El 12 de septiembre, en una ceremonia realizada en las instalaciones de Lockheed Martin en el parque aero-industrial de Nowra, la Royal Australian Navy aceptó el vigésimo cuarto y último MH-60R Seahawk. De esta manera la aviación naval australiana da por completado el proyecto AIR 9000 Phase 8 cuyo objetivo fue el reemplazo de los 16 Sikorsky S-70B-2 Seahawk y de los fallidos Kaman SH-2G (A) Super Seasprite.

 Con los nuevos helicópteros se dotó a los 725 y 816 Squadron, teniendo a su cargo el primero de ellos el entrenamiento del personal técnico y tripulantes, mientras que el segundo tiene encomendados los despliegues operacionales abordo de las fragatas de la clase ANZAC y de los futuros destructores de defensa aérea Hobart.

 La orden inicial por los 24 Seahawk Romeo se concretó en junio de 2011 con el objeto de obtener un nuevo modelo de helicóptero naval multi-rol ante el requerimiento urgente de reemplazar a los ya desgastados Seahawk Bravo en servicio y que llenasen el espacio vacío dejado por los SH-2G (A). Cabe recordar que 11 de estos últimos helicópteros fueron adquiridos en 1997 pero luego de años de retrasos y sobrecostos, los mismos fueron puestos en reserva y posteriormente vendidos por Kaman a Nueva Zelanda.

 La compra vía FMS, valuada en u$s 2.100 millones, incluyó 60 motores T-700 GE 401C, equipos varios, repuestos, entrenamiento asociado y apoyo logístico por parte de Lockheed Martin. Una vez en servicio, el mantenimiento regular será realizado por personal técnico de la RAN que contará con el apoyo de la Maritme Helicopter Support Company. La empresa, conformada por Lockheed Martin y Sikorsky, garantizará el soporte logístico de la flota de Seahawk australianos a lo largo de su vida operativa. La adquisición de los nuevos Seahawk también incluyó la adecuación y construcción de nuevas instalaciones en las bases HMAS Albatross y HMAS Sterling.

Primer par de MH-60R entregados a Australia. Imagen: Daniel Rude - LM.
Primer par de MH-60R entregados a Australia. Imagen: Daniel Rude – LM.

 La Fleet Air Arm finalizará la recapitalización de su flota de ala rotatoria cuando reciba los MRH-90 que reemplacen a los vetustos SH-3 Sea King. Se espera que el servicio opere 6 MRH-90 utilitarios mientras que compartirá con el Army el uso otros 7, estos últimos destinados a tareas de formación y entrenamiento.

 La RAN recibió los dos primeros MH-60R Seahawk en diciembre de 2013, iniciando a partir de ahí distintas series de evaluaciones y pruebas operacionales tales como lanzamiento de torpedos Mk56, misiles AGM-114 Hellfire y la ejecución de ejercicios DIPEX (junto a submarinos clase Collins) a los fines de testear sus equipos anti-submarinos. Hace menos de un mes los Seahawk Romeo se apuntaron un nuevo hito al  realizar su primera misión de búsqueda y rescate. Operando desde la fragata HMAS Perth FFH-157, el MH-60R indicativo “hellcat” pertneciente al 816 Squadron colaboró en la coordinación y rescate de los tripulantes de una embarcación pesquera en la zona de las islas Seychelles, dejando en evidencia su gran capacidad como plataforma multi-rol.

 El Seahawk en su versión Romeo cuenta con un FLIR de segunda generación Raytheon AN/AAS-44, suite de comunicaciones dotada con radios ARC-210 UHF, VHF y satelital, Link 16 y data-link Harris Hawklink. Para navegación dispone de GPS e INS Northtrop Grumman LN-100G. Entre sus principales sensores se encuentran el radar multi-modo ISAR AN/APS-147, sonar calable AN/AQS-22, ESM AN/ALQ-210 mientras que para protección dispone de alerta de misil AN/AA4-47, perturbador IR AN/ALQ-144 y lanzadores de bengalas/chaff AN/ALE-39.

Seahawk australiano durante ejercicio ASW DIPEX. Imagen: LSIS Sarah Williams - RAN
Seahawk australiano durante ejercicio ASW DIPEX. Imagen: LSIS Sarah Williams – RAN

La RAN se convertiría en el primer cliente internacional del MH-60R, a la que posteriormente se le sumaría la Real Armada de Dinamarca con 9 ejemplares (los primeros ya fueron incorporados). Qatar y Arabia Saudita cursarían sendas solicitudes de compras en el 2011 y 2015 respectivamente.

Deja un comentario