El pasado 16 de febrero, el de Havilland DHC-6 Twin Otter T-87 de la Fuerza Aérea Argentina sufrió un incidente mientras efectuaba actividad en la barrera de Larsen C. La aeronave, desplegada desde la Base Marambio, vio afectado el tren de aterrizaje de nariz con daños menores y, afortunadamente, sin mayores consecuencias para la tripulación de 9 personas integrada por personal de la la FAA e investigadores de la Dirección Nacional del Antártico.

Una vez informada la novedad se procedió a activar el protocolo de búsqueda y rescate a cargo de los helicópteros Bell 212 H-86 y H-89 pertenecientes a la VII Brigada Aérea y que actualmente la Fuerza Aérea Argentina mantiene desplegados en Marambio como apoyo a las operaciones de la Campaña Antártica de Verano 2020/2021. La recuperación de la tripulación del Twin Otter fue recuperada y trasladada a Marambio. El lugar del incidente se localiza a unas 250 millas de la mencionada base, sitio al que deberá trasladarse personal técnico de la IX Brigada Aérea a los fines de evaluar los daños y la posibilidad de recuperación de la aeronave.

Vale recordar que la FAA ya había perdido otro Twin Otter en agosto de 2019 en la isla de Ross, a 54km de Marambio. En esa ocasión la aeronave accidentada fue el DHC-6 T-82 y, como en el incidente del 16, tampoco se tuvieron que lamentar lesionados de consideración entre sus 9 tripulantes (Edición: Nos informan que si hubo un lesionado, el cual tuvo que recibir intervenciones quirúrgicas). Sin embargo, el T-82 sufrió daño extensivo que hizo imposible su recuperación por lo que quedó expuesta a las inclemencias del clima antártico, significando una pérdida total. En enero de este año, un equipo de especialistas de la Fuerza Aérea Argentina se encargó del traslado de los restos de la aeronave hacia la Base Marambio utilizando uno de los helicópteros Bell 212 para la mencionada tarea.

En el caso del T-87, quedará en manos de los técnicos de la Fuerza evaluar y, de ser posible, realizar reparaciones in situ a los fines de poder hacer el viaje de retorno a Marambio, donde se iniciarían las reparaciones mayores. Sin embargo, el tiempo apremia ya que la aeronave está completamente expuesta y las condiciones meteorológicas irán empeorando, por lo que la ventana se achica con cada día que transcurre.

Incorporados a la FAA en noviembre de 1968, los Twin Otter que suelen integrar la Escuadrilla Antártica de Vuelo prestan una invaluable asistencia a las actividades que efectúan a diario personal de la Fuerza y científico en el continente blanco, realizando tareas tales como transporte de carga y personas, abastecimiento a puntos lejanos y evacuaciones sanitarias. Ante la potencial pérdida de otro Twin Otter, desde el Ministerio de Defensa y la FAA se debería evaluar la posibilidad de reforzar la flota de DHC-6, medio que como mencionamos, resulta de gran valor para la presencia de la Argentina en la Antártida.

2 COMENTARIOS

  1. Ojala se lo pueda recuperar, en este contexto de desidia hay que cuidar al máximo el material disponible dado que la dirigencia política no se digna ni se llama a conciencia sobre la necesidad de adquirir material de reemplazo o refuerzo para poder cumplir con las misiones encomendadas, creen que la soberanía se ejerce con discursos únicamente olvidando la importancia clave de los medios y la infraestructura. En cuanto a este sistema de armas creo que es hora de reunir todos los twin otter en un único usuario, ejercito debería pasar los que tiene a la FAA y la policía federal que recibió ( a mi entender de forma innecesaria) un twin otter nuevo debería hacer lo mismo. Ademas deberían adquirirse mas aviones de este tipo ya sea nuevos o de segunda mano y modernizar los que tenemos ya que tengo entendido que hay varios fuera de servicio a la espera de presupuesto para volver a volar.

  2. Me parece un excelente avion el Twin Otter, ojalá que lo recuperen, sería una pena seguir perdiendo material, se debería poner un esfuerzo en recuperarlo porque comprar otro es mucho más costoso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.