El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció el viernes que enviará miles de tropas adicionales y más equipos a Arabia Saudita, en respuesta a meses de tensiones en la región que involucran a Riad e Irán.

El representante en jefe del Pentágono, Jonathan Hoffman, dijo que el secretario de Defensa, Mark Esper, autorizó el envío de más apoyo a instancias del Comando Central de Estados Unidos, que cubre operaciones militares en Medio Oriente y Asia Central. Incluirá dos escuadrones de cazas, un Ala Expedicionaria Aérea, dos baterías de defensa antimisiles y un sistema Terminal de Defensa de Área de Gran Altitud, o THAAD.

«En conjunto con otros despliegues, esto constituye 3.000 fuerzas adicionales que se han ampliado o autorizado en el último mes», dijo Hoffman en un comunicado.

«Estados Unidos no busca conflictos con el régimen iraní, pero mantendremos una sólida capacidad militar en la región que está lista para responder a cualquier crisis».

Las crecientes tensiones en la región del Golfo Pérsico han sido avivadas por varios ataques contra varios petroleros en los últimos meses. La administración estadounidense, otros gobiernos occidentales y Arabia Saudita, han culpado a Teherán por algunos de los ataques.

«Está claro que los iraníes son responsables de los recientes ataques a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita», dijo Esper a periodistas el viernes. «Nuestros socios internacionales están de acuerdo, incluidos el Reino Unido, Francia y Alemania».

«El comportamiento maligno continuo de Irán es parte de su campaña más grande para desestabilizar el Medio Oriente e interrumpir la economía global. Los intentos de Irán de utilizar el terror, la intimidación y la fuerza militar para promover sus intereses son inconsistentes con las normas internacionales».

Hoffman dijo que Esper informó el viernes al príncipe heredero de Arabia Saudita, Muhammad bin Salman, sobre la decisión y pidió a los aliados europeos y «otros países de ideas afines» que hagan lo mismo.

«Desde mayo, el Departamento de Defensa ha aumentado el número de fuerzas en aproximadamente 14.000 al área de responsabilidad del Comando Central de los Estados Unidos, como una inversión en seguridad regional», dijo Hoffman.

El portaaviones estadounidense USS Abraham Lincoln ya se encuentra en la región del Golfo y permanecerá allí, hasta fin de año.

Deja un comentario