Puerto Thatcher??????????????

Entonces hay una declaración que se puede discutir, pero nada decidido como: "vamos a llamar Puerto Argentino/Stanley" o "dejamos a usar este u otro nombre"? Es correcto?


Lo que hay es un pedido ingles de que compatibilizemos toponimia. Y no se que tan lejos llegaron. Lo cierto es que no pueden ir marcha atras sobre lo que ellos mismos piden. Si empiezan a cambiarle el nombre a los lugares. ¿Para que quieren que compatibilizemos o usemos ambas denominaciones indistintamente sobre un mismo lugar?.
 
Gracias, her profesor. No quiero provocar las polemicas de la politica interna de Argentina (son prohibidos), simplemente me interesaba el fenómeno, porque he visto que incluso personas que apoyaban la junta no decian bien de Galtieri.
 

jedi-knigth

Colaborador Flankeriano
Colaborador
Una pregunta off-topic: Galtieri no es popular en Argentina (decir en una manera muy delicada). Porque perdió la guerra? O porque inició el conflicto? O por otras cosas (relacionadas o no relacionadas con el conflicto)?
Las dos cosas pero principamente porque fue un Dictador.
 
. ¿Para que quieren que compatibilizemos o usemos ambas denominaciones indistintamente sobre un mismo lugar?.

Hubo el problema similar en el caso de Polonia-Alemania. El problema es sensitivo. Usar dos nombres puede ser no muy practico, pero muestra la posición mas neutral. Hay nombres identicos en ambos idiomas (San Carlos), hay nombres que sólo son una traducción (Dos Hermanas - Dos Hermanas (Two Sisters)) y hay los nombres diferentes. En los documentos de OUN hay Malvinas/F.alklands (en espańol) y F.alklands/Malvinas (en ingles). El nombre "Puerto Argnetino" es la cosa diferente, porque lo cambiaron despues la acción militar. Pero no quiero entrar en las polemicas y ser una persona cargosa (la nueva palabra que aprendi ;)). Gracias por las aclaraciones. Entonces en el documento no hay cosas que obliguen a Argentina de usar esos u otros nombres. Se dice sólo de la "revisión", pero nada cierto.
 

CCH

Veterano Guerra de Malvinas
Una pregunta off-topic: Galtieri no es popular en Argentina (decir en una manera muy delicada). Porque perdió la guerra? O porque inició el conflicto? O por otras cosas (relacionadas o no relacionadas con el conflicto)?

Su impopularidad (creo, con o sin Malvinas) pasa por haber formado parte de la ultima dictadura militar que dejó un triste y lamentable saldo en Argentina. Mas allá de los desastres económicos, políticos y sociales que quedaron como saldo, también formó parte de las cúpulas de las FFAA que permitieron (¿fomentaron/potenciaron?) el descreimiento y el descrédito de toda la sociedad en esas instituciones.

Saludos,
 

Shandor

Colaborador
Colaborador
En una ceremonia privada, la elite británica despidió a "la dama de hierro"

La Reina, políticos, militares y familiares asistieron a la misa por la muerte de Margaret Thatcher en la catedral St. Paul; sus restos serán incinerados

Ver más fotos El cortejo fue acompañado por simpatizantes y detractores de la dama de hierro. Foto: Reuters
LONDRES.- A pesar de los cuestionamientos internos y rodeado por un fuerte operativo de seguridad, Londres comenzó a ser testigo esta mañana de su mayor funeral político en casi medio siglo, cuando la elite británica se unió a la reina Isabel, a cientos de militares y a varios líderes mundiales para despedir a la ex primera ministra Margaret Thatcher, fallecida el pasado 8 de abril a los 87 años.
Después de que el cortejo fúnebre recorriera las calles de Londres, con algunas protestas, el féretro llegó cerca de las 11 (7 en la Argentina) la catedral de St. Paul, donde se ofició el funeral, que fue privado -no de Estado- y con honores militares.
Durante la homilía, el obispo de Londres, Richard Chartres, hizo referencia a los fuertes sentimientos que aún genera la ex primera ministra, 23 años después de que dejó el cargo.
"La tormenta de opiniones conflictivas se centra en la señora Thatcher que se convirtió en una figura simbólica, e incluso su apellido alcanzó el sufijo ismo'', afirmó. "Hoy los restos de la verdadera Margaret Hilda Thatcher están aquí en la ceremonia de su funeral'', agregó.
"Hay un lugar importante para debatir políticas y legados... pero hoy aquí no es ni el tiempo ni el lugar para hacerlo'', dijo el obispo.

Durante el funeral, la ex primera ministra fue homenajeada con salvas desde la Torre de Londres cada minuto y con el silencio de las campanas del Big Ben, por primera vez desde el funeral de Estado del ex premier británico Winston Churchill, en 1965. Además, bandas militares británicas interpretaron a Beethoven, Mendelssohn y Chopin.





















Con una ceremonia privada y con honores militaresLa elite británica despide a Margaret Thatcher. Foto: EFE
Foto 1 de 17

La ceremonia se realizó en presencia de 2300 invitados, entre los que estaban la reina Isabel II junto a su marido, el duque de Edimburgo, y el gobierno británico en pleno, encabezado por el también conservador David Cameron.
La llegada de Isabel II a la catedral fue recibida por el himno británico, "God Save the Queen" (Dios salve a la Reina). Como el resto de los invitados, la soberana, que el domingo cumple 87 años, fue vestida estrictamente de negro, con un collar de perlas de tres vueltas.



Además de la Reina y los miembros del Gobierno, al funeral asistieron diplomáticos de 170 países, entre ellos el ex presidente sudafricano Frederick De Klerk; el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. También dieron el presente los ex primeros ministros británicos John Major (conservador), Tony Blair y Gordon Brown (laboristas), miembros de los gobiernos de Thatcher y personalidades del mundo del espectáculo.
No hubo, en cambio, presencia argentina. La embajadora en ese país, Alicia Castro, declinó la invitación después de que la familia de Thatcher vetara la presencia de la presidenta Cristina Kirchner. La "dama de hierro" encabezó la guerra de Malvinas en 1982, en la que triunfó en menos de tres meses, y que dejó un saldo cercano a los mil muertos.
Tampoco pudieron asistir, entre otras figuras notables de la vida política de Thatcher, el ex líder soviético reformista Mijail Gorbachov -quien está demasiado frágil para viajar- ni Nancy Reagan, viuda del gran aliado estadounidense de Thatcher, Ronald Reagan.
La prensa local criticó además el bajo perfil de la delegación enviada por el actual mandatario Barak Obama, compuesta por dos ex secretarios de Estado de la era Thatcher, James Baker y George Schultz.
Después de la misa, los familiares de la primera mujer en acceder al cargo de primer ministro en Gran Bretaña asistieron a una recepción en la residencia oficial del intendente de Londres,
Mansion HouseLos hijos de Thatcher, los mellizos Carol y Mark, con sus respectivas familias, asistieron a la recepción, a la que también estuvieron invitados David Cameron, su esposa Samantha, el vice premier Nick Clegg, y su mujer, Miriam. El almuerzo contó además con la participación de dignatarios y diplomáticos internacionales invitados al servicio religioso en la Catedral metropolitana.
El cortejo

El auto con los restos de la "dama de hierro", conocida por su estilo conservador y severo durante los once años de mandato, partió del Parlamento esta mañana, cubierto con la bandera británica y un ramo de rosas blancas. El féretro había permanecido toda la noche en una capilla del Palacio de Westminster -donde Thatcher comenzó su carrera política-. Allí, la familia y los diputados pudieron rendirle tributo desde anoche.

El recorrido del cortejo fúnebre, desde el Parlamento hasta la catedra St. Paul. Foto: BBC Mundo

Más tarde, los restos de la líder conservadora fueron llevados hasta la iglesia Saint Clement Danes, de la Real Fuerza Aérea (RAF), en la avenida de Strand. Desde allí, el féretro fue transportado en un carro de artillería tirado por seis caballos y escoltado por miembros de las tres fuerzas armadas, entre ellos de los regimientos que participaron en la guerra de las Malvinas.

Al pie de las escaleras de San Pablo se colocaron los miembros de la Guardia Real, vestidos de rojo y con sus sombreros negros.
Entre los regimientos que se han sumado a la procesión fúnebre figuran los Guardias Galeses, los que sufrieron las mayores bajas en Malvinas, los Guardias Escoceses, los Reales Ingenieros, el Regimiento de Paracaidistas y los Reales Gurkas, entre otros.
Miles de personas, entre ellos simpatizantes pero también grupos de manifestantes, esperaban desde primera hora de la mañana a lo largo del recorrido del cortejo, en medio de fuertes medidas de seguridad y 4000 policías desplegados ante el temor de que puedan registrarse protestas por parte de sus detractores o incluso un atentado, dos días después de que dos bombas de origen aún desconocido explotaran en una maratón en Estados Unidos.
Con banderas británicas y muchos vestidos de negro, el público se colocó detrás de las vallas dispuestas por las fuerzas del orden que marcaron el recorrido del desfile fúnebre hasta la catedral de St. Paul.
Tras el funeral, la Dama de Hierro será incinerada y sus cenizas enterradas junto a su esposo, Denis, fallecido en 2003 tras 50 años de matrimonio, en los jardines del Royal Hospital Chelsea de Londres.
Agencias AFP, Reuters y EFE
 
Nito: interesante, hay palabra "zwrot" - devolver. El nombre Okęcie es un pueblo con el aeropuerto (hoy una parte de Varsovia), Ursus es una ciudad cerca de Varsovia...
 
Por otro lado vi una estadistica con la ayuda para los paises "en desarollo". Hubo mucho mas que 15 millones $ y no siempre sirvió los interesos de Gran Bretańa. Algunos costos del funeral fueron necesarios: por ejemplo la policia. Con mucha gente fue necesario mantener un orden.
 
Por otro lado vi una estadistica con la ayuda para los paises "en desarollo". Hubo mucho mas que 15 millones $ y no siempre sirvió los interesos de Gran Bretańa. Algunos costos del funeral fueron necesarios: por ejemplo la policia. Con mucha gente fue necesario mantener un orden.

sobre todo, con los sentimientos y pensamientos tan antagónicos de un lado y del otro de ésa gente, era muy necesario mantener un orden
 

Nicolas Kasanzew

Corresponsal Veterano Guerra de Malvinas
Dos funerales, dos países
Por María Lilia Genta
Mirando por televisión la ceremonia fúnebre de Margaret Thatcher evoqué con una punzada de dolor casi insoportable el velatorio y entierro del Almirante Busser.
En el primero, honras fúnebres militares. El féretro de Thatcher llevado en hombros por los veteranos de la Guerra Austral. La realeza presente, rindiéndole honores. Son signos, símbolos de un país que, pese a todo, no renuncia a ser Imperio.
En el segundo, un velatorio en una más que modesta sala, de un barrio marginal, en una calle ignorada. Después, el sepelio en Chacarita. Frente al Panteón Naval, apenas un puñado de personas. Sin honores militares (aunque le correspondían pues ni estaba condenado ni destituido), sólo dos o tres banderas que llevaban unos veteranos. Algún uniforme perdido de algún marino retirado. Si acaso algún marino en actividad, vestido de civil, disimulado entre la gente. Los discursos, palabras que enaltecían la figura del soldado. De todos ellos destaco uno que no estaba previsto: un suboficial de la Armada, retirado, de uniforme, que había servido a órdenes de Busser, dio un paso adelante y lanzó una arenga varonil, vibrante y casi sollozada, porque sin pelos en la lengua destacó la indignidad de quienes debían estar allí, rindiendo honores y la ingratitud de esta sociedad argentina que olvida a sus mejores hijos. Por tantos “rubios” ausentes ¡bien por este morocho del que no conozco su nombre pero del que jamás olvidaré su voz y su estampa!
En contraste con esa Inglaterra, despidiendo a Thatcher, esta Argentina en la que el entierro de Busser es el signo y el símbolo de su disolución y de su infidelidad. Esta es la peor derrota.
Nos queda una esperanza: saber transmitir a nuestros nietos la “pasión por Malvinas” y que sean ellos capaces de jugarse por otro 2 de abril.
 
De todos modos los honores fúnebres nunca son los mismos para los políticos que para los militares, invariablemente en todas las democracias.

A Thatcher la honran con tanto enfásis simplemente por que fue un miembro de la clase política inglesa, es un gesto interesado, no un acto de caridad o de auténtico duelo. Lo mismo sucede en Argentina cada vez que muere algún político de cierta relevancia.

Confieso que no conozco los detalles del funeral de general Moore, por ejemplo, pero seguramente los políticos ingleses no se habrán esforzado tanto como en esta ocasión.

Saludos
 
Mi pregunta es sin malas intenciones: cuando hablamos de los funerales de las personas conocidas: que fue el funeral de Nestor Kirshner? Mucha gente? Participantes estranjeros? Cuando murió fue senador, pero tambien fue ex-presidente.
 
Dos funerales, dos países
Por María Lilia Genta
Mirando por televisión la ceremonia fúnebre de Margaret Thatcher evoqué con una punzada de dolor casi insoportable el velatorio y entierro del Almirante Busser.
En el primero, honras fúnebres militares. El féretro de Thatcher llevado en hombros por los veteranos de la Guerra Austral. La realeza presente, rindiéndole honores. Son signos, símbolos de un país que, pese a todo, no renuncia a ser Imperio.
En el segundo, un velatorio en una más que modesta sala, de un barrio marginal, en una calle ignorada. Después, el sepelio en Chacarita. Frente al Panteón Naval, apenas un puñado de personas. Sin honores militares (aunque le correspondían pues ni estaba condenado ni destituido), sólo dos o tres banderas que llevaban unos veteranos. Algún uniforme perdido de algún marino retirado. Si acaso algún marino en actividad, vestido de civil, disimulado entre la gente. Los discursos, palabras que enaltecían la figura del soldado. De todos ellos destaco uno que no estaba previsto: un suboficial de la Armada, retirado, de uniforme, que había servido a órdenes de Busser, dio un paso adelante y lanzó una arenga varonil, vibrante y casi sollozada, porque sin pelos en la lengua destacó la indignidad de quienes debían estar allí, rindiendo honores y la ingratitud de esta sociedad argentina que olvida a sus mejores hijos. Por tantos “rubios” ausentes ¡bien por este morocho del que no conozco su nombre pero del que jamás olvidaré su voz y su estampa!
En contraste con esa Inglaterra, despidiendo a Thatcher, esta Argentina en la que el entierro de Busser es el signo y el símbolo de su disolución y de su infidelidad. Esta es la peor derrota.
Nos queda una esperanza: saber transmitir a nuestros nietos la “pasión por Malvinas” y que sean ellos capaces de jugarse por otro 2 de abril.
Estimado Nicolas, vivimos en un pais sin memoria,los Argentinos somos asi, fallece Mercedes Sosa artista popular millonaria y la velamos en el congreso, le pagamos el velatorio , el entierro y vamos a despedirla miles y miles de Argentinos, Fallece un HEROE DE LA PATRIA y es ignorado hasta por su institucion, por el gobierno y por los ciudadanos, pero ojo, creo que casi nadie se entero del fallecimiento del Almirante Busser, aql menos yo me entere por sus palabras, yo coincido con Ud. No me gusto que la sra que no nombrare haya fellecido, hubiera preferido que haya visto flamear nuestra bandera Argentina antes de dejar este mundo
Con respecto al nombre del puerto de MALVINAS, que lo llamen como quieran, para mi y para muchos siempre va a ser PUERTO ARGENTINO
 

Noticias del Sitio

Arriba