Pacto Militar AUKUS

Nocturno Culto

Colaboracionista
Colaborador
AUKUS: Por qué Gran Bretaña fue la gran ganadora

Londres evitó lo peor de las consecuencias con Francia, pero se espera que obtenga los mayores beneficios del acuerdo.


Por David Camroux. 02 de diciembre de 2021

La disputa diplomática y mediática recién ahora ha comenzado a amainar desde el anuncio el 15 de septiembre de la asociación de seguridad AUKUS entre Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos. Si bien el acuerdo se ha presentado esencialmente como permitir que Australia acceda a tecnología estadounidense sensible para adquirir ocho submarinos hunter-killer de propulsión nuclear, el acuerdo también implica la cooperación en otras áreas sensibles. El acuerdo significó la cancelación concomitante del contrato de Australia con el Grupo Naval Francés para construir 12 submarinos de propulsión convencional.

Por su forma de lidiar con esta cancelación, el primer ministro australiano Scott Morrison ha sido llamado mentiroso, y tales acusaciones provienen no solo del presidente francés Emmanuel Macron, sino también del predecesor de Morrison en Australia, y su compañero liberal, Malcolm Turnbull. En la cumbre del G20 en Roma, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, admitió, en tono de disculpa, que las negociaciones para el acuerdo se habían manejado "con torpeza". En el Día del Recuerdo/Veteranos (11 de noviembre), la vicepresidente Kamala Harris estuvo en París para reunirse con Macron durante dos días de discusiones, mientras que el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, hizo una aparición virtual en Sydney durante una hora para una conferencia pública. Ambos articularon el mismo mensaje: "sigamos adelante".

Para Estados Unidos, los beneficios estratégicos del Acuerdo AUKUS son simbólicamente importantes, pero por lo demás modestos. Con motivo de la celebración del 70 aniversario de la alianza ANZUS con Australia y Nueva Zelanda, EE.UU. ensalzó a Australia como su socio histórico, el único país que se ha visto envuelto en todas las guerras, desde las justificadas hasta las mal consideradas, que Estados Unidos Estados ha luchado desde 1917.

Más notablemente hoy, Australia está completamente del lado de Estados Unidos en su rivalidad con China. Tener un miembro del acuerdo de intercambio de inteligencia Five Eyes (que data de la Segunda Guerra Mundial) y, más recientemente, un miembro del Quad como un aliado aún más cercano en el Indo-Pacífico es sin duda una ventaja para Washington. Más concretamente, tener una fuerza submarina australiana de unos ocho buques como flota auxiliar de la Armada de los EE.UU. en el Mar de China Meridional tiene un sentido estratégico bueno, aunque marginal, para el Pentágono.

En cuanto a los beneficios económicos para Estados Unidos, es poco probable que los submarinos se construyan en Estados Unidos por dos razones. Por un lado, tal como están las cosas hoy en día, los astilleros especializados de EE.UU. ya tienen sus carteras de pedidos llenas durante las próximas décadas, produciendo buques en cantidades mucho mayores, y con absoluta prioridad, para la Marina de los EE.UU. por otro lado, los requisitos australianos parecerían ser para un submarino hunter-killer más pequeño que los producidos para la Marina de los EE.UU., y más bien para algo similar al submarino de clase Astute existente de la Royal Navy.

Los fabricantes estadounidenses como Lockheed Martin ya estaban preparados para proporcionar los sistemas de armas para los 12 submarinos australianos encargados en el marco del proyecto abortado con los franceses; ahora lo harán para los ocho buques previstos por AUKUS. Sin embargo, las empresas estadounidenses se beneficiarán más plenamente de otros aspectos del acuerdo AUKUS con el desarrollo y la fabricación de armamento de alta tecnología. Sin embargo, estos acuerdos de cooperación ya estaban en marcha antes del anuncio de AUKUS. Por ejemplo, el emblemático vehículo aéreo no tripulado Loyal Wingman desarrollado por una subsidiaria de Boeing en Australia tuvo su primer vuelo en febrero de este año.

Entonces, si en términos económicos Estados Unidos no es el mayor beneficiario de AUKUS, esto deja al Reino Unido. Sorprendentemente, el papel y, sobre todo, los intereses económicos del Reino Unido en el pacto se han dejado en su mayoría sin examinar. Gran Bretaña no ha sufrido en gran medida ninguno de los retrocesos diplomáticos que se han producido desde el 15 de septiembre. Por ejemplo, mientras París retiró a sus embajadores de Canberra y Washington, su embajador en Londres permaneció en el lugar. En ese momento, esto se interpretó como una forma sutil de burlarse de la importancia del Reino Unido. Quizás, también, dado el lamentable estado de las relaciones a través del Canal de la Mancha a medida que se resuelven las consecuencias desafortunadas pero predecibles del Brexit, puede haber parecido inútil agregar otra área de controversia.

La mayoría de los comentaristas han destacado esencialmente el valor simbólico de AUKUS para Londres. En el peor de los casos, esto significa revivir una especie de anglósfera con ecos de Churchill y Roosevelt o incluso sombras de un regreso del Imperio Británico en el Indo-Pacífico. En el mejor de los casos, implica dar algo de sustancia al tropo de una Gran Bretaña global posterior al Brexit, que regresa como un actor de seguridad importante en la región casi 60 años después de la retirada desde el "este de Suez". Desde esta perspectiva, el momento oportuno no es intrascendente. El anuncio de AUKUS se hizo precisamente el día antes de la presentación por parte de la presidente de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, al Parlamento Europeo de un importante documento político de inspiración franco-alemana sobre la Estrategia de la UE para el Indo-Pacífico.

El momento del anuncio de AUKUS parece haber sido impulsado por Londres para eclipsar cualquier gran prestigio de la política exterior europea. Si es así, fue bastante eficaz: la estrategia de la UE no se informó en gran medida. Sin embargo, para Canberra no parece haber sido particularmente inteligente ofender a un país europeo clave durante las negociaciones para un Acuerdo de Libre Comercio entre UE-Australia.

Más allá del simbolismo y la superación posterior al Brexit, la importancia de AUKUS para Gran Bretaña radica en otra parte. Una publicación reciente del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos en Londres remonta la génesis de AUKUS a una solicitud realizada por el jefe de la Armada Real Australiana a su homólogo británico. Esta solicitud es comprensible: históricamente, la flota submarina australiana ha dependido de la experiencia de la Royal Navy y varios oficiales superiores son de Gran Bretaña. Pero aparte de las cuestiones de camaradería, por razones muy racionales, los británicos parecían haber aprovechado esta oportunidad. A un nivel estratégico práctico, AUKUS permitirá a Gran Bretaña tener derechos de base más permanentes para sus propios submarinos de propulsión nuclear en Australia. Esto permitiría una presencia naval más sostenida en el Indo-Pacífico en lugar del despliegue fugaz, como en este momento, de un grupo naval alrededor del buque insignia de la Royal Navy, el HMS Queen Elizabeth.

Sin embargo, el beneficio más importante del acuerdo AUKUS para Gran Bretaña es lo que el ex presidente de los Estados Unidos Dwight Eisenhower describió como el complejo militar-industrial. Apenas dos días después del anuncio de AUKUS, el gobierno británico otorgó dos contratos a BAE Systems y Rolls-Royce para el trabajo de diseño inicial en una nueva generación de submarinos hunter-killer de propulsión nuclear para la Royal Navy. Tiene mucho sentido industrial compartir los costos de diseño con un socio-cliente confiable, es decir, Australia, especialmente porque BAE Systems ya tiene una presencia significativa allí.

Dados los problemas de especificaciones técnicas y capacidad industrial mencionados anteriormente, parecería que, al menos por defecto, la mayor parte de la producción se producirá en el Reino Unido. Esto implicaría ostensiblemente un nivel más bajo de producción local en Adelaida en comparación con el del contrato con el Francés. Además, la clase de submarinos aún por diseñar para Australia entraría en servicio en la década de 2040, el mismo período de tiempo que el propuesto para los submarinos británicos. Esto es una década después de la próxima generación de submarinos hunter-killer de propulsión nuclear de EE.UU., así como de la entrada en servicio inicialmente planificada de los submarinos de propulsión convencional previstos en el contrato de Australia con los franceses. Por tanto, una de las principales motivaciones de Gran Bretaña se encuentra en la lógica industrial de las economías de escala. Tales economías beneficiarían sobre todo al Reino Unido.

Más allá de esta lógica industrial comprensible, también existen preocupaciones electorales que sustentan el anuncio de AUKUS. En su breve declaración del 15 de septiembre con el presidente de Estados Unidos y su homólogo australiano, el primer ministro británico Boris Johnson insistió en los puestos de trabajo que se crearían en su país. En particular, insistió con cierta dureza en que estos empleos industriales se crearían en los distritos más pobres y favorables al Brexit en el norte de Inglaterra que se inclinaron hacia los conservadores en las elecciones de 2019, pero que no pueden considerarse territorio conservador permanente.

Para concluir, como potencias medias europeas e importantes fabricantes de armas, Francia y Gran Bretaña comparten un enfoque similar. Aunque apelan a los lazos históricos, estas ventas de armamento están diseñadas para vincular al comprador en un grado de asociación internacional. Sin embargo, la diferencia es que Francia, a diferencia de Gran Bretaña, es una potencia media residente en el Indo-Pacífico. El territorio francés de Nueva Caledonia es el vecino oriental más cercano de Australia, por lo que, en ese sentido, la ahora muy dañada asociación de Francia con Australia también tiene una dimensión interna.

Por lo tanto, no es de extrañar que la pérdida del contrato por los submarinos haya engendrado no sólo recriminaciones, sino una reevaluación concertada en los dos últimos meses de la estrategia francesa - e incluso europea - en el Indo-Pacífico, y el lugar de Australia dentro de ese marco estratégico. Queda por ver si la decisión de Canberra de sumarse plenamente a Estados Unidos, en detrimento de dañar las relaciones con otros socios, es de interés nacional del país.

Irónicamente, una de las consecuencias del alboroto de AUKUS es que las demandas de "autonomía estratégica" inspiradas en Francia en Europa ya no se consideran con el mismo grado de sospecha en Washington. La administración Biden parece haber entendido que existen preocupaciones legítimas sobre la confiabilidad de Estados Unidos. En ese sentido, la pérdida por parte de Australia de un grado de su propia "autonomía estratégica" debido a AUKUS puede haber sido una bendición disfrazada para París y para la UE en general.

 

El deseo de Australia de adquirir submarinos nucleares tiene 'enormes riesgos', dice un estudio


14/12/2021





El plan de Australia para desarrollar una flota de submarinos de propulsión nuclear costará más de 80.000 millones de dólares y tardará décadas en completarse, el proyecto "más complejo" en el que se ha embarcado el país, advierte un estudio publicado el lunes (13).

El informe del Instituto Australiano de Política Estratégica, un grupo de expertos influyente con sede en Canberra, afirma que estas naves, construidas con tecnología de Estados Unidos y Reino Unido, ofrecerán más garantías para enfrentar un ataque de China o de otro país.

Al mismo tiempo, será un área muy difícil que requerirá un cambio radical en las capacidades militares e industriales de Australia. Es “probablemente el esfuerzo más grande y complejo en el que se embarcará Australia. Los desafíos, costos y riesgos serán enormes”, dice el“ think tank.

“Probablemente se necesitarán al menos dos décadas y decenas de miles de millones de dólares en gastos antes de que Australia tenga capacidades militares nucleares”, agrega. Anunciado el mes pasado, el proyecto convertirá a Australia en la única potencia no nuclear que tendrá submarinos nucleares, que son capaces de viajar largas distancias rápidamente.

Canberra planea equiparlos con armas convencionales en lugar de misiles nucleares. Incluso desde la perspectiva más optimista, es poco probable que los primeros submarinos estén operativos hasta 2040, según los autores del estudio, que incluyen a exfuncionarios del Departamento de Defensa de Australia y un experto en física nuclear.

El costo de los ocho submarinos del programa aumentará a US $ 83 mil millones, “como mínimo”, equivalente a una décima parte del Producto Interno Bruto (PIB) anual del país.
Este proyecto de submarino nuclear creó problemas diplomáticos para Australia. Su vecino Indonesia ha expresado su preocupación, y la decisión de anular una compra previamente decidida de submarinos no nucleares franceses ha provocado indignación en París.


 
Mucho me temo que la decisión de Mr. Morrison, pueda poner en peligro su reelección, sobretodo si se entiende como una propuesta personalista y no consultada con su ex-socio Francia (que también desarrolla SSN para la exportación, como están haciendo en las instalaciones de Brasil). Además se vislumbra la necesidad de tener una flosub de "proximidad" a no ser que EEUU le ayudara hasta el 2040 "prestándole" los servicios de sus submarinos nucleares.
 
Mucho me temo que la decisión de Mr. Morrison, pueda poner en peligro su reelección, sobretodo si se entiende como una propuesta personalista y no consultada con su ex-socio Francia (que también desarrolla SSN para la exportación, como están haciendo en las instalaciones de Brasil). Además se vislumbra la necesidad de tener una flosub de "proximidad" a no ser que EEUU le ayudara hasta el 2040 "prestándole" los servicios de sus submarinos nucleares.


Estimado, nunca escuché que Francia exportó un submarino de propulsión nuclear, respecto al caso brasileño, el submarino SN-BR Alvaro Alberto hora en avanzado estado de desarrollo es un proyecto brasileño con toda la planta nuclear en diseño y/o en desarrollo en este momento en Brasil, lo que se está aprovechando es la tecnología del casco resistente de la clase Scorpenè y todas las tecnologías transferidas de la construcción de los 4 subs clase SBR Riachuelo sumadas a las ya existentes en Brasil.
Además, estoy de acuerdo con su observación y es obvio que Australia no puede y no lo tendrá en menos de dos o tres décadas (incluso si invierte muchos miles de millones), la capacidad de diseñar, construir y mantener submarinos de propulsión nuclear de forma autónoma.

Saludos cordiales.
 

Estados Unidos quiere anticipar la entrega de submarinos nucleares a Australia en medio de tensiones con China


24/12/2021

Submarino de la clase Virginia SSN 774 USS (foto de archivo) - Sputnik Brasil, 1920, 24.12.2021

© Foto de la Marina de los EE. UU.

Las crecientes tensiones con China aceleran la construcción y entrega del primer submarino nuclear como parte de la asociación militar AUKUS formada entre Estados Unidos, Reino Unido y Australia.
Australia planea lanzar su primer submarino nuclear cinco años antes de lo previsto, mientras que Occidente ha entrado en un período de relaciones muy tensas con China.

Peter Dutton, ministro de Defensa de Australia, reveló que el Reino Unido y Estados Unidos "están haciendo todo lo que está a su alcance" para acelerar el proyecto.
El acuerdo de AUKUS, anunciado en septiembre de este año, llevó a Australia a cancelar su contrato con Francia para la adquisición de 12 submarinos con motor diésel.
En cambio, el país optó por submarinos de propulsión nuclear . Según nueva información, los primeros submarinos nucleares podrían entrar en servicio operativo en la primera mitad de la década de 2030 .

Inicialmente, no se esperaba que los barcos se pusieran en servicio antes de 2040, sin embargo, el Departamento de Defensa de EE. UU. Está presionando para llevarlos adelante.
"Creo que estamos avanzando a un ritmo más rápido de lo que podríamos haber imaginado, incluso en el momento del anuncio. No ha habido juegos, ni bloqueos, están haciendo todo lo posible para que esto funcione. Es una capacidad que queremos adquirir rápidamente y ahora estamos en estas discusiones" , dijo Dutton al periódico australiano.


 

Estados Unidos quiere anticipar la entrega de submarinos nucleares a Australia en medio de tensiones con China


24/12/2021

Submarino de la clase Virginia SSN 774 USS (foto de archivo) - Sputnik Brasil, 1920, 24.12.2021

© Foto de la Marina de los EE. UU.

Las crecientes tensiones con China aceleran la construcción y entrega del primer submarino nuclear como parte de la asociación militar AUKUS formada entre Estados Unidos, Reino Unido y Australia.
Australia planea lanzar su primer submarino nuclear cinco años antes de lo previsto, mientras que Occidente ha entrado en un período de relaciones muy tensas con China.

Peter Dutton, ministro de Defensa de Australia, reveló que el Reino Unido y Estados Unidos "están haciendo todo lo que está a su alcance" para acelerar el proyecto.
El acuerdo de AUKUS, anunciado en septiembre de este año, llevó a Australia a cancelar su contrato con Francia para la adquisición de 12 submarinos con motor diésel.
En cambio, el país optó por submarinos de propulsión nuclear . Según nueva información, los primeros submarinos nucleares podrían entrar en servicio operativo en la primera mitad de la década de 2030 .

Inicialmente, no se esperaba que los barcos se pusieran en servicio antes de 2040, sin embargo, el Departamento de Defensa de EE. UU. Está presionando para llevarlos adelante.
"Creo que estamos avanzando a un ritmo más rápido de lo que podríamos haber imaginado, incluso en el momento del anuncio. No ha habido juegos, ni bloqueos, están haciendo todo lo posible para que esto funcione. Es una capacidad que queremos adquirir rápidamente y ahora estamos en estas discusiones" , dijo Dutton al periódico australiano.


Una posible solución mientras vienen los SSN nuevos a Australia, sería una especie de cesión por parte de EEUU de algunos de los suyos, intentando incorporar poco a poco algún tripulante aussie para ir formandolos de cara al futuro.
 
Los Block V aún están en construcción... Es raro, se los prestan o se los venden? Son lindas bestias los Block V.

Saludos
Podrían ser prestados, incluyendo buena parte de la tripulación, que sería australiano-estadounidense (por ejemplo un 30%-70% respectivamente). Y la idea, por aquello de contentar a los tres socios, es que sean los británicos los que terminen fabricando los submarinos para venderlos en el país del canguro. Todo ello con la asesoría, ayuda y control absoluto de los EEUU frente a sus dos colegas del AUKUS.
Curiosa la no inclusión de su "compadre" canadiense, con un buen número de kilómetros de costa en el Pacífico Norte. Quizás más adelante, en una o dos elecciones legislativas.
 
Canadá desde que estaba Trudeau viejo que se viene restando de iniciativas globales, a lo mas misiones KFOR, ISAF y para de contar.

Su interés sin embargo va mas por el Artico que por el Pacífico en sí, mas allá de la formidable flota de fragatas que tendrán para el 2030-2040. Sin embargo en el item SSK, nunca le han puesto mayor inversión, considerando que tienen a AECL que podría fabricar los reactores por ejemplo, para lanzarse de verdad por un SSN.
 

Rumplestilskin

Colaborador
Colaborador
Estados Unidos se opuso a que la RCN tuviera SSN como parte de su flota, temiendo un impacto significativo en sus propias operaciones submarinas en aguas norteamericanas y un posible conflicto por el acceso al Paso del Noroeste. Para evitarlo, Estados Unidos ejerció sus derechos en virtud de dos tratados previamente firmados. En virtud del Acuerdo de Defensa Mutua entre EE.UU. y el Reino Unido de 1958, EE.UU. tenía derecho a bloquear la venta de reactores nucleares submarinos por parte del Reino Unido a cualquier tercera parte (es decir, Canadá), y en virtud de un acuerdo de 1959 entre EE.UU. y Canadá, EE.UU. tenía derecho a bloquear la compra de reactores nucleares submarinos por parte de Canadá a cualquier tercera parte (es decir, Reino Unido o Francia). Los intentos de negociar con Estados Unidos fueron inicialmente infructuosos, ya que el Ministro de Defensa canadiense, Perrin Beatty, fue "informado en términos inequívocos por el Departamento de Defensa de Estados Unidos y por los funcionarios de los servicios de submarinos de que un programa canadiense de submarinos nucleares era innecesario e incluso inoportuno".....

 

Pacto Aukus extendido al desarrollo de armas hipersónicas




21 de marzo de 2022

Reino Unido, Estados Unidos y Australia cooperarán en misiles de alta velocidad para luchar contra Rusia y China​


Gran Bretaña trabajará con EE.UU. y Australia en el desarrollo de armas hipersónicas con capacidad nuclear, después de que Rusia usó los letales misiles de alta velocidad en ataques aéreos el mes pasado durante la guerra de Ucrania.
El acuerdo militar, respaldado por Joe Biden, Boris Johnson y el primer ministro australiano Scott Morrison, es un elemento nuevo en el pacto Aukus, anunciado originalmente el otoño pasado para suministrar submarinos de propulsión nuclear a Canberra.
Una declaración de los tres líderes anunció una mayor expansión del acuerdo, descrita como “nueva cooperación trilateral en armas hipersónicas y contrahipersónicas”, parte de una creciente militarización tras la invasión rusa.
China ha probado su propia versión de las armas, y los líderes de Aukus quieren que se vea que presentan un frente unido contra Beijing y Moscú. “Nuestra capacidad para determinar su uso y combatirlo será una parte importante para mantener la estabilidad en todo el mundo”, dijo un funcionario británico.

Estados Unidos probó silenciosamente su propio misil hipersónico el mes pasado, aunque mantuvo los detalles en secreto durante quince días por temor a enemistarse con Rusia, y ya está colaborando con Australia. El acuerdo significa que Gran Bretaña ahora está involucrada por primera vez.
Stephen Lovegrove, asesor de seguridad nacional del Reino Unido, dijo que el último anuncio demuestra el desarrollo de Aukus. "A la luz de la invasión rusa de Ucrania, ahora es más importante que nunca que los aliados trabajen juntos para defender la democracia, el derecho internacional y la libertad en todo el mundo", añadió.

Los misiles hipersónicos, nucleares o no, viajan al menos cinco veces la velocidad del sonido, más rápido que los misiles de crucero convencionales. Están diseñados para ser maniobrables, lo que les permite, en teoría, evadir las defensas antimisiles convencionales.
Los funcionarios del Pentágono han estimado que las armas hipersónicas agregarán $ 21,5 mil millones (£ 16,4 mil millones) al presupuesto de la Armada y $ 7 mil millones al del Ejército en los próximos años, aunque las estimaciones son tentativas a medida que surge la tecnología. Sin embargo, fuentes británicas dicen que el Reino Unido no se ha comprometido a comprar armas hipersónicas y solo está involucrado en una fase de investigación y desarrollo antes de decidir cómo proceder.

FUENTE : The Guardian


 

"Intensificará la carrera armamentista en Asia-Pacífico y socavará la estabilidad": China reacciona al acuerdo sobre misiles hipersónicos de AUKUS​


Publicado:6 abr 2022 16:09 GMT

Este martes, los miembros de la alianza estratégica anunciaron su cooperación en varios campos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha declarado que el anuncio de los países integrantes de AUKUS (alianza estratégica militar entre Australia, el Reino Unido y Estados Unidos) sobre el desarrollo conjunto de armas hipersónicas y la defensa contra estas socava la paz y la estabilidad en la región de Asia-Pacífico.

"Esto no solo aumentará el riesgo de proliferación nuclear y repercutirá en el régimen internacional de no proliferación nuclear, sino que también intensificará la carrera armamentística en Asia-Pacífico y socavará la paz y la estabilidad en esta región", indicó el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian. "Los países de Asia-Pacífico deben estar muy atentos a esta cuestión", agregó.

Asimismo, el embajador chino ante la ONU, Zhang Jun, condenó este martes el anuncio de AUKUS y advirtió que estas medidas podrían alimentar una crisis como la del conflicto de Ucrania en otras partes del mundo. "Quien no quiera ver la crisis ucraniana debe abstenerse de hacer cosas que puedan llevar a otras partes del mundo a una crisis como esta", dijo Zhang a los periodistas. "Como dice el refrán chino: 'Si no te gusta, no lo impongas a los demás'", agregó.


Este martes, además, los miembros de AUKUS anunciaron el fortalecimiento de la cooperación en el ciberespacio.

El documento difundido por Washington detalla que los países que integran la alianza AUKUS –conformada el 15 de septiembre de 2021– trabajan en dos líneas: una que proveerá a Australia de submarinos de propulsión nuclear armada "en la fecha más temprana posible", y otra que prevé a desarrollar "capacidades militares avanzadas conjuntas" para garantizar "la seguridad y la estabilidad en la región Indo-Pacífico".
 


Australia anuncia un gasto de 2.600 millones de dólares para mejorar sus misiles defensivos debido a crecientes desafíos en la región Indo-Pacífico​


Publicado:7 abr 2022 06:56 GMT




Canberra acelerará la adquisición de los misiles aire-tierra mejorados JASSM-ER, de fabricación estadounidense, que permitirían a los cazas atacar objetivos a una distancia de 900 kilómetros.

Australia gastará 3.500 millones de dólares australianos (2.600 millones de dólares) para mejorar sus misiles defensivos a medida que el entorno de seguridad en la región Indo-Pacífico se vuelve más "complejo y desafiante", indicó este martes el ministro de Defensa del país, Peter Dutton.

En un comunicado de prensa de la oficina de Dutton se explica que Canberra acelerará la adquisición de los misiles aire-tierra mejorados JASSM-ER, de fabricación estadounidense, que permitirían a los cazas atacar objetivos a una distancia de 900 kilómetros.

Asimismo, las fragatas australianas de la clase ANZAC y los destructores de la clase Hobart estarían equipados con misiles Kongsberg NSM, de fabricación noruega, para el 2024, 5 años antes de lo previsto.

"Estamos muy preocupados por lo que está ocurriendo en el Indo-Pacífico y se trata de que Australia esté preparada y se asegure de que podemos hacer frente a cualquier acto de intimidación contra nuestro país", dijo Dutton a la cadena Seven Network, al hablar sobre el calendario acelerado y advertir de la militarización china de la región.
 

Noticias del Sitio

Arriba