La Policía Nacional de Colombia en el mes de febrero del año 2022, meses antes del cambio de gobierno, anuncio la necesidad de modernizar la flota aérea de la institución mediante el programa “Fortalecimiento de las misiones aéreas”. Indicando la supuesta necesidad de que “existen 147 plataformas, de 11 fabricantes en 20 líneas distintas, y que era necesario optimizar y unificar con el fin de disminuir costos y huella logística”. El total del presupuesto aprobado fue de alrededor de USD 54.000.000 que se debían invertir en seis aeronaves.

Sin embargo el 27 de junio del 2022 el presidente Petro en discurso sentencio “todo avión que se compre para las instituciones públicas esta semana, se vuelve a vender, le solicito al presidente Duque Suspender las compras”, lo que generó la supuesta suspensión de la compra de estas aeronaves, siendo también cuestionada esta adquisición por parte de medios de comunicación como W radio bajo el titulo: “Los lujosos aviones que de forma secreta y cuestionada está comprando la Policía Nacional”.

Embraer Legacy 600 – créditos: Aktug Ates.

Meses después, se pudo evidenciar que la compra continuo con su trámite de manera normal, y así en los primeros días del mes de octubre de 2022 se recibió un avión ATR 42-500, seguido de un Embraer Legacy 600 en noviembre de 2022, y más adelante se comunicó la llegada de otro ATR 42-500 en el mes de diciembre de 2022, cuyo arribo no he podido confirmar. La flota total a adquirir por parte de la institución seria de dos ATR 42-500, un Cessna Textron 208 B Gran Caravan y tres Embraer Legacy  600. Cada una de estas operaciones las analizare por separado desde sus características y utilidad real para la institución: 

  • Tres Embraer Legacy  600. Se trata de un avión ejecutivo tipo Jet VIP con las siguientes características generales: Tripulación: 3 (piloto, copiloto, azafata opcional), Capacidad: 16 pasajeros, Longitud: 26,33 m, Envergadura: 21,17 m, Altura: 6,76 m, Peso en vacío: 16000 kg, y Peso máximo al despegue: 22500 kg. Se trata de un avión de lujo, que desde el punto de vista práctico no es útil para la policía nacional, por ser un avión VIP, solo útil para viajes ejecutivos, sin capacidad de carga o pasajeros suficientes para misiones humanitarias o de transporte militar. De otro lado sí se persigue la supuesta unificación de las plataformas, se debe mencionar que en el momento del contrato la Policía Nacional no operaba este tipo de avión ni marca, por lo que sería una nueva plataforma que aumenta la huella logística y los costos de mantenimiento. Como se puede observar se trata de aviones lujosos e innecesarios.
  • Dos ATR 42-500. Es un avión comercial regional propulsado por dos motores turbohélice fabricado en Francia e Italia por Avions de Transport Régional, cuyas características principales son: Alcance 1,555 km, Longitud 23 m, Velocidad de crucero 556 km/h, Envergadura 25 m, Pasajeros 42, y Peso: 11,550 kg. Este avión ya presta sus servicios a las FFMM de Colombia y en especial con la Policía Nacional y ha proporcionado apoyo en trasporte de personal, como ambulancia y traslado de tropa. Tiene buenas capacidades para el aterrizaje en pistas no preparadas, es de mantenimiento y operación económica e incluso presta sus servicios a la aerolínea nacional Satena.
  • Un Cessna Textron 208 B Gran Caravan. Avión de enlace ampliamente utilizado en Colombia por todas las fuerzas militares incluyendo la Policía, apto para la complicada geografía colombiana, económico, fiable, con mantenimiento a través de la CIAC, que funciona como ambulancia y de bajo coste operacional. Es una excelente opción para la aviación, con amplia experiencia e incluso un simulador para la enseñanza operado por la Fuerza Aérea Colombiana. Características principales Tripulación: 1 piloto, Capacidad 9 a 14 pasajeros, Carga 1315 kg, Longitud 12,7 m, Envergadura 15,9 m, y Altura 4,3 m.

Tras analizar las compras realizadas podemos concluir que tres de estas plataformas son utilices y oportunas, los dos ATR 42-500 y el Gran Caravan, siendo plataformas viables y conocidas que aumentan las capacidades de la Aviación de la Policía Nacional, pero lastimosamente en un contrato, con las extrañas características que a veces reinan en las compras militares en Colombia, se adquirieron aviones suntuosos y totalmente innecesarios, a pesar de todas las advertencias realizadas incluso por el actual presidente de la república, esperemos que los organismos de control ejerzan su autoridad e investiguen en su totalidad estos contratos.

*Fotografías empleadas a modo de ilustración: créditos Policía Nacional de Colombia.

Tal vez te interese La Fuerza Aérea Colombiana compra un lote adicional de T-6C Texan II

Publiidad
Foto del avatar
Abogado egresado de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, especializado en Derecho Comercial, nacido en Tunja Boyacá Colombia. Estudioso de la temas militares enfocándose en las fuerzas armadas de Latinoamérica y en especial de su país. Ha publicado artículos en Las Dos Orillas sobre temas de defensa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.