Tema tratado en contadas ocasiones por Zona Militar, una de las tantas necesidades del Ejército Argentino es el inicio de una serie de proyectos que permitan la renovación de su actual flota de vehículos a rueda. Tal como mencionamos oportunamente, la Fuerza cuenta con centenares de vehículos que requieren un necesario reemplazo debido a que muchos de ellos ya se acercan (o han pasado) las cuatro décadas de servicio y cuyo mantenimiento se hace cada vez mas oneroso con el paso del tiempo, a lo que se suma diversas cuestiones como seguridad, emisiones, etc. Basta realizar un breve repaso por los principales modelos actualmemte en servicio para darse una idea a lo que hacemos referencia: en la categoría de ligeros, el Mercedes Benz MB230G, en los medianos, la familia Unimog y pesados, a los diversos modelos Mercedes Benz adquiridos en la década de los 70 y 80. Pese a que muchos de ellos han recibido y reciben puesta a punto y recorridas generales para recuperar capacidades originales, lo cierto es que en ocasiones su mantenimiento resulta oneroso, sumado a que ya no reunen ciertas condiciones de transitabilidad, seguridad y emisiones exigidas por los requerimientos actuales.


En cuanto a los ligeros, el VUG MB230G es el modelo mas numeroso con que dispone el Ejército. Pese a sus conocidas capacidades automotrices, el famoso g-wagen no ha envejecido tan bien como otro modelos de la casa alemana. Su motor naftero y el sostén logístico del vehículo son algunos de los problemas a los que se debe afriontar dese hace un buen tiempo (la motorización a la cabeza, para lo cual existieron proyectos con el objetivo de reemplazarlo por un motor diesel, sin llegarse a buen puerto). Lógicamente, un reemplazo por unidades 0km queda fuera de discusión por el elevado costo que esto implicaría, por lo que es oportuno evaluar diversas opciones que se amolden al presupuesto. Una de ellas, imitando lo realizado por diversos ejércitos europeos, es la de buscar un reemplazo con una pick up/SUV civil debidamente militarizada, tema que ZM supo abordar hace mas de un año. Holanda ha incorporado VW/Rheinmetall Amarok M, mientras que Francia hace lo mismo con los VT4 (basado en la Ford Everest), reemplazando a los MB230 y Peugeot P4 respectivamente.

Similar iniciativa se pudo apreciar localmemte, al presentarse oportunamente en el Batallón de Arsenales 602 las versiones militarizadas de la Ford Ranger y Toyota Hilux. Pese a que no trascendieron mayores detalles sobre el proceso de evaluación, (con excepción de la aclaración de la DGM respecto a que la opción resultó las mas beneficiosa desde el punto de vista técnico analizado en su conjunto, ya que no existe sustituto conveniente que pueda competir con la Ford Ranger, tanto en el aspecto operacional como en el seguimiento que pueda relizar la emlresa a lo largo de su vida útil -10 años-) el 23 de diciembre pasado el Subjefe del Estado Mayor del Ejército Argentino aprobaba la contratación directa elevada por Dirección General de Material (DGM) del Ejército para la adquisición de diez camionetas Ford Ranger 4×4 militarizadas. El contrato por poco mas de 41 millones de pesos, resultó adjudicado a la empresa local Igarreta, la cual cuenta con experiencia en el rubro y que ha provisto al Ejército con varias decenas de Ford Ranger en los últimos años. Lo previsto según el Anexo de Especificaciones Técnicas es que las camionetas fueran empleadas para el transporte de personal y carga, en apoyo a las Fuerzas de Seguridad adcriptas al Operativo Integración Norte, despliegue que iba a ser revisado por la actual cartera de Defensa.


Un escalón por arriba encontramos a los HMMWV, los cuales han sabido encontrar su nicho dentro del Ejército Argentino en unidades de Exploración principalmemte. Su diseño 100% militar garantiza que la familia de vehículos cuente con una extensa vida, pero sin olvidar que los mismos fueron diseñados bajo requerimiento de las FFAA norteamericanas, con todo lo que ello significa en cuanto a consumos y mantenimiento (lógicamente repuestos cotizados en dólares). El Ejército, que ha incoporado unidades nuevas (las primeras tandas y la versión ambulancia ) y de segunda mano (vía el programa de asistencia EDA), estuvo evaluando la posibilidad de adquirir 50 unidades adicionales por medio de compra FMS (a las que deberían agregarse los casi 100 HMMWV que agurdaban traslado en depósitos nortemericanos) sin embargo los mencionados costos de operación y mantenimiento, sumado a la constante despreciación del peso argentino frente al dólar, han llevado a evaluar otras opciones. Una de ellas es el Jeep J8, una versión militarizada del Wrangler, vehículo 4×4 que actualmente es comercializado por la empresa AADS a distintas naciones y organizaciones gubernamentales. Los EEUU han ofrecido y donado centenares de J8 a naciones amigas, principalmente para tareas de seguridad y lucha contra el narcotráfico.


El J8 se encuentra en servcio en varios países de de Sur y Centro América, entre ellos Perú, Paraguay, Panamá, Guatemala, Honduras. Otras naciones que cuentan con el J8 o sus variantes son Israel (AIL Storm 3), Egipto, Tajiquistán y Taiwán (Wrangler JK). Tal como mencionamos, el J8 es una versión militarizada y mejorada del Jeep Wrangler, el cual cuenta con un conocido linaje dentro de los vehiculos 4×4. Con refuerzo en chasis, ejes, suspensión y frenos, el J8 se ofrece en una amplia gama de versiones que van desde utilitario (corto y largo), puesto de comando, exploración, patrulla de largo alcance, transporte de tropa y blindado. Cuenta con un motor turbo diesel common rail VM Motori 2.8, el cual desarrolla 194hp y se encuentra asociado a una transmisión automática Chrysler de 5 velocidades. Capaz de alcanzar una velocidad máxima de mas de 120km/h, el J8 tiene una capacidad de pago de 1160kg y una de remolque de 3500kg. El diseño de sus variantess admite diversas configuraciones y accesorios, entre ellas la capacidad de instalar armamento en el techo y blindaje adicional.


De momento, ZM tomó conocimiento de que habría interés por el vehículo (inicialmente 50 unidades) ya que ofrece costos mas accesibles, tanto para su compra como mantenimiento (incluida la disponibilidad de representante de Jeep en el país), aunque por ahora desconocemos si se trata de una oferta gobierno-gobierno (con los beneficios que ello implicaría) o compra directa al fabricante. Siempre analizado desde el punto de vista presupuestario, el J8 se ofrece como una opción viable, aunque aún queda por evaluar como puede competir en cuanto a costos de adquisición en comparación con los HMMWV (100% militar), los cuales son puestos a disposición por el sistema EDA a una fracción de su costo original aunque, eso si, siempre teniendo en cuenta que se trata de material de segunda mano.

5 COMENTARIOS

  1. Más allá del necesario recambio de vehículos a ruedas, se debe tratar de obtener la menor cantidad de modelos diferentes posibles, esto es no comprar decenas de modelos diferentes, que llevan a un sostén logístico y de mantenimiento complicado. Es lo que algunos llaman simplificar la cadena logística. Son varias las consideraciones que hay que tener en cuenta para comprar.

  2. Ante todo esto y las numerosas posibilidades de renovar vehículos: Cuáles son las propuestas posibles en la industria nacional?…Yo recuerdo un jeep llamado «gaucho» que fué fabricado con la República de Brasil y es muy poco lo que se supo de él. Yo prefiero ahorrar para comprar aviones, de éso no tenemos nada.

  3. 50 vehículos de «éste» 50 vehículos de «otro»… por allá 100 de un tercero ..perdimos la mentalidad de estandarización «ÚNICA» JUNTO CON NUESTRO SENTIMIENTO DE GRANDEZA…la desorganización viene de la mano de la precarización de la FFAA y de la vocación de insignificancia ESTRATEGICA !!!!

  4. Hola Charly…muy buena nota…ojala sea realidad este proyecto, asi se remplazarian mas de 800 Mercedes Benz 230G que ya tienen casi 40 años de baqueta…lo bueno del J8 es que cuenta con mas de cinco versiones…(¿puede ser que en ellas entre la nueva Gladiator aca?).

    Abrazo

Deja un comentario