El 3 de octubre de 1938, el crucero fue bautizado como USN Phoenix en homenaje a la ciudad de Phoenix, Arizona en los EE.UU., inició la primera travesía hasta su destino operativo, que sería la Base Naval de Filadelfia en la costa Este de los Estados Unidos. Su primer comandante fue el Capitán de Navío John W. Rankin desde el 3 de octubre de 1938 al 9 de junio de 1940.

Hacia fines de 1938 y comienzos de 1939 realizó un viaje inaugural de adiestramiento y visitas por la costa atlántica de América. Hizo escalas en Puerto España (Trinidad), Santos (Brasil), Buenos Aires (Argentina), Montevideo (Uruguay) y San Juan (Puerto Rico), para arribar nuevamente a Filadelfia el 31 de enero de 1939.

En Buenos Aires su estadía fue desde el 26 de diciembre hasta el 4 de enero. Su amarradero fue la Dársena C.

En 1940 fue basado en Pearl Harbor, con lo que pasó a integrar la Fuerza del Pacífico.

El 7 de diciembre de 1941, aviones navales que instantes antes habían decolado de portaaviones japoneses, atacaron la base norteamericana de Pearl Harbor, para destruir el grueso de la flota allí concentrada. El crucero salió indemne de éste ataque, mientras estaba fondeado en el medio de la bahía.

Durante los dos años siguientes, la actividad del USN Phoenix se centró en patrullajes, escolta de convoyes y traslado de tropas entre las islas del Pacífico. En 1943 entró en la Base Naval de Filadelfia para una recorrida total y modernización.

En enero de 1944, incorporado a la Séptima Flota de los EE.UU. participa de acciones ofensivas para recuperar puntos estratégicos del Pacífico. En diciembre de 1945, el buque entra en una etapa de total inactividad, para su preservación se le aplicó un tratamiento especial en todos sus equipos y mecanismos, para luego cubrirlos con un manto de plástico que los protegiera de la corrosión.

En 1950 el gobierno de EE.UU. ofreció en venta a la Argentina, Brasil y a Chile dos cruceros CL 46 a cada uno.

El 11 de enero de 1951 se firmó el decreto secreto 224, por el que se aprobó la compra de los dos cruceros en la suma de 4 millones de dólares cada uno, incluidas reparaciones para dejarlos operativos.

El 12 de abril de 1951 se realiza en la Base Naval de Filadelfia la toma de posesión de ambas unidades y se afirma el pabellón argentino. Por decreto 6.808/51 se establece que llevarán los nombres para el USN Phoenix, ARA 17 de Octubre y para el USN Boise el de ARA 9 de Julio.

Después del alistamiento, el ARA 17 de Octubre se trasladó a Norfolk, donde su dotación realizó cursos de adaptación y adiestramiento.

El 16 de noviembre de 1951 zarpó para su apostadero en la Armada Argentina, al mando de su primer comandante argentino, el Capitán de Navío Adolfo B. Piva. El 5 de diciembre del mismo año ingresaba a la Base Naval de Puerto Belgrano.

El 24 de octubre de 1952, la Aeronáutica Argentina donó al crucero el pabellón de guerra que lo acompañaría hasta después del 2 de mayo de 1982.

El 22 de septiembre de 1955, en circunstancias en que la Flota de Mar hace entrada al Rio de la Plata al producirse la Revolución Libertadora, el Almirante Isaac Rojas al comando de la misma, ordena cambiar su nombre por el de «General Belgrano».

En marzo de 1956, durante un ejercicio nocturno en el mar, los cruceros General Belgrano y 9 de Julio tienen una colisión que produce daños importantes a ambos buques, entrando en reparación en el Arsenal Naval de Puerto Belgrano.

Entre 1967 y 1968 se le instaló el sistema de misiles antiaéreos Sea-Cat, de origen inglés, entronizando, ese mismo año, el Capellán Naval Padre Killian la imagen de la Virgen Stella Maris.

El 16 de abril de 1982 zarpó rumbo al teatro de operaciones del Atlántico Sur con 1093 tripulantes.

El domingo 2 de mayo de 1982 siendo las 4.00 p.m. hora de Argentina, recibe el impacto de dos torpedos Mark8, el parte meteorológico indicaba vientos a una velocidad de 50 km por hora, la temperatura ambiente y el viento creaban una sensación térmica inferior a 10 grados centígrados bajo cero.

El Crucero A.R.A. General Belgrano fue hundido en Latitud 55º 24′ Sur y Longitud 61º 32′ Oeste, por el submarino nuclear HMS Conqueror, fuera del límite de la zona de exclusión inglesa en el Atlántico Sur, provocando la muerte de 323 argentinos de los cuales 200, tenían entre 19 y 20 años. Su último comandante en el teatro de operaciones del Atlántico Sur al 2 de mayo de 1982, fue el Capitán de Navío Héctor E. Bonzo.

Tal vez te puede interesar: La Armada Argentina ya tiene fecha definida para la afirmación del pabellón del ARA Bouchard

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.