La semana pasada, el Ministerio de Defensa de India invitó a responder hasta el 20 de diciembre a la solicitud global de información (RFI) para desarrollar y construir 1,770 vehículos de combate blindados para reemplazar la fuerza de tanques de batalla principal (MBT) T-72 del ejército indio.

El ejército indio está buscando adquirir los nuevos vehículos de combate listos del futuro (FRCV, Future Ready Combat Vehicles) bajo el modelo de asociación estratégica en colaboración con un socio indio. El Ministerio de Defensa de India ya había emitido un RFI similar en junio de 2015.

El nuevo sistema FRCV servirá como plataforma para un máximo de 11 vehículos de orugas diferentes, incluyendo iluminador, puente, recuperador, obuses autopropulsados (SPH), armas de defensa aérea, artillería, puesto de observación, vehículos de ingeniería, reconocimiento, y ambulancias blindadas.

Sin embargo, lo más importante es que será la plataforma base para el próximo MBT diseñado y construido en la India.

El FRCV “se propone como un tanque de clase peso medio, que incorpora tecnologías de última generación, y seguirá siendo relevante para los próximos 40-50 años”, dice el RFI.
El nuevo MBT debe estar equipado con un arma principal de 120/125 milímetros (que haga 6-8 disparos por minuto), ametralladoras coaxiales, así como una ametralladora antiaérea. El arma principal del tanque también debe ser capaz de disparar múltiples tipos de municiones, incluido misiles guiados antitanques avanzados.

El FRCV también debería alardear de la “capacidad de destruir tanques enemigos a larga distancias, con una probabilidad de impacto muy alta en la primera ronda y adquirir objetivos a mayor distancia”. También debería ser capaz de adquirir como blanco a vuelos bajos tripulados y aeronaves de alas giratorias.

El nuevo FRCV está destinado al “dominio rápido en un espacio de batalla ampliado, caracterizado por conocimiento en tiempo real, agilidad y movilidad en todo terreno, potencia de fuego letal y de precisión, protección multicapas y el uso cada vez mayor de tecnología”, dice el RFI.
“Se requerirá que el vehículo de combate listo del futuro realice operaciones sostenidas y continuas durante el día y la noche en todo tipo de terrenos, en diversas formas cuando corresponda (excepto en un papel anfibio)”.

Es probable que se emita una solicitud de propuesta (RFP) a mediados de 2018. El ejército indio está especialmente interesado en mantener el peso del tanque en alrededor de 50 toneladas (+/- 15 toneladas, de acuerdo con el RFI), lo cual excluye a los MBT extranjeros más pesados (por ejemplo, el alemán Leopard II y el estadounidense M1-Abrams) de competir en la licitación global.
Según algunos informes de los medios, el Ministerio de Defensa Indio examinará especialmente cuatro modelos extranjeros de MBT: el ruso T-14 Armata, el ucraniano T-84 Oplot, el francés Le Clerc y el surcoreano K2 Black Panther.

Este RFI podría muy bien ser la sentencia de muerte final para el desarrollo autóctono del Arjun MK-I el tanque de batalla principal de India de tercera generación – un vehículo mal diseñado (por ejemplo, el blindaje demasiado pesada en comparación con muy poca potencia) que se encontró con repetidos retrasos debidos a un proceso de adquisición y prueba defectuoso. Casi el ochenta por ciento de los 124 miembros de la fuerza de tanques Arjun MK-I están actualmente fuera de servicio debido a más de 90 problemas técnicos.

India ha estado trabajando en una versión mejorada del Arjun, el MK-II, que ha funcionado muy bien en pruebas comparativas con tanques rusos construidos bajo licencia, como el T-90M.
Muestra más de 93 mejoras sobre la versión anterior y contiene 60 por ciento de componentes fabricados localmente. Sin embargo, la decisión de desarrollar localmente un nuevo misil antitanque para ser instalado en el MK-II retrasará, con toda probabilidad, la inducción de la plataforma mejorada.

El ejército indio se niega a ordenar el MK-II hasta que pase las pruebas de campo. “El proyecto FRCV, si despega, matará al proyecto autóctono FMBT”, dijo un ingeniero de la Organización de Investigación y Desarrollo de Defensa (DRDO) al The Times of India la semana pasada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí