Por: Lara Seligman
Fuente: www.defensenews.com
Traducción: Negro2000

B-1Lancer
Foto: Tech. Sgt. Nathan Lipscomb/US Air Force​

Después de más de un año de ataques aéreos, los militares estadounidenses y miembros de la coalición están empezando a ver el progreso en la lucha contra el grupo Estado Islámico, según funcionarios del Pentágono.

Pero estos logros no podrían haber ocurrido sin los aviadores del 37ª escuadrón de bombarderos y su flota de B-1B Lancers, que recientemente pasó seis meses en Oriente Medio en apoyo a las fuerzas de la coalición.

Desde el pasado julio a enero, el teniente coronel Joe, que pidió el anonimato por su seguridad y la de su familia, al mando de la escuadra mientras que se desplegó en la base aérea Al Udeid en Qatar. Joe y sus 350 pilotos de B-1, oficiales de armas y mecánicos operaron las 24 horas del día vigilando sobre Irak y Siria, proporcionando apoyo a las fuerzas de la coalición en tierra y a los comandantes de los componentes del aire en la región.

Durante ese tiempo, Joe y su escuadra ayudo a la fuerzas de la coalición hacer diferencias significativas contra el grupo Estado Islámico, también conocido como ISIS, con la liberación de la ciudad de Ramadi y la ciudad de Sinjar, en Irak, a finales de 2015. Durante sus misiones, Joe y sus aviadores veían áreas de protección enemigas, depósitos de armas y centros de mando y control abandonados, y las tácticas de los comandantes de ISIS frustradas.

“Realmente siento que hicieron una diferencia”, dijo Joe en una entrevista reciente. “Vi una recuperación del territorio recaptura de las ciudades y la recuperación de la seguridad de esas ciudades, así que me sentí realmente realizado y que estábamos proporcionando apoyo a esas personas”.

Durante los seis meses que Joe y su escuadrilla estuvieron allí, los B-1 volaron un total de 490 vuelos de combate, empleando aproximadamente a 5.000 municiones contra las fuerzas enemigas. El despliegue tuvo un altísimo ritmo operativo, así lo establecen los registros de los aviadores de las municiones empleadas por la escuadra de B-1 durante una rotación de seis meses en los últimos 10 años. La escuadra cumplió el 114 por ciento de sus tareas durante su despliegue, volando sólo el 5 por ciento de las salidas de los aviones de la Fuerza Aérea de Estados Unidos durante ese tiempo, pero empleando el 35 por ciento de las municiones.

Air-Force-Miission-Against-ISIS

La escuadra se centró en los blancos de ingresos monetarios de ISIS, por ejemplo, refinerías de petróleo y los bancos de efectivo, así como los campos de entrenamiento y los puestos de control, dijo Joe. Los B-1 también volaron en apoyo aéreo cercano, o misiones CAS, la protección de las fuerzas de tierra bajo el fuego en las zonas baluartes de ISIS.

http://www.defensenews.com/story/de…-shares-lessons-6-months-airstrikes/83617858/

Deja un comentario