El cierre del primer trimestre del año en curso junto a las recientes novedades de los últimos días parece brindar un marco positivo al avance del proyecto Pucará Fénix, sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer para lo que será la nueva variante del histórico y veterano bimotor argentino.

Tal como nos comentaron en nuestra reciente visita a la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín”, los esfuerzos a corto y mediano plazo estarán puestos en el proceso de certificación de la remotorización, trabajos que demandará una considerable inversión de tiempo. Así lo manifestó Francisco Corazza, Jefe del programa Pucará Fénix, al afirmar que el objetivo es retomar con la certificación motor y dar por concluida esta etapa. Para alcanzar esta ansiada meta aún quedan por realizar 25 vuelos y completar los 112 puntos que se tienen que cumplir según las tarjetas.

El titular del programa brindó a ZM los últimos avances con el Pucará Fénix, siendo uno de ellos el cambio de depósito hidráulico, proceso previsto dentro de la modernización. “La pieza fue fabricada en España e instalada por FAdeA. Las pruebas funcionales en tierra y vuelo dieron dentro de parámetros normales por lo que resta continuar con los vuelos de maniobra para certificar…” explicó Corazza

En cuanto a los tiempos del programa, fue la presidente de FAdeA, Mirta Iriondo, la que manifestó que parte de las demoras se debieron a la situación de emergencia sanitaria vivida a lo largo del 2020, lo cual no impidió del todo que el Centro de Ensayos en Vuelo continuara con la campaña de ensayos. La principal incidencia también vino por el lado de por ciertos aspectos burocráticos y por la reformulación obligada de la agenda prevista para las visitas de las comisiones de Pratt & Whitney y Hartzell.

Las mencionadas empresas norteamericanas están a la espera de la culminación de vuelos de certificación, manteniendo un contacto permanente con FAdea. La relación con ambas compañías se debió reestructurar debido COVID a los fines de establecer una planificación exacta, habiéndose establecido una constante coordinación de estatus para lo cual se estableció un cronograma en donde P&W y Hartzell van viendo como va el avance de los ensayos.

Modernización

En paralelo, el proyecto Pucará Fénix contempla varias modernizaciones que se fueron ampliando 2020, siendo una de ellas la referida a la navegación y comunicaciones (NavCom, como base los proyectos FAS 11601A /1B), habiéndose ensayado durante el transcurso del 2020. Actualmente el diseño de lo que serán los futuros puestos de piloto y operador de pod se encuentran en etapa de revisión crítica de diseño (CDR), por lo que se podría tener novedades a corto plazo. Este último proceso no estuvo libre de incidencias ya que se debieron aplicar algunos cambios en relación con el pod POA EO/IR que inicialmente desarrolló FixView y que posteriormente amplió su alcance con la participación de INVAP.

Actualmente se trabaja en distintos aspectos de la modernización, entre ellos la compatibilidad de la cabina para el uso de gafas de visión nocturna (NVG), aire acondicionado y lo que serán las actividades previstas para la certificación de carga externa una vez que se concluya la etapa de desarrollo de pod multisensor (EO/IR + radar)

En lo referido a las modificaciones internas, Corazza manifestó que se aguarda el ingreso de equipos para su instalación una vez finalizados los vuelos de certificación de la remotorización, trabajo que será realizado integralmente por FAdeA. Consultado sobre el tipo de sistemas seleccionados, se afirmó que la selección recayó en componentes del tipo comercial (COTS, Commercial Of-The-Shelf) principalmente por una cuestión de costos ya que la idea para el Pucará Fénix es que mantenga la función de una plataforma para inteligencia, vigilancia y reconocimiento. Ese ha sido el input de la Fuerza Aérea Argentina, sin embargo, queda la puerta abierta para el desarrollo de proyectos aparte que permitan introducir modificaciones adicionales.

La intención para 2021 es avanzar con fuerte en los aspectos NavCom y NVG, así como sentar las bases para el año que viene de lo que serán los ensayos con carga externa, todo ellos apuntado a la producción en serie. Al respecto, Iriondo afirmó a Zona Militar que se va a iniciar con una serie inicial de tres Pucará Fénix a lo cual podría sumarse unidades adicionales en un nuevo contrato. La titular de FAdeA manifestó que la Fuerza Aérea Argentina había solicitado una solución de 1 prototipo + 4 aviones de serie, sin embargo, el contrato actual tiene previsto 3 aviones de serie. En ese sentido, esta semana se dio una última novedad con el arribo a la Escuela de Aviación Militar de los dos primeros IA-58 Pucará A-582 y A-585 provenientes de la III Brigada Aérea, aeronaves que deberán ser parte del lote inicial de producción en serie.

Agradecimientos: Franciso Corazza, Sebastián Ugarte y personal de FAdeA por su excelente predisposición. A Jorge Méndez y Facundo Fernández por su inestimable aporte fotográfico.

15 COMENTARIOS

  1. Consulta desde Chile… ¿Este proyecto del Pucara no entra en conflicto en un mercado mundial donde existen aviones monomotores que pueden realizar la misma función, con menos consumo y menor precio de compra? Si se observa la poca inversión en sus FFAAs que hace el Estado, creo que se debería buscar optimizar los recursos, y naves como los Texan que ya tienen o los Supertucanos brasileños cuestan menos como compra inicial y gastan menos volando.

    Si FADEA quiere proyectarse fabricando, creo que ese nicho en especifico (el del Pucara) ya tiene mejores productos. El Pampa podría tener mejor mercado, pues entrenadores a reacción siempre son necesarios, más aún con la capacidad CAS que posee esa nave.

    • Calculo que justamente por presupuesto, se trata de actualizar aeronaves con una buena cantidad de horas remanentes y con buen soporte logístico. En lo personal prefiero con dos motores y no con solo uno. Pero es darle vida a un producto confiable y de menor costo de horas de vuelo ya que se posee cómo te decía, toda la logística en el país.

    • Estimado Richo

      A nivel mundial, se está viendo la reaparición del concepto AVIÓN COIN. Para conflictos de baja intensidad y CAS. USA, por ej, vuelve a ver con buenos ojos el OV 10 Bronco.

      Para volar al alcance del fuego enemigo, es preferible contar con un avión bimotor y de célula robusta. Como lo es y ya lo demostró en combate, el IA 58 Pucará.

      El Pampa, es un excelente avión entrenador. Y a muy buena opción como avión de control de vuelos ilegales. Pero yo francamente no lo veo aguantando muchos impactos de 7,62X51. Como aguantó el PUCA en Malvinas.

      El Pucará modernizado, puede ser de gran interés para operar en TdeO. Tipo Siria, África, Afganistán, Colombia, etc.

      Personalmente, considero que el Pucará lo debería volar la Aviación del Ejército. O, también lo debería volar dicha fuerza.

      Abrazos y espero que se haya entendido el concepto.

      Juan Martin Pettigrew

  2. Fabricabamos aviones a reacción y ahora vamos para atrás con aviones bibelice…no será que nadie nos vende motores. No tenemos plata estamos peleados con todos y como si fuera poco demositamos doláres mal

    • Hola Barbara ..me gustaria responderle,la verdad es que nosotros fabricamos aviones a reaccion actualmente,el pampa,el Pucara Fenix es solo una modernización que se le hace a un avión que ya está en uso y del cual contamos con varias células aptas para seguir volando..piense que hasta el día de hoy EEUU fábrica aviones militares a helice..

    • Como bien dice Sebastián, fabricamos el Pampa. Motores se consiguen sin problemas ya que estos no están vetados. El Puca hoy Fénix es un excelente avión para lo cual fue y está siendo creado. Una lastima que nunca tuvimos la capacidad y voluntad comercial de exportarlos a más países.

    • Sería bueno que infomaras con quien estamos peleados, hay un segmento del mercado, y puca-fenix entre perfectamante, es más muchos paices prefieren 2 motores.

    • Si me preguntas a mi, no sabría bien que decirte, pero calculo que es más apto para el norte del país para el cual fue preparado. Igualmente creo que podría adaptarse bien. Lo ideal para nuestro mar por su extensión es otro tipo de aparatos y con otra tecnología que permita ver barcos a grandes distancias y con mayor autonomía de vuelo.

  3. el proyecto es vbueno..mas cuando se trata de aprovechar recursos, como los pucaras con remanenters de horas, modernizando sus equipos, se obtienen resultados buenos… mas si se conoce las capacidades de estos aviones. que volvieron locos a los ingleses en malvinas por ser tan versatiles.

  4. Puede que este sea el año del Fénix porque en el estado financiero en el que estamos no nos alcance para otra cosa. Lamentable.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.