Con el fin de fortalecer sus relaciones exteriores, el Departamento de Estado de los EE. UU. (DoS) aprueba e informa de las posibles ventas de equipamiento militar que el ejecutivo ha habilitado a países aliados y amigos. No obstante, la autorización debe sortear la aprobación del Congreso de los EE.UU. para poder concretar la operación. El mes de abril no ha sido la excepción con la autorización de ventas a Australia y la India.

Australia

A lo largo del mes Australia recibió tres importantes autorizaciones de material militar. Entre los sistemas ofrecidos se encuentran UAV, helicópteros de transporte pesado y equipamiento destinado a tanques de combate.

A MQ-9 Reaper flies above Creech Air Force Base, Nev., during a local training mission June 9, 2009. The 42nd Attack Squadron at Creech AFB operates the MQ-9. (U.S. Air Force photo/Paul Ridgeway)

El 23 de abril, el DoS informó de la autorización para la venta de un total de 12 UAV MQ-9B, como un importante número de equipos asociados, por un valor de USD 1.651 millones. De lo que desprende del listado divulgado, la versión solicitada por el gobierno Australiano esta focalizada en capacidades de vigilancia marítima características a la configuración SeaGuardian. Entre los sensores específicos se encuentra el radar marítimo AESA Leonardo Seaspray 7500E V2 junto a un sistema de información automática (AIS) para la identificación de unidades de superficie.

No obstante, otros equipos permiten dilucidar otra serie de sensores y equipos comunes tanto para la configuración SeaGuardian mencionada, como para la denominada SkyGuardian destinada a vigilancia sobre el terreno. Entre ellos puede citarse sensores electro-ópticos e infrarrojos Wescam MX-20.

El objetivo detrás de esta operación es fortalecer el apoyo a un aliado clave en la región del Pacifico Occidental. Con su incorporación Australia vera incrementadas las capacidades para realizar misiones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento de la Real Fuerza Aérea Australiana (RAAF) para detectar y localizar el despliegue de submarinos de la Armada del Ejército Popular de Liberación.

Por su parte, el Ejército Australiano fue autorizador a recibir una importante cantidad de componentes y piezas con que actualizar un total de 75 tanques M1A1 SA al estándar M1A2 SEPv3. Otras unidades serán convertidas para brindar apoyo en diferentes tareas como: 29 M1150 Assault Breacher Vehicle para la limpieza de minas y explosivos en el terreno, y 18 vehículos M1074 para el despliegue de puentes por ingenieros.

Dentro de la venta, fueron incluidos 6 M88A2 Hercules para la recuperación de vehículos y 122 motores a turbina de gas AGT1500. La mejora de los Abrams australianos incluye un nuevo paquete de protección, al igual que el apoyo, entrenamiento y soporte durante el proceso de modificación de los MBT.

Los contratistas seleccionados para brindar los servicios al Ejército Australiano son General Dynamics Land Systems, junto a BAE Systems, Leonardo y Honeywell Aerospace. El monto total de la operación asciende hasta los USD 1.685 millones.

Menor en comparación, pero no en importancia, es la autorización para la adquisición de cuatro helicópteros de transporte pesados CH-47F Chinook por un valor de USD 259 millones. Las aeronaves serán destinadas al Ejército Australiano, el cual ya opera un total de 10 unidades siendo desplegadas entre 2006 y 2013 en Afganistán. En acciones más reciente, los Chinook fueron movilizados para apoyar la lucha contra los devastadores incendios que afectaron Australia durante la temporada 2019-2020. Entre las tareas que cumplieron se destacaron el transporte de brigadistas y la entrega de ayuda humanitaria a localidades aisladas en el sur del país.

El paquete incluye ocho motores T55-GA-714A, como repuestos y soporte técnico. Entre la aviónica solicitada se hallan sistemas de alerta de misiles AN/AAR-57, al igual que sistema de posicionamiento global y navegación inercial. Los CH-47F Chinook seleccionados saldrán de los stocks del Ejército de los Estados Unidos, no definiendo aún que tipo de compensaciones serán implementadas quedando pendiente su definición en próximas negociaciones.

India

El 30 de abril tuvo lugar la última autorización del mes, por la que el Gobierno de los Estados Unidos autorizó la posible venta de seis aeronaves de patrulla y vigilancia P-8I Poseidón a la India. El monto estimado de la operación alcanza los USD 2.42 billones, siendo el principal contratista seleccionado Boeing.

La Marina de la India alcanzó en el año 2009 un contrato para la adquisición de un total de 8 P-8I, solicitando 4 unidades más el mes de julio de 2016. La primera aeronave fue recibida en 2013 destinada a incrementar las capacidades de vigilancia y patrullado marítimo por los próximos 30 años. Con la incorporación de seis unidades adicionales, la Indica se convierte en uno de los más importantes usuarios del Poseidon superando a países como Australia y Gran Bretaña.

Tal vez te interese Foreign Military Sales: Marzo

1 COMENTARIO

  1. los norteamericanos le vende basura a la argentina y despues ellos lo arreglan.ganan 2 veces y quedan bien con su amigo ingles. todo redondo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.