Hacia la República Popular China, la Fuerza Aérea de Chile (FACh), despachará esta semana su Boeing 767-300ER, perteneciente a la línea de su Grupo 10 de Transporte basada en Pudahuel (Santiago). La operación de largo aliento tendrá por misión recoger y trasladar a Chile 500 ventiladores mecánicos, donados por el gobierno del país asiático para enfrentar la emergencia generada por la crisis del COVID19.

La operación fue solicitada por el jefe de la cartera de Salud Pública, Jaime Mañalich, al Ministro de Defensa, Alberto Espina, quien la acogió y su vez trasmitió la orden respectiva a al Comandante en Jefe de la FACh, general del aire Arturo Merino.

La orden interna habría sido cursada por el general Merino el viernes 3 de abril, pero el inicio de la operación fue programado para mediados de la semana en curso, siendo este miércoles la primera fecha tentativa, debido a la complicada planificación exigida por el vuelo, que requiere hacer dos escalas antes de alcanzar su destino en territorio chino.

En las presentes circunstancias, dicha planificación exige arreglos más complejos de lo usual, debido a las restricciones impuestas por muchos países, tanto al ingreso a su espacio aéreo como al uso de sus aeropuertos por parte de vuelos internacionales. En el intertanto, el Boeing 767-300ER ha sido sometido a preparativos y una completa revisión, a fin de desarrollar la misión en la mejor forma y evitar inconvenientes técnicos imprevistos.

El vuelo, previsto para tener una duración total de cinco días, lapso mínimo necesario para cubrir los trayectos de ida y regreso, exigirá llevar a bordo una tripulación de vuelo con dos relevos, así como un contramaestre y personal para recibir y distribuir la carga a bordo.

Adquirido de segunda mano en el 2008, el Boeing 767-300ER matrícula 985  es el único aparato de su tipo en el inventario de la FACh. Con una autonomía de 6.385 millas náuticas (11.000 km), es empleado tanto como transporte de tropas y pertrechos para trayectos de largo alcance, como también como avión presidencial para trayectos largos. En el último caso la parte delantera de la cabina puede ser configurada como área VIP, incluyendo un dormitorio, mediante kits.

La FACh, al igual que el Ejército y la Armada, ha estado en las últimas semanas empleando sus medios aéreos de transporte y enlace, en apoyo de las medidas adoptada por el gobierno chileno para enfrentar la emergencia generada por el COVID19.

Tal vez te pueda interesar: Israel Aerospace Industries convertirá el Boeing 737-700 en un avión de transporte:¿oportunidad para la FAA?

Deja un comentario