El martes 13 de diciembre, BAE Systems hizo entrega del primer lote de cuatro ACV 1.1 (Amphibious Combat Vehicle / Vehículo Anfibio de Combate) al Cuerpo de Infantería de Marina de los EEUU (USMC) a los fines de que los marines inicien las primera evaluaciones del vehículo. En esta primera etapa se espera que el personal técnico de la BAE Systems instruya a los infantes de marina en el uso y mantenimiento del ACV. Cuando la empresa complete la entrega del lote de vehículos destinados al desarrollo de ingeniería y fabricación (16 vehículos anfibios), los marines iniciaran las respectivas pruebas a los fines de seleccionar el modelo definitivo. De las mismas también participará el Terrex 2, modelo propuesto por la empresa SAIC con el objeto de hacerse con el contrato final.

A diferencia de algunos programas polémicos, tales como el del F-35 Lightning II o el de las LCS, el ACV marcha llamativamente bien, tanto en plazos como en presupuesto. Sin embargo, tampoco se puede negar que cuenta con algunos antecedentes negativos, tales como fueron el EFV (Expeditionary Fighting Vehicle) o el MPC (Marines Personnel Carrier) los cuales fueron cancelados o debieron ser puestos en el freezer respectivamente.

 El programa ACV, que tiene como objeto el reemplazo de los veteranos vehículos anfibios AAV-7, se ha dividido en dos fases: La denominada ACV Increment 1.1, donde compiten BAE Systems y SAIC, tiene prevista la introducción en servicio de 200 vehículos anfibios a rueda. Pese a que tendrán capacidad de navegar, se espera que los mismos sean desplegados directamente en las playas vía conectores (hovercrafts LCAC). La siguiente fase, el ACV Increment 1.2, será un vehículo a oruga, completamente anfibio, con funciones similares al actual AAV-7. Se espera que el USMC adquiera 470 unidades de este último.

BAE Systems ACV Increment 1.1 Imagen: BAE S.

 Para participar del programa ACV, BAE Systems se asoció con la empresa italiana Iveco Defence. El modelo presentando para la competencia es una versión modificada del VCBR SuperAV. Desprovisto de la torreta armada, el ACV de BAE Systems cuenta con el mismo casco y  transmisión H-Drive (sin axles) del SuperAV. El motor original de 500hp fue reemplazado por uno más moderno que ofrece 700hp, el cual le otorga mejores prestaciones y permite transportar más carga (infantes y blindaje así como desarrollos futuros tales como torretas, protección adicional, etc). También fueron modificados los neumáticos, empleando el modelo 16R20 similar al que usan los camiones de la familia OshKosh MTVR.

 Capaz de transportar 13 infantes (más 3 tripulantes), el ACV 1.1 de BAE Systems alcanza velocidades de hasta 105km/h en tierra y 6 nudos navegando. Con un peso de 30 toneladas, tiene un alcance de 523 kilómetros (camino pavimentado) y mixto (navegación y tierra) de 12 millas naúticas y 480 kilómetros.

 En lo referido a protección, el diseño del casco blindado otorga resguardo contra distintas amenazas balísticas así como contra minas y dispositivos explosivos improvisados (IED). En su interior, los infantes cuentan con asientos anti-shock y con un sistema automático de supresión de incendios.

Si todo marcha según lo planeado, los 16 ACV de cada competidor deberán haber sido entregados a comienzos de 2017 y dar por iniciadas las pruebas en abril. La decisión final no debería exceder del 2018.

Imagen de portada: Presentación del ACV 1.1 perteneciente a BAE Systems.

1 Comentario

Deja un comentario