26 de mayo de 1982. Consolidado el desembarco, las fuerzas británicas se desplazan por el territorio de la Isla Soledad en diferentes ejes. Mientras tanto, las fuerzas argentinas han recibido ordenes de desplegarse en distintos puntos y defender pasos estratégicos.

La cabecera de playa y movimientos británicos

Tras el desembarco reportado ayer y la fuerte reacción argentina para generar el mayor daño posible, las unidades británicas han comenzado a desplazarse en diferentes ejes sobre posiciones en la Isla Soledad. Sin embargo, con la enorme perdida del Atlantic Conveyor, algunos planes parecen haber sido modificados, atendiendo las dificultades para transportar de manera aérea al personal y al equipamiento. Es importante mencionar que con el incendio de este buque de transporte, queda en operaciones un solo helicóptero Chinook de los 5 portados.

A pie se están desplazando por ahora las unidades del 3er Batallón Paracaidista y del 45 Commando. El primero con eje hacia New House-Douglas-Teal Inlet, y el segundo hacia Monte Kent. Por otro lado, el 2do Batallón Paracaidista ha sido asignado en el avance hacia Pradera del Ganso (Goose Green), destinándose hacia el sur, donde espera la Agrupación Litoral. El 42 Commando tiene la orden de enfocarse en Puerto Argentino, formando todas las unidades una red enfocada hacia los puntos centrales de la Isla Soledad.

La situación en Malvinas: Ordenes para extender la linea de defensa

Teniendo en cuenta los movimientos británicos, se ha dado la orden de extender la defensa de las islas tomando posiciones sobre el monte Dos Hermanas y Harriet. Para esto, se ha ordenado el destino del Regimiento 4, quien comenzará el desplazamiento desde las inmediaciones de Puerto Argentino, donde estuvo como reserva.

Han sonado alarmas desde temprano en Darwin. Ya durante la madrugada y durante el mediodía se recibió un fuerte cañoneo naval desde el HMS Arrow sobre posiciones argentinas. Si bien el bombardeo naval fue intenso y durante largos periodos del día, una acción con la única pieza disponible Oto Melara de 105, pudo frenar momentáneamente la acción del buque ingles.

A partir de esto, parte de la Agrupación Litoral, que tenia ordenes de movilizarse es aferrada al terreno, lo que impide su movimiento en nuevas posiciones. Esta unidad ha recibido la orden de tomar la iniciativa y avanzar hacia una zona mas próxima al foco desde donde proviene el enemigo. Es por esto que la intención es desplazarse hacia el norte y poder cerrar el paso sobre el istmo de Darwin. En este caso, las defensas que se posicionaban sobre el paso en si, y donde los 554 hombres habían conformado una defensa importante, se han extendido desde los 15 km a unos 30 km, por ahora sin posibilidades de contar con refuerzos.

Entendiendo el avance británico hacia esta posición estratégica en las islas y realizado por el 2do. Batallón Paracaidista (integrado por las compañías A, B, C y D), se ordena el despliegue de dos piezas Oto Melara para reforzar las posiciones argentinas. A efectos, son transportados por helicópteros del Ejército Argentino las piezas del Grupo de Artillería Aerotrasportado 4 con su personal, sumándose a la única pieza que ya se encuentran en estas posiciones y que pudo ser recuperada luego del hundimiento del Rio Iguazú. Estas piezas tendrán la función de operar sobre los montes del istmo

Por el lado de las fuerzas argentinas destinadas a defender el istmo, 554 hombres de entre el Regimiento de Infantería 12, la Compañía C del Reg. 25, la 3ra. sección de la Compañía C del Regimiento 8, mas los elementos antiaéreos tanto del Ejército Argentino como de la Fuerza Aérea Argentina, las condiciones logísticas no son optimas entendiendo las dificultades para entregar suministros desde Puerto Argentino. Sin embargo, el personal se encuentra a la espera del combate luego de haberse recibido indicaciones que secciones de exploración del Regimiento 12 tomaron contacto con unidades adelantadas británicas a la altura del área denominada Camila Creek.

Por otro lado, se han reportado ataques aéreos sobre Bahía Fox y en Puerto Howard, en la Isla Gran Malvina, además de fuego naval sobre la pista de la BAM Malvinas en la Isla Soledad que ha llevado a la perdida de un avión argentino.

Acciones aeronavales

La situación en Malvinas no parece buena. Se conoce que el numero de aeronaves que pueden operar en las islas es poco, tanto por las dificultades para desplegar, como por las perdidas sufridas. De todas maneras en el día de hoy pudieron arribar, luego de un difícil vuelo, unas 3 aeronaves MC-33 que se sumaran a BAM Malvinas, donde operaran con los sobrevivientes del COAN. Además, en el día de hoy se pudieron canibalizar 2 aeronaves (matriculas 4-A-112 y 116) para poner en servicio el 4-A-115.

Por el lado de la BAM Cóndor, y entendiendo la situación con el avance hacia el sur del eje de fuerzas británico, se ha tomado la decisión de replegar el sistema IA-58 Pucará hacia la BAM Malvinas, desde donde también podrían operar y sin ponerlos en riesgo ante un futuro combate en Darwin.

A su vez, hoy nos ha llegado la noticia que lamentablemente el transporte Monsunen ha sido atacado por una fragata británica. Este buque operado hábilmente por su tripulación ha venido sorteando el constante ataque de buques y aeronaves enemigas, llevando suministros y personal a distintos puntos de las islas. Durante la jornada de hoy, luego del ataque, el comandante ha tomado la decisión de encallar el buque y salvándolo de su hundimiento. Portaba tanto harina como combustible a ser destinado a Darwin.

Tras las acciones del 25 de mayo

No hay dudas que el efecto de las fuerzas argentinas (tanto de la Fuerza Aérea Argentina como de la Armada) durante el día de ayer generó un cierto jubilo. Las perdidas británicas se han contabilizado al HMS Coventry, al Atlantic Conveyor con material importante para el esfuerzo de invasión, además de tres Harrier y un Lynx. Esto ha elevado el espíritu de lucha argentino, entendiendo que hay que cambiar ciertos procesos y misiones para continuar asestando daño a los británicos. Hoy despegaron distintos sistemas directamente con la intención de generar bombardeos masivos: tres aeronaves Canberra despegaron por la madrugada, además de sistemas M-5 destinados a bombardeos en picado y en altura sobre posiciones terrestres en la cabeza de playa. Por mala meteorología o descoordinaciones, los Canberra con indicativo ODIN debieron regresar al continente. Por otro lado, los M-5 pudieron hacer la descarga de sus 4 bombas sobre posiciones británicas guiados por el radar Malvinas.

También, desde las islas y luego del repliegue a la BAM Malvinas, dos aeronaves IA-58 Pucará han sido destinadas a operar en apoyo directo de las fuerzas que defienden Darwin.

Te puede interesar: Malvinas 40 Años – El ataque al SS Atlantic Conveyor

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.