La Cumbre de Líderes del G20 a realizarse en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sin duda represente uno de los mayores desafíos de los últimos tiempos para la Argentina e implicará para el país anfitrión una notable responsabilidad, más específicamente en todo lo que concierne a la seguridad del evento. La mera presencia de los dirigentes políticos y económicos de las naciones más poderosas se presenta como un tentador objetivo para aquellos grupos disidentes o terroristas dispuestos a causar disturbios o atentados.

Pese a que en los últimos meses se han dado a conocer una serie de medidas (capacitación, entrenamiento, adquisición y puesta a punto de material) a los fines de reforzar e incrementar las capacidades de las Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad, lo cierto es que la posición Argentina adolece de notorias falencias. Esta conclusión emana no solo de las ya conocidas limitaciones de las FFAA y FFSS, sino que también se reafirma aún más cuando se realiza la comparativa con eventos de similar magnitud. Para este último ejercicio hemos optado por seleccionar los casos más recientes: La VIII Cumbre de las Américas en Lima (Junio 2018), Foro Económico Mundial de Davos (Enero 2018) y Cumbre de Líderes del G20 en Hamburgo (Julio 2017).

Mirage 2000P conformó el componente aéreo destinado a la seguridad de la VIII Cumbre de las Américas. Imagen: MinDef Perú

– VIII Cumbre de las Américas de Lima: Pese a que constituyó un evento de menor magnitud que la Cumbre del G20, eso no significó que las autoridades peruanas  escatimaran esfuerzos a la hora de planificar su seguridad. Fuerzas Policiales desplegaron más de 16000 hombres y mujeres, mientras que las Fuerzas Armadas Peruanas estuvieron a cargo de la diagramación de un plan de operación que sirviera de apoyo, en cumplimiento de la Resolución Suprema N° 030-2018-IN. Las tres fuerzas desplegaron sus tropas de operaciones especiales (equipos de tiradores especiales, unidades de rescate de rehenes y encargados de tareas SAR, personal médico), la FAP puso a disposición sus cazas interceptores así como helicópteros para el transporte de las TOEs mencionadas, mientras que la Marina de Guerra hizo lo suyo con el despliegue de unidades navales en la zona del Callao y bahía de Paracas.

Detalle no menor fue el despliegue norteamericano, usual cada vez que el primer mandatario del país del norte realiza visitas al exterior. El Congreso de la República del Perú aprobó mediante resolución legislativa el ingreso de 568 integrantes de la USAF y US Army, equipamiento de lo más variado (armamento, vehículos, etc) y distinto tipos de aeronaves (4 E-3 Sentry, 4 KC-135/KC-10, 1 C-17A). Por la misma fecha también coincidió la presencia del crucero clase Ticonderoga, el USS “Lake Champlain” CG-57, el cual se encontraba participando del ejercicio SIFOREX junto a las Armadas colombiana y peruana.

La asistencia de las Fuerzas Armadas Suizas en el WEF 2018 en Davos.

– Foro Económico Mundial de Davos: Anualmente, este pequeño centro de esquí suizo ve cambiar su apacible fisonomía al recibir a los principales líderes políticos y empresariales del mundo. Por unos pocos días, el paisaje alpino de la ciudad se ve invadido por una fuerte y visible presencia policial a los fines de impedir cualquier tipo de incidente. La organización de la seguridad sin duda se ve favorecida por el limitado casco urbano y por el rígido control de los accesos. La coordinación de todas las tareas corre por cuenta del cantón de los Grisones y, dependiendo del nivel de amenaza existente, puede recurrir a la asistencia de unidades policiales de otros estados y de las Fuerzas Armadas Suizas.

Para este año, pese a que no se brindó detalles sobre la cantidad de personal policial involucrado, si se confirmó un requerimiento por 5000 integrantes de las Fuerzas Armadas Suizas para cubrir distintos roles tales como control de checkpoints, instalación de vallados, detección de explosivos/químicos con perros de guerra, transporte de personalidades y misiones especiales (a cargo del KSK)

Mención aparte merecen las medidas adoptadas para brindar la cobertura aérea del evento, la cual contó con medios aéreos y terrestres.

La Fuerza Aérea Suiza dispuso de los siguientes medios:

– F/A-18 Hornet C/D, los cuales constituyeron las Patrullas de Combate Aéreo (CAP) y la FDR durante el tiempo que duró el Foro. A los cazabombarderos  desplegados desde la base aérea de Meiringen (algunas fuentes afirman que también lo hicieron desde Payerne) se los vio armados con misiles AIM-9X Sidewinder, AIM-120 AMRAAM y barquillas ATFLIR. En sus tanques auxiliares centrales llevaron la inscripción “STBY 121.50”,  mensaje destinado a cualquier aeronave interceptada para que cambie su radio a la frecuencia internacional de emergencia VHF 121.5 MHz con el fin de obtener instrucciones del interceptor y del radar de defensa aérea.

– PC-7: Los entrenadores operaron desde la base de Samedan y su misión consistió en complementar la cobertura de radar que no alcanza algunos de los valles al norte y sur de Davos. Bajo el indicativo Simba y Noldi, los turbohélices operaron desarmados, en coordinación con el AOC de Dübendorf (el cual contó con la presencia de un oficial norteamericano) y la CAP de Hornet.

PC-7 Suiza Simba durante el WEF 2018. Imagen: Cuminaivel

– Helicópteros: Los Super Puma y Cougar oficiaron de transporte, tanto para VIP como para tropas de operaciones especiales (suizas y de los EEUU), mientras que los EC635 reforzaron el componente aéreo policial así como para tareas SAR y escolta.

Por último pero no menos importante fue la coordinación con la Fuerza Aérea de Austria, la cual proveyó cobertura desde su territorio con EFA Typhoons.

El Ejército Suizo contribuyó con el siguiente material:

– Para control de espacio aéreo dispuso de la red FLORAKO y de los radares móviles Taflir.

– Sistema de control de tiro Skyguard asociado con cañones anti-aéreos bitubo de 35mm Oerlikon GDF.

Cumbre de Líderes del G20 en Hamburgo: Tuvo lugar en el mes de julio de 2017 y uno de los aspectos más relevante fue el descontrol y pandemonio desatado por las distintas organizaciones anarquistas y de extrema izquierda. Se calcula que del total de más de 100000 manifestantes, unas 8000 personas participaron de los incidentes que obligaron a una movilización masiva de las fuerzas de seguridad alemanas.

Pese al despliegue de más de 20000 policías , las autoridades de Hamburgo y federales no pudieron impedir el desborde de algunas de las 30 manifestaciones planificadas para los días de la Cumbre. Los incidentes tuvieron un alto costo en lo personal y material: 476 oficiales resultaron heridos, al menos 186 manifestantes fueron arrestados y 225 detenidos durante los tres jornadas y daños que ascendieron a más de 12 millones de euros.

La participación de las Fuerzas Armadas Alemanas y otras organizaciones se dio bajo el marco de asistencia federal estipulado por el artículo 35 de la Ley Fundamental. El apoyo, que puede ser de tipo técnico o logístico (tanto material y personal), se brindará siempre y cuando las tareas a realizar excluyan a las Fuerzas Armadas de participar en funciones policiales.

Durante la cumbre del G-20, el Bundeswehr apoyó a las autoridades en 38 casos con fundamento en el Artículo 35 (1) de la Ley Fundamental, asistencia técnica, entre ellos:

– Asistencia médica al cuerpo de bomberos de Hamburgo, para lo cual las Fuerzas Armadas pusieron a disposición su Hospital General, 130 integrantes de su cuerpo médico, vehículos varios y helicópteros MEDEVAC.

– La Fuerza Aérea se encargó de la cobertura aérea de la Cumbre (CAP compuesta por EFA Typhoon apoyadas por reabastecedor A310 MRTT) así como de las distintas tareas de transporte.

– El Ejército proporcionó un radar de campo de batalla, equipos de rescate, detección NBQ y apoyo para las unidades de caballería montada de la policía (veterinarios y herreros)

– La Marina brindó apoyo logístico con AUV Remus (drones submarinos para la obtención de imágenes de sonar del fondo del puerto o del fondo del Elba para descubrir objetos sospechosos), cámara hiperbárica para buzos, una embarcación de desembarco y helicópteros.

Incidentes durante la Cumbre del G20 en Hamburgo

Conclusiones

Tal como se puede apreciar, la organización y seguridad de este tipo de eventos requiere de una minuciosa y prolongada planificación. Los ejemplos mencionados dejan en evidencia los esfuerzos necesarios para hacer frente a una amplia gama de amenazas, tarea que obliga a las Fuerzas de Seguridad y Fuerzas Armadas a colaborar estrechamente entre ellas y con sus pares extranjeros.

También es palmaria la necesidad de contar con los medios adecuados (terrestres, navales y aéreos) tanto en calidad como en cantidad. El optimismo y la mera especulación del “no va a suceder” no puede ser la excusa para dejar de atender estas obligaciones.

A-4Ar Fightinghawk en el Área Material Río IV. Su disponibilidad será esencial para la cobertura aérea del G20. Imagen: Área Material Río IV

1 COMENTARIO

  1. Pese al anunciado cambio en el rol de las fuerzas armadas,no se ve un real interés en reequipamiento acorde a los tiempos actuales.Se le preguntó a ministro de defensa si se adquirirán aviones supersónicos, a lo que el ministro respondió que no son necesarios porque los países participanjtes del G20 tendrán lo necesario para la cobertura.Si esta es la actitud del gobierno en materia de reequipamiento,entonces habrá que esperar a que asuma otro gobernante después de las próximas elecciones,con un pensamiento de desarrollo e interés en la protección de nuestra soberanía.Nuestro país está indefenso en relación a otras naciones,no debemos olvidar que lo perdido en materia de soberanía no vuelve a recuperarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí