Entre algunas de las novedades que dejó el ciclo «El rol de las empresas públicas y privadas en torno a la política industrial de defensa nacional» podemos destacar lo expuesto por el Vicepresidente de la Fábrica Argentina de Aviones «Brigadier San Martín», Franco Giuggioloni, más puntualmente en lo referido a los planes de la fábrica cordobesa para impulsar la producción de paracaídas para el Ejército Argentino.

Durante su exposición, Giuggioloni comentó que FAdeA está en pleno proceso de fabricación y certificación de dos modelos de paracaídas destinados al Ejército Argentino. La iniciativa partió de la idea de aprovechar la capacidad instalada que FAdeA dispone en su Sección Paracaídas para lo cual se trabajó con el Ejército y el Estado Mayor Conjunto a los fines de evaluar las necesidades. Este proceso de análisis también incluyó la evaluación de costos a los fines de definir un precio de venta que resulte acorde.

De acuerdo a lo expresado por el vicepresidente de la fábrica cordobesa, se apunta a producir hasta 300 paracaídas por año, hito que implicaría no solo darle volumen de producción a FAdeA sino que a la vez permitiría el reemplazo de material que actualmente se adquiere en Brasil y los Estados Unidos. Para ello, FAdeA ha invertido en el proceso de desarrollo, fabricación y evaluación. En 2020 se realizaron las primeras pruebas con un demostrador tecnológico, habiéndose avanzado en los últimos días con la evaluación de los prototipos (realizando lanzamientos desde un C-130H Hércules con maniquí de ensayos), todo ello apuntado a obtener la certificación de la Dirección General de Aeronavegabilidad Militar Conjunta (DIGAMC).

El actual desarrollo gira en torno a los modelos de paracaídas principal MC1-1D (designado por FAdeA AE640D) y al paracaídas de reserva T10R-MIRPS (AE622 MIRPS).

Vale aclarar que la Sección de Paracaídas en FAdeA cuenta con una larga trayectoria en la producción de este tipo de material, no solo para personal sino también de aquellos los destinados al lanzamiento de carga, frenado, entre otros. Actualmente se cuenta con: Taller de arneses, fundas y líneas; Taller de velámenes y pilotines; Sector de aireado y plegado; Depósito con atmósfera controlada y 60 maquinarias de diverso tipo. En cuanto a sus recursos humanos, se dispone de 7 técnicos, una inspectora y un Jefe de Taller/Planificación.

Foto de portada: Paracaidistas del Regimiento de Infantería Paracaidista 2 «General Balcarce» realizando preparativos previos a abordar el C-130H Hércules TC-66.

Agradecimientos a Cartonero por el inestimable aporte que siempre significa su archivo histórico de la FMA

Tal vez te puede interesar: FAdeA – ¿2021 será el año para el Pucará Fénix?

2 COMENTARIOS

  1. ayer dejé un comentario celebrando que en Argentina ahora se fabriquen estos equipos que antes importábamos, y que el camino es este, pero no lo publicaron. No es la primera vez que no veo comentarios publicados y no entiendo los motivos. Es un foro de opinión, donde manteniendo el respeto y ajustados a la temática (no hablamos de fútbol) no podamos ver todas las opiniones publicadas. Le quita energía a los comentarios de los lectores, que mantenemos viva la web con los debates sobre las notas. Por favor, revisen esto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.