Con un importante despliegue de medios y personal pertenecientes principalmente a la IV Brigada Aerotransportada y al Regimiento de Asalto Aéreo 601, el Ejército Argentino concluyó con éxito el ejercicio operacional «Vicuña en el Horozonte». Las diversas actividades que tuvieron su epicentro en las provincias de Salta y Jujuy implicaron el desarrollo de una serie de fases, tanto de planeamiento, transporte como ejecución.

El planeamiento se inició en la provincia de Córdoba, donde se determinó la operación a desarrollar y los esfuerzos logísticos necesarios. Durante esta etapa se retomó, luego de varias décadas, la capacidad de transporte ferrioviario que ofrece el Belgrano Cargas a los fines de evitar el desgaste de los vehículos en un despliegue que implicaba largas distancias. Esto le permitió al Ejército un ahorro de tiempo y dinero. La segunda fase también se inició en Córdoba Capital, finalizando en Palpalá (Jujuy) con la llegada de más de 40 vehículos de la IVta Brigada Aerotransportada los cuales debieron recorrer casi 1.000 kilómetros transportando el material necesario para que casi 1.500 efectivos del Ejército pudieran operar durante los 10 días que durarían las actividades.

Para la tercera fase de la operación, la Brigada Aerotansportada (la cual actualmente pertenece a la Fuerza de Despliegue Rápido -FDR-) se dividió en dos grupos de tarea: Uno de ellos con base en el aeropuerto de la ciudad de La Quiaca (Jujuy), mientras que el otro se ubicó en San Ramón de la Nueva Orán (Salta). Para llevar a cabo sus actividades utilizaron dos aviones DHC-6 Twin Otter y un CASA 212 de Aviación de Ejército, un C-130H Hércules de la Fuerza Aérea Argentina, diez helicópteros Bell UH-1H, medios aéreos a los cuales se sumaron más de 120 vehículos, entre Jeeps, Unimog, Polaris y acoplados.

Las actividades a lo largo de «Vicuña en el Horizonte» fue constante:

  • Lanzamiento desde Hércules de 321 paracaidistas sobre la ciudad de La Quiaca. Al día siguiente lo hicieron sobre la localidad de Pumahuasi, en esta ocasión contando con la presencia de Gerardo Morales (Gobernador de Jujuy), la Secretaria de Gestión Presupuestaria y Control del Ministerio de Defensa, Graciela Villata; el jefe del Ejército, Teniente General Claudio Pasqualini; el Comandante de Alistamiento y Adiestramiento, General de División Aldo Daniel Sala y el Comandante de la IVta brigada Aerotransportada, General de Brigada Jorge Fabián Berredo.
  • Lanzamiento desde Hércules y CASA 212 del personal perteneciente al Comando de la IVta Brigada, de la Compañía de Comunicaciones paracaidista IV, de la Compañía de Apoyo Aéreo Paracaidista IV, del Escuadrón de Exploración de Caballería Paracaidista IV.
  • Ejercicios de infantería como toma de localidades, tiro nocturno y diurno de piezas de artillería, ejercicios de reconocimiento e infiltración, culminando el último día en la localidad de Embarcación (Salta) con un ejercicio de maniobra compleja junto con Aviación de Ejército.
  • Ejercicios de combate a localidades durante los cuales se realizaron ataque y conquista al Aeródromo de Orán, sobre un puente del Río Bermejo y a la localidad de Padre Pedro Lozano. La actividad fue ejecutada por el Regimiento de Asalto Aéreo 601 con apoyo de la Aviación de Ejército.
  • Apoyo a la comunidad, tarea realizada en conjunto con unidades desplegadas en la Operación Integración Norte. En Yavi, Casti, Suripugio y Cangrejos se refaccionaron una cancha de fútbol y una huerta, se hizo entrega de ropa y juguetes y se repararon caminos y construcción de acequias. Presidentes comunales como los caciques regionales le expresaron su agradecimiento al comandante de la IVta Brigada Aerotransportada. En Salta, personal médico de la Base de Apoyo Logístico Córdoba y del Regimiento de Asalto Aéreo 601 brindó apoyo sanitario a los pobladores de la localidad de Padre Pedro Lozano, donde atendieron a casi 30 personas. Ese mismo día, y tras finalizar el ejercicio previsto, los habitantes del pueblo intercambiaron palabras y se sacaron fotos con los oficiales, suboficiales y soldados del Ejército. Similar actividad se realizó en Orán, a lo que se sumó la capacitación de cursantes del Sistema Federal del Manejo de Fuego (SFMF) en técnicas y maniobras de abordaje y descenso en aeronaves helitransportadas.

Vale destacar que el Ejercicio fue supervisado por el Comandante de la Fuerza de Despliegue Rápido (FDR), General de Brigada Juan Martín Paleo. De su comando, además de la IVta Brigada Aerotransportada, depende la Agrupación de Fuerzas de Operaciones Especiales, la Agrupación de Sistemas de Lanzadores Múltiples 601 y la Xma Brigada Mecanizada. De esta manera, la FDR es la “primera respuesta militar” ante una eventual agresión a los intereses vitales de la Nación.
Al respecto de «Vicuña en el Horizonte», el teniente general Pasqualini expresó que “…es la más importante que realizó el Ejército este año. Hemos desplegado cerca de 1500 hombres y más de 120 vehículos. Esto nos permite elevar nuestro adiestramiento operacional y al mismo tiempo contribuir con la operación Integración Norte que es una operación que venimos desarrollando hace ya más de un año y que permite tener una mayor presencia en nuestras fronteras”. Por su parte, el General Berredo destacó y felicitó al personal de la Brigada por “…el esfuerzo que realizaron para poder cumplir con sus tareas a lo largo de esta operación que llevó más de diez días ininterrumpidos, soportando alturas de más de 3000 metros y marchas de hasta 20 kilómetros por día”.

Finalmente, el Gobernador Gerardo Morales resaltó:  “El ejército ha tenido un recibimiento por parte de la gente de Palpalá muy afectuoso y es la primera vez que está involucrado en lo que es la vida cotidiana de la provincia de Jujuy y estamos trabajando conjuntamente en muchos temas. La verdad es que ha tenido una gran inserción social”.

Imágenes: Ejército Argentino; Ministerio de Defensa.

2 COMENTARIOS

Deja un comentario