El Espíritu Bombardero es valiente pero sobrio, es audaz pero no soberbio, es calmo pero aguerrido, es silencioso hasta que nuestras  bombas explotan en el blanco.

  • Con ese Espíritu que compartimos; Golpeamos Día y Noche con Razón
  • ¡Viva la RAZA Bombardera!

 Com (R) VGM Eduardo “COBRA “ GARCIA PUEBLA (Medalla al VALOR en Combate).

Para cumplimentar con los requerimientos del Ministerio de Defensa británico, la English Electric, encaminó sus esfuerzos hacia el proyecto de un avión birreactor, de ala medio recta y fuselaje circular.

El primer prototipo, el English Electric A1 matrícula VN 799, efectuó su primer vuelo el 13 de mayo de 1949al los mandos del afamado piloto de pruebas Roland “BEE” Beamont. Nacía así una leyenda del Aire que sería conocido como el CANBERRA Se lo bautizo así con ese nombre, pues fue la capital de Australia, país que mostró más interés en adquirirlo y posteriormente, este mismo país, obtuvo la licencia de fabricación.

Se construyeron mil trecientas cincuenta y dos unidades, siendo EEUU el otro país que obtuvo la licencia, donde las modificaciones inicialmente se debieron a requerimientos de la USAF. A través de la empresa Martin estos aviones sufrieron transformaciones de fuselajes más planos y motores, manteniendo la misma estructura de los aviones Canberra ingleses. La Glenn L. Martin Company produciría un total de 404 aviones. Estos dos países fueron los únicos en obtener y fabricar bajo licencia los aviones de origen inglés.

Numerosas naciones operarían los aviones Canberra en todo el mundo…

La RAF los mantuvo operacionales hasta el año 2006, realizando tareas de reconocimiento táctico y fotográfico, estas tareas estando a cargo de los PANAVIA TORNADO, los cuales mostraron falencias operacionales por lo cual los viejos Canberras realizaron las mismas y, por boca de sus tripulantes, manifestaron la satisfacción por realizar dichas tareas con ese avión.

También es de destacar que la NASA aun operan un puñado de aviones Canberra, totalmente modificados para tareas de estudio y tareas de investigación aeronáuticas como así también proyectos privados y de Universidades de EEUU, que solicitan  a la NASA el uso de  dichos aviones.

Canberras Argentinos

Luego de varias cartas de intención y ofrecimientos por parte de la EE hacia nuestro país, con distintas propuestas de aviones y modelos, llegamos al año 1969 donde la Fuerza Aérea Argentina, formalmente adquiere el avión Canberra para empleo dentro de nuestro país.

En 1969, el Grupo Tareas Canberra fue creado por el viejo COA (Comando de Operaciones Aéreas), cuya responsabilidad fue la de recibir, adiestrar y poner a punto el futuro material para la Fuerza Aérea Argentina; todo ello dentro del Departamento Adiestramiento del COA.

La misión emanó de la Directiva 01/1 “Alistamiento y capacitación”, con fecha septiembre de 1969, la misma comprendía la Organización y composición del personal del grupo técnico, tanto militares como civiles, como así también el personal de pilotos y navegadores, que serían adiestrados en los escuadrones de la RAF.

Como Jefe del Grupo Tareas CANBERRA, se designó al Vicecomodoro Aviador Militar Otto SCHAUB.

La conformación del Grupo de tareas Canberra fue el siguiente:

  • Jefe Núcleo Operativo: Vcom Sigfrido Pless
  • Jefe del Grupo Recepción de Aeronaves, Vcom Guillermo Waldner
  • Jefe del Núcleo Técnico: Vcom Simonetti
  • Jefe Escalón PERU. May. Marcelo Bonino
  • Jefe de Sección Central: May Ramon Campos.

La primera fase de adiestramiento de los futuros pilotos de Canberra, se realizaron en el país, mediante cursos de adiestramiento en aviones Morane Saulnier MS-760, del Grupo 2 de Caza Bombardeo en la IV Brigada Aérea de Mendoza.

Posteriormente el adiestramiento continuó en aviones de origen inglés, los Gloster Meteor del Grupo 3 de Caza y Bombardeo con asiento en la Base Aérea de Morón. Los futuros navegadores de Canberra, fueron adiestrados dentro del país, en los C-130 Hércules con asiento en la 1 Brigada Aérea de El Palomar. Posteriormente y con estos cursos realizados, continuarían su adiestramiento en Inglaterra,

Como el país hermano Perú ya contaba con aviones Canberra en su Fuerza Aérea, desde el mismo COA se creó un pequeño Grupo de Tareas, denominado PERÚ, que consistía en dos tripulaciones (pilotos y navegadores) junto a personal del Grupo Técnico, que fueron Comisionados a la Base Aérea Teniente Coronel Pedro Ruiz de Chiclayo, sede del grupo Aéreo mixto Nº6.

Pilotos en FAP: Vcom Marcelo Bonino, May Caludio Correa, NAV: 1 Ten Aldo Escudero, 1 Ten Jorge Goyogana.

En esa Base Aérea Peruana, a partir del 10 de mayo de 1970, nuestras tripulaciones recibieron adiestramiento aéreo en los aviones Canberra T-4 doble comando y los Canberra B-6 Bombarderos, del Escuadrón de Bombardeo Liviano 622.

Los Integrantes del Núcleo Técnico al mando del Vcom Somonetti fueron divididos en varios grupos, con el objeto de realizar distintos cursos sobre el avión, sobre aspectos estructurales, motores, sistema hidráulico, aspectos eléctricos, instrumentales, asientos eyectables. La etapa de capacitación tuvo una duración de más de 5 meses, completándose la totalidad de estos.

Los integrantes del Núcleo Técnico fueron:

  • Jefe Núcleo Técnico. Vcom Héctor Simonetti
  • Capitán Antonio Rizzo Corallo
  • Suboficial Mayor Rodolfo Rossi
  • Suboficial Principal:  Elvio Martino
  • Suboficial Principal: José E. S. Barbero
  • Suboficial Principal:  Héctor Palacios
  • Suboficial Principal: Raúl Heredia
  • Suboficial Principal; Horacio Castallani
  • Suboficial Principal Saganias
  • Suboficial Principal Miguel Yostar
  • Suboficial Principal José Rosas
  • Suboficial Principal Américo Onetto
  • Suboficial Principal José Locicero
  • Suboficial Ayudante Cesar Guerro
  • Suboficial Ayudante Luis Barrionuevo
  • Suboficial Ayudante José Saldivar
  • Suboficial Ayudante Eduardo Frankenberger
  • Suboficial Auxiliar Isidro Badia
  • Suboficial Auxiliar Alfonzo Escanes
  • Suboficial Auxiliar Domingo Sánchez
  • Suboficial Auxiliar Emilio Sixto
  • Suboficial Auxiliar Oscar Bustos
  • Suboficial Auxiliar Jorge Etienne
  • Suboficial Auxiliar Eduardo Medina

De la Comisión del Comando de Material:

  • Jefe de Grupo Material: Vicecomodoro Héctor Sotovia
  • Capitán Javier Etchehoyen
  • Suboficial Mayor Juan Calderón
  • Suboficial Mayor Alfredo Sobrero
  • TEC 1 Leonardo Bosco
  • TEC1 Hernán Masrriera
  • TEC1 Oscar Curtulo
  • TEC 1 José Ballejo
  • TEC 1 Abelardo Caballo.

Durante la segunda etapa de adiestramiento, las tripulaciones de Canberra fueron entrenadas en aviones de entrenamiento Jet Provost en la RAF Manby y finalmente en la RAF Cottesmore con los Canberra TMk-4 y B2 del Escuadrón 231.

Un hecho curioso se dio en un operativo en la Base de Cottesmore, cuando una tripulación compuesta por el piloto Vcom Waldner y el navegador mayor Ramón Campos, fueron invitados a un ejercicio de práctica de bombardeo. Empleando un avión B2 inglés, la tripulación argentina obtuvo, para sorpresa de sus instructores, el mejor promedio de bombardeo. De allí que en esa reunión los ingleses comentaron con la rapidez con la que las tripulaciones argentinas adquirieron la destreza en solo 5 meses de entrenamiento, una muestra de la formación que a futuro sería impartida en la futura Cuna de los canberristas, por parte de los integrantes de la Comisión Canberra.

Traslado al país de los aviones Canberra desde Warton hasta la II Brigada Aérea.

El traslado de los aviones conllevó una muy cuidadosa planificación que involucró a los navegadores de C-130 y Canberra, quienes completaron los trayectos de la siguiente ruta:

Cada traslado se planifico con 3 aviones Canberra como máximo, con apoyo de un C-130 Hércules. En este caso, para la Comisión fue asignado permanente para los 4 traslados el C130 TC-63, que en 1982 fuera derribado el 1 de junio.

Según la Orden de Operaciones 11/70 “Canberra 1” la primera Escuadrilla queda conformada con los siguientes aviones y tripulantes: B-101 Vcom Schaub (piloto) y Mayor López (navegador), B-102 Vcom Plessl (piloto) y 1 Ten Torielli (navegador), B -103 Mayor Viola (piloto) y Capitán Servatico (navegador).

Después de casi 48:55 horas de vuelo, el B101 siendo las 18:15 hora local, posa sus ruedas en la renovada pista 01-19 de la II Brigada Aérea, convirtiéndose en el primer Canberra en aterrizar en la Unidad, seguido por el B102 y B103.

Como dato anecdótico, desde el traslado de Warton se dieron dos novedades técnicas, que fueron rápidamente subsanadas y fueron objeto, una de ellas de cargadas cómicas hacia uno de sus tripulantes.

La otra fue en el arribo a Resistencia, donde uno de los numerales, accidentalmente en el rodaje, metió la rueda en una zona blanda de pasto, la cual lo hizo atascarse. La situación fue resuelta gracias a los motorazos del piloto, que logró sacar la pata izquierda del barro y continuar con el rodaje, por ello el resto de la escuadrilla esperó pacientemente en cabecera de pista del Aeropuerto de Resistencia.

El segundo cruce desde Inglaterra lo conformaron los aviones B-104, B-111 y B-112, estos dos últimos los modelos TMk-64, entrenadores doble comando y con un solo puesto trasero para el navegador.

La escuadrilla fue conformada por el B-104, tripulado por el Vcom Schaub (piloto) y 1 Ten Videla (navedagor), B-111 por el Vcom Waldner y Mayor Correa (pilotos) y el Mayor Campos (navegador). En el B-112 viajaron el Vcom Plessl y Vcom Bonino (pilotos) y el 1 Ten Torielli (navegador). El traslado demandó casi 50hs de vuelo en total, arribando a la II Brigada Aérea el 2 de marzo de 1971.

Con el arribo del segundo componente, se crea oficialmente el 2 de marzo de 1971 el GRUPO 1 DE BOMBARDEO, con los aviones B-101, B-102, B-103, B-104, B-111 y B-112, ya operando en la Segunda Brigada Aérea, la cual fue sometida a múltiples cambios en los que fue asfalto nuevo en la renovada pista 01-19, ampliación de la primera línea, la construcción de una barrera de contención para las posibles emergencias de frenado con los aviones recientemente incorporados como así también el sistema de balizamiento para operaciones nocturnas.

El tercer cruce los conforman los aviones B-105, B-106 y B-107. En el B-105 lo hacen el Vcom Schaub (piloto) y 1 Ten Videla (navegador) y SM Rossi (mecánico). En el B-106 iban el Vcom Bonino (piloto) y 1 Ten Aldo Escudero (navegador). Y en el B107, lo hicieron el Mayor Correa (piloto), el 1 Ten Goyogana (navegador) y S Aux Escanes (mecánico). El traslado demandó casi 55 horas de vuelo en total. Arriban el 31 de mayo de 1971

El cuarto y último cruce desde la factoría de Warton en Inglaterra hacia Paraná se cumplió el 14 de septiembre de 1971, con los aviones B-108, B-109 y B-110. A los mandos del B-108 el Vcom Plessl como piloto y el 1 Ten Torriele como navegador, el B109 Vcom Waldene (piloto) y Mayor Campos como (navegador) y S.P. Yostar como (mecánico). En el B110, Mayor Viola (piloto), Capitán Servatico como navegador y S.P. Jose Barbero como mecánico. Este último traslado fue de casi 48 horas en total de vuelo.

De todos los vuelos participó el Hércules C-130 matricula TC-63 de la 1 Brigada Aérea de El Palomar

Curiosamente, de este cuarto traslado, tres aviones caerían en combate en la Batalla Aérea por nuestras Islas Malvinas, los Canberra B-110 el 1 de mayo, el B-108 el 13 de junio y el Hércules que los apoyo el TC-63 el 1 de junio de 1982.

El 13 de abril de 1971 se realiza el primer vuelo solo en argentina (Brigadier Carlos Lopez). EL 21 de mayo de ese mismo año se realiza el primer lanzamiento de una MK17 en BOH, desde el Canberra B103, sobre el Campo de Tiro de la Isla de Mazaruca en Entre Ríos.

Los Canberra comenzaban a hacerse conocer el país, los primeros eventos que fueron visto por el público fue 20 de junio en ROSARIO, Santa Fe y el 9 de Julio en el Desfile en Capital Federal, con un total de 6 aviones en los pasajes.

El 22 de junio también el Grupo Técnico 2 instala a bordo de un avión Canberra, luego de adaptaciones, una cámara para fotografía aérea RMK-60. El 25 de agosto tuvo lugar la primera maniobra de penetración de combate con aviones Canberra sobre el Gran Buenos Aires, en coordinación con el GYVA y el CB1

El 24 de septiembre, el Canberra B107 realiza el primer lanzamiento de cohetes LAU60 con proyectiles 2,75 FFAR, luego de ser adaptado al avión y previo estudio en los soportes sabalares. No se volvió a registrar el uso de los mismo. El 6 de octubre, personal del GT2 realiza el primer arranque con aire comprimido en el país, este equipo de diseño íntegramente argentino.

Casi a finales de 1971, el 21 de noviembre se registra el primer accidente en condiciones asimétricas del Canberra B-103, unidad que integró la primera tanda llegada al país. Piloto y navegador salieron con lesiones leves.

Cabe destacar que, durante el año 1971, los aviones Canberra visitaron todas la Unidades Operativas de la FAA y la EAM, para que el personal pudiese tomar con el material recientemente incorporado.

En 1972 se destacan los siguientes hechos:

El 30 de mayo se completa el banco de pruebas del Taller de Electrónica del Grupo Técnico 2, para ensayos de equipos de comunicaciones del avión Canberra.

El 10 de agosto, en el día de la Fuerza Aérea Argentina, fueron desplegados a la BAM Río Gallegos cuatro bombarderos Canberra, que dieron curso al Operativo Aniversario, con apoyo de un C-130 Hércules. El mismo consistió en el sobrevuelo de la Base Antártica MARAMBIO (64º 13` S-56º 38’ W). Se produjo así el primer sobrevuelo de aviones de combate a reacción sobre dicha Base Antártica.

El 10 de agosto de 1974, la totalidad del escuadrón Canberra se trasladó a la BAM Morón con motivo de una revista presidencial y posterior desfile aéreo.

En 1975, una escuadrilla participó del festejo por el día de la Independencia del Paraguay, un día 15 de mayo. Un hecho curioso y que demostró el nivel de adiestramiento de nuestros tripulantes, fue que, al momento del desfile, varios aviones de otros países invitados no sobrevolaron por techo bajo y mala meteorológica. Los únicos aviones extranjeros que pasaron fueron los Canberra de la Fuerza Aérea Argentina.

EL 24 de septiembre de ese año, el Grupo Técnico 2, confeccionó los planos de todos los bancos de prueba para equipos de a bordo de los aviones Canberra.

En 1976, por primera vez se separa en la Unidad, la sección frontal del fuselaje, para efectuar un cambio de tanques de combustible del avión, por parte del GT2. Ese mismo año también finaliza la construcción de 4 carros con aire acondicionado para la refrigeración de cabina en épocas de calor, que los tripulantes recibieron con mucho entusiasmo por tener que soportar casi 50° grados en las cabinas durante la puesta en marcha en primera línea.

En 1978 la totalidad del Escuadrón Aeromóvil Canberra se trasladó a la Base Aeronaval Comandante Espora en Bahía Blanca, con motivo del litigio con Chile, el 22 de diciembre. Compartió esta Base Aeronaval también el S. ARM A-4B Skyhawk.

En 1979 se produjo un golpe duro para la gente del escuadrón Canberra, pues el 04 de diciembre de 1979, como respuesta a una Orden con ataque nocturno, con regulación de hora de llegada, una escuadrilla de Canberra tenía como misión realizar un ataque en la IV brigada Aérea de Mendoza,

La aeronave Canberra B-106 al mando del Primer Teniente Eduardo Bianco y su navegador el 1 teniente Jorge “Gacucho” Grossi, ingresan en un severo frente de tormenta, lo cual produce que el piloto pierda el control de este y ante la emergencia declarada, ambos tripulantes se eyectan. Lamentablemente el navegador fallece instantemente y el piloto logra sobrevivir, quedando muy mal herido y siendo rescatado en tierra. El avión, increíblemente se recupera de la perdida y se estrella muy suavemente contra el terreno en la Zona de El Retamo.

Dolió mucho este acontecimiento, pues el navegador realizaba su último vuelo como tripulante de Canberra, pues había salido su pase a la I Brigada Aérea de el Palomar para volar aviones C-130 Hércules.

Un hecho para destacar de este querido oficial es que durante 1979 se desempeñó también como Instructor de Vuelo de dos oficiales que fueron comisionados desde la Fuerza Aérea de Bolivia, cuando la FAB tuvo la intención de adquirir aviones Canberra.

A finales de 1981, y ante la necesidad de recuperar dos aviones que había perdido la Unidad, la Fuerza Aérea ordenó la creación de una segunda Comisión Canberra, que fue a Australia, país que ofreció un paquete de aviones modelos BMk20, y dentro de este paquete un lote de aviones Mirage III D.

Del lote inspeccionado por personal del GT2, se encontraron muchas novedades de corrosión, resultando que el costo para ponerlos operativos era excesivo. Así también, el equipamiento era muy distinto a la de nuestros aviones Canberra. Ante este ofrecimiento, nuevamente la British Aerospace acerca una carta de intención de oferta por 6 aviones reacondicionados a nuevo, según los requerimientos de la FAA. De estos aviones, 5 eran modelos B2 convertidos a modelos B92 y el restante era un T-4 convertido a modelo 94. Los mencionados Canberra estarían en condiciones de ser entregados de 13 a 25 meses, a un costo de 3.479.900.00 libras esterlinas.

La Fuerza Aérea Argentina aceptó y pagó por un modelo B-92 y un B94 en 1981, de acuerdo con el contrato firmado por la oficina de compras de la Bae y la FAA en su momento. La II Brigada Aérea creó la 2 Comisión Canberra, que estuvo en Inglaterra hasta el 2 de abril de 1982. Iniciadas las hostilidades, se dio por descartado que ese material no llegaría al país, por lo que el personal de Canberra junto con sus familias revió retornar al país.

Meses después de finalizado en conflicto, llegó al despacho del entonces Comandante en Jefe de la FAA una carta de la BAe informándole que los aviones estaban listos para ser retirados. Por supuesto, por el embargo puesto en vigencia jamás se produjo esta adquisición. Posteriormente estos aviones fueron ofrecidos a Sudáfrica, Perú tuvo intención de adquirirlos también, pero el Foreign Office interpretó que este país se los cedería a la Argentina. Ambos aviones fueron chatarreados, aun recorridos a nuevo.

En esa época, los Bombarderos escribían esto con mucho orgullo:

El avión Canberra, al llegar al país, nucleó a su alrededor toda la tradición que desde antaño venia acrisolando la Fuerza aérea Argentina en sus legendarias Unidades de Bombardeo.

Ese bagaje de Fe, de espíritu Guerrero, de confianza en su propio valor, se ha venido trasvasando e indemne llega a esta Unidad que lo ha recogido para bien cumplir con la noble tarea de preparase sin claudicaciones con miras hacia la defensa de la Patria.

“ESTAMOS ORGULLOSO DE NUESTRO AVION CANBERRA POR QUE ATRAVES DE SUS CAPACIDADES EN EL CAMPO ESTRATEGICO SENTIMOS QUE MATERIALIZAMOS LA ESCENCIA MISMA DE LA FUERZA AEREA”

  • Canberra PELÍCANO

Para ampliar la capacidad de operaciones del avión, a fines de 1981, el Grupo Técnico 2, presento un proyecto a la DGM para dotar al Canberra con un radar RDR MET NAV 1400 BENDIX. Luego de un rápido estudio y viendo las experiencias de los Aviones B-57G de la USAF que operaban un radar similar y recubierto por un radome de fibra de vidrio, se procedió a seleccionar los aviones que serían modificados. Los elegidos fueron cuatro modelos BMk62; el B-101, B-102, B-104 y B-107, para la modificación de los mismos.

Para ellos, se conformó una Comisión conformada por oficiales, suboficiales y Civiles del Grupo Técnico 2 para ir a al Área Material Rio Cuarto, la FMA, y junto a ellos, al Ingeniero Capitán Roque Hauser, quien se desempeñó como tripulante de vuelo, junto a pilotos y navegadores ETAPA III asignados a estos vuelos de pruebas. La pantalla, fue ubicada en el puesto de Navegador, quien operaba el mismo.

Durante los vuelos con la configuración PELICANO, los pilotos reportan que tenían una hiper-sustentabilidad, que tendía a que el avión rotara antes de la velocidad de rotación indicada, con lo cual el piloto se anticipaba y lo esperaba, realizando una suave corrección del volante hacia adelante, hasta alcanzar la velocidad óptima de seguridad.

También se notó que, en las condiciones asimétricas con un solo motor, se producía una fuerte guiñada hacia izquierda, lo cual, sino la anticipaba el piloto, se complicaba mucho la gobernabilidad del avión. Durante la fase de aterrizaje y con flap abajo, también se evaluó que una plantada de motor, produciría una peligrosa aproximación.

Se realizaron varios vuelos con el B101 en Rio IV y la FMA, con personal del CEV a principios de 1982. Se bautizó PELICANO, por la forma del radome, que era similar a un buche de un ave Pelícano.

Por ellos, el Canberra B-101 fue designado Pelícano I, el B-102 Pelícano II, el B-104 Pelícano III y el B107 que sería el Pelícano IV, nunca llego a ser modificado.

Finalizado el Conflicto de Malvinas, fueron modificados e instalados los radares RDR 1400 en los Canberra B-102 y B104.

4 COMENTARIOS

  1. El Canberra fué el único intento por parte de la FAA en tener una escuadra 100 % de bombarderos, no creo que pueda volver a suceder algo parecido, a no ser que se intente fabricar algo así localmente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.