Después de abandonar una inversión de 700 millones de dólares en el desarrollo de su propia variante del sistema aéreo no tripulado (UAS) RQ-4 Global Hawk y un posterior intento de vender su UAS, raramente utilizado, Alemania está poniendo su avión no tripulado Euro Hawk en un museo.

La decisión de exponer el avión no tripulado en el museo militar de Berlín-Gatow es la conclusión de una larga búsqueda por parte de Alemania para encontrar un comprador para el único Euro Hawk que recibió en virtud de un contrato por el que el país debería haber recibido cinco unidades.

Tras la renovación prevista del museo de historia militar de Berllin, los visitantes podrán ver el Euro Hawk a partir de 2022. Una combinación de largos retrasos y complicaciones con las certificaciones de aeronavegabilidad obligó a Alemania a cancelar el programa en 2013.

Desde entonces, también estudió la posibilidad de comprar aviones de vigilancia no tripulados MQ-4C Triton, pero decidió no hacerlo debido a los costos. En lugar de soluciones no tripuladas, el país planea ahora comprar aviones Bombardier Global 6000, que también podrían volar en el tráfico civil con menos restricciones en comparación con las soluciones no tripuladas.

Además, Alemania anunció el mes pasado que va a poner en marcha un programa completamente nuevo llamado «Eurodrone UAS» que se llevará a cabo en cooperación con Francia, Italia y España.

Tal vez te puede interesar: Alemania recibirá los UAVs israelíes Heron-TP desarmados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.