El Ministerio de Defensa ruso ha decidido rearmar gradualmente los escuadrones de reconocimiento de las Fuerzas Aeroespaciales con vehículos aéreos no tripulados (UAV). En la actualidad, operan con aviones de reconocimiento Sukhoi Su-24MR. Podrían ser sustituidos por drones Inokhodets y Altius, segun fuentes del Ministerio de Defensa.


Ya se ha tomado la decisión de principio sobre el rearme. Los escuadrones se armarán con los últimos drones de largo alcance, que detectarán al adversario mediante sistemas óptico-electrónicos de a bordo y por la emisión electrónica de los objetos. No se ha revelado el plazo de rearme, ya que los drones tienen que completar las pruebas y comenzar la producción en serie.

El Ministerio de Defensa no va a abandonar totalmente los aviones de reconocimiento tripulados. Los bombarderos de primera línea Su-34 pueden hacer el trabajo después de una actualización realizada por el Sych R&D, que los hará operar contenedores de reconocimiento unificados. Han sido diseñados en tres opciones: óptico-electrónica, radiotécnica y radar. Los equipos detectarán objetivos terrestres, marítimos y aéreos en cualquier tiempo y a mayor distancia. Los primeros aparatos mejorados ya han sido suministrados al Distrito Militar Central.

El experto Viktor Murakhovsky dijo que los drones aumentarán las capacidades de combate de las Fuerzas Aeroespaciales rusas. En la actualidad, la aviación de reconocimiento tripulada se encuentra en un nivel mínimo por el número y la calidad de las aeronaves. «El equipamiento de los Su-24MR de fabricación soviética no cumple con los requisitos modernos. Los aviones no tripulados de reconocimiento y combate cambiarán la situación. El avión no tripulado ruso Altius Universal (Altius-U) tiene una mayor duración y alcance de vuelo. Puede llevar equipos óptico-electrónicos y de radar. El rearme ampliará las capacidades de reconocimiento de la aviación rusa«, dijo.

Avión no tripulado ruso Altius Universal (Altius-U)

El Altius-U de largo alcance es el mayor dron diseñado en Rusia. Tiene una envergadura de 28,5 metros y una longitud de 11,6 metros. Su peso al despegue se acerca a las 7 toneladas. El dron puede volar 48 horas a una altitud de hasta 12.000 metros con una velocidad de crucero de 150-250 km/h. El alcance es de cerca de 10 mil kilómetros. Los nuevos radares y los sistemas óptico-electrónicos proporcionan un control de la vista alrededor a una distancia importante.

Altius puede realizar toda una serie de misiones de reconocimiento con medios ópticos, de radio y de radar. El avión no tripulado puede encontrar objetivos en el mar y en la zona costera y proporcionar orientación a diversas armas en tiempo real, así como supervisar los resultados de los ataques.

Los militares consideran el uso de Altius-U como un dron de reconocimiento y ataque. En el futuro, podrá atacar de forma independiente objetivos marítimos y terrestres con bombas y misiles guiados y no guiados. Combatirá diversos objetivos marítimos, incluidos los buques de guerra de gran desplazamiento.

Tal vez te puede interesar: La Fuerza Aérea Rusa recibe el tan esperado avión de combate Su-57

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.