En la mañana del miércoles (30/06), el Ministerio de Defensa, a través de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), inauguró la Estación de Radar de Vigilancia Aérea en Ponta Porã, Mato Grosso do Sul. La estructura amplía y moderniza la red de radares de control del espacio aéreo brasileño.

La ceremonia, presidida por el Presidente de la República, Jair Bolsonaro, contó con la presencia del Ministro de Defensa, Walter Souza Braga Netto, y del Comandante de la Fuerza Aérea, Teniente Aéreo Brigadier Carlos de Almeida Baptista Junior. Con recursos y equipos de alta tecnología, la Estación de Radar ayudará a controlar el espacio aéreo y a ampliar la vigilancia de la región, aportando beneficios tanto para el control de las aeronaves civiles como para la defensa aérea del país. El proyecto forma parte del proceso de modernización de la red de radares de vigilancia del Sistema de Control del Espacio Aéreo Brasileño (SISCEAB).


El Comandante de la Fuerza Aérea destacó la importancia de utilizar este tipo de equipos en el país. «La adquisición de la capacidad resultante de la operación de estos tres radares es coherente con la alineación de objetivos de la Estrategia Nacional de Defensa, que considera la vigilancia del espacio aéreo como una responsabilidad importante para la consolidación de las demás tareas de la Fuerza Aérea Brasileña», dijo.

Con base en las instalaciones del Ejército Brasileño de Ponta Porã y completando la cobertura radar a lo largo de la frontera occidental de Mato Grosso do Sul con los países vecinos, la Estación puede ser operada incluso bajo el ataque de interferencias electrónicas. El despliegue de los equipos aumenta la capacidad de detectar aeronaves no autorizadas, colaborando así a las acciones de vigilancia del espacio aéreo y a la lucha contra el narcotráfico.

La fabricación nacional de los radares, llevada a cabo por una empresa de la Base Industrial de Defensa, agiliza los procedimientos de asistencia técnica por parte del fabricante. Además, las actividades relacionadas con la fabricación, la instalación y el soporte de los equipos generan aproximadamente 2,8 mil empleos directos e indirectos.

Fotos: Antônio Oliveira / CCOMSOD

Tal vez te puede interesar: La FAB inaugura un nuevo simulador de vuelo para la instrucción de cadetes aviadores

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.