MQ-9 Reaper. Imagen: Corporal Steven Follows - RAF

La Fuerza Aérea de EE. UU. ha construido un hangar en la 71ª Base Aérea de Rumanía en Campia Turzii, y podría ser utilizada para albergar los MQ-9 Reaper, y desde allí apoyar las operaciones de inteligencia en el este de Europa y el Mar Negro.

La United States Air Forces Europe se negó a comentar si la Fuerza Aérea tenía planes concretos para comenzar a operar el MQ-9 desde Campia Turzii en el futuro cercano, pero la nueva instalación podría allanar el camino para un primer despliegue del Reaper en Rumanía.

«Como cuestión de política, no especulamos sobre posibles despliegues o futuros movimientos de unidades de aeronaves. Las Fuerzas Aéreas de EE. UU. en Europa mueven rutinariamente una variedad de aviones por Europa con el objetivo de familiarizarse con el escenario, para entrenar y apoyar a los objetivos», mencionó el capitán Nathan Czuba, gerente de programa de la Iniciativa Europea de Disuasión, en un comunicado.

Según un documento de US Air Forces Europe que enumera los proyectos de construcción de la Fuerza Aérea de EE. UU. en Campia Turzii, el nuevo hangar de 950 millones de dólares podrá albergar drones de mediana resistencia y larga duración, presumiblemente el MQ-9, el único sistema aéreo no tripulado MALE, actualmente en uso por el servicio, al tiempo que cumple «todos los requisitos de seguridad» necesarios para las operaciones de UAS.

Imagen cortesía de Defense News

En un viaje realizado en el mes de julio, el equipo de Defense News viajó a las instalaciones donde se encuentra el hangar. El mismo fue construido por un grupo de 8 personas, ingenieros de la Fuerza Aérea, desde octubre de 2017 a mayo de 2018.

El general Roy Agustin, director de logística, ingeniería y protección de la fuerza de los EE. UU. Air Forces Europe, durante una entrevista el 31 de julio, afirmó que «definitivamente el hangar podría dar servicio a un MQ-9», pero también, podría usarse para apoyar aviones tripulados como los F-15 o los A-10 que se han desplegado temporalmente en Rumanía en los últimos años.

Jim Townsend, que fue vicesecretario adjunto de defensa de la política europea y de la OTAN desde 2008 hasta 2017 y actualmente es miembro del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, dijo que un despliegue de MQ-9 Reaper en Rumanía probablemente sea recibido con aprobación por el país y otras naciones cercanas como Turquía y Bulgaria.

«Ciertamente, el tipo de interés que está mostrando la Fuerza Aérea, que Estados Unidos está demostrando, es que el interés en esa área siempre ha sido buscado por los aliados allá abajo», dijo. «Así que creo van a ver esto como un acontecimiento muy positivo: mostrando interés, mostrando capacidad, brindando un poco de tranquilidad para que tengamos mejores ojos mirando un área que, hasta hace poco, era vulnerable».

La Fuerza Aérea ha dejado muy en claro su interés por reforzar su huella en tareas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento en Europa oriental.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.