EE.UU. confirma la existencia de dos bombarderos furtivos chinos

1

15 de enero de 2019. Un nuevo informe de la Agencia de Inteligencia de Defensa de los Estados Unidos (DIA: Defense Intelligence Agency ) ofrece el primer reconocimiento oficial de la existencia de dos programas de desarrollo de bombarderos furtivos por parte de la fuerza aérea de China.

La DIA dice en un informe del Poder Militar de China publicado el 15 de enero que se encuentra en desarrollo un bombardero estratégico chino previamente confirmado y un «cazabombardero» recientemente reconocido.

El Pentágono reconoció por primera vez que existe un programa de bombarderos estratégicos en un informe de 2017 al Congreso. La admisión se produjo un año después de que un alto oficial de la fuerza aérea china confirmó públicamente el esfuerzo por desarrollar un nuevo bombardero estratégico llamado H-X y H-20.

Durante varios años, los medios chinos y extranjeros han especulado sobre la existencia de un proyecto de desarrollo de bombarderos furtivos a veces llamado JH-XX, un reemplazo para el caza-bombardero Xian JH-7 de la clase Mach 1.8.

El nuevo informe de la DIA también describe el segundo proyecto como un bombardero furtivo de alcance “medio”. En un gráfico que muestra las «características de los sistemas de aeronave» de la flota de la fuerza aérea china, aparece un caza bombardero de «próxima generación» que se muestra como un proyecto en desarrollo, dotado con un radar AESA, misiles aire-aire de largo alcance y municiones guiadas de precisión.

Este seria el aspecto del cazabombardero supersónico furtivo JH-XX, que guarda un fuerte parecido con la propuesta FB-23 de Northrop.

La misma tabla también describe el «bombardero de largo alcance» que se está desarrollando actualmente y está equipado con un AESA y municiones de precisión, pero no con misiles aire-aire de largo alcance.

«Estos nuevos bombarderos tendrán capacidades adicionales, con actualizaciones de espectro completo en comparación con las flotas de bombarderos operacionales actuales, y emplearán muchas tecnologías de combate de quinta generación en su diseño», señala el informe de la DIA.

La capacidad operativa inicial para ambos bombarderos se espera «no antes» que 2025, informa la DIA, aunque advierte que pronostica agregando «probablemente».

China ha presentado dos cazas furtivos, el J-20 y el FC-31, y numerosos diseños para sistemas de aviones no tripulados que evaden el radar en la última década. China también ha introducido una serie de cazas de cuarta generación, incluidos el J-10, el J-16 y el recientemente adquirido Sukhoi Su-35, durante el mismo período.

Aunque un informe anterior del Pentágono al Congreso en agosto describía a la flota de cazas china como poseedora de unos 2.000 aviones de combate, el nuevo informe de la DIA reduce la estimación en un 15% a alrededor de 1.700 aviones.

Un bombardero estrátegico H-20 escoltado por dos cazas furtivos J-20.

En contraste, la flota de bombarderos de China ha confiado en los bombarderos JH-7 y H-6 de Xian durante décadas, con actualizaciones recientes que mejoran el alcance y armamento del H-6. AVIC también mostró un modelo de un JH-7 en Airshow China en noviembre. Se mostró con la designación «JH-7E», que parecía indicar una nueva configuración o quizás una variante de exportación.

A medida que el H-20 y JH-XX entren en servicio en la próxima década, la DIA espera que la fuerza de bombarderos de la próxima generación de China esten abocados a misiones de ataque nuclear y completen la tríada nuclear de China al estilo occidental, al aumentar las capacidades de los submarinos chinos y de la uerzas de cohetes terrestres.

«A partir de 2017, la Fuerza Aérea había sido reasignada a una misión nuclear, probablemente con un bombardero estratégico en desarrollo», dice el informe de la DIA.

El nuevo caza furtivo de China también podría introducir una capacidad única entre las fuerzas aéreas mundiales. La DIA indica que la fuerza aérea de China está desarrollando un avión de mediano alcance con características furtivas.

La Fuerza Aérea de los EE. UU. ha analizado conceptos similares como el FB-22 y el diseño inicial del Bombardero de Ataque de Largo Alcance, pero nunca lanzó el desarrollo de tal avión. Desde el retiro del General Dynamics F-111 de mediano alcance , las fuerzas aéreas occidentales y rusas han dependido de bombarderos comparativamente de corto alcance con poca habilidad pasiva para evitar la detección de radares, como el Boeing F-15E y Sukhoi Su-34 .

Por Steve Trimble | Aerospace Daily & Defense Report 

 

1 COMENTARIO

Deja un comentario