En el día de ayer, durante una ceremonia de recepción realizada en el 19 Wing, Base Comox ubicada en la Columbia Británica, la Royal Canadian Air Force hizo efectiva la incorporación su primer Airbus CC-295. La mencionada aeronave forma parte del proyecto FWSAR (Fixed-Wing Search and Rescue – Búsqueda y Rescate Ala Fija), el cual tiene como objetivo reemplazar la veterana flota SAR compuesta por los de Havilland CC-115 Buffalo y los CC-130H Hércules. El gobierno de Canadá pretende incorporar en los próximos años un total de 16 CC-295, los cuales serán destinados a las bases de Comox, Trenton, Greenwood y Winnipeg. El programa FWSAR tiene un costo de 2.400 millones de dólares canadienses (aproximadamente 1800 millones de u$sD)

Denominado Kingfisher, el nuevo CC-295 se basa en el probado bimotor C-295 al cual se le realizaron una serie de modificaciones destinadas a incrementar su alcance y pensadas también para alojar los diversos sistemas que le permitirán realizar tareas de Búsqueda y Rescate. En cuanto a su estructura, el CC-295 Kingfisher ha visto el refuerzo de su fuselaje, dispone de winglets, de tren de aterrizaje completamente cerrado y generadores de vortex en el cono de cola, modificaciones que han permitido acrecentar la carga útil a mayores distancias, una mayor autonomía (por eficiencia en lo que a consumo de combustible se refiere) y aumentar márgenes de seguridad cuando se operar en zonas montañosas. Otra modificación, particular para las tareas SAR, ha sido la inclusión de dos ventanillas del tipo media burbuja para observadores.

En cuanto a los sistemas de misión, el Kingfisher ha sido dotado del probado Full Integrated Tactical System (FITS), el cual integra, controla y gestiona la información provista por los diversos sensores de la aeronave. La suit de sensores del CC-295 está compuesta por los siguientes elementos:

  • – Radar multi-modo de búsqueda que permite la detección, localización, clasificación y seguimiento de objetivos sobre superficie. Su alcance máximo es de unos 370 kilómetros (64 km para embarcaciones menores o balsas salvavidas). Se aloja en un rádomo reforzado en la sección ventral, lo que permite operar desde pistas no preparadas.
  • – Sistema electro-óptico/IR multiespectral L3 WESCAM MX-15, el cual permite la adquisición visual de objetivos en condiciones adversas, de día y de noche.
  • – Sistema Automático de Identificación (AIS) el cual otorga la capacidad de identificar y localizar buques, aeronaves, bases terrestres y ayudas a la navegación equipadas con transpondedores AIS.
  • – Dos consolas de misión en la sección de carga, las cuales sirven para controlar radar, sistema EO/IR.

Otro de los puntos a destacar del Kingfisher es la aviónica integrada Pro Line Fusion, la cual ha sido provista por Collins. Según lo expresado por Airbus, los displays táctiles de grandes dimensiones proporcionan una inmejorable conciencia situacional ya que no solo permite visualizar la información provista por la suit de sensores sino que además dispone de un sistema de alerta de terreno, Sistema de Visión Sintética (provista por cámaras EVS) y HUD integrado.

Cabe recordar que el Airbus C-295 se impuso sobre otro competidores, tales como el C-27J Spartan de Leonardo. El proyecto FWSAR sigue la política Canada’s Industrial and Technological Benefits, la cual requiere que Airbus Defence and Space invierta un en la economía canadiense un monto similar al del contrato, un detalle no menor que debería ser tenido en cuenta (e imitado) por estas latitudes.

Foto de portada: Royal Canadian Air Force

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.