Combate de la Vuelta de Obligado

SuperEtendard

Colaborador
Colaborador
Muy buen ejemplo el de la ley de aduana del 18 de diciembre de 1835. En ella, con espíritu proteccionista, se establece, para los artículos importados, derechos que varían entre el cinco (5) y el cincuenta por ciento (50). Los máximos recaen sobre objetos de lujo y sobre lo que no es absolutamente necesario, prohibiéndose la importación de cuanto se produce localmente.
Comienza un extraordinario progreso, que durará hasta la caída de Rosas. El establecimiento metalúrgico de Juan Berisso, fundado meses antes de la ley, llega a construir, no sólo cantidad de embarcaciones pequeñas, sino cuatro (4) buques de altamar, se construyen barcos de altamar en Corrientes y Santa Fe, en Buenos Aires, a la caída de Rosas, habrá ciento seis fábricas (106), entre las cuales dos (2) fundiciones, siete (7) fábricas de jabones, tres (3) de pianos y dos (2) de carruajes, y setecientos cuarenta y tres talleres (743), entre los cuales ciento diez (110) carpinterías, ciento ocho (108) zapaterías y setenta y cuatro (74) herrerías. Además de dos mil ocho (2008) comercios en una ciudad de ochenta mil habitantes!
Durante el gobierno de Rosas se introduce la primera máquina de vapor, se crea la primera fábrica de fundición y mecánica, se inaugura la primera línea de cabotaje en el Atlántico Sur, son traídos los primeros vacunos Shorthorn y se ponen los primeros alambrados.
En las provincias también genera un acelerado progreso, por ejemplo, en Tucumán llega a haber trece (13) ingenios de azúcar, en Córdoba las pieles de cabra son curtidas tan perfectamente que se las envía a Francia, lo que obliga al gobierno francés, para proteger a su industria, a prohibirlas. El gobierno de Salta, en abril de 1836, en una ley de homenaje a Rosas, dice que la ley de Aduana "consulta muy principalmente el fomento de la industria territorial del interior de la Republica", que "es un estímulo poderoso al cultivo y explotación de las riquezas naturales de la tierra" y que "ningún gobierno de los que han precedido al actual de Buenos Aires, ni nacional ni provincial, ha contraído su atención a consideración tan benéfica y útil a las provincias interirores".
Rosas, en el Mensaje del 1º de enero de 1837, informa que las modificaciones en la ley de Aduana "a favor de la agricultura y la industria han empezado a hacer sentir su benéfica influencia", y que "los talleres de los artesanos se han poblado de jóvenes".
Luego, dirá Sarmiento y le creerán: "En quince años no ha tomado una medida administrativa para favorecer el comercio interior y la industria naciente de nuestras provincias".
Así se ha escrito nuestra dirigida y oficial historia....

Saludos
 
Si, bueno, pero el crecimiento economico de la epoca de Rosas no se compara con el que vino despues que fue mucho mayor.

Yo creo que Rosas fue un verdadero patriota, honesto en los manejos de los recursos publicos y que su rol fue fundamental para el mantenimiento de la integridad territorial del pais. Por todo esto se merece el mayor de los honores.

Pero tampoco se puede negar la concentracion de la suma del poder publico en una sola persona, el culto a la personalidad, la represion politica y social, la mazorca. O sea, no todo era un invento de los opositores a rosas.
En definitiva, Rosas fue fundamental para garantizar el orden y la unidad en una epoca de caos y anarquia, pero de igual manera era necesario que sacar a Rosas del poder para que el pais pueda progresar, como lo hizo durante muchas decadas.


Es cierto que la figura de Rosas fue demonizada por la historia "oficial", pero tampoco hay que caer en el mismo error de demonizar a sus opositores y canonizar a Rosas. Ya a principios del siglo XX, Adolfo Saldias se encargo de reivindicar a Rosas sin bastardear innecesariamente a sus opositores ni crear nuevos demonios.
 
Yo creo que Rosas fue un verdadero patriota, honesto en los manejos de los recursos publicos y que su rol fue fundamental para el mantenimiento de la integridad territorial del pais. Por todo esto se merece el mayor de los honores.

Pero tampoco se puede negar la concentracion de la suma del poder publico en una sola persona, el culto a la personalidad, la represion politica y social, la mazorca. O sea, no todo era un invento de los opositores a rosas.
En definitiva, Rosas fue fundamental para garantizar el orden y la unidad en una epoca de caos y anarquia, pero de igual manera era necesario que sacar a Rosas del poder para que el pais pueda progresar, como lo hizo durante muchas decadas.


Es cierto que la figura de Rosas fue demonizada por la historia "oficial", pero tampoco hay que caer en el mismo error de demonizar a sus opositores y canonizar a Rosas. Ya a principios del siglo XX, Adolfo Saldias se encargo de reivindicar a Rosas sin bastardear innecesariamente a sus opositores ni crear nuevos demonios.


Impecables esos 3 párrafos. Y resalto el último porque es un error en el que muchas veces todos caemos.

Les pido perdón, no pude responder por unos días por unos problemitas de actitud que tuve.

Y como mencioné antes, la cuestión Malvinas en época de Rosas también fue uno de sus puntos bajos.
 
Recuperan un mástil de un buque que luchó en la Vuelta de Obligado
Histórico hallazgo de una batalla emblemática

Pertenece al barco Republicano, que está hundido en el río Paraná desde 1845. Lo encontró un pescador de la zona.



Algunas historias exigen paciencia: se arman como rompecabezas cuyas piezas cobran sentido a lo largo de los años y enhebran destinos que cualquiera imaginaría distantes. Es el caso de esta historia, que involucra a un pescador humilde, a un marino irlandés nacionalizado argentino y a un equipo de expertos de un museo paleontológico.

Hace 19 años, mientras pescaba en medio del Paraná, Jorge Villar enganchó su red por accidente. Algo la retuvo en el fondo del río, justo frente a las costas de Vuelta de Obligado, un pueblo de 400 habitantes, donde Villar era un pescador conocido. Luego de varios intentos, logró desprender su red y recuperarla: con ella, salió a la superficie un mástil de madera de 6,60 metros. Sorprendido, Villar decidió llevarse el souvenir que le ofrecía el Paraná. Lo dejó, durante años, en el patio de su casa.



El 23 de octubre de 2015, mientras hacían tareas de reconocimiento y filmación del fondo del Paraná para el Museo Paleontológico de San Pedro, José Luis Aguilar, Felipe Aguilar, Javier Saucedo y Marcelo Duca detectaron un elemento que llamó su atención. Gracias a un equipo de sonar, observaron “la silueta de un elemento delgado y recto que se alzaba en el fondo del río". Era otro mástil, pero unido al casco de un buque hundido.

Mirá también: Vuelta de Obligado, aislado por un puente que cedió y Vialidad no pudo arreglar

El eslabón que une a estos personajes se remonta al 20 de noviembre de 1845: el día de la batalla de Vuelta de Obligado, emblema de la defensa de la soberanía nacional. Pasado el mediodía, ya sin municiones y para evitar que los enemigos de la escuadra anglofrancesa tomaran su barco, el capitán Tomás Craig, ciudadano argentino nacido en Irlanda, detonó sus últimos explosivos y hundió al Republicano en medio del Paraná.

Las historias empezaron unirse el año pasado. Según los expertos del Museo Paleontológico y la Armada Argentina, el mástil detectado por aquel sonar en 2015 pertenecía al Republicano. En la zona no hay registros de otros naufragios; además, el palo forma parte de una sección de unos 11 metros de casco que asoma sobre los sedimentos, “una escala que coincide con las medidas del Republicano”. Solo faltaba una pieza: los datos históricos indicaban que ese tipo de buque, un bergantín goleta, tenía dos palos principales y no uno.

Mirá también: Creen haber hallado el barco del legendario capitán James Cook

El último capítulo, por fin, acaba de escribirse: tras el hallazgo del Republicano, el equipo del Museo Paleontológico recordó aquel otro mástil "pescado" hace 20 años por Villar, ya fallecido. Contactaron a su hijo y recuperaron el palo, que con los años había quedado adherido a la tierra en medio del patio familiar. El director del Museo, José Luis Aguilar, anunció hoy que este elemento histórico pasará a manos de la Municipalidad de San Pedro y será trasladado al Museo de la Batalla de Obligado. Ahora esperan que la Armada se sume a las investigaciones para terminar de corroborar si este hallazgo es, como todo parece indicar, otra pieza de aquella historia que empezó a escribirse el 20 de noviembre de 1845.


http://www.clarin.com/sociedad/Recuperan-mastil-buque-Vuelta-Obligado_0_1637236458.html#cxrecs_s
 
En realidad, el combate propiamente dicho, no de produjo, en la vuelta de Obligado, lugar, donde si edraban, emplazadas los lanchones con la famosa cadena, el combate, se produjo, en un punto denominado "Angostura del Quebracho" y/o "punta del quebracho"
 
"La Batalla de Quebracho (batalla de Punta Quebracho o batalla de la Angostura del Quebracho) contra la armada anglo-francesa, ocurrió el 4 de junio de 1846, en el marco de la Guerra del Paraná. Se libró unos siete meses después de la batalla de la Vuelta de Obligado (20 de noviembre de 1845) y cinco meses después de la segunda batalla de San Lorenzo (16 de enero de 1846).
El lugar se encuentra en las cercanías de la actual localidad de Puerto General San Martín, a 35 km al norte de la actual Rosario, en la provincia de Santa Fe."
 
"La Batalla de Quebracho (batalla de Punta Quebracho o batalla de la Angostura del Quebracho) contra la armada anglo-francesa, ocurrió el 4 de junio de 1846, en el marco de la Guerra del Paraná. Se libró unos siete meses después de la batalla de la Vuelta de Obligado (20 de noviembre de 1845) y cinco meses después de la segunda batalla de San Lorenzo (16 de enero de 1846).
El lugar se encuentra en las cercanías de la actual localidad de Puerto General San Martín, a 35 km al norte de la actual Rosario, en la provincia de Santa Fe."
Todos los días se aprende algo, muchas, gracias.-
 
Totalmente de acuerdo, aunque sorprende la gran diferencia de bajas, centenares nuestras!
Sera por la artilleria superior del enemigo?

En algún artículo periodístico leí que la mayoría de los muertos argentinos fueron artilleros. Y tiene todo el sentido porque los cañones de la escuadra anglo-francesa eran de mayor calibre (disparan de más lejos), ellos tenían 4 veces más bocas de fuego y como frutilla del postre traían munición explosiva.
Por nuestra parte, las defensas de nuestras piezas eran de tierra. Mucha diferencia!

saludos
 
Una buena y otra mala, con la bajante histórica del río pueden quedar expuesto muchos elementos, restos de todo tipo relacionado con este hecho histórico, y lo malo son los problemas para navegar en general
 

Noticias del Sitio

Arriba