Fuentes consultas por Zona Militar nos permiten dilucidar el futuro en el corto plazo del sistema de armas A-4AR Fightinghawk basado en los planes que impulsará la Fuerza Aérea Argentina durante los próximos meses.

Actualmente, en base a la infografía publicada en septiembre de 2019 por Zona Militar, se encuentran operativos un número total de 6 aeronaves abocadas a misiones de patrullaje aéreo, coberturas aéreas (como fue el caso de la Ceremonia de Asunción en diciembre de 2019 del presidente Alberto Fernández), y en diversos despliegues como ejercicios (Dedalo 2019) que viene realizando la Fuerza Aérea Argentina en el territorio nacional.

Frente a la falta de novedades en la adquisición de un nuevo cazabombardero que lo reemplace, o complemente en un corto plazo, la Fuerza Aérea Argentina realizará los esfuerzos presupuestarios, materiales y de personal para elevar el número de aeronaves en servicio activo. Si bien el número final no ha trascendido, la cifra oscilaría entre las 10 y 12 unidades a ser puestas en servicio durante los próximos años.  

Las autoridades confían en que poseen la cantidad necesaria de sistemas preservados para sostener el esfuerzo requerido para poner en servicio el número de unidades indicado. A estos esfuerzos se suman los realizados en conjunción con la Armada Brasileña, que opera actualmente los AF-1 Skyhawk sometidos a un proceso de modernización por Embraer, para el establecimiento de una línea de soporte en los Estados Unidos con el fin de adquirir los repuestos necesarios para mantener operativas las aeronaves de ambos países.

Lejos de su desprogramación y baja proyectada años atrás, los A-4AR Fightinghawk, sus pilotos y personal de apoyo, continuarán custodiando los cielos argentinos por los próximos años a la espera de un reemplazo que le permita a la Fuerza Aérea Argentina recuperar y modernizar sus capacidades de combate.

Tal vez te pueda interesar: Lineamientos de los próximos años en la Fuerza Aérea Argentina

8 COMENTARIOS

  1. Es bueno saber que la FAA posee al menos una mínima capacidad de ataque a tierra. Con la situación actual habrá que agudizar aún más el ingenio para mantener capacidades aunque sea mínimas. Creo yo, habría que dosificar las horas de vuelo de estos aviones para que nos duren un buen tiempo hasta que, alguna vez, podamos comprar su reemplazo.

  2. Ante el panorama actual es una buena noticia: es preferible que se recupere éste sistema de armas antes que darle de baja sin reemplazo. Ahora, dado que se piensa tener operativos alrededor de 12 unidades, me pregunto si no sería preferible dejar 6A4AR en San Luis y otros 6 en la VI de Buenos Aires, y mandar a los Pampas que hoy están en la VI a la Patagonia, reactivándose con ellos la X Brigada Aérea. Va de suyo que no serían capaces de enfrentarse a un Eurofighter, pero por lo menos serviría para brindar apoyo táctico a nuestras tropas patagónicas, y surcarían nuestros cielos dando un claro mensaje político a la comunidad internacional de que a pesar de las limitaciones presupuestarias, Argentina sigue ejerciendo soberanía en la región Patagónica. Saludos.

  3. Y… es una noticia con sabor agridulce. En el contexto actual creo que es una buena desición, tratar de mejorar lo que se tiene primero y luego dejar para un mediano plazo la compra de los caza.

  4. dejen de joder con estas latas modernicen de una vez,despues cuando pasa accidentes como con el submarino ara san juan se quejan,lpm

Deja un comentario