La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) ha informado que en el marco del Ejercicio Conjunto Tápio 2021 se han alcanzado las 200 horas de vuelo. El hito, en base a lo comunicado de forma oficial, fue alcanzado el día 21 de agosto por efectivos de la Institución en vuelos de entrenamiento.

El Ejercicio Conjunto Tápio 2021 tiene por fin simular un escenario bélico irregular en el cual la Fuerza Aérea Brasileña podría operar en el marco de una Misión de Paz impulsada por la Organización de las Naciones Unidades. En este sentido, la presencia de tropas regulares e irregulares en el terreno de operaciones es una posibilidad, debiendo aumentar la coordinación y sinergia entre los Escuadrones desplegados en las ejercitaciones. Esta primera Fase se realizó entre los días 10 y 13 de agosto, en el Campo de Pruebas Brigadeiro Velloso (CPBV), en Novo Progresso (PA), región conocida como Serra do Cachimbo.

El carácter conjunto del Tápio 2021, no solo hace referencia al empleo de aeronaves de reconocimiento, ataque y transporte de la Fuerza Aérea Brasileña, si no, también, a la interoperatividad con otras fuerzas militares de la región. En este marco, destaca la presencia dos helicópteros de búsqueda y salvamento HH-60G Pave Hawk, que arribaron a Brasil en días recientes transportados por un C-17 Globemaster III del 105th Airlift Wing, unidad perteneciente a la Guardia Aérea de Nueva York.

Los diversos sistemas de armas están operando desde la Base Aérea de Campo Grande (MS), realizando despegues y aterrizajes con el fin de efectuar vuelos de reconocimiento sobre la zona. En este sentido, las misiones de apoyo aéreo cercano son realizadas por Embraer A-29 Super Tucano, gracias a la información recabada y suministrada por aeronaves de reconocimiento terrestre Embraer R-99, las cuales están siendo sometida a un programa de actualización de sus sensores, desempeñando tareas de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento.

En las tareas de apoyo aéreo cercano, los A-29 son complementados en misiones de Control Aéreo avanzado por los A-1 AMX pertenecientes al Escuadrón Centauro (3º / 10º GAV), los cuales atacan y suprimen defensas aéreas del adversario que hayan sido identificadas.

La segunda Fase del Ejercicio Conjunto Tápio 2021, focalizándose en Mato Grosso do Sul, se centra en desarrollar misiones de búsqueda y salvamento empleando helicópteros H-36 Caracal del Escuadrón Falcão (1º / 8º GAV), Sikorsky H-60 Black Hawk y aeronaves S-105 Amazonas, las últimas empleadas para la inserción de personal de Fuerzas Espaciales por vía paracaídas en la zona de operaciones.

El Director de Ejercicio y Comandante de la Base Aérea Campo Grande, Brigadier Clauco Fernando Vieira Rossetto, indicó que “La segunda fase de la formación se centra precisamente en Búsqueda y Salvamento (SAR, Búsqueda y Salvamento en portugués), que tiene aplicaciones tanto civiles como militares. En las simulaciones, donde hay un conflicto, buscamos a alguien que haya resultado herido. Esta persona tiene la primera cita médica, situación que es reflejo de lo que hacemos en el día a día. Entonces usamos esta similitud de procesos para hacer también nuestro entrenamiento”.

Durante los próximos días el Ejercicio Tápio 2021 continuará, finalizando el próximo 3 de septiembre. Las actividades brindan a la Fuerza Aérea Brasileña una importante experiencia operativa de cara a futuros despliegues requeridos por la Organización de las Naciones Unidas, fortaleciendo a la Política Exterior de Brasil en el plano internacional.

*Créditos de fotografías Soldado Anderson Soares / CECOMSAER y Soldado Sebalho / BACG

Tal vez te interese La USAF despliega helicópteros HH-60G Pave Hawk en Brasil

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.