buque de combate litoral freedom

La Marina de los Estados Unidos (US Navy) ha solicitado la detención de las entregas de los buques de combate litoral clase Freedom de Lockeed Martin citando un defecto en el diseño en la transmisión del barco.

La US Navy agregó que se trata de un «defecto material» con el equipo de combinación del barco, un sistema de transmisión complejo que transmite la energía generada por los motores del barco a su sistema de propulsión por chorro de agua. Asimismo, la Marina anunció que se esta trabajando para diseñar una solución mientras se retrasan las entregas de buques nuevos.

El Freedom LCS fue diseñado por Lockheed Martin y construido por el astillero Marinette Marine de Fincantieri. El engranaje de combinación con el defecto fue diseñado por la empresa alemana RENK AG. La Marina, Lockheed y RENK AG han trabajado juntos en una solución, que probablemente llevará meses instalar en cada barco, según dijo un alto funcionario de la Marina que habló bajo condición de anonimato y que fue citado por el medio Defense News.

A pesar del reconocimiento en la falla de diseño, los oficiales de la Marina han expresado su confianza en el programa y en que la Marina se encuentra encaminada en la solución del defecto. En un comunicado, la Marina dijo que está trabajando para aliviar la carga de los comandantes y permitirles seguir haciendo uso del barco, incluso mientras la Armada trabaja en el proceso de prueba de la solución propuesta.

«Se ha desarrollado una solución de diseño y está en producción, posteriormente se efectuarán las pruebas en fábrica y en el mar», según se lee en un comunicado de prensa de la US Navy. La idea es verificar la solución e instalarla en los buques de nueva construcción antes de que la Marina los reciba, por eso fueron detenidas las entregas. Con respecto a las que ya se encuentran en servicio dentro de la Marina, se espera implementar medidas para mitigar el riesgo en las que ya se encuentran operativas con la expectativa de que se pueda «rápidamente corregir la deficiencia y minimizar el impacto operativo».

La Marina le dijo a Lockheed Martin que cree que el problema de la combinación de equipo era un «defecto latente», lo que significa que el servicio espera que la compañía sea responsable de las reparaciones, según dijo un alto funcionario de la Marina. Lockheed aún no ha respondido a la Marina y aún no se ha llegado a un acuerdo sobre cómo se pagarán esas reparaciones, aunque si ha dicho que está comprometido con solucionar el problema.


Tal vez te pueda interesar: La Armada Nacional de Uruguay recibe su segundo helicóptero AB-412

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.