Global Hawk el 29 de julio en su último aterrizaje

El pasado 29 de julio realizaron su aterrizaje final cuatro UAV EQ-4 Block 20 Global Hawk en la Base de la Fuerza Aérea de Grand Forks en el noreste de Dakota del Norte. Fueron introducidos en el 2011, y llevaron a cabo más de 10.000 horas de vuelo, según Wing Public Affairs. Sin embargo, según fuentes militares de Grand Forks Herald, se reutilizarán para participar en las pruebas hipersónicas que realizará la Fuerza Aérea de los Estados Unidos sobre el Pacífico.

La compañía Northrop Grumman será la encargada de la conversión y adaptación de los drones para las nuevas necesidades: «Northrop Grumman ha recibido una solicitud de propuesta para modificar la aeronave Block 20 en apoyo de un nuevo cliente gubernamental para lograr un papel crítico que aproveche las fortalezas inherentes de la familia Global Hawk: alcance, resistencia, altitud, autonomía, y carga útil inigualable» aseguraron a Grand Forks Herald.

En noviembre del 2020, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ya había anunciado la conversión de los RQ-4 Global Hawks y MQ-9 Reapers para el mismo fin, bajo un programa titulado SkyRange, en el cual se equipó una flota de aviones no tripulados con nuevas capacidades de sensores como telemetría, un telescopio aerotransportado para caracterizar las condiciones de la superficie del vehículo, y un sistema para medir las condiciones atmosféricas.

R-Q 4 Global Hawks

A su vez, la USAF se encuentra desarrollando dos plataformas hipersónicas: ARRW (Air Launched Rapid Responde Weapon) y la HAWC (Hypersonic Air-breathing Weapon Concept).

Imagen principal: U.S. Air Force. E-Q 4 Block 20 Global Hawk en su último aterrizaje el 29 de julio.

Te puede interesar: Un vistazo a las Fuerzas de Operaciones Especiales de los EEUU

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.