El 17 de noviembre pasado, por medio de la DSCA, el Departamento de Estado de los EEUU dio a conocer su visto bueno para la venta de importantes cantidades de modernos caza-bombarderos a dos países de Medio Oriente: Cuarenta F-18E/F Super Hornet para Kuwait y setenta y dos F-15QA Eagle destinados a Qatar.

En el caso de la al-Quwwat al-Jawwiya al-Kuwaitiya / Fuerza Aérea de Kuwait, se trata de 32 F-18E y 8 F-18F Super Hornet con motores F414-GE-400. Cabe mencionar que las negociaciones por la mencionada compra se vienen realizando desde hace años, habiendo ganado impulso a mediados del 2015 pasado cuando se especulaba un pronto anuncio por la adquisición del caza-bombardero embarcado de Boeing.

 De concretarse la actual compra, Kuwait se convertiría en el segundo usuario internacional del Super Hornet, acompañado por Australia y muy probablemente por Canadá.

El pedido de Kuwait incluye una gran cantidad de equipos asociados y de apoyo:

– 8 motores F414-GE-400 adicionales y 24 módulos.

– 41 radares AESA AN/APG-79.

– 44 cañones M61A2.

– 45 receptores de alerta de radar AN/ALR-67(V)3.

– 240 lanzadores de misiles LAU-127E/A.

– 45 sistemas de contramedidas AN/ALE-47.

– 12 pods AN/AAQ-33 Sniper.

– 14 sistemas AN/ASQ-228 ATFLIR.

– 48 cascos JHMCS.

– 45 sistemas de contramedidas AN/ALQ-214.

– 45 señuelos remolcados AN/ALE-55.

– 48 sistemas Link-16.

– 8 Tanques de combustibles conformales (CFL).

F-18F Super Hornet de la Armada norteamericana. Imagen: US Navy.
F-18F Super Hornet de la Armada norteamericana. Imagen: US Navy.

 La orden valuada en u$s 10.000 millones también incluye equipos IFF, visores nocturnos, lanzadores de misiles, sistemas asociados al misil anti-radiación AGM-88, navegación GPS, repuestos y equipo de apoyo, formación y entrenamiento del personal técnico, servicio técnico de contratistas tanto en ingeniería como en apoyo logístico, servicios de vuelos de prueba, vuelos ferry, almacenamiento y preservación, soporte de software, publicaciones técnicas, etc. Del monto total se espera que un 35% retorne en offsets, tal como lo determina la legislación del país comprador.

 Las intenciones de Kuwait por incorporar al Super Hornet implican un gran alivio para Boeing, ya que su línea de producción corría serios riesgos de cerrarse en 2017/2018 ante los nulos pedidos extranjeros, manteniéndose abierta solo gracias a los últimos ejemplares destinados a la US Navy.

Los F-15QA serán una evolución del popular Strike Eagle. Imagen: USAF.
Los F-15QA serán una evolución del popular Strike Eagle. Imagen: USAF.

 En el caso Qatarí, se solicitó la compra de setenta y dos cazas multirol F-15QA Eagle junto a un paquete de armamento que no fue detallado así como al usual equipo y trabajos de apoyo, formación y mantenimiento. Al igual que el pedido de Kuwait, los futuros F-15 qataríes implicarán que se mantenga abierta la línea de producción del Eagle hasta bien entrada la próxima década. Sin duda una gran noticia para Boeing.

 En ambos casos, el Congreso de los EEUU tendrá que expedirse sobre la venta de los caza-bombarderos, dando su aprobación (lo más probable), exigir modificaciones o directamente bloquearlas.

Imagen de portada: Dos Super Hornet de la US Navy durante su participación en la operación Inherent Resolve. Imagen: USAF.

Deja un comentario