Boeing anunció el sábado que dió por terminado el acuerdo para unir fuerzas con Embraer, lo que provocó una respuesta enojada del fabricante de aviones brasileño, que amenazó con pedir por daños.

La pareja había planeado trabajar juntos en el negocio de aviación comercial de Embraer y desarrollar nuevos mercados para su avión C-390 Millennium. Habían estado trabajando para llegar a un acuerdo durante dos años.

Boeing dijo que terminó el acuerdo después de que Embraer no cumplió con las condiciones establecidas por el acuerdo, en el que Boeing habría tenido una participación mayoritaria. En los últimos meses, las compañías mantuvieron «negociaciones productivas pero en última instancia infructuosas» sobre las condiciones insatisfechas, lo que fue «profundamente decepcionante», dijo Marc Allen, presidente de Boeing de la asociación y operaciones grupales de Embraer, en un comunicado de prensa.
Embraer emitió un comunicado diciendo que «cree firmemente que Boeing ha rescindido por error» el acuerdo de transacción mutua y «que ha fabricado reclamos falsos como pretexto para tratar de evitar sus compromisos de cerrar la transacción y pagar a Embraer el precio de compra de 4.200 millones de dólares». «

«Creemos que Boeing se ha involucrado en un patrón sistemático de demora y violaciones reiteradas del MTA (acuerdo de transacción maestro), debido a su falta de voluntad para completar la transacción a la luz de su propia situación financiera el 737 Max y otros problemas comerciales y de reputación». agregó.
«Embraer buscará todos los remedios contra Boeing por los daños incurridos por Embraer como resultado de la terminación indebida de Boeing y la violación de la MTA», dijo la compañía.

Tal vez te puede interesar: El KC-46 de Boeing podría volverse autónomo

2 COMENTARIOS

  1. La estrategia de EEUU es quitarse del medio a cualquier competidor en el sector. Primero finge hacer una sociedad para construir juntos, después te abandona en el medio del camino y te deja con las cuentas sin pagar, lo mismo hizo Lockheed Martin con la fabrica militar de aviones de Argentina en la época de Menem.

  2. Siempre hemos considerado como muy negativa la asociación (adquisición) de Embraer con Boeing. La mayor empresa aeronáutica del mundo estaba viendo amenazado su dominio por parte de Airbus al adquirir a Bombardier de Canadá y así incorporar su línea de aviones de pasajeros de corto alcance, aporte y bussinessliner. De esta manera Airbus se convertía en la primera empresa capaz de ofrecer productos comerciales de ala fija que iban desde un simple jet de negocios, pasando por transportes regionales, hasta transportes de pasajeros pesados de alcance global. Así las cosas, Boeing puso su mirada sobre Embraer, que por entonces era el principal competidor de Bombardier y de hecho el tercer fabricante de aviones de pasajeros más grande del mundo, luego de Boeing y Airbus. Durante un largo tiempo Boeing persiguió a la firma sudamericana hasta que consiguió el objetivo de incorporarla entre sus activos. El acuerdo, firmado a finales de 2018 incluia toda la línea comercial de transporte de pasajeros, de 37 a 150 plazas, en producción y desarrollo (líneas EMB y E). El por entonces Memorándum de Entendimiento dejaba fuera del negocio todas las actividades relacionadas con las actividades militares y espaciales de la empresa brasileña que, por estatuto fundacional no puede ser dejada completamente en manos extranjeras (un prudente resguardo).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.