Un «recalculando» militar

3
Ministerio de Defensa Argentina

Así como toda la estructura política, económica y social argentina quedó sorprendida por la contundente victoria de la formula Fernandez-Fernandez en el marco de las PASO, el sector militar recibió los resultados como un cachetazo que obliga a las distintas instituciones de defensa a readaptarse y comenzar a tejer ciertas vías de comunicación con el candidato ganador.

Si bien los contactos habían comenzado tiempo antes con informalidades marcadas por reuniones, conferencias y militares de saco y corbata, los últimos acontecimientos han acelerado de manera natural los puentes entre el frente con grandes posibilidades de ganar y diversos referentes de las fuerzas, que incluso no han dudado en salir fotografiados junto a miembros del Frente de Todos. Todo se debe siempre a la dinámica política que ofrece un ganador: mientras mas cerca del poder, mas margen de maniobra para el favor, la escucha, el posicionamiento y por supuesto, el cargo.

Lo cierto es que la sorpresa y la preocupación se ve a simple vista. Acostumbrados a tener una cierta agenda publica positiva conseguida durante los últimos años, existe un cierto miedo a que el sector militar vuelva a convertirse en un puchingball de la política y que el desinterés sobre su paupérrimo estado se acelere.

Pocos meses atrás se mencionaba que el gobierno había perdido el voto militar, o por lo menos, que el apoyo se había desganado. El tubo de ensayo que ofrece Marambio observa una cierta caída del apoyo al oficialismo, aunque el 77% conseguido por Juntos por el Cambio en la jurisdicción patagónica demuestra que un gran sector del universo militar se siente representado por las ideas del gobierno actual. Sin embargo, algunos comentarios de pasillo sostenían que esta realidad no se transfiere al micromundo de los cuarteles en regiones pobres. El impacto económico de la crisis ha hecho especial mella en las capas de voluntarios y personal con bajos ingresos. Una realidad quizá callada, pero que ha sido implacable durante el recuento de votos.

El factor cambiario posterior al domingo liquidó algunos planes y proyectos para el año. Con un presupuesto a un dolar sensiblemente menor, el parate operativo y de capital ha vuelto a decir presente en las distintas dependencias de planes, programas y presupuesto de las fuerzas. Sopesa ahora la idea de que algunos planes de incorporación de material son pasibles de esconderse nuevamente en una cajonera oficial a la espera de mejores tiempos, que desde ya, parecen nunca llegar.

El «cuerpo a tierra» mencionado por Oscar Aguad para este año parece haberse convertido en un sepulcro para las proyecciones económicas de las fuerzas, entendiendo que en un clima tan complejo como el actual, la factibilidad de una remontada de indicadores solamente se puede hacer bajo un oráculo: nadie sabe que va a pasar en los próximos años y si en verdad tanto la Argentina como las propias Fuerzas Armadas se encuentran bajo un futuro escenario de pobreza absoluta que impida mejoras de capital y de gastos corrientes.

Otra preocupación se centra en los cambios estructurales, naturales ante casos de cambios de administración. Se debe descontar que ante una renovación de gobierno, los pases a retiro se lleven a varias figuras de las 3 fuerzas, y con esto, algunos paradigmas políticos que empujan el plan de reconversión de las Fuerzas Armadas auspiciado por el Estado Mayor Conjunto e ideado por el cuerpo de asesores del Ministerio de Defensa.

Entre las dudas y la readaptación a un contexto en donde el poder de quien maneja el Estado parece haberse puesto en duda por la ciudadanía, la proyección de una situación económica voraz obliga nuevamente a que las Fuerzas se reinventen. Nadie duda a esta altura que el poder del dolar no va a acompañar posibles gastos de capital para los próximos años, o si lo hace, será a cuenta gotas… el espíritu innovador y creativo deberá ser la guía futura para un sector militar que actualmente se encuentra recalculando.

3 COMENTARIOS

  1. De hecho no hay ninguna política en Argentina que le haya dado alguna importancia a la defensa, desde la llegada de la democracia en el año 83 a la fecha se ha hablado mucho pero se ha hecho poco. Estamos hablando de una parálisis en la actualización de las FFAA que ya tiene más de 30 años.

  2. Absolutamente. Y todo gracias al «restaurador de la democracia» Alfonsín.
    Allí bajo su mandato, comenzó una injusta persecución a las FFAA incluidas las que no participaron de la guerra sucia. Ó porqué se creen sucedió la infortunada y anti democrática rebelión cara pintada?

  3. 2019-08-20 ¡ ES MUY NOTABLE , EL ESQUEMA «SUPER-ESTRUCTURADO DE FORMACIÓN EN TODA LA CADENA DE MANDOS !

    COMO PARADIGMA » LA REPENTIZACION NOS FAVORECE», EN SITUACIONES DE VACAS FLACAS.

    CADA GUARNICION, DEBE LOGRAR QUE SUS CUADROS, SE FAMILIARICEN CON SUS ZONAS O JURISDICCIONES,

    PERO NO CON UNA VISIÓN TURÍSTICA, SINO REGISTRANDO Y EVALUANDO ASPECTOS TOPOGRÁFICOS, INFRAESTRUCTURAS Y OTROS RECURSOS , YA SEAN MAQUINAS VIALES, EMPRESAS DE CARGA, VOLÚMENES DE COMBUSTIBLES, EQUIPOS DE MANIO BRA DE PORTA CONTENEDORES, SISTEMAS INFORMÁTICOS, EMPRESAS DE PRODUCCIÓN EN SERIE ,ETC, y LOGICAMENTE PRE PARARSELES EN EQUIPOS CON MIEMBROS DE DISTINTAS AREAS DE LAS FFAA , A LOS EFECTOS QUE ADVIERTAN QUE SE LES PUEDE BRINDAR DESDE CADA COMARCA,

    O SEA ESE LETARGO DE 30 AÑOS, NO INHIBE ,POR EL CONTRARIO EXIGE EL PARADIGMA DE HOMBRES INNOVADORES , CREATI VOS , COMPETITIVOS. Y A PARTIR DE ELLO MERITUAR SUS PROMOCIONES.

    DEBE INTERRUMPIRSE ESE AGGIORNAMIENTO DAÑINO, HASTA DOLOSO Y MELOSO , QUE LOS LLEVA A EMPRESAS DE SEGURI DAD Y /O DISTRIBUCIONES etc, Y NO A LAS POSIBILIDADES DE ADECUACION O EMPEÑO, PARA ASISTIR A LAS TRES FFAA

Deja un comentario