metros estarían que los insurgentes les arrojarían piedras, posiblemente con la idea de que las confundiesen con granadas y se viesen forzados a salir de sus posiciones, o porque se habían quedado sin municiones.

En un intento por acallar las posiciones enemigas que se encontraban en las edificaciones próximas al PO, Bogar, conocido por su arrojo y audacia, saldría de la posición para acercarse y poder silenciar el fuego enemigo. Sería la última vez que sus compañeros lo verían, muy posiblemente falleciendo en esa acción.

La situación en el PO seguía pendiendo de un hilo. Pitts solo contaba con su M-4 con un LG M203 en la posición norte. Las ametralladoras ya no disparaban y el fusil M-21 estaba hecho un rulo. De los otros sobrevivientes, solamente Mckaig era capaz de combatir:

“Me quedaban dos cargadores que los utilizaría si los insurgentes aparecían por sobre las bolsas de arena. Podíamos escucharlos y todavía seguían tirándonos piedras. Encontré granadas en mi posición, así que arrojé 3 hacia el sureste y otras dos hacia el noreste. Para mi sorpresa encontré un LAW que colgaba del árbol, y como estábamos recibiendo fuego desde una de las casas de barro hacía el sureste, a unos 40 metros, decidí apuntar hacia allí. Podía ver el movimiento y los fogonazos. Tiré del LAW e intenté disparar…nada, por lo que Gobble me dijo que tirase fuerte del seguro. Tiré lo más fuerte que pude, me asomé y disparé el cohete, logrando impactar en el centro. Los disparos se detuvieron…lo que me pareció una eternidad solo fueron…6 segundos.”

Gobble y Mckaig no tendrían otra alternativa que decidir por abandonar el PO ya que Pitts no respondía y Stafford había perdido mucha sangre. Gobble iniciaría la maniobra empujando la pared de bolsas de arena, saliendo el grupo de sobrevivientes a la terraza que era utilizada para dormir, encontrándose con los cuerpos de sus compañeros.
Cuando Gobble los estaba revisando para ver si había fallecido, un insurgente se asomó y lo hirió, no pudiendo responder al fuego porque se encontraba desarmado. Pese a sus heridas guiaría a sus compañeros al PCV del 1er grupo resultando en una tarea para nada sencilla ya que al estar tan debilitado por sus heridas terminaría enredándose en el alambre concertina del perímetro. Una vez liberado de este obstáculo rodarían por las terrazas hasta literalmente caer en los brazos del Sgt. Samaroo, quien los llevaría hasta la protección del PCV para atenderlos.


A través de esta pared de bolsas de arena Mckaig, Stafford y Gobble se abrieron paso en su intento para abandonar la posición y llegar al PCV del Sgt. Samaroo. (Fotograma: Dealin’ Battle of Wanat).

En el PO, Pitts seguía con vida y ahora se encontraba sólo. Pese a sus heridas seguiría combatiendo con el M-203 de Riney:

“Comencé a tirar con el M203 directamente hacia arriba, de esta forma las granadas caerían lo más cerca posible. También arrojé varias granadas de mano. Cuando agoté la munición me di cuenta que estaba solo…y utilizando mi radio, que aún funcionaba, les dije que todos estaban muertos o se habían replegado, y que si no enviaban a nadie, la posición caería. El enemigo estaba muy cerca, podía escucharlos hablar.”

Desde su posición Benton recuerda haber escuchado a Pitts por la red radial, casi susurrando, que los insurgentes estaban a solo 10 metros, y que se preparaba con su M-4 para dar la última resistencia.

Cuando el Sgt. Samaroo dio con los heridos del PO Topside no fue casualidad, ya que se encontraba en camino hacia allí al notar que el fuego en la posición había cesado. Una vez que el Sgt. Depositó a los heridos en el PCV, Samaroo organizó otro grupo para reforzar el PO que consistía en él, el Spclst. Denton, el Sgt García y el PFC Sones. Estos últimos habían corrido desde el COP hacia el PCV una vez que se enteraron de la desesperada situación que reinaba en el PO.
El grupo iniciaría rápidamente el ascenso. Samaroo dispararía contra un insurgente que se encontraba sobre unas piedras. El contraataque ahuyentaría a los insurgentes que para ese entonces habían penetrado el perímetro del PO. El equipo del Sgt. Samaroo recobraría el control de la posición, asegurándolo de manera permanente en manos de los paracaidistas.
Pese a haber un buen número de armas, munición y equipo personal, el enemigo en su ocupación del PO no lograría llevarse nada, por lo que la misma fue cuando menos temporaria.

El Sgt. Samaroo se encontraría con una situación caótica, según sus palabras. Rápidamente pondría en funcionamiento la ametralladora M-240 en el nido de cuervo ya que el enemigo se estaba reagrupando y reabasteciendo de munición, disparando con todo el armamento disponible: morteros, cañones sin retroceso, RPGs, RPK, PKM, AK, etc.
Una de las salvas de RPGs impactaría directamente en el PO hiriendo y aturdiendo a sus nuevos ocupantes, resultando gravemente herido el Sgt. García al recibir un impacto directo en la zona abdominal, justo por debajo de su chaleco. Sus heridas eran mortales.
Cuando cayó, García lo haría sobre el micrófono de su radio, oprimiendo el botón de encendido del mismo, lo que provocaría una interferencia en la frecuencia (hot mike), dificultando aún más la comunicación.
En el puesto de mando la interferencia tomó por sorpresa a Dzwik ya que ocurría en un momento crítico, dándose cuenta que desconocía con exactitud la localización de sus hombres, por lo que organizó un nuevo grupo para acudir al PO y estaría integrado por: el jefe de la sección de morteros Phillips, el líder del 2do grupo Benton, el radio operador de la compañía Aass, Queck, como médico Scantlin, Grimm y Davis del equipo TOW y los marines Oakes y Jones junto con su ametralladora M-240.
Este nuevo grupo utilizaría el sendero que unía al PCV con el PO ya que proveía mejor cobertura contra en fuego enemigo, siendo el Spclts. Grapes el encargado de guiarlos, ya que tenía conocía las posiciones enemigas y sus sectores de fuego. Mientras este grupo ascendía por las terrazas, helicópteros de ataque Apache aparecían en lo alto.

Fin 4ta Parte.
 

Charly B.

Miembro del Staff
Moderador
Apaches al rescate.


Una vez más, la llegada de los AH-64 Apache sería determinante en la batalla. En la foto, un apache lanza sus cohetes de 70mm contra una posición enemiga en el valle de Korengal. (Foto: SPC Russell Gilchrest).

Hedgegrow 50 iniciaría la primera pasada de ataque con su cañón de 30mm, dirigiendo su fuego hacia un sector con maleza próximo al perímetro norte del PO Topside. Eran las 0523 hs, una hora había pasado desde el inicio del combate, y por fin el Capt. Myer y sus paracaidistas contaban con el deseado apoyo aéreo de los helicópteros de ataque.
Las primeras pasadas de los AH-64 se concentraron en las posiciones enemigas cercanas al sitiado PO utilizando para gran efecto el TADS (Target Acquisition and Designation System) con que contaban, pudiendo rápidamente localizar los diferentes grupos de insurgentes.
Estos ataques serían tan cerca de las posiciones de los paracaidistas que, una vez finalizado el combate, miembros de la FDR que arribarían más tarde encontrarían los impactos de 30mm a escasos metros del PO.




Secuencia de los diferentes pasadas realizados por los helicópteros de ataque. En la primera imagen lanzando cohetes de 70mm y en la segunda utilizando el cañón de 30mm para suprimir el fuego proveniente desde una edificación.

Hedgegrow 50 y Hedgegrow 43 eran los indicativos de los helicópteros de ataque AH-64 Apache asignados al 2nd Squadron del 17th Air Cav., y eran parte de la FT Out Front que operaba desde la FOB Fenty en Jalalabad.
Cuando recibieron el pedido de apoyo estos dos helicópteros formaban parte de la FDRque estaba asignada a la FT Bayonet esa mañana, junto con dos HH-60 Blackhawk en función de evacuación sanitaria (MEDEVAC).

A las 0430hs, el 2-17th Air Cav. estaba realizando el cambio de turno rutinario en la FDR en la FOB Fenty cuando recibió la alerta para realizar la misión de apoyo en Wanat.
Este cambio de turnos es común en esa hora, permitiendo tener listo los helicópteros para responder ante cualquier incidente, ya que era a la madrugada cuando los insurgentes preferían realizar sus ataques.
Pasados 23 minutos de haber sido alertados, los Apache estaban armados y en el aire, con rumbo a su objetivo que estaba a unos 40kmts (unos 30 minutos de vuelo).

Junto con los helicópteros de ataque lo harían los Blackhawk de MEDEVAC ya que el reporte recibido indicaba la presencia de varios heridos en el COP Kahler. El grupo de helicópteros llegaría al valle de Waigal en 29 minutos, sin embargo los Apache tendrían que esperar para adentrarse en el valle hacia Wanat ya que el espacio aéreo se tenía que despejar debido a que la artillería estaba finalizando una misión de fuego.
Los Blackhawk aguardarían en Camp Blessing hasta que los Apache asegurasen el camino hasta Wanat y suprimiesen el fuego enemigo.

La llegada de los AH-64 tuvo en decisivo e inmediato impacto en la situación del PO Topside. El fuego del cañón de 30mm de los Apache se dirigió hacia el oeste y hacia el norte del PO, acallando o destruyendo a los insurgentes que se encontraban allí, logrando disminuir considerablemente la presión ejercida sobre el Sgt. Samaroo y sus hombres y quitándole al enemigo la iniciativa que había dispuesto desde el inicio del combate. Sin embargo el fuego de los guerrilleros no cesaba, ahora desde una mayor distancia, pero no por eso menos peligroso. La táctica adoptada por el enemigo fue apuntar sus RPGs hacia los árboles para de esta forma barrer a los ocupantes del PO con la metralla. De esta manera lograrían herir de gravedad a Davis y en menor manera a Dziwk y al marine Oakes.
Los insurgentes estaban determinados a permanecer en sus posiciones pese a la presencia de los helicópteros de ataque. Solo dos horas más tarde y después de haber sufrido intensos ataques de helicópteros y aviones, el enemigo optaría por retirarse.

Mientras los Apache realizaban sus pasadas de ataque, en tierra, el Capt. Myer decidió ir hacia el PO. Corrió por el mercado y ascendió hasta la posición. Su mayor preocupación era saber cuantos hombres necesitaban ser evacuados. Una vez en el PO pudo tomar conocimiento de la gravedad de la situación y de la fiereza con la que se había luchado allí arriba, incluso encontró una granada sin explotar, a la que arrojaría por sobre el perímetro.
Inmediatamente requirió el envío de los helicópteros de evacuación médica.

El fuego artillero y en mayor medida el apoyo aéreo cercano provisto por los Apache, habían logrado diminuir de forma efectiva el fuego enemigo sobre la posición principal (COP), lo que permitió que más hombres fuesen a prestar su ayuda al PO. Entre ellos estaba Scantlin (el médico que reemplazó a Hewitt luego de que este fuera herido) que correría hasta el PO y comenzaría a atender a los heridos. Otro de los soldados que se destacaron fue Mckaig, que habiendo luchado y sobrevivido al ataque inicial en el PO y ayudado en la evacuación de los heridos al PCV, se uniría al esfuerzo de reforzar la posición acarreando cajas de municiones para las ametralladoras.

Los combates más duros en el PO Topside finalizarían a las 0630hs, luego de dos horas de haberse iniciado, y luego de una hora de la llegada de los AH-64.
Por estas horas de la mañana, los cuerpos de los nueve paracaidistas de la compañía Chosen caídos en combate habían sido recuperados. Cuando se anunció por la frecuencia de radio la cantidad de bajas sufridas, uno de los pilotos de los Apache resumiría con sus palabras el sentimiento que reinaba: “Maldita sea!”.

Las acciones del 1er pelotón (FDR).

En el momento en que llegaba la 1era alerta proveniente de Wanat, en Camp Blessing, al mando del 1er Tnt. Thurman y del Sgt.1ero Stockard, se encontraba el 1er pelotón de la compañía C que en ese momento estaba designado como la FDR terrestres para el AO de la FT Rock.
Un vez que se solicitaron los refuerzos, esta fracción inició las tareas de preparación para hacerse presente lo antes posible en el COP Kahler, pero los HMMWVs verían demorada su salida debido a que se decidió cargarlos con la mayor cantidad de munición posible. Este pequeño convoy estaba compuesto por 4 vehículos, 2 de ellos armados con ametralladoras M-240 y una M-2HB respectivamente y los otros dos con LGA Mk19.
La FDR partiría de Blessing a las 0515hs llegando a Wanat a las 0601, tardando casi la mitad del tiempo (45 minutos) que usualmente les había llevado en ocasiones anteriores.

Cuando arribaron, la situación todavía era confusa: humo negro proveniente de los HESCOs y del HMMWV del quipo TOW que todavía ardían, helicópteros Apache sobrevolando y cañoneando constantemente las posiciones enemigas y un intenso fuego enemigo proveniente del mercado, del hotel y de la mezquita.
El convoy se detendría en el PCV de los paracaidistas donde Hissong se encontraba:

“Cuando llegaron (las FDR) corrí de mi posición hacia ellos, siendo el Sgt. Silvernale la primera persona en encontrarme…no recuerdo la conversación pero luego el sargento me contaría que me había preguntado donde estaban los enemigos y que solamente atiné a mirar alrededor y decirle: están en todos lados.”

Los integrantes de la FDR se pondrían inmediatamente en acción: Para reforzar el PCV, dos paracaidistas serían destacados allí mientras que el médico del pelotón junto con Beeson y el radio operador corrieron hacia el PM para ayudar con los heridos y las comunicaciones respectivamente. Una vez en la posición del Capt. Myer, este los enviaría al PO Topside.

El Tnt. Thurman, en lo que era su primera acción en combate, actuaría rápida y decididamente. Dividiría a sus fuerzas en dos grupos, una bajo su mando (e incluía 2 humvees) y el otro a cargo del Sgt. Stockard, que se uniría a Beeson en su camino al PO. En el PCV quedarían los otros dos humvees como reserva. El fuego enemigo nuevamente aumentaría en su intensidad.

En el PCV uno de sus ocupantes recuerda:

“…escuché fuego de armas livianas que nos pasaba zumbando. Alguien gritó que el fuego provenía de una edificación al oeste, se veían trazadoras salir de allí, por lo que una vez que me di cuenta de donde provenía el fuego enemigo, apunté la M-240 de mi torreta hacia allí y abrí fuego…10 metros al norte, del lado oeste del camino, había una posición del ENA. Cuando disparé, ellos abrirían fuego hacia el mismo sector con sus PKMs y RPGs. Silenciamos la posición enemiga en menos de 10 minutos.”


HMMWVs pertenecientes a la FDR del 1st platoon. La llegada y posterior acción de esta fracción sería decisiva para que los paracaidistas recuperasen la iniciativa y lograsen expulsar a los insurgentes de las edificaciones próximas al COP Kahler.

Los otros dos humvees al mando de Thurman se dirigirían hacia el sector del hotel y de la mezquita, tomando con la guardia baja al enemigo. Aprovechando su confusión, Thurman ordenó el asalto, encabezando la carga hacia el mercado y recibiendo el apoyo del armamento pesado de los humvees. Uno de los conductores se acordaría:

“Me dirigí hacia el norte, pasando el hotel y la mezquita, estacionando contra una pared de piedra para obtener cobertura y para bloquear el camino…alguien realizó fuego de reconocimiento hacia una casa al noreste recibiendo como respuesta fuego de PKM por lo que abrimos fuego con el Mk19, con un LAW y con mi SAW e incluso disparé dos AT-4 hacia el edificio. Luego de esa descarga dejaríamos de recibir fuego desde esa posición, pero el Sgt. me alcanzó un SMAW-D y me dijo que lo disparase hacia la casa. Fui al mismo lugar desde donde había disparado el último AT-4, apunté el SMAW pero justo un helicóptero MEDEVAC estaba aterrizando por lo que puse el seguro y esperé que se retirara. Cuando el pájaro partió, disparé el SMAW, pero fue un tiro corto…Tomé nuevamente mi M249 cuando comencé a recibir fuego efectivo de armas livianas proveniente del lado este del camino, hacia el norte. Disparé mi SAW hacia allí mientras otro soldado les tiraba con el Mk19…Cada vez que me asomaba recibía fuego de armas livianas. ”

El asalto al mercado fue un gran éxito debido en gran parte al apoyo de las armas pesadas de los vehículos. Silvernale participaría en la ofensiva contra las posiciones en el mercado, siendo herido por un RPG:

“Moviéndonos a la esquina norte del mercado descubrí una mancha de sangre entre el hotel y el edificio norte. Avanzando por ese sector mis elementos recibieron nuevamente intenso fuego enemigo proveniente del norte, del este y desde detrás del hotel. Entramos al mercado y comenzamos a despejarlo; luego continuamos con el hotel, utilizando para ello un hacha y una escopeta.”

El Sgt. Aass fue testigo del asalto al mercado:

“El Tnt. inició el asalto y su objetivo era una edificación de la cual provenía el fuego enemigo. Los miembros del 1er pelotón estaban tratando de marcar el objetivo con granadas de humo de sus M203 mientras yo trataba de coordinar con los Apache para que destruyeran los objetivos una vez marcados…convirtieron al edificio en ruinas. Logré escuchar por radio que el Sgt Silvernale y algunos más procederían a asegurar el hotel por lo que me aseguré que nadie disparase hacia allí.”

En el PO Topside el fuego proveniente de tres cumbres que tenían vista hacia la posición de los paracaidistas no cesaba. La más cercana de estas cumbres era una casa a unos 90-120 metros al sureste mientras que las otras eran una gran edificación al otro lado del arroyo Wayskawdi, a unos 270 metros al noreste, y un complejo de casas al sur del PCV y del COP.

Cuando Beeson llegó al PO Topside:

“Todavía recibíamos fuego…un RPG pasó por arriba, dando contra los árboles y una piedra, obligándome a tirarme cuerpo a tierra. Justo después de esa salva un RPG o una granada detonó, destruyendo al LRAS3 e hiriendo a tres hombres. Stockard lanzaría varías granadas de mano hacia su frente para dar con los tipos que más cerca estaban, decayendo el fuego considerablemente.”

Mientras el PO continuaba bajo presión del fuego enemigo, los HMMWVs de Thurman continuaban luchando contra un enemigo muy determinado, recibiendo intenso fuego de armas livianas y salva tras salva de RPGs. Uno de los conductores identificaría a un grupo de insurgentes entre el PO Topside y el PCV:

“Los atacaríamos con fuego de fusiles, granadas de mano y con el LGA Mk19. Parecía que no se morían más.”

Luego del asalto y ocupación del mercado y del hotel, los insurgentes se encontraron peleando en campo abierto, situación que sería aprovechada por los AH-64 Apache, que realizaron varias pasadas abriendo fuego con sus cañones de 30mm a poco metros de las posiciones de los miembros de la compañía C.
Los Apache utilizarían sus misiles AGM-114 Hellfire contra los insurgentes que se habían parapetado en varios edificios. A las 0639 uno de estos misiles sería lanzado contra una de las casas al noreste del COP Kahler. Pese al incendio que le siguió a la explosión del proyectil, el fuego enemigo continuaría desde la posición por lo que a las 0820 se decidió ordenar a uno de los Hedgegrow que terminase el trabajo con otro misil.






Secuencia de lanzamiento de un misil AGM-114II Hellfire contra una posición enemiga (1er y 2da imagen) y los resultados de ese ataque combinado con el fuego de los cañones de 30mm. (Foto: forista Gunslinger del foroambushalleygames.com/forum/index)


El constante apoyo de los helicópteros de ataque terminaría lenta pero efectivamente por debilitar la resistencia enemiga. Luego de cuatro horas de combate los insurgentes comenzarían a retirarse del campo de batalla.
El balance del combate sin duda se había declinado para el lado de la compañía C una vez que los Apache arribaron, finalmente recobrando la iniciativa con la llegada de la FDR del 1er pelotón.

Misiones de evacuación médica.

La llegada de los AH-64 Apache sería acompañada por los HH-60 Blackhawk de evacuación médica pertenecientes al 1er pelotón de la compañía C del 6th Batallion del 101st Aviation Regiment. Sus indicativos eran Dustoff 35 y Dustoff 36, y habían estado aguardando en Camp Blessing hasta que los Apache lograran estabilizar un poco la situación en Wanat. Eran las 0552 y para los miembros de esta unidad de evacuación médica las cosas sucedían muy velozmente y resultaban un tanto confusas ya que no era común que todas las aeronaves disponibles se dirigiesen al mismo lugar.

Dustoff 35 sería el primero en intentar aterrizar en la zona de aterrizaje (Landing Zone – LZ) del COP Kahler que había sido marcado con humo violeta y paneles VS17, pero las nubes de humo y polvo en suspensión eran tan espesas que tuvieron que realizar una segunda pasada para aterrizar de manera segura. Mientras realizaban esta maniobra sus tripulantes pudieron advertir la presencia de insurgentes a escasos metros del perímetro sur del COP, recibiendo intenso fuego efectivo de armas ligeras.
Una vez en el LZ Dustoff 35 cargó 5 heridos y partió raudamente hacia las instalaciones sanitarias de Camp Wright, en la ciudad de Asadabad.

Era el turno de Dustoff 36 que debía recoger a los heridos del PO Topside, para lo cual estaba planeado hacer uso de su grúa pero los pilotos decidieron, en una maniobra muy arriesgada, aterrizar en una de las terrazas de agricultura lo suficientemente grande y plana, al sur del PO, eliminando de esta manera la necesidad de utilizar la grúa y de tener que permanecer en vuelo estacionario mientras el combate continuaba alrededor.
Los primeros miembros de la tripulación en descender del Blackhawk fueron el Sgts. Kinney (médico) y Crew Chief Helfrich, dirigiéndose inmediatamente hacia Topside a través de las terrazas del alambre del perímetro para volver con los heridos, tarea que resultaría extenuante según el Sgt. Kinney. La tripulación actuaría sin vacilar y reaccionaría instintivamente todo el tiempo que estuvieron en tierra. Una vez finalizada la carga de los 4 heridos, Dustoff 36 partiría a toda velocidad hacia Asadabad.

Al esfuerzo de evacuación se sumarían Dustoff 34 y Profit 71. Este último realizaría el segundo aterrizaje en el LZ del COP aprovechando una breve interrupción de los combates. Una vez en tierra recibiría a cuatro heridos, entre ellos al miembro del ENA que había resultado gravemente quemado luego de la explosión del HMMWV del equipo anti-tanque. El médico abordo, Capt. King, decidió que el vuelo de retorno fuese a Jalalabad debido a la gravedad del cuadro que presentaba el soldado afgano. El piloto de Profit 71, el CWO Smith recuerda:

“El Capt. King preguntó cuanto nos iba a tomar llegar a la base de Jalalabad, a lo que respondí unos 20 minutos más o menos. El capitán entonces dijo que tenía que ser lo más rápido posible porque el soldado del ENA no lucía para nada bien. Entonces le dije al Capt. Minnie que dispusiese los motores al 100% de torque y que volara lo más rápido posible. Informé a los Apache que necesitábamos volver lo antes posible por lo que volaríamos sin escolta hasta la base de Jalalabad.”




Tanto tripulantes, como equipos médicos y helicópteros del 1st platoon de la CCompany del 6th Batallion del 101st Aviation Regiment resultaron vitales a la hora de evacuar y atender prontamente a los heridos en la batalla. (Fotos: Jerome Starkey).

Helicópteros UH-60 Blackhawk de transporte se sumarían a la tarea como improvisados medios de MEDEVAC, resultando en una confusión administrativa concerniente al orden de evacuación, pero finalmente todos los heridos serían evacuados. En total 4 soldados del ENA y 16 paracaidistas serían transportados a instalaciones sanitarias desde el campo de batalla.

El profesionalismo y coraje de las tripulaciones de los helicópteros de MEDEVAC sin duda salvó muchas vidas e impresionaría a varios miembros de la compañía C, como a al observador adelantado Pitts, que había resultado gravemente herido en la defensa del PO:

“…Nunca presencié una cosa como la que hicieron. Fue algo asombrosos. Le escribí a uno de los pilotos (Sgt. Kinney) que no podía creer como los pilotos habían aterrizado allí, tan expuestos…y con los Apaches cañoneando posiciones enemigas a solo 30 metros.”

Hissong:

“Todavía recibíamos fuego cuando pude observar los primeros pájaros de MEDEVAC arribar. Lo que hicieron fue la cosa más grandiosa que le vi hacer a un piloto. En vez de aterrizar en el LZ del COP, aterrizaron en un pequeño lugar próximo al PO Topside. Estuvieron bajo intenso fuego todo el tiempo, pero así y todo lograron evacuar a nuestros heridos más críticos. Aterrizarían 10 veces más en el mismo a lo largo de todo el día.”


Acciones más importantes a lo largo de la batalla por Wanat. (Gráfico modificado: Combat Studies Institute).

Consolidación y repliegue de Wanat.

La FT Rock enviaría varías unidades adicionales en la medida en que los elementos de transporte aéreo estuviesen disponibles. La segunda FDR que llegaría a Wanat sería el 3er pelotón de la compañía A (Able) al mando del Capt. Nelson. Esta fracción fue aumentada con la adición de puesto de mando táctico (TAC) de la compañía y con una sección del pelotón de exploración del batallón. Esta fuerza compuesta por 30 hombres llegaría por tierra a las 0820 en un convoy de 6 HMMWVs, proveniente de un puesto de avanzada sobre el río Pech.

Otra unidad que enviaría refuerzos sería la compañía B (Battle) al mando del Capt. Kearney, y que movilizaría su 3er pelotón al mando del Tnt. Moad. El pelotón llegaría a las 1330 a bordo de helicópteros CH-47 Chinook recibiendo como zona de responsabilidad el PO Topside y alrededores.


Llegada del 3rd Platoon de la B Company a bordo de un CH-47, vista a través del TADS de un AH-64 Apache.

Tanto Moad como el Sgt. Barabet estuvieron muy disgustados con la ubicación del PO. El sargento se preguntó porque estaban en tierras bajas, dónde estaban las fortificaciones y porque no se había ocupado ningún sector de las tierras altas.
Consideraron que el punto ciego al norte del PO no se podía cubrir de ninguna manera de forma satisfactoria, por lo que decidieron reubicar el PO en una construcción a 150 metros al este de la actual posición. Esta nueva edificación proporcionaba una observación dominante sobre Wanat y mejores avenidas de aproximación hacia el COP.
Una vez que el 3er pelotón de la compañía B llegó a su nueva posición, resultó evidente a simple vista que el lugar había sido utilizado por fuerzas enemigas debido a que se hallaron granes cantidades de vainas servidas de 7,69mm.

Al Sgt. Moad no le tomaría mucho tiempo acomodarse en el nuevo PO:

“Una vez en posición, ordené al pelotón despejar el edificio y luego seleccionar las mejores posiciones para nuestros hombres. Utilizamos al edificio como nuestra posición defensiva; enviamos equipos de reconocimiento y vigilancia para que recogieran inteligencia por los alrededores. Pusimos minas Claymore en las posibles avenidas de aproximación del enemigo e iniciamos las tareas de fortificación con piedras y bolsas de arena. Una vez en posición, junto con el observador adelantado del pelotón dirigimos operaciones de negación de terreno utilizando el mortero de 120m de la compañía C.”

Por la tarde se harían presentes los Coroneles Ostlund y Preysler (CO de la FTBayonet), pero ninguno se quedaría permanentemente en Wanat. (No se harían presentes ningún representante de la Brigada ni del CJTF101). Ostlund dejaría a su S3 (oficial de inteligencia), al Mayor Himes y al ya mencionado TAC para que asumiesen el mando del COP. El ayudante del CJTF101, Brig.Gral. Milley, por orden del su superior (el Mayor Gral. Schlosser), operaría desde el TOC del batallón en Camp Blessing.

Entre los refuerzos que arribarían a Wanat lo haría un pequeño destacamento de fuerzas especiales junto con una considerable fuerza de Comandos del ENA, llevando las fuerzas de la coalición a casi 200 hombres. Por la mañana del 14 de julio un pelotón de Pathfinders (18 hombres) de la 101st Airborne Division llegaría al poblado para colaborar con las tareas de despeje y patrulla de las tierras altas alrededor del COP.






Luego de la batalla: En la 1era foto se aprecian los restos calcinados del HMMWV perteneciente al equipo TOW; en la 2da, el mercado todavía está en llamas, luego de que gran parte del fuego realizado proviniese y fuese dirigido hacia allí; 3era foto, los restos del PO Topside, donde tuvo lugar la parte más dramática de la batalla. (Fotos: Forista Gunslinger - Dealin’ Battle of Wanat 2da y 3era).

Con las primeras luces del 14 de julio los Comandos del ENA iniciaron una meticulosa búsqueda casa por casa, recolectando considerable información de inteligencia y realizando un cuidadoso análisis de daño.
El centro comunitario de Wanat, donde se encontraba el destacamento de 20 hombres de la PNA guardaría la mayor sorpresa: Los comandos encontrarían una gran cantidad de armas (74 AK47, 11 RPK, 3 PKM, 6 lanzadores de RPG, 3 escopetas, un lanzagranadas y 6 pistolas), la mayoría con claros indicios de haber sido recientemente disparadas. También había una gran cantidad de munición 7,62mm y cohetes.
Quedó claro que el contingente de la PNA no jugó ningún rol significante en la batalla ni de ninguna manera colaboró en la defensa del COP. Algunos miembros de la 1er FDR recordarían que pese al intenso fuego enemigo proveniente de sus alrededor, del cuartel de la PNA (que estaba a 200 metros) no se apreciaba que se estuviese haciendo fuego pese a que podían hacerlos. Para el Sgt. Grimm, jefe del equipo TOW:

“El cuartel de la PNA estaba intacto (haciendo énfasis en este término) pese a estar sobre las avenidas de ingreso y egreso de los insurgentes que atacaron desde la mezquita y desde el hotel. Pude ver muchas vainas servidas en su perímetro suroeste…los Comandos del ENA encontraron uniformes ensangrentados. Todos los miembros dela PNA estaban con uniformes nuevos, algo inusual ya que solo se les da un solo uniforme y por le general está sucio. Aparecieron limpios y recién afeitados. En el cuartel había 100 armas entre AKs, PKMs, PRKs, RPGs, pistolas y escopetas. Todas las armas estaban sucias y habían sido disparadas recientemente.”

El descubrimiento de semejante arsenal dejó clara evidencia de la connivencia entre la PNA y los insurgentes, por lo que el gobierno central afgano relevó al jefe de la policía del distrito y disolvió el destacamento.

En su búsqueda, los Comandos afganos revisaron más de 100 casas las cuales todas estaban deshabitadas. Dentro de una de ellas se encontró un gran depósito de elementos médicos junto con BDUs. En otro edificio encontraron 4 fusiles AK-47, dos radios TRC-222 de 40 canales, detonadores y cables de detonación ocultos en kits de primeros auxilios, una cámara de video con cinta adentros y varias tarjetas de identificación de la PNA así como material para confeccionarlas.
Esta búsqueda terminó por probar que el poblado completo habías sido completamente infiltrado por los insurgentes y usado como base para su ataque.

Pese a la presencia de un gran número de fuerzas de la coalición, todavía se darían algunas escaramuzas a lo largo del 13 y 14 de julio.
Por las noches varios grupos de insurgente fueron descubiertos, posiblemente tanteando las defensas en busca de alguna brecha para infiltrarse al poblado. Al advertir su presencia la coalición utilizaría todos los medios disponibles para su destrucción (desde A-10 y F-15Es hasta un AC-130). Misma suerte correrían los diferentes grupos que fueron descubiertos en su intento por exfiltrarse de la zona.
Ahora todos los medios de ISR (incluido un MQ-1 Predator) eran utilizados en las proximidades de Wanat para localizar fuerzas enemigas que luego eran atacadas con morteros, howitzers y CAS.

El 13 de julio, el comandante del destacamento de Fuerzas Especiales (que también estaba a cargo de los Comandos del ENA) propuso al S3 de la FT Rock, Himes, realizar una marcha de aproximación hacia el noreste a lo largo del valle, siendo el ojetivo Qualay-e-Gal al este (a 6 kmts). Los operadores de las FFEEs querían maniobrar agresivamente y cerrar la ruta de egreso tomando Qualay-e-Gal, que era el centro de toda ruta a lo largo del arroyo Wayskawdi. Esta táctica, pese a ser riesgosa, podía llegar a infringir una dura sino determinante victoria sobre los insurgentes en la zona, más aún con todo el apoyo que se contaba ahora. Pero Himes consideró que no había suficientes fuerzas para asegurar el flanco norte por lo que no apoyó el plan de las FFEEs, las cuales se limitaron a formar una FDR y realizar patrullas nocturnas en las tierras altas al noroeste, noreste y sureste del COP.

Las alternativas de Himes para el 14 de julio eran dos: Continuar con la construcción del COP o retirarse del poblado. Finalmente se terminaría decidiendo el repliegue completo del valle de Waigal. Las razones eran claras: la hostilidad que había demostrado la población al apoyar o ser intimidada por las fuerzas insurgentes, y los grandes esfuerzos (hombres y materiales) que harían falta solo para proveer seguridad en caso de continuar con la construcción del COP. Además, la FT Duke (que reemplazaría a la FT Bayonet en pocas semanas) ya había manifestado sus reservas respecto a Wanat y su ocupación permanente.
No había sentido, tanto táctica como operacionalmente, en intentar mantener la presencia de la coalición pase a que la sección de inteligencia del CJTF101 había manifestado lo contrario, ya que permitiría un libre movimiento de los insurgentes hacia el valle del río Pech.

El 15 de julio por la mañana, helicópteros y camiones provenientes de Camp Blessing iniciaron los movimientos retrógrados del COP Kahler, siendo llamativa la rapidez con la que se dispuso de estos medios y su cantidad, algo totalmente diferente cuando se había iniciado la construcción del puesto de avanzada.
Los últimos paracaidistas en partir de Wanat fueron los hombres de la sección de morteros de la compañía C.
El COP Kahler era dejado atrás luego de que su defensa costara la vida a 9 de sus defensores y heridas a otros 32, quedando solo algunas posiciones destruidas como recuerdo de la feroz batalla que se había librado.



Fuentes.
Internet:

US DoD
US Army
Defenseimagery.com
Dvidshub.net
Stars and Stripes

ambushalleygames.com/forum/index
Onlyviolence.blogspot

video.msnbc.msn.com/dateline/37958190#37958190
Liveleak.com
Youtube.com
Wikipedia.org

Google Earth
Mapsof.net
Russell Gilchrest US Army – Flickr
Gator504 - Flickr

Textos y artículos:

“Combat Actions in Afghanistan 2008” CSI Press, US Army CAC
“Battle of Wanat – Historycal Analysis” David Tate.
“War” Sebastian Junger.
“Compassion, skill add up to saving lives” George Welcome.
“Passing it On – Fighting the Pushtun on Afghanistan Frontier” Gral. Sir Andrew Skeen
“Breaking contact without leaving chaos: The Soviet Withdrawal from Afghanistan” Ltnt.Clnl (R) Lester W. Grau.
“Forbidden cross-border vendetta: Spetsnaz strike into Pakistan during the Soviet-Aghan War” Ltnt. Clnl. (R) Lester W. Grau y Ali Ahmad Jalali.
“Two tours into Afghanistan– Twenty years and two armies apart” Major Eero Kinnunen y Ltnt. Clnl. (R) Lester W. Grau.

Nota: Desde ya cualquier corrección, observación y adición de información serán bienvenidas.
 
Muy bueno el trabajo, arduo!
Lo que me llamó la atención es que mencionan el poco uso del drone Shadow y recordé un post que subí sobre la cantidad de horas usado en Irak y pensé que había pasado lo mismo en Afganistán.
Saludos, Hernán.

http://www.zona-militar.com/foros/threads/la-guerra-de-los-drones.24477/page-15#post-1103668

.
limita mucho la geografia de la region..
no se como se comportara el bicho en altura... y ademas la cadena montañosa debe ser un limitante muy importante para el control del mismo
 
por cierto... excelente informe!!!.... me hace acordar bastante a otras "peripecias" sufridas por foe's estadounidenses (mojadicio, por ejemplo)
 

Charly B.

Miembro del Staff
Moderador
Muchas gracias Andrew_93, HernanF, Icarus y Berkut por la felicitaciones.

limita mucho la geografia de la region..
no se como se comportara el bicho en altura... y ademas la cadena montañosa debe ser un limitante muy importante para el control del mismo
Correcto Berkut, no solo la geografía ya que las altas montañas interfieren las señales de los UAV, también la climatología, sobretodo en invierno.

Saludos!
 
M

Me 109

¿No perjudica un poco el desempeño individual que el infante lleve tanto equipo encima?
Viendo la foto del Sgt. Kohler, me parece muy cargado y dudo que pueda desplazarse ágilmente en combate.-
 

Charly B.

Miembro del Staff
Moderador
¿No perjudica un poco el desempeño individual que el infante lleve tanto equipo encima?
Viendo la foto del Sgt. Kohler, me parece muy cargado y dudo que pueda desplazarse ágilmente en combate.-

Seguramente, más cuando no están aclimatados. Sigue siendo uno de los problemas principales en zonas montañosas, sobre todo cuando se deben realizar operaciones de más de un día ya que los infantes deben llevar todo en sus mochila. (Ejemplo: En la operación Rock Avalanche, los paracaidistas de la Cia Battle llevaban promedio unos 55 kilos de equipo entre mochila, munición, raciones, agua, armamento y chaleco).
 

Noticias del Sitio

Arriba