La Fuerza Aérea Argentina en el Siglo 21

10

Recientemente hemos republicado un articulo que daba un repaso sobre el gradual deterioro de la Fuerza Aérea Argentina a lo largo de las ultimas décadas. En el articulo Fuerza Aérea en números se detalla como los numeros operativos fueron decreciendo y diversas capacidades de la fuerza terminaron pereciendo.

En el actual articulo hacemos el agregado actualizado sobre la Fuerza Aérea Argentina en el Siglo XXI.

La Fuerza Aérea Argentina en el Siglo 21

Si bien entre mediados y fines de los 90, la FAA se mantenía al menos a la par de su vecinas FACh y FAB, es a partir del 2000 donde se empieza a notar obsoleta frente a estas.

La introducción del SDA A-4AR buscó subsanar las carencias que se tuvo durante la guerra de las Malvinas, y aunque electrónicamente se logró, nunca se lo dotó del armamento idóneo para cumplir las funciones asignadas.

La entrada en servicio en Chile y Brasil de armamento de última tecnología, como bombas guiadas por láser, misiles aire/aire de corto alcance Python III y V, misiles BVR Derby y AMRAAM AIM-120, sumado a la compra por parte de Chile de los F-16 B-50/52/MLU, dejaron a la FAA unos cuantos escalones por atrás de la FAB y por sobre todo de la FACH.

Los consabidos severos recortes presupuestarios a la que fue sometida la FAA en estos últimos 15 años, no solo han impedido renovar los aparatos de combate propiamente dichos, sino que han resultado en que disminuyeran capacidades, mientras que otras han directamente desaparecido.

  • Capacidades disminuidas y/o perdidas:
  • Transporte estratégico: Perdida.
  • Transporte logístico: Perdida.
  • Guerra electrónica: Perdida.
  • Defensa del espacio aéreo: Perdida.
  • Ataque a tierra: Severamente disminuido.
  • Apoyo cercano: Severamente disminuido.
  • Transporte táctico: Severamente disminuido.
  • Reconocimiento fotográfico: Severamente disminuido.
  • Transporte helitransportado: Disminuido.

Esto se ve reflejado con la baja de los siguientes Sistemas de Armas;

4 Boeing 707, 9 Fokker F-27 MK-400/600,4 Fokker F-28, 1 Boeing 707 VR, 28 B-45 Mentor, 10 Bell UH-1H, 9 Guaraní II, 5 Hércules C-130B, 10 MS-760 Paris, 2 Learjet 35A, 10 EMB-312 Tucano, 12 FMA IA-58 Pucará, 7 Mirage Mara, 14 Mirage EA/DA, 11 Mirage Dagger/Finger, 2 A-4AR, 1 OA-4AR.

La compra de solo 4 Saab 340, 1 Learjet 35 A 1 Learjer 60, 2 MI-171, 6 Bell 412, 10 Grob 120TP, 8 Tecnam P-2002 y 12 Texan II Plus, como denotan los números, no llegan ni siquiera a cumplir los requisitos mínimos de la FAA.

Por su parte, de los 33 A-4AR de los que dispone la Fuerza, no más de 12 están disponibles, siendo que la realidad marca que no hay más de 6 en servicio al mismo tiempo.

La reciente retirada del SA IA-58, deja a la FAA sin un preciado recurso, aunque todavía se mantiene cierta esperanza con estos aviones, ya que está pendiente todavía su modernización y con ésta el cambio de misiones asignadas a estos aparatos.

Gracias a la llegada de los Texan II, la FAA pudo asignar a la Tercera Brigada Aérea un Escuadrón de EMB-312 Tucano,y aunque están en estudio un par de contenedores para dotar a estos aviones con ametralladoras de 7.62 y 12.70 mm, no emparejan en nada al poder de fuego de los desafectados IA-58.

Y para empeorar más las cosas, solo queda recoradar la baja sin reemplazo del SA Mirage.

-I° Brigada Aérea. Palomar

Hercules C-130L/KC/H – 1/2/3

Fokker F-28 – 1

-II° Brigada Aérea. Parana

Gates Learjet 35A – 4

-III° Brigada Aérea. Reconquista

EMB-312 Tucano — 12

-IV° Brigada Aérea. El plumerillo

IA-63 Pampa – 18

SA-315 Lama – 3

-V° Brigada Aérea. San Luis.

A-4AR Fightinghawk – 33(Disponibles solo 6)

-VI° Brigada Aérea. Tandil

IA-63 Pampa — 5

-VII° Brigada Aérea. Moreno

MI-17 – 2

Bell 412 – 6

Bell UH-1N – 2

Bell 212 IFR – 5

Hughes 500 – 6

-IX° Brigada Aérea. Comodoro Rivadavia

DHC-6 Twin Otter – 4

Saab 340 – 4

-Grupo Aéreo Escuela

Tecnam 2002 — 8

Grob 120TP – 9 (6 disponibles)

Texan II – 12

PROMEDIO DE HS DE VUELO AÑO 2015: 27.000

Actualidad

Como se puede apreciar en los números, la FAA ha sido sometida a un fuerte empobrecimiento tanto material como humano. Mientras que en los países vecinos se toma como Políticas de Estado el continuo mejoramiento de sus respectivas Fuerzas Aéreas, independientemente del color político que gobierne, en la Argentina esto parece ser totalmente al revés. O sea, pareciera que la única Política de Estado referente a la FAA, es su continuo recorte.

El nulo interés político en materia de defensa, malas conducciones, e internas dentro de la Fuerza, han provocado que la misma no sea ni siquiera una sombra de lo supo ser.

La frustrada incorporación de un muy reducido número de IAI Kfir C-10, durante la Administración Macri, más el “aparente” desconocimiento de la actual ,en cuanto a las conversaciones avanzadas alcanzadas por 10/12 FA-50 Coreanos, parecería sellar el destino de re equipar con 5 o 6 IA-63 Pampa III, la VI° Brigada Aérea.

Con la modernización de insuficientes cinco C/KC-130H, no se soluciona nada en lo más mínimo. Mas teniendo en cuenta el continuo retraso en cuanto a la incorporación de los remplazos de los F-27 y Guaraní G-II.

Situación que no hace más que aumentar el uso de los pocos C-130 disponibles.

De poco sirve incorporal material de vuelo, ya sea nuevo o de segunda mano modernizado, si no se mejora la paupérrima asignación presupuestaria, por qué más temprano que tarde se volvería a estar en la misma situación. A nivel humano, la brutal realidad a la que se enfrenta quien ingresa a la Fuerza contrasta con los ideales originales tan fuertemente que el mismo ante la imposible realización profesional y salarial, migra al mercado civil ya que es un muy calificado operador, en procedimientos y equipos, donde es mejor remunerado. La contraposición de la vocación de servicio, en donde no lo puede brindar para no tener los medios operativos y materiales sumados a las necesidades sociales insatisfechas para sí mismo y su grupo familiar.

Esta situación demuestra la crisis humana, material y militar en relación a las necesidades del Estado Nacional.

Te puede interesar

10 COMENTARIOS

  1. Que se puede esperar de la clase política de argentina son todos unos vendé Patria. Inútiles y sobretodo son todos unos ladrones. No les importa un carajo la defensa de nuestra nación.

  2. Es culpa del pueblo por falta de coraje, que paso en el 2001 con el «que se vayan todos» ? Siguieron estando y siguen todavia los mismos tranfugas sirvenguenzas, y me refiero a todos los partidos

  3. Es un espanto, cuando la mayoría de la defensa de una nación depende de su Fuerza Aérea la nuestra está en el peor de sus estados, hasta una avioneta piper puede violar nuestro espacio aéreo y no podemos hacer nada. Nuestros funcionarios políticos son todos unos inútiles y encima se les paga.

  4. Siempre lo mismo con todos los gobiernos, a ninguno le ha importado nada. comprando chatarra, haciendo compras politicas y nunca dando un paso definitivo en desarrollos locales, todo medio pelo y gracias. son decadas y decadas de noticias y rumores que nunca se concretan y si lo hacen es por basura de 3ra mano.

  5. Muy interesante el artículo, es cierto, el deterioro de la FA parece haber sido una «política de estado». Está «política» pudo haber tenido sentido en los 80 y principios de los 90 cuando hubo varios intentos golpistas, pero creo que ya debe ser revisada.
    El proyecto de Fondef me genera buenas expectativas en el largo plazo.
    Lamentablemente hasta que el país no se recupere económicamente no espero grandes progresos…

  6. Es imperioso recuperar a las Fuerzas Aereas, comprando aviones caza mínimo 24 hay que hacer la venta de gobierno a gobierno y pedir plazo, no pueden los pilotos estar sin volar, un piloto cuesta mucho hacerlo y si no vuela es inútil, parece que los políticos no entienden que es así. El pueblo tiene que exigir que se reequipe la Fuerza, aunque más no sea con aviones usados y luego con el tiempo tratar de comprar o desarrollar un prototipo argentino o en combinación con otros países que ya fabrican.

Deja un comentario