Imagen: Gaceta Marinera

La semana pasada en una nota titulada Inversiones priorizadas para las FFAA – período 2021-2023, escribí sobre el documento presentado por el Ministerio de Defensa argentino (Mindef) sobre las inversiones priorizadas para las Fuerzas Armadas que se contemplan para el período 2021-2023.

Allí se distinguen las expectativas que el Mindef tiene para cada fuerza en materia de reequipamiento, adquisiciones e inversión, priorizando la industria nacional. Entre lo más destacable se encuentra la incorporación de las unidades restante de los Patrulleros Oceánicos (OPV) de Naval Group, la incorporación de un buque multipropósito tipo LPD y la adquisición del P-3C Orión. Sin embargo, para un país que posee una plataforma marítima tan importante, la proyección del documento peca de insuficiente.

A si mismo, en el documento no se habla de panificar un proyecto de recuperación en el mediano/largo plazo de la fuerza de submarinos de la Armada Argentina que no cuenta con su principal recurso, un submarino.

Una solución posible podría ser recuperar al ARA Santa Fe (S-43) que se encuentra en un avance de desarrollo del 70 por ciento, o incluso acelerar la reparación del ARA Santa Cruz que aún espera por su reparación de media vida en un astillero. Este punto es interesante, porque la actual gestión ha resaltado su interés en priorizar todas las incorporaciones y equipamiento que pueda ser llevado a cabo desde la industria nacional. Este proyecto podría beneficiar igualmente a la industria y la Armada, logrando la integración entre Armada e Industria Naval.

Sin embargo, lo cierto es que, de los tres proyectos principales resaltados por el Mindef, dos ya estaban muy avanzados en su concreción con la anterior administración, quedando solo por finalizar el cierre y otorgar un cronograma de entrega y puesta en servicio. Y es por ello por lo que, el documento presenta una expectativa de inversión poco atractiva teniendo en cuenta la inmensa tarea que realiza la Armada en su misión principal y secundaria para la Nación.

En base al programa de integración entre Industria Naval y Armada, se destaca los proyectos de modernización del rompehielos ARA “Almirante Irizar” y la lancha rápida ARA “Indómita” a cargo de la empresa TANDANOR. También se menciona la reparación finalizada en 2018 del patrullero ARA «King»y la construcción de dos lanchas para instrucción de cadetes (LICA) en el Astillero Río Santiago (ARS) que serán entregadas a mediados del próximo año.

Por su parte, el proyecto de Ley FONDEF que tiene por objetivo asignar fondos para el reequipamiento de las Fuerzas Armadas e impulsar el desarrollo de la industria nacional, presentando un panorama optimista para avanzar con proyectos un poco más ambiciosos. Como establece el FONDEF, las prioridades estarían en la recuperación del material fuera de servicio, la modernización cuando resulte apto, factible y aceptable, y la incorporación de nuevo equipo.

De ser así, la asignación de fondos podría reactivar la Industria Naval y otorgar en consecuencia mayores capacidades a la Armada e incluso ayudar a la misma a recuperar capacidades perdidas.

Recientemente desde el Mindef se vienen mencionando proyectos anhelados pero sin definiciones aún ni promesas de pronto cumplimiento, entre ellas figura la reconversión del perfil operativo de dos corbetas Meko 140, también construidas en los Astilleros Rio Santiago, que podría surgir próximamente. También, con la notoria necesidad de contar con un buque que descomprima al rompehielos ARA Almirante Irizar en sus tareas en la Campaña Antártica de Verano, el Mindef ha señalado la posibilidad de adquirir un buque polar de construcción nacional que podría completarse en el plazo de cinco años. Además está en tentativas la adquisición de un buque rompehielos, en carácter de donación y con posibilidades de ser entregado en forma inmediata. Se trata del Aurora Australis, un rompehielos que opera en las campañas antárticas en la División Antártica Australiana (AAD) en tareas de investigación científica y logística para sus bases antárticas.

Todos estos proyectos, de concretarse, implican un avance para la fuerza, pero dentro de lo que se conoce como misiones destinadas al patrullaje, vigilancia o logística, quedando aún en deuda la capacidad de disuasión.

El panorama nacional e internacional pinta complejo y aún incierto, pero, más allá de la valoración de urgencia o no urgencia que se le pueda otorgar a la Defensa en nuestro país, es importante no perder de vista la dirección hacia donde se esta dirigiendo el sistema internacional, donde claramente se puede percibir que los intereses geopoliticos se están volcando hacia el mar, y cada vez son mas los países que arrojan suman cuantiosas a proyectos navales ambiciosos.

Tal vez te pueda interesar: La vuelta de los tanques ligeros

7 COMENTARIOS

  1. La reconversión operativa de las 140 significa transformarlas en patrulleros..?si te entendí bien era eso, me parece perfecto, ahora que necesiten «cinco» años para construir un carguero liviano con la chapa un poco más gruesa, eso sí es un desproposito, hasta terminó dándole la razón a Macri a quien aborrezco, de salir a comprar barcos en el exterior…..

  2. No entiendo incluir al Irizar a modernizar cuando no hace tanto tiempo volvió al servicio… Esto huele a podrido… Volvieron y peores.

  3. Es que si los astilleros hubiesen recibido los millones de dólares que se les pagaron a Francia por esos patrulleros oceánicos, tal vez podrían haberlo hecho. Por otro lado, no nos olvidemos que nuestros astilleros fueron desmantelados en la nefasta época de Menem. Recuperar esas capacidades llevan años porque construir requiere de inversiones en infraestructura y equipamiento. Lo que se pueda hacer acá, se debe hacer acá. Lo que no, se lo compra afuera y convenir la transferencia tecnológica.

  4. Sobre el tema de la reconversión de las Meko 140 a patrulleras, no me parece razonable cuando nuestra capacidad de combate naval está cada vez más comprometida, estando nuestras corbetas y destructores en estado de obsolescencia respecto de otras armadas vecinas. Se podría ver la posibilidad de construirlas acá o comprar otro par de algún astillero que no nos arranque la cabeza. Esperemos que las LICA estén listas para el año que viene, sin ser buques complejos tardaron más de lo razonable.

  5. Ese dinero nunca se podría haber entregado a los astilleros argentinos debido a que no existe…la compra en Francia fue debido a un crédito de Bancos Franceses que se otorgó en buenas condiciones para comprar las patrulleras en FRANCIA…Si hubiese dinero mas atractiva era la propuesta de un astillero Español, que era un 20 o 25 % mas barata e incluía construir 2 OPV en España y 2 En Argentina…pero como no ofrecia créditos….ya sabemos lo que pasó.

  6. Que busquen recuperar la flota de submarinos, terminando los TR 1700 que quedaron en el astillero, me parece una prioridad, ya que nos quedamos absolutamente sin ninguno después de la tragedia del San Juan.

  7. Recuperar la fuerza de submarinos tiene que ser prioritario, que terminen de reparar el submarino SANTA CRUZ y que continúen con el SANTA FÉ, eso sería lo apropiado en este momento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.