Dos pilotos sobrevivieron hoy tras la caída de un caza SU-27 en que volaban cerca a un aeródromo en la provincia rusa de Primorie, en el extremo oriente de Rusia, informaron  las autoridades.

El accidente ocurrió a las 02.30 GMT cuando el caza realizaba un vuelo de prueba tras reparaciones en la fábrica de aviones Ussuriynsk.

Según un portavoz de la planta, tras la caída el avión se incendió a poca distancia del aeródromo de la empresa si causar víctimas o daños materiales de consideración.

Los pilotos lograron abandonar a tiempo el avión y descendieron ilesos con ayuda sus paracaídas.

El portavoz indicó que una comisión de funcionarios de la empresa y autoridades de aviación investigarán las causas del accidente.

Añadió que investigaciones preliminares indican que el avión tuvo una falla técnica  en uno de sus motores durante el vuelo.

Los cazas SU-27 forman parte de la cuadrilla de aviones de combate base de la Fuerza Aérea de Rusia y también han sido incorporados a las Fuerzas Armadas de otros países como China, India, países del espacio postsoviético y otros.

RIA Novosti

Deja un comentario