GUYANA EN LA MIRA DE VENEZUELA

Shandor

Colaborador
Colaborador
Venezuela rechaza categóricamente la intromisión del Reino Unido en Guyana


REUTERS/Jorge Silva
Venezuela rechaza categóricamente la intromisión del alto comisionado del Reino Unido en la República Cooperativa de Guyana, Gregory Quinn, en asuntos internos que son de total exclusividad e incumbencia de dos países soberanos, como es lo referido al diferendo territorial histórico entre ambas naciones, reza un comunicado oficial.
"Fiel a su herencia colonialista, el alto comisionado Quinn, ofende a Venezuela con sus declaraciones intrusas y violatorias del Derecho Internacional y busca entorpecer las relaciones hermanas entre dos países vecinos con sus opiniones", rechaza el Gobierno en el comunicado citado por Venezolana de Televisión.
Estas declaraciones forman parte de una campaña de mentiras e intrigas en la cual participan la empresa Exxon Movil y los medios de comunicación internacionales, que tiene como objetivo propiciar un conflicto entre dos países hermanos, continua.
SEPA MÁS: Venezuela exige a ExxonMobil no incursionar en zonas en disputa con Guyana
"El antiguo imperio británico explotó al pueblo de Guyana y despojó a Venezuela de su territorio mediante componendas coloniales y pretende, a través de las declaraciones impertinentes e intrusas" de Quinn "revivir viejos apetitos y ambiciones imperiales".
Por último Caracas insta "una vez más su vocación para el diálogo" e insta "tajantemente" a los distintos factores que buscan entorpecer las relaciones con Guyana que "cesen en su acción perturbadora de la buena vecindad".
SEPA MÁS: La petrolera Exxon comienza a perforar en aguas disputadas por Guyana y Venezuela
http://actualidad.rt.com/actualidad/177429-venezuela-rechaza-intromision-reino-unido-guyana
 
Venezuela. busca rosca fuera de casa por los dos lados, con el objeto de desviar la atención de sus problemas internos. Típico de gobiernos totalitarios de buscar enemigos externos.

Como no resulto con el imperialismo yankee ahora le toca al britanico. Simplemente de texto

Leonidas
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Caricom lanza advertencia a Venezuela sobre el Esequibo
Freundel Stuart dijo que “Caricom respalda muy firmemente a Guyana”, pero también es consciente de las “buenas relaciones” que Caracas tiene con la región


La Comunidad del Caribe (Caricom) advirtió este sábado a Venezuela de que los reclamos territoriales que le enfrentan a Guyana podrían “envenenar las relaciones” con la agrupación de integración regional y mostró su confianza en hallar una solución pacífica al conflicto.
El primer ministro de Barbados y presidente de turno de Caricom, Freundel Stuart, dijo, al cierre de la 36 cumbre anual de la organización regional, que “Caricom respalda muy firmemente a Guyana”, pero también es consciente de las “buenas relaciones” que Caracas tiene con la región.

No estamos al punto de interrumpir esa relación o contaminarla de ninguna manera”, aclaró Stuart, quien apuntó que Venezuela “se ha comprometido a mantener la paz y la tranquilidad en esta región” y confió en que se alcance una “solución amistosa”.


En una conferencia de prensa posterior al cierre de la cumbre, Stuart dijo que tanto Venezuela como Guyana pertenecen a organizaciones regionales, “por lo que creemos que existe la posibilidad de una solución amistosa para las actuales dificultades”.
El presidente de Guyana, David Granger, quien durante esta cumbre ha pedido a sus homólogos que enviaran a Caracas una condena “enérgica”, dijo que estaba satisfecho con esta declaración de Caricom.
Añadió que cuando regrese a su país informará a la población de que Caricom “se compromete a garantizar que la región sigue siendo una zona de paz y hará todo lo posible para asegurar que nada perturbe la paz en la región”.
“Felicito al presidente de Caricom -dijo- por el liderazgo demostrado en transmitir esta posición a la delegación de Venezuela” que ha participado en esta cumbre, encabezada por el vicepresidente, Jorge Arreaza.
Granger había pedido a Caricom que este año fuera más allá de declaraciones de años anteriores, en los que Caricom se limitaba a decir que “tomaba nota de la disputa fronteriza”, ya que en esta ocasión había que tener en cuenta el decreto firmado el pasado mayo por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Ese decreto modificaba la frontera guyanovenezolana respecto a lo acordado en un laudo arbitral de hace más de un siglo y que daba soberanía a Guyana sobre las aguas del Esequibo, un territorio rico en petróleo y que supone más de dos terceras partes del territorio guyanés actual.
En un principio se había hablado de que Maduro acudiría a esta reunión y trataría el tema con su homólogo guyanés, pero finalmente envió a su vicepresidente, quien ha mantenido diversas reuniones con al menos cinco primeros ministros de Caricom.
Recientemente Exxon Mobile descubrió una “significativa” reserva de petróleo de alta calidad en el territorio en disputa. Venezuela reclama a Guyana que detenga la exploración, mientras el Ejecutivo guyanés trata de recabar el apoyo internacional para lograr que Caracas desista en sus reclamos.
Desde Caracas, Maduro anunció que el lunes expondrá ante el Parlamento local la que llamó una “agresión” contra Venezuela desde Guyana.
Aseguró que Venezuela fue despojada del Esequibo “con el objetivo de tomar las entradas del río Orinoco para luego venir a reconquistarnos por el imperio británico (…), para que tengamos que aceptar provocaciones de la Exxon Mobil e insultos del Gobierno de Guyana”.
“Nuevas conspiraciones se han activado por el oriente y occidente y el lunes estaremos denunciándolas y pidiendo la unión nacional”, insistió.
La comparecencia de Maduro ante la Asamblea Nacional sobre este asunto fue aplazada en dos ocasiones en los últimos días, a la espera de conocer lo que aconteciera en esta cumbre de Caricom.
Durante la reunión, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, mantuvo una reunión bilateral con Granger, quien aseguró tras el encuentro que el funcionario del organismo multilateral le manifestó su disposición mediar y enviar una misión a Guyana.
Para el presidente guyanés la controversia “ha ido más allá y ha contaminado a todo el CaribeOriental; se ha regionalizado”.
http://www.el-nacional.com/mundo/Caricom-lanza-advertencia-Venezuela-Esequibo_0_659334187.html







 
Venezuela. busca rosca fuera de casa por los dos lados, con el objeto de desviar la atención de sus problemas internos. Típico de gobiernos totalitarios de buscar enemigos externos.

Como no resulto con el imperialismo yankee ahora le toca al britanico. Simplemente de texto

Leonidas

No creo que sea enteramente eso, sí puede que sea un incentivo, pero estos temas suelen ser más complejos y arrastran problemas de largo plazo. Es como cuando acá levantan el tema Malvinas. Muchas veces -sino todas- se cuela el rédito político pero eso no quita que el asunto siga siendo de actualidad y sumamente importante desde el punto de vista geopolítico. No conozco los pormenores del caso venezolano, tendré que ponerme a estudiar.
 
No conozco los pormenores del caso venezolano, tendré que ponerme a estudiar.

Arbitrajes truchos desde el siglo 19, para empezar. Empeorado por desinterés estatal desde los años 60's por ambas partes que ha permitido cierto status quo a nivel bilateral, a pesar de que el gobierno Guyanes( y el Venezolano, por desidia, durante muchos años hasta épocas recientes) han permitido la explotación de recursos de manera ilegal en dicha.

El tema se ha avivado recientemente principalmente por el hecho de que Guyana se cree con potestad de entregar derechos de explotación a Exxon, mas allá de la necesidad de desviar la atención del publico, del cual también hay un componente que no se puede negar.

El Esequibo es tan britanico/guyanes como las Malvinas son Britanicas...
 
Última edición:
Ambas partes tendrían que estar dispuestas a ir a la Haya, imagino yo.

Y considerando que Guyana no hace mucho hizo una solicitud ante la ONU de la extensión de su plataforma continental unas 150 millas dentro de los limites del Área en Reclamación, ignorando cualquier reclamo de Venezuela alegando que "no existe ninguna disputa territorial", no se que tan cierto sea eso.
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Por qué Venezuela reclama dos tercios del territorio de Guyana

Una campaña para la "defensa de la patria" ha vuelto a dominar los discursos, la publicidad y la prensa del gobierno de Nicolás Maduro en una disputa desde 1897

Nicolás Maduro señala el territorio que Venezuela reclama internacionalmente. Foto: Archivo / BBC
Una campaña para la "defensa de la patria" ha vuelto a dominar los discursos, la publicidad y la prensa del gobierno venezolano en las últimas semanas, hecho que ha desviado la atención sobre la crisis económica que padece el país que gobierna Nicolás Maduro.
Todo porque el diferendo territorial con el vecino país de Guyana por la soberanía del Esequibo, una zona de 159.500 kilómetros cuadrados al este de Venezuela, se reavivó después de décadas archivado y siglos de iniciado. Caracas y Georgetown se culpan mutuamente de haber sido el primero en tirar la piedra en esta nueva polémica.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, llamó a consultas a su embajadora y mandó a revisar las relaciones con la excolonia británica, con la que además suspendió el intercambio de petróleo por arroz, lo que representa un duro golpe para la economía de un país de 800.000 habitantes, según el censo de 2014.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y su homólogo guyanés, David Granger, se han embarcado en una nueva tanda de ataques verbales. Foto: Archivo / BBC
El viernes pasado, la polémica llegó a la cumbre semestral del Mercosur en Brasil, donde Maduro y su homólogo guyanés, David Granger, se acusaron mutuamente de gestar una "provocación". Les explicamos, en cuatro preguntas, de qué se trata la disputa.
1. ¿Qué encendió la chispa?
En mayo, la petrolera estadounidense Exxon Mobil anunció el descubrimiento de un yacimiento de petróleo en el océano Atlántico, justo en una zona que entra en el histórico diferendo territorial.
Las exploraciones previas se hicieron con el aval de Georgetown. Eso provocó la protesta de Maduro, que emitió un decreto con las coordenadas que, según Caracas, marcan las frontera del país.

El territorio del Esequibo es una zona rica en reservas naturales y dos tercios del actual territorio guyanés. Foto: Archivo / BBC
El mandatario luego pidió a la ONU que active el mecanismo de buenos oficios, un estilo de arreglo pacífico de controversias, para mediar en la disputa territorial. Pero Guayana lo rechazó, con el argumento de que dicha figura no sirve y pidió que el diferendo se resuelva en una corte internacional.
Sin embargo, esa idea "no le llama la atención al gobierno venezolano por haber perdido varias veces en dichos escenarios, que no son imparciales", le dijo a BBC Mundo el coronel retirado Pompeyo Torrealba, director del Movimiento Nacional al Rescate del Esequibano y el Esequibo y asesor del gobierno en esta querella.
2. ¿Cuál es la disputa?
La zona en disputa, que comprende áreas marítimas y territoriales, es rica en reservas naturales y tiene una posición estratégica. Para Guyana, que hoy ejerce soberanía en la zona, el Esequibo significa dos tercios de su ya pequeño territorio.
La zona fue controlada por los imperios Español, Holandés y Británico, que en 1897 se comprometió con Venezuela, que reclamaba el territorio, de resolver la disputa en tribunales internacionales. Así se produjo el Laudo Arbitral de París de 1899, que falló a favor de Reino Unido.
En los años 50 surgieron algunas evidencias que hablaban de complicidad entre los delegados británicos y el juez ruso de aquel tribunal, cuyo voto fue decisivo para el fallo en contra de Venezuela.
Tras las revelaciones, en 1962 Venezuela denunció el laudo como "nulo" y reactivo el reclamo del territorio ante la ONU, Así se originó el Acuerdo de Ginebra en 1966, según el cual la zona es controlada por Guyana pero su soberanía es reclamada por Venezuela.
El acuerdo, que era de carácter transitorio, estableció un plazo de 4 años para solucionar el diferendo. Pero sus pautas siguen vigentes.
3. ¿Qué ha pasado desde 1966?
Cuando se venció el acuerdo, se firmó el protocolo de Puerto España, que congeló las negociaciones por 12 años. Mientras tanto, Londres le dio la independencia a Guyana.
Para algunos, Venezuela pasó de ser el pequeño país sudamericano que luchaba contra el imperio británico a verse como la potencia petrolera que acorralaba a un país de menos de un millón de habitantes.
Entre el 82 y el 99 ambos países intentaron resolver el diferendo a través del mencionado mecanismo de buenos oficios de la ONU, que nunca arrojó resultados concretos. Durante el gobierno de Hugo Chávez el diferendo se archivó, en parte debido a las buenas relaciones entre el fallecido presidente venezolano y Georgetown.
Como una forma de aumentar su influencia entre los países de la Comunidad del Caribe (Caricom), con los que firmó benevolentes tratados de intercambio comercial bajo la figura de Petrocaribe, Chávez cambió la política hacia Guyana. "La política de Chávez hacia Guayana fue flexible", dice Torrealba.
Incluso, en una visita en 2004 a Georgetown, el mandatario dijo: "El Gobierno venezolano no va a oponerse a ningún proyecto en la región que vaya en beneficio de sus habitantes (.) proyectos de agua, vías de comunicación, energía, proyectos agrícolas".
Durante la última década Guyana ha podido explotar la zona en consorcio con trasnacionales no solo estadounidenses, sino también chinas.
4. ¿Por qué Caracas cambia de política?
En contraste con la "política flexible" de los años anteriores, la actual vehemencia del gobierno venezolano marca un cambio de línea.
Varias voces opositoras en Venezuela denominaron la reactivación del diferendo, que según éstas había sido "abandonado" por el gobierno chavista, como una estrategia para incentivar el nacionalismo en vísperas de la campaña para las parlamentarias de diciembre.
"Lo han reavivado con carácter puramente electoral", le dice a BBC Mundo Freddy Álvarez, expresidente del Colegio de Internacionalistas y profesor de relaciones internacionales de la Universidad Central de Venezuela.
"Se sabe que una negociación como esta no es nada fácil, porque ninguno va a ceder. El juego está trancado. El gobierno sabe que los oficiantes no han servido y dudo que vayan a ir a la (corte) de La Haya, donde sí toman decisiones y donde podemos perder", señala.
Torrealba dice que Guyana -que desde mayo tiene un gobierno de tendencia diferente al anterior- inició la polémica al haber introducido en la ONU una solicitud para ampliar su plataforma continental de 200 a 350 millas.
Asimismo, afirma que EE.UU. y Exxon Mobil tiene un plan para obtener el control del petróleo venezolano.
"Los culpables de reactivar esto son los gringos al haber metido otro barco e instalarse como si fuera su territorio. Ellos quieren acorralar al presidente (Maduro), como parte del nefasto decreto de Obama", dice en referencia a las sanciones contra funcionarios venezolanos firmadas por el presidente estadounidense en diciembre.
Y concluye, haciendo eco al temor del gobierno de que trasnacionales se tomen las bocas del Río Orinoco, zona clave para la navegación comercial venezolana: "Usan a un país pequeño como Guyana para tomarse las reservas más grandes del mundo (en Venezuela)"..
la nacion
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
Venezuela insta a Reino Unido a que deponga su «actitud anacrónica» sobre Guyana

No es la primera vez que Caracas critica abiertamente la postura británica. El mes pasado, tacharon de «intromisión» la actitud de Londres

efe
La canciller venezolana, Delcy Rodríguez
La Cancillería de Venezuela ha criticado la postura de Reino Unido sobre la histórica disputa territorial con Guyana tras las declaraciones del alto comisionado británico en la República Cooperativa de Guyana, Gregory Quinn, y ha exigido a Londres «deponer su actitud anacrónica».
El Ministerio de Asuntos Exteriores ha señalado en un comunicado que las declaraciones de Quinn en torno a la disputa «pretenden ocultar la verdad histórica que revela cómo su país (...), junto al Gobierno estadounidense, propició y ejecutó un fraude arbitral que violó la integridad territorial de Venezuela».
La controversia se centra en las tierras situadas al oeste del río Esequibo de Guyana, que abarca alrededor de dos terceras partes de la pequeña nación de habla inglesa que limita con Venezuela. Guyana administra esta zona, conocida como Guayana Esequiba, pero Venezuela la reclama como propia basándose en el Acuerdo de Ginebra de 1966, por lo que el área suele aparecer en sus mapas rayada oblicuamente con la leyenda «zona en reclamación».
Caracas ha indicado que tanto Quinn como el representante del Gobierno de Estados Unidos «se empeñan presurosamente en exigir respeto a un laudo urguido por manos de actores de sus gobiernos» desconociendo el citado acuerdo como «instrumento jurídico vigente para regular la controversia territorial».
Asimismo, Venezuela ha pedido a las autoridades británicas «un genuino respeto al Derecho» y ha exigido «deponer su actitud anacrónica», postura que señala que recuerda a su «nefasto legado de controversias territoriales como resultado de su política colonial depredadora y esclavista (...) que conforma una vergüenza para la Humanidad y de la cual nadie podría sentirse orgulloso».
No es la primera vez que Caracas critica abiertamente la postura británica en torno al contencioso territorial. El pasado mes de junio, el Gobierno venezolano ya denunció la «intromisión» de Londres en torno al conflicto, agravado después de que Guyana diera permiso a la petrolera estadounidense Exxon para perforar un yacimiento en una zona reclamada por ambos países.
Quinn rechazó entonces las reclamaciones de Caracas insistiendo en que «no hay fundamento en el Derecho internacional que justifique las reclamaciones de Venezuela en lo que consideramos las aguas territoriales de Guyana». La actual frontera entre ambos países fue delimitada en 1899, pero Venezuela no la reconoce.
ABC.es
 

Noticias del Sitio

Arriba