A

El día martes 15 de diciembre de 2015 en el aeropuerto internacional de la ciudad de Córdoba “Ingeniero Taravella”, tuvo lugar un momento histórico y emotivo con el arribo del último Mirage V-P Mara operativo de la Fuerza Aérea Argentina. La razón de dicho acontecimiento se debió a que el Mara C-630 tendrá como destino seguir sirviendo a la Nación, esta vez como material didáctico para instruir a los aspirantes de la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea Argentina (ESFA).

El día no había comenzado de la mejor manera, ya que la meteorología presente en la ciudad de Córdoba y alrededores se presentaba adversa, pero la misma iría evolucionando favorablemente a medida que las horas avanzaban. Esto provocaría una leve demora en el horario original de llegada, el cual estaba previsto que fuera a las 1030hs.

La cita se dio en el portón nº 2 (zona carga) del aeropuerto cordobés, donde corresponsales de medios especializados y distintos medios masivos fueron haciéndose presentes en espera de la hora pactada por PSA y ANAC para poder acceder a la plataforma de vuelo. Fue en esa ocasión que se hizo presente el Director de la ESFA, Comodoro Renato Daniel Cabrera, el cual no solo explicó a los presentes la razón de la llegada del Mara C-630, algunos detalles del sistema de armas, así como importancia como material didáctico para la institución sino que también no dejó de agradecer la presencia de distintos medios presentes así como la cobertura posterior.

El acceso a la plataforma finalmente se daría a las 1100hs, junto con autoridades de la ESFA, miembros de la VI Brigada Aérea, PSA y ANAC. Acompañaban a los mencionados la Banda Militar de Música “Suboficial Mayor Juan Vulcano” así como un contingente de aspirantes pertenecientes al instituto, los cuales formarían junto a la banda durante el carreteo final del Mara C-630.

El tan esperado arribo del Mirage V-P Mara se daría aproximadamente a las 1140hs. Bajo el indicativo “Rifle”, el delta realizaría dos sobrevuelos rasantes sobre la pista 18/36 del aeropuerto cordobés, tomando por sorpresa a mas de un fotógrafo y cronista presente (previamente había realizado una maniobra similar sobre la ciudad).
La breve demostración llegaría a su fin con el aterrizaje del C-630, donde desplegaría su clásico paracaídas de frenado por última vez.

Una vez en la plataforma, el Primer Teniente Darío Basile descendería de su montura para ser recibido afectuosamente por las autoridades de la ESFA así como por sus camaradas de la VI Brigada Aérea. Luego de las fotografías y entrevistas de rigor, el Mara C-630 aguardaría en el hangar perteneciente a la ANAC hasta su traslado a la ESFA, el cual se daría en las últimas horas del miércoles 16 y en la madrugada del jueves 17. Por estas horas, el Mirage V-P Mara C-630 se encuentra en su nuevo hogar, el hangar luria de la Escuela de Suboficiales, donde continuará prestando servicio como material didáctico junto al Canberra Mk.62 B-101 Pelícano, al A-4B Skyhawk C-225 entre otras aeronaves.

BB2CE

Breve reseña del Mirage V-P Mara.

Los Mirage V P fueron adquiridos en un lote de 10 aeronaves a la Fuerza Aérea del Perú en pleno conflicto por las Islas Malvinas, entrando en servicio finalizada la guerra. En la etapa inicial de servicio adoptarían las matrículas de los IAI Dagger caidos durante la contienda del Atlántico Sur, siendo estas: C-403, 404, 407, 409, 410, 419, 428, 430, 433 y 436. Con el paso del tiempo serían re-matriculados, viendo reemplazado el dígito 4 por el 6.

Su asiento inicial sería la VI Brigada Aérea de Tandil, provincia de Buenos Aíres, dentro del Grupo 6 de Caza, pero para el año 1986 serían desplegados a la X Brigada Aérea de Río Gallegos, donde pasarían a integrar el Escuadrón Aéreo 10 “Cruz y Fierro”, también conocido como “Los Guerreros del Hielo”, reemplazando a los veteranos Mirage IIICJ.

La designación Mara se debe a que así es conocida la liebre patagónica (en clara referencia al destino de los Mirage V-P) siendo adoptada la misma luego de la modernización que recibirían en las instalaciones de la empresa cordobesa AeroCuar S.A. (cuyos talleres estaban ubicados en el Área Material Río IV), trabajo en conjunto realizado con la FAA.

La modernización incluyó la incorporación de un sistema de navegación autónomo Canadian Marconi, un sistema de navegación VLF/Omega, DME, radioaltímetro, receptores RWR y lanzadores ventrales de chaff/bengalas. También serían provistos una nueva central giroscópica, visor de tiro así como la modificación del tablero de instrumentos y consolas.

Los Mara operarían en la X Brigada Aérea hasta 1997, año en que la FAA optó por transferirlos nuevamente a la VI Brigada Aérea de Tandil, destino final en su vida operativa, salvo por el ya mencionado C-630 (el cual, llamativamente, fue el primer prototipo del proyecto).

El pase a retiro del sistema de armas Mirage sin duda marcó un hito, ya que los Deltas dejaran de surcar los cielos argentinos. Sin embargo, para el Mara C-630, se abre una nueva etapa en su carrera, ahora como material didáctico que permitirá formar a los futuros “magos” que en un futuro integrarán los Grupos Técnicos de la FAA.

Zona Militar desea agradecer a las autoridades de la ESFA y en especial al encargado de la PSA Córdoba, Carlos Guerrero, por la excelente predisposición y trato recibido a lo largo de nuestra presencia.

E1

H2

L0

O

P

Deja un comentario