armas marítimas

El ministro de Defensa de Australia dio a conocer este lunes algunas iniciativas destinadas a financiar el trabajo de desarrollo inicial de varios proyectos, entre ellos, armas guiadas, un sistema de contramedidas o barrido de minas y un buque hidrográfico para la Royal Australian Navy.

El programa de armas guiadas, que se desarrollará en el marco del Proyecto Sea 1300, forma parte de una inversión a 20 años por un monto de AU$ 24 mil millones (USD 19 mil millones) que pretende desarrollar sistema de armas marítimos como misiles anti-buque de largo alcance, torpedos ligeros y capacidades marítimas de ataque terrestre.

En el marco del Proyecto Sea 1300, el gobierno australiano continuará invirtiendo en el desarrollo internacional del misil tierra-aire Evolved Seasparrow Block 2. Los fondos también se utilizarán para desarrollar aún más los misiles SM-2 Block IIIC y SM-6 Block I.

Las actualizaciones de armas se integrarán en la flota principal de combate de superficie actual y futura de la Armada, comenzando con las ocho fragatas clase Anzac que están experimentando una serie de actualizaciones a través de un programa de media vida.

Sobre esto, la ministra de defensa Linda Reynolds dijo que «todas las armas en desarrollo mejorarán la protección de nuestros recursos marítimos y también de nuestra nación, y mantendrán a los potenciales adversarios a distancia».

La ministra agregó que la inversión realizada está en línea con la reciente Actualización Estratégica de Defensa, que señala que «varias naciones» en la región de Asia y el Pacífico, están desarrollando capacidades marítimas, incluidas sofisticadas armas de ataque de largo alcance.

Y agregó, “no me refiero a ninguna Nación en particular. Sólo se trata de garantizar que Australia tenga la capacidad soberana en los dominios marítimo, terrestre y aéreo para proteger a nuestra Nación de cualquier amenaza potencial”. Por otro lado, Reynolds informó que la Roya Australian Navy también adquirirá ocho nuevos buques diseñados para misiones de barrido de minas y misiones hidrográficas bajo el Proyecto Sea 1905. En total la inversión prevista para el desarrollo de los buques supone un total de 5.000 millones de dólares australianos.

Tal vez te pueda interesar: La producción del segundo B-21 ya está en marcha

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.